Argentina: el gobierno anunció medidas económicas y sociales para “presevar los ingresos de la población más pobre”

Bono de 3.000 pesos para jubilados con la mínima y beneficiarios de planes

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, brindaron esta tarde una conferencia de prensa en Casa Rosada, para anunciar nuevas medidas.

Las disposiciones apuntan a “preservar los ingresos de la población más pobre” frente a los efectos sociales y económicos que genera la pandemia de Coronavirus. La batería de medidas contempla incrementos extraordinarios para las personas que reciben planes sociales, jubilaciones mínimas y asignaciones por hijo y por embarazo.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció un “refuerzo adicional de 3.000 pesos este mes” a quienes perciben planes sociales, unas 556.000 personas en el marco de Hacemos Futuro y Salario Social Complementario.

Además, se modificará el sistema de entrega de la tarjeta del Plan Alimentar. Hasta el momento, más de 1 millón de tarjetas fueron entregadas en gimnasios o centros de eventos municipales, pero con el objetivo de evitar la concentración de gente se comenzarán a entregar a domicilio a través del Correo.

Arroyo indicó además que, desde mañana, se informará sobre un sistema de validación de datos para llevar adelante el nuevo sistema de entrega.

Por otra parte, para “combinar trabajo con ingresos”, el ministro de Desarrollo Social indicó que se crearán unidades ejecutoras de Bancos de Materiales para avanzar en la mejora de infraestructuras barriales, que estarán a cargo de quienes trabajan en cooperativas.

Tambien anunció que se implementará un “refuerzo adicional alimentario a comedores escolares, comunitarios y merenderos” e informó que “se llevará el sistema de asistencia alimentaria al modelo de viandas para evitar el traslado y movimiento de personas”.

Por su parte, el titular de la Anses anunció que, la última semana de marzo, los 4,3 millones de personas que son adjudicatarias de la Asignación Universal por Hijo y Asignación Universal por Embarazo recibirán un bono extraordinario, que duplicará el ingreso de cada beneficiario.

Además, anunció un pago extraordinario de 3 mil pesos para las jubilaciones y pensionados que reciben la mínima y un monto proporcional para aquellos que están por encima de la mínima pero por debajo del piso de 18,892 pesos.

El titular de la Anses indicó que, de esta manera, la medida extraordinaria alcanzará al 63 por ciento de esa población, con el objetivo de “que los sectores más postergados puedan recomponer sus ingresos” ante “los efectos recisivos globales que tendrá la pandemia”.

Según Vanoli, el pago extra, sumado al 13 por ciento de aumento de marzo, significa una recuperación de un tercio de lo perdido en el periodo 2018-2019, tras el cambio de la fórmula de actualización hecha por Cambiemos.

Por último, la ANSES extenderá hasta mayo la prórroga del pago de cuotas de los préstamos tramitados con la agencia de seguridad social. La primera prórroga para un total de 8.900.000 personas había sido dada durante el primer trimestre de 2020.

Página 12


Batería de medidas económicas para cuidar el trabajo y el consumo en medio de la crisis

En plena crisis por el avance del coronavirus los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunciaron este martes un paquete de medidas que incluyen inversiones en obras públicas y financiamiento a las industrias de consumo masivo por un total de $483 mil millones, entre otras propuestas.

Se trata de una batería de políticas económicas que los funcionarios destacaron como medios para fomentar la permanencia de las personas cerca de sus domicilios con el fin de detener la expansión de la pandemia y asegurar el abastecimiento de productos de primera necesidad por parte de las fábricas y los comercios.

Las medidas contemplan la eximición “temporal” de las contribuciones patronales a sectores del empresariado directamente afectados por el cese de circulación del público. El Estado además se hará cargo de una parte de los salarios que paguen esas empresas y reforzará a su vez el seguro de desempleo.

Los ministros informaron  que se hará más intensiva la política de fiscalización de precios y que se buscará ampliar los recursos para desarrollar la modalidad laboral a distancia. También anunciaron el relanzamiento de los programas de consumo Ahora 12, un convenio con las tecnológicas para brindar apoyo a las pymes y  control de las exportaciones de insumos médicos, con la idea de que las empresas del sector abastezcan primero el mercado local.

En plena crisis por el avance del coronavirus los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunciaron este martes un paquete de medidas que incluyen inversiones en obras públicas y financiamiento a las industrias de consumo masivo por un total de $483 mil millones, entre otras propuestas.

Los funcionarios argumentaron que las medidas vienen a fomentar la permanencia de las personas cerca de sus domicilios con el fin de detener la expansión de la pandemia y asegurar el abastecimiento de productos de primera necesidad por parte de las fábricas y los comercios.

Las medidas contemplan la eximición “temporal” de las contribuciones patronales a sectores del empresariado directamente afectados por el cese de circulación del público. El Estado se hará cargo de una parte de los salarios que paguen esas empresas y reforzará a su vez el seguro de desempleo.

Los ministros informaron también que se hará más intensiva la política de fiscalización de precios y que se buscará ampliar los recursos para desarrollar la modalidad laboral a distancia. También anunciaron el relanzamiento de los programas de consumo Ahora 12, un convenio con las tecnológicas para brindar apoyo a las pymes y  control de las exportaciones de insumos médicos, con la idea de que las empresas del sector abastezcan primero el mercado local.

En la apertura de la conferencia de prensa que se esperaba inicialmente para el lunes, Martín Guzmán anunció el lanzamiento de “un paquete para garantizar la producción, el trabajo y el abastecimiento”. El ministro definió el paquete como “medidas decisivas para asegurar que la economía va a funcionar en un contexto distinto”, en relación al marco del coronavirus, y anticipó que “van a cambiar la forma en la que se organiza el trabajo disminuyendo la circulación de las personas”. El funcionario resaltó que la intención es ralentizar la velocidad del virus y planteó que para lograr ese objetivo “tenemos que cambiar las condiciones de organización del sistema económico”.

El titular de Hacienda aseguró también las políticas anunciadas van a asegurar el ingreso de las familias. En ese marco informó que definió eximir temporariamente del pago de contribuciones patronales a los sectores afectados críticamente por la brusca reducción de la demanda. Entre esos sectores enumeró a industrias del entretenimiento como los cines, los teatros, los restaurantes, el turismo y la hotelería y el transporte de pasajeros. Este punto no hubo referencia a los espectáculos deportivos ni en particular al fútbol.

Guzmán anunció que otra parte de las medidas es la ampliación del Programa de Recuperación Productiva para que el Estado se encargue de pagar “una parte del salario de los trabajadores” de esos sectores pero no especificó de qué proporción exactamente. En esa línea incluyó un refuerzo del seguro de desempleo.

El ministro señaló que los anuncios son parte de “un paquete integral” coordinado con el conjunto de los  ministerios.

Créditos Procrear para vivienda y refacción

En el segmento más importante de su exposición Guzmán anunció que el Estado invertirá $100. 000 millones en obras públicas viales, de infraestructura, de construcción y reparación de viviendas y escuelas, y de turismo.

“El sistema de producción tiene que funcionar con la gente circulando menos” expresó el titular de Economía. La orientación de las medidas, reiteró, es “permitir que la gente trabaje cerca de sus hogares y que se multiplique la actividad en los barrios”.

La inversión para obra pública referida a vivienda se realizará a través del programa Procrear. La nueva versión del plan, que se coordinará en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, tendrá una modalidad para construcción y refacción de vivienda que contempla el lanzamiento de 100 mil créditos aunque Guzmán no precisó por qué montos.

Una segunda modalidad “rápida” para pequeñas refacciones y mantenimiento prevé el otorgamiento de 200 mil créditos de hasta $30 mil “y nuevas medidas adicionales de crédito como parte de paquete”, expresó. Estos últimos serán créditos destinados a incentivar la pequeña obra a través de tareas de pintura, impermeabilización, terminaciones, entre otras.

Una segunda pata de la presentación de Guzmán fue para introducir el mensaje de su par de Desarrollo Productivo. El ministro de Economía definió como “esencial que no haya prácticas especulativas” por parte de las empresas que se dedican al consumo masivo y advirtió que la voluntad del gobierno es ser “muy duros con cualquier abuso”.

Nueva lista de precios minoristas de referencia

Matías Kulfas anunció que el gobierno negoció con esas empresas un listado de precios máximos para el mercado interno con una vigencia de 30 días. Según el anuncio se trata de 50 categorías de productos alimenticios y de tocador contenidos en la canasta básica.

Kulfas destacó que se trata de precios referenciados a los valores que las empresas en cuestión informaron el 6 de marzo a través del sistema de Precios Claros, con lo cual el gobierno obliga a las empresas a eliminar los aumentos de las últimas dos semanas si bien la obligación se limita a esas categorías puntuales que todavía no fueron especificadas al público.

Cabe recordar que los proveedores de insumos para la producción y las fábricas de alimentos, tocador y limpieza ostentan posiciones monopólicas que les permiten manejar la formación de precios a discreción. Las propias grandes cadenas de supermercados subieron precios mientras negociaban con el gobierno la lista de Precios Cuidados que se relanzó a principios de año sin tocar los precios del acuerdo pero remarcando por fuera de esa nómina.

Antes del anuncio de este martes se especuló con la aplicación de la Ley de Abastecimiento pero en este punto las industrias y proveedores parecen haber inclinado la balanza a su favor. No tuvieron la misma suerte los supermercados porque en esta misma jornada se reglamentó la Ley de Góndolas que era ampliamente resistida por las empresas del ramo.

Al destacar la nueva lista de productos Kulfas apuntó contra la especulación sin hacer foco en casos puntuales y subrayando la excepcionalidad de la iniciativa. “Es necesario tomar medidas de emergencia en contexto de emergencia” argumentó el funcionario que resaltó los precios máximos como un instrumento del gobierno “para poder dar seguimiento a la situación de crisis” y “evitar prácticas que perjudiquen los ingresos reales”.

La publicación de los productos incluidos se realizará “próximamente” agregó Kulfas antes de remarcar otra de las patas del programa: la “multiplicación de la fiscalización” por parte del personal de Desarrollo Productivo en conjunto con empleados de la AFIP.

Sobre las versiones de faltas de productos en comercios en los últimos días el funcionario reconoció “algunas situaciones de desabastecimiento parcial” aunque le dio menor importancia frente a los “aumentos muy significativos en alimentos y limpieza” en productos que en algunos casos apreciaron un aumento de las ventas de hasta el 100% de un fin de semana al siguiente.

Kulfas evaluó que “los supermercados no estaban preparados para ese nivel de demanda” y aseguró que “hubo faltantes que fueron paulatinamente repuestos en góndolas. Entendemos que la industria tiene una capacidad ociosa del 42% y que puede producir más, por eso estamos en permanente contacto con la (Unión Industrial Argentina) UIA y la (federación de industrias alimenticias) Copal, varias veces al día, y sabemos que es posible abastecer”, afirmó.

Financiamiento productivo y comercio exterior

En el tramo final de su presentación Kulfas comunicó la pata del programa referida a inversión en producción.

El ministro adelantó que “en los próximos días” el gobierno lanzará un paquete de asistencia financiera destinado a pymes y desarrollo productivo por un total de $350 mil millones. Los créditos, señaló, serán destinados a financiar capital de trabajo, a la compra de insumos y a dar liquidez al sistema productivo y comercial “para que la cadena de pagos no se frene”.

De estos recursos, diferenció, “una parte sustancial vendrá de una regulación específica del BCRA que contempla unos $320 mil millones que financiarán todos los bancos de la Argentina para financiar a una tasa fija del 26% anual lo equivalente a una nómina salarial mensual completa”.

Kulfas agregó a esto un anunció de créditos del Banco Nación por $25 mil millones destinados, una vez más, a las empresas del sector de alimentos, higiene y limpieza. Otro destinatario importante serán los fabricantes de insumos médicos.

A la par, el ministro de Desarrollo Productivo anunció una línea de créditos de $8 mil millones para producir equipo tecnológico con el horizonte puesto, adelantó, en apuntalar la modalidad del teletrabajo “que se incrementará en los próximos días”.

El titular de la cartera productiva dijo también que se está “trabajando en  un plan para volver a poner en funcionamiento muchos parque industriales que tiene la Argentina” y aseguró que esa parte del programa agregaría “cerca de 3 mil millones de pesos” a la inversión general en obras de infraestructura.

Finalmente Kulfas sumó al informe un programa de apoyo técnico y financiero para empresas que desarrollen equipamiento médico y medicamentos y dijo que en este punto se trabaja en conjunto con los ministerios de Salud y Ciencia y Tecnología.

También comunicó la coordinación de un programa de asistencia digital para pymes en estrecha colaboración con las grandes tecnológicas entre las que mencionó a empresas como Google y Mercado Libre entre varias otras. Aunque no dio detalles informó que se trata de “una red de soluciones digitales y destacó el “apoyo de las cámaras del sector y de las empresas”.

Por último subrayó la prórroga del programa de consumo con tarjetas de crédito Ahora 12 por seis meses así como la decisión de expandirlo a compras online de productos nacionales con énfasis en la producción de las pymes”.

En el tramo final informó el requerimiento de autorización previa para la exportación de insumos de equipamiento médico necesario para afrontar la pandemia. “No va a estar prohibida la exportación de estos productos pero necesitamos que el Ministerio de Salud nos diga qué necesidades tiene y que la producción nacional abastezca primero a nivel local y después exporte”, señaló Kulfas.

Antes del cierre informó que junto con la AFIP Desarrollo Productivo trabaja para “asegurar el pago de reintegros de exportación para las firmas industriales”.

Tiempo Argentino


VOLVER