Argentina | Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias 2020: “Nunca más a un endeudamiento insostenible”

330

Las principales definiciones de Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias 2020

“Hemos encontrado una situación extremadamente delicada recibimos un país dañado en su tejido social y productivo”

“Debemos enfrentar una deuda pública récord en monto y concentración temporal de vencimientos”

“Hay que detener la caída de argentinos en la pobreza, tranquilizar la economía, recuperar el trabajo y recomponer los ingresos de quienes menos tienen”

“La lucha contra el hambre nuestra es prioridad porque comer no puede ser un privilegio”

“Que los precios dejen de crecer en Argentina es una responsabilidad de todos”

“Argentina no resiste más el abuso de quienes preservan su rentabilidad a costa de consumidores condenados a pagar sus excesos preventivos”

“Nunca más a un endeudamiento insostenible. Nunca más a la puerta giratoria de dólares que ingresan por el endeudamiento y se fugan dejando tierra arrasada su paso”

“El propio Fondo Monetario Internacional ha señalado que la deuda Argentina no es sostenible. De ese modo nos ha dado la razón en lo que hemos venido planteando con persistencia durante todo este tiempo”

“Algunos nos piden más ajuste. Más ajuste lleva a más recesión a menos oportunidades, a más pobreza, más desigualdad, más exclusión”

“No vamos a pagar la deuda a costa del hambre y la destrucción de los sueños de los argentinos y las argentinas”

“Somos un gobierno de científicos, no se CEOs”

“Argentina tiene que reconstruir su sistema productivo”

“Estamos enviando una modificación de la ley de economía del conocimiento para sectores intensivos en conocimiento como software biotecnología y robótica. La ley incorpora una perspectiva de género y federal para la generación de empleo”

“Vengo a proponerles el tratamiento del proyecto de ley del Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino”

“Hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones en la que sólo se incrementa 1 de un total de 25 cultivos que hoy están afectados por esos derechos”

“Tenemos la decisión irreversible de terminar para siempre para siempre con los sótanos de la democracia”

“Dictaré un DNU que modifique la ley de inteligencia, impidiendo a los organismos inteligencia y a sus miembros realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la justicia”

“Venimos a ponerle fin a la designación de jueces amigos, a la manipulación judicial, a la utilización política de la justicia y el nombramiento de jueces dependientes de poderes inconfesables de cualquier naturaleza”

“Propiciamos la creación de un nuevo fuero federal penal que unificará fueros penales que hoy tiene jurisdicción en el ámbito de la ciudad Autónoma de Buenos Aires”

“En la Argentina ya no hay lugar para los privilegios. Por eso enviamos el proyecto de ley de modificación de los regímenes jubilatorios especiales”

“Dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que legalice el aborto en el tiempo inicial del embarazo y permita a las mujeres acceder a ese derecho cuando toman la decisión de abortar”

“Hemos encontrado un panorama de desidia en materia de derechos humanos”.

Página 12


Discurso completo de Alberto Fernández en la apertura de sesiones ordinarias 2020



Alberto confirmó que presentará en 10 días un proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo

El presidente Alberto Fernández encabezó la apertura del 138° período de sesiones ordinarias del Congreso.

“En democracia la mentira es la mayor perversión en la que puede caer la política”, dijo al inicio de su discurso, cuando se ocupó repasar el estado en el que recibió al país –la herencia “M”-. “Hemos encontrado una situación extremadamente delicada”, alertó, y detalló que el país debe afrontar este año vencimientos de deuda por u$s44.000 millones más u$s14.000 en concepto de intereses.

“Soportamos un nivel récord de inflación durante 2019, y debemos enfrentar una deuda récord en monto y vencimientos”, expuso. También mencionó que la desocupación trepó a cifras de dos dígitos y que unos 240.000 empleos fueron destruidos durante el macrismo.

“La capacidad ociosa de la industria es de 40%”, mencionó, y recalcó que el país “está sumido hace dos años en recesión”.

Además, aseguró que el 60% de las obras públicas “están paralizadas” y que los incrementos tarifarios fueron “excesivos”. “Los aumentos (de tarifas) llevaron a situaciones críticas a los argentinos y las industrias”, advirtió.

Alberto: “Nunca más a un endeudamiento insostenible”

Luego, detalló las primeras medidas a 81 días del inicio de su gestión. “Nuestro plan económico dio sus primeros pasos positivos: mejoramos el déficit fiscal, redujimos las tasa de interés financiera, las mesas de acuerdo entre los trabajadores y empresarios son positivas, hay sectores que poco a poco empiezan a reactivar. Hemos dado pasos firmes para tranquilizar la economía”, afirmó.

“Necesitamos un acuerdo (con los acreedores) que permite a la Argentina ponerse de pie y no volverse a caer. Debemos tomar compromiso que sí se pueda cumplir, un acuerdo sostenible”, enfatizó.

Anunció que subirán solo las retenciones a la soja

“El campo debe ser un protagonista importante, por eso los convocamos para dar la lucha contra el hambre”, dijo. “Los que producen y exportan deben hacer más esfuerzo porque tiene mejores condiciones en las Argentina de hoy”, sostuvo.

“No ocupamos de que los productores tengan más acceso al crédito, que no los afecte el precio de los combustibles, y la compra de insumos”, destacó.

En este marco, resaltó que “hemos hecho una propuesta generosa en materia de derechos a las exportaciones: solo se incrementa 1 de 25 cultivos”.

“La propuesta preserva la situación de los pequeños productores y despejan en un todo las variables propuestas por la Ley de Solidaridad Social. Resultada favorable para muchos cultivos, pero fundamentalmente para las economías regionales. Buscamos el desarrollo del campo y preservar las cuentas públicas”, remarcó.

Propuso crear por ley el Consejo Económico y Social para el desarrollo argentino

“Estará integrado por autoridades propuestas por el Poder Ejecutivo, que cuenten con acuerdo del Congreso, cuyos mandatos trascenderá el período de gobierno”, adelantó.

Desclasificará testimonios y documentos reservados sobre el atentado a la AMIA

“Debemos construir consenso para el nuevo sistema de inteligencia. Voy a dictar un decreto que impida a los servicios de inteligencia y sus miembros hacer tareas represivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de inteligencia criminal. No habrá excepciones”, enfatizó.

“A 26 años del atentado a la AMIA voy a ordenar desclasificar los testimonios secretos que fueron brindados por agentes de inteligencia en los juicios y lo mimos haremos con toda la documentación reservada que exista en el organismo (AFI, ex SIDE)”, agregó.

“Vamos a poner fin al secretismo con el que se manejan los fondos públicos” respecto de los servicios de inteligencia, que según dijo, muchas se utilizan para perseguir a dirigentes políticos.

Enviará una ley de interrupción voluntaria del embarazo

Alberto prometió ocuparse de la mujer que desea tener a su hijo y de las que deciden interrumpir su embarazo. “Un Estado que cuida, debe acompañar a todas las mujeres, para que accedan plenamente al sistema de salud”, subrayó.

En ese marco, dijo que desde 1921 la Argentina penaliza la interrupción de embarazo. “Hay 100 años de jurisprudencia que da cuenta de la ineficacia del sistema penal argentina”, indicó, y denunció que la normativa actual “muchas mujeres no se encuentra incluidas”.

“El sistema ha condenado a muchas mujeres, general de menores recursos, a recurrir a abortos clandestinos poniendo en riesgo sus salud. El aborto sucede, es un hecho, y es la hipocresía lo que la tapa, y nos hace tener en un debate como este”, analizó.

Fernández anunció el envío de su propio proyecto de ley. “El Estado debe proteger a las mujeres y en el siglo XXI se debe respetar la decisión personas, de las mujeres, de disponer libremente de sus cuerpos. Por eso, dentro de los próximos 10 días presentaremos un proyecto de interrupción voluntaria del embarazo”, lanzó, y provocó que decenas de legisladores e invitados se aplaudan de pie.

Asimismo, anunció que en simultáneo “lanzaremos un contunden programa de educación sexual y prevención del embarazo no deseado”.

“Tenemos que llegar a las mujeres de nuestro país en situación de vulnerabilidad social, donde más necesitan del Estado. Embarazo, parto y primeros años de crianza. El Estado debe estar presente en el nacimiento y desarrollo de la primera infancia”, consideró, y prometió un “plan de 1.000 días para garantizar la salud de las madres y sus hijos. De este modo, estamos ampliando los derechos de las mujeres y dando protección a las que necesitan apoyo durante el embarazo”, celebró.

El apoyo popular en la plaza del Congreso

La Asamblea Legislativa fue convocada a las 10:30 aunque la apertura formal, a cargo de la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner se concretó a las 11:20. El mandatario inició su discurso a las 12. En la Plaza del Congreso se agolparon sindicatos, movimientos sociales y partidos políticos que integran del Frente de Todos en apoyo a Fernández.

En la previa de su segunda cadena nacional -la primera fue el día de la asunción-, el jefe de Estado terminaba de escribir su discurso con la colaboración del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Al ingresar al Congreso, Cafiero dijo que el presidente dará los “lineamientos de gobierno y una mirada sobre el futuro de la Argentina”. Según supo Ámbito, el núcleo de su discurso apuntará a unificar voluntades para cerrar la grieta.

Uno de los temas centrales del discurso será la renegociación de la deuda, acompañado por anuncios en materia económica que estarían enfocados en la idea de reactivación a través de un plan de obra pública, algo que vienen reclamando los gobernadores peronistas.

La oposición, por su parte, espera que además haya precisiones sobre el plan económico general y, particularmente, sobre el Presupuesto 2020 que Fernández se comprometió a enviar al Congreso entre abril y mayo.

Según fuentes de la Casa Rosada el Presidente hará un “análisis del estado en que recibió el país” tras la gestión de Mauricio Macri pero “sin hacer demasiada mención a la herencia”, en un intento por darle más volumen al mensaje de “unidad nacional” que expresó el 10 de diciembre pasado y que ratificaría en esta oportunidad.

La reforma del sistema federal de justicia también tendrá un lugar destacado en el discurso presidencial y se esperan precisiones respecto del proyecto que, según anunció el Presidente este viernes, enviará al Congreso la semana próxima.

Otro de las iniciativas que se esperan que sean anunciadas es la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, que iría acompañado por un proyecto para crear un “plan de los mil días”: apunta a garantizar asistencia estatal para las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño.

Ámbito Financiero


Semana clave para la reestructuración de la deuda con los bonistas privados

Por Marcelo Colombres

Después de haber encarrilado la negociación con el Fondo Monetario Internacional, el gobierno encarará esta semana otra que aparece aun más ríspida. En este caso será con varios fondos de inversión que constituyen el núcleo de los bonistas acreedores por la gran cantidad de títulos de deuda argentina que poseen.

Aunque no hay información oficial, se sabe que una delegación integrada por representantes de varios de esos fondos vendrá a Buenos Aires en la semana que se inicia y se reunirá con el ministro de Economía, Martín Guzmán. Entre los asistentes se menciona a miembros de grupos como Black Rock, Fidelity, Templeton y Pimco, entre otros.

La dinámica de endeudamiento durante la era macrista permitió a esos fondos adquirir gran poder como grupos de presión. Es que muchas emisiones de títulos encubrían en realidad un préstamo directo, porque los montos, plazos y tasas de interés eran negociados directamente con ellos. Eso les otorgó un rol clave a la hora de redefinir las condiciones.

Algunas consecuencias de ese esquema se advirtieron en las últimas semanas. Fue Fidelity Investments el que hizo fracasar la intentona de Axel Kicillof por retrasar el pago de un tramo del bono BP21 de la provincia de Buenos Aires. El rechazo de Fidelity, tenedor del 16% de los papeles, más algunos inversores pequeños, provocó el naufragio de la idea. Algo similar le pasó a Economía con el bono AF20, del que Templeton tenía el 24% de la emisión. Ante la imposibilidad de refinanciarlo, el gobierno nacional tomó una decisión drástica: pateó el pago de los $ 95 mil millones y de sus intereses hasta septiembre.

La hora de los abogados

Los acreedores saben que les ofrecerán una reducción en el capital a devolver y un período de gracia de tres años sin abonar intereses. Para ello, Guzmán cuenta con el aval del FMI, que declaró la deuda argentina “no sostenible” y sugirió que los bonistas realicen una “contribución apreciable” para su reestructuración. Lo que no saben, todavía, es el número que les propondrán.

Como los títulos cotizan en torno al 45% de su paridad, cualquier quita inferior al 50% suena a negocio. Pero esa cuenta no incluye la interrupción en el flujo de intereses a cobrar. Además, algunos de los acreedores compraron los títulos a la par, en el momento de su emisión, y ya perdieron mucho dinero. El diario Financial Times reveló que la debacle bursátil de agosto último, tras la derrota de Mauricio Macri en las PASO, le costó a Templeton unos U$S 1800 millones.

Por las dudas, los fondos ya buscaron asesoramiento legal. Dennis Hranitzky, exabogado del fondo NML-Elliot (que en su momento litigó contra Argentina por los papeles defaulteados en 2001), admitió ante la agencia Bloomberg que está nucleando bonistas bajo el paraguas del estudio californiano Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan.

Un caso paradigmático es el del exfuncionario macrista Eugenio Bruno, quien desde la Secretaría de Finanzas negoció el canje de los títulos caídos en default en 2016. De regreso al sector privado, Bruno trabaja en el estudio porteño Nicholson y Cano, contratado por el banco suizo UBS para representar a sus clientes en la renegociación.

Ida y vuelta

Como en una copa de fútbol, Guzmán recibirá ahora a quienes visitó hace pocos días. El martes, el ministro se reunió en Nueva York con inversionistas y hombres de negocios, aunque los detalles de la discusión y la identidad de los asistentes se mantuvieron en estricta reserva.

Del mismo modo, mañana volverían Julie Kozack y Luis Cubeddu, los funcionarios del FMI que se vieron con Guzmán hace dos semanas en Buenos Aires y el lunes pasado en Washington. Su misión es preparar el terreno para que el Fondo también otorgue una prórroga en los U$S 44 mil millones a cobrar. Tienen el visto bueno de su jefa, Kristalina Georgieva: presionada por los errores del organismo al juzgar el caso argentino y por el respaldo de Donald Trump y varios líderes europeos al nuevo gobierno, la directora gerente se hizo a la idea de que la devolución de ese monto tardará tres años más de lo previsto en el cronograma original. «

Tiempo Argentino


VOLVER

Más notas sobre el tema