Colombia: el ELN decreta el cese unilateral al fuego por la emergencia de la pandemia

482

ELN decreta cese unilateral al fuego por el nuevo coronavirus

Después de varias peticiones de políticos, autoridades y excombatientes, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) decidió declarar un cese unilateral activo al fuego durante un mes, a partir del 1 hasta el 30 de abril, a causa de la emergencia que vive el país por el el nuevo coronavirus, conocido como SARS- Cov-2.

La guerrilla agregó que lo califica como “activo” porque se reserva el derecho a defenderse ante los ataques que adelantan las fuerzas estatales, según sus miembros, “integradas por tropas regulares, paramilitares y bandas del narcotráfico, en varias regiones del país”. En ese sentido, hizo un llamado al presidente Iván Duque, “para que ordene el acuartelamiento de sus tropas”.

En su comunicado, la guerrilla también hizo una serie de peticiones al Gobierno Nacional, entre ellas, que se reúna con la delegación de diálogo presente en La Habana (Cuba), “para concertar un cese bilateral al fuego y temporal”, ya que para estas gestiones “es conveniente contar con la presencia de los países garantes”.

El Eln dejó claro que está en desacuerdo con las decisiones tomadas por el presidente Duque para detener la propagación del virus. Aseguró que “los gobiernos han dictado medidas restrictivas, que imponen la reclusión domiciliaria y hasta el toque de queda, imposibilitando las actividades laborales que suministran los ingresos para el sostenimiento de los pueblo”.

Como consecuencia de ello, señaló la organización, “los grandes sectores informales, que abarca más del 60 por ciento de los trabajadores, son sometidos al dilema mortal de: quedarse en las casas para no infectarse, pero si no salen a trabajar se morirán de hambre”.

La guerrilla aprovechó el comunicado para rechazar que en medio de la crisis hubiese un aumento en la militarización del país y un favorecimiento “a los intereses de los grandes conglomerados económicos y capitales extranjeros”.

Incluso, se refirió a la muerte de los 23 presos de la cárcel La Modelo, en Bogotá: “Las cárceles padecen altos niveles de hacinamiento y una crisis humanitaria, que se agrava ahora por la pandemia. El Gobierno de Duque ha aprovechado el Estado de excepción que se vive, para masacrar a la población reclusa”. Y solicitó que se “descongestione las cárceles, ordenando el excarcelamiento inmediato de los presos políticos, las personas presas por pertenecer o colaborar con los grupos guerrilleros, los presos condenados a menos de 10 años y a las personas mayores de 60 años”.

Además, reclamó un suministro de forma gratuita el test de confirmación del contagio, el material sanitario y los medicamentos para evitar la expansión del Coronavirus. También convocó a una reforma de la Ley 100, “que privatizó el sistema de salud y se lo entregó a los testaferros del narcoparamilitarismo, que se dedicaron a seguir traficando con la muerte de los colombianos”. El grupo insurgente agregó que “la salud debe volver a ser un derecho inalienable, de obligatorio cubrimiento por el Estado”.

Dentro de la lista de peticiones mencionó la necesidad de que el Gobierno a cree un Fondo Especial por 30 billones de pesos, para atender la emergencia por el Coronavirus, “mediante el cobro de un impuesto extraordinario, al sistema financiero, a los grandes industriales, comerciantes y empresas multinacionales. Es decir, que los grandes empresarios devuelven al fisco nacional, los regalos que les otorgó Duque en la pasada Reforma Fiscal”.

Por último, exigió al primer mandatario que garantice: el suministro de una canasta básica familiar, de forma gratuita, cada 15 días, a todas las casas de los estratos 1, 2 y 3 de las ciudades y de los pequeños y medianos campesinos; un subsidio mensual a todos los desempleados, equivalente a un salario mínimo; brinde un subsidio a los pequeños y medianos industriales, comerciantes y campesinos, que permita garantizar el pago de sus nóminas; suspenda el pago de las deudas que tengan las personas de los estratos 1, 2, 3 y 4, con el sistema financiero y que durante el tiempo que dure la pandemia no se cobren intereses; se condone todas las deudas por servicios públicos, de electricidad, agua, alcantarillado, aseo, gas domiciliario y educación, entre otros.

La semana pasada, un grupo de activistas políticos elevaron una carta a la comandancia del Eln solicitándole decretar un cese unilateral del fuego como gesto de paz para el día nacional de las víctimas del conflicto armado, que se conmemora el próximo martes 9 de abril. La misiva fue firmada, entre otras personas, por los exjefes negociadores del Gobierno Frank Pearl y Mauricio Rodríguez; los senadores Roy Barreras e Iván Cepeda; el exvicepresidente Humberto de la Calle; el presidente del Partido FARC, Rodrigo Londoño, y un largo etcétera de personalidades públicas y activistas de derechos humanos.

Cabe recordar que en 2017 se instaló la mesa de negociaciones en Ecuador, donde se avanzaron en varios ciclos de diálogos entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla del Eln, cuyo resultado fue el decreto de varios ceses unilaterales y una serie de mesas regionales cuyo fin era suministrar insumos para la elaboración de protocolos para la participación de la sociedad. Sin embargo, el gobierno de Iván Duque decidió no reactivar la mesa y finalmente la levantó, tras el atentado en Bogotá a la Escuela Militar General Santander, hace un año, que dejó 22 muertos y decenas de heridos.

El Espectador


Comunicado del ELN: El ELN frente a la pandemia por el coronavirus

ELas autoridades chinas han denunciado que el Coronavirus Covid-19, ha sido una cepa producida artificialmente en un laboratorio y regada a propósito por agentes de Estados Unidos. Este virus ha mutado hacia una fase incontrolada de expansión, multiplicando constantemente los infectados y muertos, y ha generado una crisis sanitaria y humanitaria mundial.

2. Los científicos médicos, anuncian que se requiere cerca de un año, para lograr el medicamento curativo del Coronavirus. Es decir, que ésta es una problemática que va a determinar todo el comportamiento mundial, agravando las crisis estructurales existentes.

3. Los Estados no tenían las medidas preventivas para este caso de pandemias y no están suministrando los recursos básicos de atención sanitaria ni cuentan con las instalaciones hospitalarias necesarias. La gran mayoría, se ha puesto al servicio de las grandes empresas capitalistas, dejando a la población en el desamparo.

4. Los Gobiernos han dictado medidas restrictivas, que imponen la reclusión domiciliaria y hasta el toque de queda, imposibilitando las actividades laborales que suministran los ingresos para el sostenimiento de los pueblos.

5. En Colombia el Gobierno de Duque, ha aprovechado esta crisis para aumentar la militarización del país. En forma descarada ha favorecido los intereses de los grandes conglomerados económicos y capitales extranjeros, y ha sacrificado la salud pública. Pretende ganarse indulgencias con unas pequeñas obras de caridad que no solucionan ningún problema.

6. Los grandes sectores informales, que abarcan más del 60 por ciento de los trabajadores, son sometidos al dilema mortal de: quedarse en las casas para no infectarse, pero si no salen a trabajar se morirán de hambre, puesto que no tienen más fuentes de ingresos. Así que estos sectores sociales están obligados a subvertir las medidas gubernamentales para poder sobrevivir.

7. Desde hace muchos años, las cárceles padecen altos niveles de hacinamiento y una crisis humanitaria, que se agrava ahora por la pandemia. El Gobierno de Duque ha aprovechado el Estado de excepción que se vive, para masacrar a la población reclusa.

8. Duque, arrastrado por los mandatarios departamentales y municipales declaró la Cuarentena, hasta el 13 de abril. Sin embargo, sólo tuvo en cuenta las medidas represivas contra la población y no se le ocurrió que tenía que resolver el sostenimiento de la población recluida en sus casas. Esa Cuarentena represiva es insostenible y la gente hambrienta se verá obligada a buscar soluciones por cuenta propia.

9. Considerando la crisis humanitaria creada por esta pandemia, el Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, pidió un Alto al Fuego mundial inmediato en todos los Conflictos Armados del planeta. En concordancia con esa directiva, Carlos Ruiz Massieu, Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia, se ha dirigido al ELN, el día 26 de marzo. En esa misma dirección, se habían pronunciado un número importante de organizaciones sociales y políticas de Colombia.

Teniendo en cuenta los considerandos anteriores, el Ejército de Liberación Nacional estima conveniente:

1. Declarar un CESE UNILATERAL ACTIVO, por un mes, a partir del 1 hasta el 30 de abril, gesto humanitario del ELN con el pueblo colombiano, que padece la devastación del Coronavirus.

El Cese es Activo, porque nos reservamos el derecho a defendernos, ante los ataques que adelantan las fuerzas estatales, integradas por tropas regulares, paramilitares y bandas del narcotráfico, en varias regiones del país.

Por tanto, hacemos un llamado al Gobierno de Duque, para que ordene el acuartelamiento de sus tropas y desactive la persecución contra la población y el asesinato de dirigentes y activistas sociales.

2. Durante este mes de Cese Unilateral, convocamos al Gobierno de Duque, a reunirse con nuestra Delegación de Diálogos presente en La Habana, para concertar un CESE EL FUEGO BILATERAL Y TEMPORAL. Para estas gestiones es conveniente contar con la presencia de los países garantes.

3. Que el Gobierno descongestione las cárceles, ordenando el excarcelamiento inmediato de los presos políticos, las personas presas por pertenecer o colaborar con los grupos guerrilleros, los presos condenados a menos de 10 años y a las personas mayores de 60 años.

4. Que el Gobierno suministre de forma gratuita el test de confirmación del contagio, el material sanitario y los medicamentos para evitar la expansión del Coronavirus.

5. Que se convoque a una reforma de la Ley 100, que privatizó el sistema de salud y se lo entregó a los testaferros del narcoparamilitarismo, que se dedicaron a seguir traficando con la muerte de los colombianos. La salud debe volver a ser un derecho inalienable, de obligatorio cubrimiento por el Estado.

6. Que el Gobierno garantice el suministro de una canasta básica familiar, de forma gratuita, cada 15 días, a todas las casas de los estratos 1, 2 y 3 de las ciudades y de los pequeños y medianos campesinos.

7. Que el Gobierno otorgue un subsidio mensual a todos los desempleados, equivalente a un salario mínimo, para darle cobertura a la masacre laboral que se está dando, so pretexto del Coronavirus.

8. Que el Gobierno brinde un subsidio a los pequeños y medianos industriales, comerciantes y campesinos, que permita garantizar el pago de sus nóminas.

9. Que el Gobierno garantice el suministro de todos los insumos agropecuarios a precios subsidiados, para que los pequeños y medianos campesinos puedan mantener la producción de alimentos y garantice la comercialización directa a los consumidores, a precios regulados, para evitar que los especuladores se enriquezcan con esta crisis.

10. Que se condone todas las deudas por servicios públicos, de electricidad, agua, alcantarillado, aseo, gas domiciliario y educación. Que se garantice la cobertura a toda la población, en forma gratuita, mientras dure la pandemia.

11. Suspender el pago de las deudas que tengan las personas de los estratos 1, 2, 3 y 4, con el sistema financiero y que durante el tiempo que dure la pandemia no se cobren intereses.

12. Que se reduzca el precio de todos los combustibles, de acuerdo a sus costos de producción y que se eliminen todos los impuestos indirectos que actualmente se le agregan. Que se eliminen todos los peajes en el país.

13. Que el Gobierno asuma la atención directa de todos los ancianatos y geriátricos.

14. Que el Gobierno haga llegar una canasta básica familiar y las medicinas necesarias, a todas las residencias de las personas mayores de 65 años, de los estratos 1, 2, 3 y 4.

15. Que el Gobierno cree un Fondo Especial por 30 billones de pesos, para atender la emergencia por el Coronavirus, mediante el cobro de un impuesto extraordinario, al sistema financiero, a los grandes industriales, comerciantes y empresas multinacionales. Es decir, que los grandes empresarios devuelvan al Fisco Nacional, los regalos que les otorgó Duque en la pasada Reforma Fiscal.

28 de marzo de 2020

COLOMBIA… PARA LOS TRABAJADORES

NI UN PASO ATRÁS… LIBERACIÓN O MUERTE

COMANDO CENTRAL – DIRECCIÓN NACIONAL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL DE COLOMBIA

ELN


El Gobierno colombiano designa a dos exlíderes del ELN como promotores de paz

El Gobierno colombiano anunció este domingo que designó a Carlos Arturo Velandia, alias «Felipe Torres», y a Gerardo Antonio Bermúdez, alias «Francisco Galán», ambos exjefes de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), como «promotores de paz».

«Estas personas tienen hoy un gran compromiso con Colombia y es ayudar a diseñar estrategias para la paz, estrategias para la convivencia y la reconciliación», afirmó el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Esta labor, agregó el funcionario, la cumplirán «en momentos en que todos los colombianos debemos cambiar, en momentos en que no hay espacio para la violencia, en momentos en que todos tenemos que construir la paz y reconstruir los lazos de reconciliación entre todos los colombianos».

«Francisco Galán» fue detenido el pasado 23 de febrero en Medellín acusado por el secuestro de más 64 personas perpetrado por el ELN en el año 2000 que se encontraban en establecimientos públicos» ubicados en el kilómetro 18 de la vía Cali-Buenaventura, departamento del Valle del Cauca (suroeste).

La Fiscalía dijo entonces que el exjefe guerrillero fue arrestado un día antes «por orden de un juez penal del circuito especializado de Cali».

Con la designación de promotor de paz, el Gobierno solicitará al juez del caso para que suspenda su detención mientras desarrolle esta labor.

Según Ceballos, tanto «Galán» como «Torres», que fueron gestores de paz en las negociaciones con el ELN en el Gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018), «han demostrado con su comportamiento en este tiempo un cambio, ese cambio que todos los colombianos necesitamos hacer».

«No es momento para que ningún grupo armado ilegal obstaculice la labor del Estado y la presencia del Estado en cada rincón de este país», dijo.

En enero del año pasado, el Gobierno revocó a «Galán» su condición de gestor de paz tras el atentado con coche bomba cometido por el ELN el 17 de enero de 2019 contra una Escuela de la Policía en Bogotá, que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos.

Una de las personas que valoró la decisión del Gobierno fue el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien dijo en Twitter que ambos exguerrilleros, «después de tantos años en la cárcel, han mostrado actitud promotora de verdadera paz».

Los diálogos de paz del anterior Gobierno colombiano con el ELN, que comenzaron en febrero de 2017, quedaron en suspenso con la llegada al poder de Iván Duque, quien al asumir la Presidencia condicionó la continuidad de las negociaciones a que esa guerrilla deje en libertad a todas las personas que tiene secuestradas y renuncie a esa y otras actividades delictivas.

Sin embargo, el proceso quedó en punto muerto tras el atentado con coche bomba cometido por el ELN el 17 de enero de 2019 contra una Escuela de la Policía en Bogotá. EFE

Eje21


VOLVER
Más notas sobre el tema