Colombia: confirman dos casos de coronavirus en indígenas y comunidades piden ayuda al gobierno

Confirman dos casos de contagio de coronavirus en indígenas de Cúcuta

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) confirmó que los dos nuevos casos de coronavirus en Cúcuta son dos Indígenas que vivían en esa ciudad. Hay más de 200 personas de la comunidad en riesgo.

De acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud, se trata de dos mujeres indígenas, una entre los 60 y 69 años, y la otra entre los 70 y los 79 años, pertenecientes a la comunidad indígena Yukpa.

El consejero mayor de la ONIC, Luis Fernando Arias, aseguró que las dos mujeres estaban en el barrio El Escobal, de la ciudad de Cúcuta, que fue acordonado por la Policía “y está en hacinamiento con 250 personas”.

A través de su cuenta de Twitter, Arias le solicitó al Ministerio de Salud, al Instituto Nacional de Salud y el Ministerio del Interior, atender de manera urgente la situación de esta comunidad.

Asimismo, solicitaron a la Agencia de la ONU para los Refugiados atención humanitaria para esta población.

Blu Radio


Comunidades Wayuu aseguran no estar preparados para aislarse por el coronavirus

Tras la firma del decreto presidencial que ordenó a todo el país a permanecer en cuarentena durante 19 días, para evitar contagios masivos del COVID-19, las comunidades indígenas Wayuu, en La Guajira, manifestaron su preocupación por las necesidades de la región que les impiden cumplir a cabalidad con el aislamiento obligatorio.

“Con gran preocupación observamos como el gobierno colombiano, excluye a las comunidades indígenas wayuu de este plan de contingencia y los abandona a su suerte, comenzando que en estos territorios indígenas explotados, saqueados y abandonados no cuentan con un sistema de salud adecuado y oportuno”, señaló un comunicado publicado por la ONG Nación Wayuu.

Las Organización aseguró que las comunidades no cuentan con los elementos necesarios para iniciar la cuarentena. “No tienen un sistema de abastecimiento de agua potable que les permita cumplir los protocolos establecidos para la no propagación de esta pandemia; deben sobrevivir del día a día vendiendo sus mochilas (artesanías)”, agregó el comunicado.

De igual forma, frente al paso restringido que habrá en algunas de las carreteras del país, la ONG señaló que afecta la calidad de vida de estas comunidades que, por sus creencias culturales y sobre todo, por las necesidades de subsistencia tendrán que seguir saliendo, “Esos indígenas Wayuu que no tienen un televisor o un canal de comunicación satelital, así que obligatoriamente deben salir a los poblados más cercanos a realizar sus trueques para sobrevivir, seguirán caminando libremente y muy probablemente la fuerza pública los someterá a la fuerza a restringir sus rutinas”.

Laura Britto, integrante de la comunidad Wayuu El Porvenir, quien señala que no han recibido información suficiente sobre los protocolos de salud que se deben tener en cuenta para preparase contra el coronavirus. “Aquí nadie nos ha hecho ni brigadas para que entendamos lo que sucede. Lo que sabemos lo hemos visto de medios de comunicación. Las comunidades estamos abandonadas”, aseguró a El Espectador.

La ONG hizo un llamado al Gobierno Nacional para que integre en sus planes de acción ante la emergencia sanitaria a las comunidades indígenas “Hemos querido dirigirnos al Gobierno Nacional, Departamental y Municipal para que dentro de sus planes de contingencia incluyan a estas Comunidades indígenas apartadas y marginadas y puedan sobrevivir en esta cuarentena decretada para evitar la propagación de la pandemia que azota al planeta tierra”.

El Espectador



VOLVER