Uruguay: ultiman detalles para la asunción de Lacalle Pou de este domingo

La Plaza Independencia se prepara para la asunción de Lacalle Pou

La Plaza Independencia será el escenario en el que Lacalle Pou recibirá la banda presidencial de su antecesor, Tabaré Vázquez, lugar donde hace cinco años José Mujica (2010-2015) traspasó el mando al actual mandatario.

Desde la mañana del sábado 22, decenas de obreros se encargan del montaje de la estructura de quince metros de altura que soportará el escenario y las pantallas y las dos gradas destinadas a la prensa acreditada para la ceremonia, explicó este martes a Efe Carlos Sánchez, uno de los encargados de transportar los materiales.

Estos elementos cambiarán la estética de la tradicional plaza montevideana, presidida por la estatua de José Gervasio Artigas y por la cual circulaban este martes turistas y curiosos que se preguntaban el porqué de este montaje.

Mientras se prepara todo para que la Plaza Independencia esté perfecta para el domingo, otros técnicos retiran las luces que adornaron la céntrica avenida 18 de julio durante el Carnaval.

El montaje de la plaza, precisó Sánchez, debe estar terminado este miércoles, de manera que puedan comenzar a instalar los equipos de luz y sonido.

Previo al acto de traspaso de banda, Lacalle Pou y la vicepresidenta electa, Beatriz Argimón, prestarán juramento en el Palacio Legislativo ante la Asamblea General.

Después, la fórmula presidencial se subirá a un automóvil que perteneció al bisabuelo del mandatario electo, Luis Alberto de Herrera, y que utilizó su padre, Luis Alberto Lacalle Herrera, cuando asumió como presidente en 1990, y en ella llegarán hasta la Plaza Independencia, donde les recibirá Vázquez.

180


Todos a La Teja, con el presidente Tabaré

Este viernes 28 de febrero se realiza un acto muy especial: el compañero Tabaré Vázquez, presidente de la República, recibirá un reconocimiento popular a horas de culminar su segundo mandato.

El acto es muy especial por varias razones y todas importantes.

Es un reconocimiento a Tabaré Vázquez, al presidente de la República y al compañero, a su trayectoria y su vida.

Al Tabaré médico y científico reconocido internacionalmente, a su labor en el Hospital de Clínicas. A su trabajo en el barrio donde nació, en la policlínica del Club Arbolito, en el club de sus amores, Progreso, con los merenderos y con mil iniciativas solidarias, en la solidaridad con las luchas obreras de las zona.

A su militancia política, cuando al final de la dictadura se integra al Partido Socialista e integra su Comité Central en 1986.

En 1987 participa activamente en la recolección de firmas contra la Ley de Impunidad y preside la Comisión de Finanzas de la Comisión Nacional Pro Referéndum que impulsó el voto verde.

En 1989 es candidato único del Frente Amplio a la Intendencia de Montevideo y es electo, transformándose en el primer jefe comunal de izquierda de la historia nacional y el primer frenteamplista en desempeñar un cargo ejecutivo.

Luego participa activamente en la conformación del Encuentro Progresista, un acuerdo político entre el Frente Amplio y sectores progresistas de los partidos tradicionales. Ejerce como presidente del Encuentro Progresista y luego, tras la renuncia del general Liber Seregni, se transforma en el segundo presidente del Frente Amplio de la historia.

Es candidato a la presidencia de la República cuatro veces, en 1994, el FA sale tercero, a muy pocos votos de diferencia del Partido Nacional que sale segundo y del Partido Colorado, que gana la elección. Allí se rompe el histórico predominio de los dos partidos tradicionales de la derecha en la escena política nacional, cuya expresión electoral queda dividida en tercios.

En 1996 juega un gran papel en la campaña contra la Reforma Constitucional, que se pierde por muy pocos votos.

En 1999 vuelve a ser candidato presidencial, en la primera vuelta es el candidato más votado, y contribuye a la transformación del Frente Amplio en la primera fuerza política del país. Va al balotaje y pierde con Jorge Batlle. Por primera vez en la historia blancos y colorados tienen que unir fuerzas para poder vencer al Frente Amplio. El bipartidismo recibe su golpe definitivo.

En 2003 asume un rol protagónico en la campaña por la derogación de la ley de Asociación de Ancap, en un plebiscito en el que se triunfa.

En 2004, Tabaré es candidato a la presidencia por el Encuentro Progresista-Frente Amplio- Nueva Mayoría y logra la victoria en primera vuelta, superando el 50% de los votos. Es el único candidato que ha logrado una victoria en primera vuelta desde que se instauró el balotaje.

En 2014 vuelve a ser candidato presidencial, por el Frente Amplio, mantiene la mayoría parlamentaria y gana en segunda vuelta, con la votación más grande de la historia reciente, tanto en votos como en porcentaje.

Tabaré fue el primer presidente de izquierda de la historia del Uruguay. Encabezó dos gobiernos del Frente Amplio, y junto con el que presidió José Pepe Mujica, han cambiado el Uruguay.

Por eso y por ellos el Frente Amplio se vuelve en hechos concretos: son Consejos de Salarios, es ley de 8 horas para los trabajadores rurales, son derechos para las trabajadoras domésticas, es Ley de Libertad Sindical, es Plan Ceibal, es Reforma de la Salud y Reforma Tributaria, es el Plan de Emergencia y el Plan de Equidad, es la reducción de la pobreza más grande de la historia, es boleto estudiantil gratuito, es Plan Ibirapitá, es la Operación Milagro y el Hospital de Ojos, con 90.000 uruguayas y uruguayos que volvieron a ver. Es entrar a los cuarteles para buscar a nuestras y nuestros desaparecidos, es recuperación salarial, es aumento de las jubilaciones y pensiones. Es la construcción de un Uruguay más libre y más justo, más integrado, más solidario y por ello más democrático.

Tabaré también es el ser humano, el compañero que ha afrontado con enorme entereza el fallecimiento de su compañera de toda la vida y una enfermedad que lo golpeó en estos últimos tiempos.

En cada una de las instancias que señalamos de la lucha política y de la acción de gobierno, hemos tenido coincidencias y diferencias, las hemos debatido siempre con franqueza y fraternidad, como debe ser entre compañeros.

Es con la misma franqueza que podemos decir hoy que nos sobran las razones para convocar a todo nuestro pueblo a concurrir este viernes 28 a la Plaza Lafone.

Está claro que no se trata de una obra individual, Tabaré resaltó a lo largo de toda esa trayectoria, que relatamos muy resumidamente, la acción colectiva, política y social de nuestro pueblo, de las organizaciones populares y del Frente Amplio.

Nada hubiera sido posible sin el protagonismo y compromiso organizado de cientos de miles de uruguayas y uruguayos, sin esa creación formidable que es nuestro Frente Amplio, expresión política de la unidad del pueblo, que con su acción en el gobierno y en toda la sociedad, ha transformado el Uruguay para bien de su pueblo.

Por todo eso, porque las transformaciones sociales no son lineales y los cambios revolucionarios son obra siempre de los pueblos, además del balance y la autocrítica merecemos vernos y abrazarnos.

La misma La Teja que ha sido escenario de cientos de jornadas de lucha popular. La misma Plaza Lafone donde Tabaré hizo su primer discurso como intendente, cambiando también el protocolo y las prioridades.

Para decirle a un compañero que valoramos mucho su esfuerzo y que hoy, ante el retorno al gobierno de las expresiones políticas de las clases dominantes, estamos más firmes que nunca, parados en nuestra larga historia de lucha, de la que Tabaré es parte, para afrontar el presente y construir el futuro de libertad e igualdad.

En el discurso del 1° marzo de 2005, Tabaré nos pidió: «No me dejen solo». 15 años después, le vamos a reiterar lo que él ya sabe: ¡No estás solo querido compañero, aquí está tu pueblo – el de siempre – comprometido con el futuro!

La República


Fernández llamó a Lacalle Pou para disculparse por su ausencia en su asunción

El presidente Alberto Fernández llamó por teléfono esta mañana al mandatario electo Luis Lacalle Pou, para disculparse por su ausencia de la asunción del uruguayo el próximo 1º de marzo. Argumentó que estaba muy ajustado de tiempo por la inauguración de las sesiones ordinarias en el Congreso argentino, pero prometió visitarlo próximamente en Montevideo, con el objetivo de “acercar posiciones” entre ambos países y reactivar la agenda bilateral.

“Fue una charla muy positiva, se habló de todo. Repasaron temas y coincidieron en la necesidad de relanzar las relaciones bilaterales”, explicó a Infobae un funcionario del gobierno argentino. Las fuentes consultadas por el portal argentino destacaron que ambos dirigentes recordaron la amistad que Fernández tenía con la familia del electo presidente de Uruguay. También se mencionó –al pasar– la necesidad de evaluar el acuerdo Unión Europea-Mercosur, que necesita de la ratificación de los parlamentos de cada bloque.

La decisión de Fernández de no viajar a Montevideo para la asunción de Lacalle Pou también repercute en la relación del mandatario argentino con su par brasileño, Jair Bolsonaro, que hace dos semanas, recibió en Brasilia al canciller Felipe Solá, a quien le propuso concretar un encuentro con el mandatario Alberto Fernández el 1° de marzo.

Caras y Caretas


VOLVER