Bolivia: violenta represión contra protesta por la masacre de Senkata y la presencia de la presidenta de facto Jeanine Áñez en El Alto

902

Protesta y gasificación en El Alto tras presencia de Añez en acto cívico

La presencia de Jeanine Añez este jueves en El Alto, para la sesión de honor del Concejo Municipal, desató una protesta que terminó en incidentes y gasificación de parte de la Policía.

Añez llegó a media tarde a la Alcaldía Quemada de El Alto, en medio de un fuerte resguardo policial, que se había dispuesto ante la posibilidad de desmanes en la ciudad donde pocas horas antes ya hubo conflicto en la zona de Senkata.

En la sesión de honor, la mandataria anunció inversiones para la ciudad y dijo que el tiempo de la violencia había terminado, sin embargo, mientras tanto varias personas se concentraron en alrededores y en las pasarelas cercanas.

Tras terminar la sesión y cuando la caravana de Añez salía del lugar, se activaron las protestas con gritos de “asesina, asesina, asesina”. Algunos manifestantes lanzaron piedras y basura a los vehículos de la comitiva de la mandataria.

Ante la situación, la Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, mientras la caravana se alejaba del sector. La gasificación continuó hasta joras de la noche. Los manifestantes también lanzaron globos con pintura a los efectivos del orden.

También se registró una explosión. El comandante de Bomberos, coronel Israel Villca, informó que el artefacto explosivo fue lanzado debajo de un vehículo y que su detonación dejó un cráter de unos cinco a nueve centímetros de ancho. Se presume que era un cachorro de dinamita.

Erbol


Áñez compromete $us 100 millones para El Alto en una jornada cargada de incidentes

La presidenta Jeanine Áñez comprometió, la tarde de este jueves, $us 100 millones para que sean invertidos en la ciudad de El Alto, en una jornada plagada de altercados protagonizados por sectores que rechazaron su presencia.

Durante la sesión de honor del Concejo Municipal, por los 35 años de esa urbe, la jefa de Estado -que llegó en una caravana de más de 15 motorizados y en medio de un fuerte resguardo policial- dio por finalizados la etapa de violencia en el país.

“Los tiempos de la violencia y la confrontación ya han llegado a su fin, Bolivia quiere ahora tiempos de tranquilidad y de reconciliación”, dijo la jefa de Estado, que recibió un reconocimiento de la comuna.

Incidentes a la salida de la presidenta:

La sesión tuvo lugar en el teatro Raúl Salmon de la Barra, en predios de la Alcaldía quemada. En las afueras, grupos lanzaron huevos y otros objetos a uniformados que montaron cordones de seguridad para evitar incidentes.

“Ninguna de las conquistas logradas por ustedes será negociada”, enfatizó Áñez, lamentando que se haya hecho “muy poco” por esa ciudad, que libró “batallas” en defensa del gas y su industrialización.

La titular reprochó que antes el modelo de Gobierno aplicado por el MAS fuera “prebendal, arbitrario y corrupto”, destinando todo para quienes respaldaban a Evo Morales y nada para los que lo cuestionaban.

Detalló que los recursos estarán destinados para la construcción de ambientes educativos, saneamiento, iluminación del estadio de Villa Ingenio y construcción vial, entre otros aspectos.

Esa urbe vivió hoy, jornada previa a su conmemorar 35 años de su creación, horas tensas, debido a una sesión del Senado en Senkata que terminó con agresiones a legisladores y gasificación a un grupo que desató la violencia en medio de pedidos de justicia para las víctimas de noviembre, cuando un convoy de combustible salió de la planta ubicada en ese sector, desatando enfrentamientos.

La gasificación

El momento en el que la mandataria abandonó ese espacio se registraron incidentes, por lo que los uniformados del orden tuvieron que recurrir a agentes químicos para dispersar a quienes lanzaban piedras a los motorizados que integraban la comitiva.

“Asesina”, ese fue el grito que algunas personas, apostadas en los puentes cercanos a la alcaldía quemada, realizaban, mientras que la Policía intentaba mantener el orden ante la detonación de artefactos explosivos.

El Deber


Legislativo formará comisión para indagar hechos de violencia y muerte en Sacaba y Senkata

La Asamblea Legislativa Plurinacional formará este viernes una comisión especial para indagar los hechos luctuosos de violencia y muerte que se suscitaron en Sacaba, Cochabamba, y Senkata, El Alto, tras la renuncia de Evo Morales y en medio de operativos de fuerzas combinadas policiales-militares.

La comisión estará integrada por nueve diputados y senadores, seis del Movimiento Al Socialismo (MAS), dos de Unidad Demócrata (UD) y uno del Partido Demócrata Cristiano (PDC), informó el senador Omar Aguilar.

Para este viernes 6 de marzo, día del aniversario de El Alto, se tenía prevista la sesión de honor de la Asamblea Legislativa en el auditorio de radio San Gabriel, justamente para también formar esa instancia de investigación. Ante los hechos de violencia ocurridos este jueves en Senkata, se decidió trasladar la sesión a las instalaciones del Legislativo, en la ciudad de La Paz.

Aguilar informó que los familiares de las víctimas de heridos y muertos de noviembre pidieron la formación de una comisión legislativa para investigar y esclarecer los hechos luctuosos.

Hasta el momento no hay ningún detenido por lo ocurrido en Sacaba y Senakata. En Senkata murieron nueve personas por herida de bala cuando las fuerzas policiales y militares desbloquearon el cerco a la planta de hidrocarburos de esa zona para abastecer de combustible a La Paz.

En Sacaba murieron 10 cocaleros que eran parte de una movilización que intentó pasar a un grupo de policías y militares que impedía su paso a la ciudad de Cochabamba en apoyo a Morales, que había renunciado el 10 de noviembre. Los militares actuaron amparados en un decreto, posteriormente anulado, que los eximía de responsabilidad penal cuando participen de los operativos de restablecimiento del orden.

Las investigaciones avanzaron en la muerte de dos personas, también por herida de bala, en Montero, Santa Cruz. Eran parte de las protestas cívicas que exigían la renuncia del hoy exmandatario.

“No es justo que hoy la Justicia solo este persiguiendo a exautoridades, a dirigentes, a ciudadanos que se han movilizado de uno y otro lado”, cuestionó Aguilar.

Un informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó de masacre lo ocurrido en Senkata y Sacaba, pero la administración de Jeanine Áñez cuestionó el informe por considerar no tomó en cuenta la posición del Ejecutivo. Habrá una segunda misión del organismo.

La comisión que se conformará tendrá hasta 45 días para concluir con un informe. Aguilar explicó que en función a los resultados que arroje el trabajo se tomarán nuevas acciones.

De acuerdo con el orden del día, el primer punto es la conformación de la comisión y luego se realizará el homenaje a El Alto por sus 35 años. También están previstas dos interpelaciones al ministro de Defensa, Luis Fernando López. La primera sobre el pedido de renuncia del excomandante en jefe de las Fuerzas Armadas general Williams Kalimán al expresidente Evo Morales y sobre operativos militares en enero de este año.

Aguilar dijo esperar que López “no se justifique a última hora” y pueda asistir al Legislativo.

La Razón


VOLVER
Más notas sobre el tema