Colombia: Protestas en las cárceles ante medidas tomadas contra el coronavirus

11

Disturbios en diferentes cárceles de Colombia

Los presos de las cárceles de Bogotá (hombres y mujeres), Jamundí, Cómbita (Boyacá) e Ibagué entraron en protesta por las medidas tomadas para enfrentar la crisis del coronavirus. Protestas, incendios y enfrentamientos con la guardia.

Como si se hubiera tratado de un acto de protesta planeado, este sábado en la noche se registraron motines, incendios, enfrentamientos y hasta balaceras en distintas cárceles del país, en las que hay 123.000 reclusos y 14 mil guardias del Inpec.

Las alarmas ante posibles fugas se han encendido y a esta hora las autoridades buscan controlar la situación, que se habría provocado a manera de  rechazo a las políticas y acciones que ha tomado el Inpec y las entidades de gobierno en los centros carcelarios del país para afrotar la pandemia del Covid-19 (coronavirus).

Situaciones delicadas se están viviendo al interior de las cárceles La Modelo y Picota en Bogotá. En la primera ya se han publicado videos dentro del penal en redes sociales en los que se ven que reclusos del patio cuatro tumbaron sus celdas y gritando “vamos para la calle”.

Hay otro en el que se observa a un hombre diciendo “nos tienen abandonados como perros. No somos nadies (sic.) para ellos”. Además, hay imágenes de decenas de reclusos que están al borde de los muros de contención del ala norte de la cárcel La Modelo.

También existen audios que enviaron los guardias del Inpec en sus grupos de Whatsapp en los que solicitaban apoyo de sus compañeros. En una de esas grabaciones, se escucha cuando empiezan a pedir el armamento porque la situación se salió de control.

Una vecina del sector manifestó que ha escuchado disparos hacía la Calle 22, donde queda la carrilera. Asimismo, que se han  oído detoaciones en dirección a la Avenida Esperanza. Los guardas de seguridad privada de uno de los barrios aledaños a la cárcel les pidieron a los residentes quedarse en sus viviviendas ante la alerta de posible fuga de presos.

En La Picota la situación crítica es en el patio 16 del edificio ERON, donde se encuentran miembros de la Oficina de Envigado, exmiembros de grupos paramilitares y otros presos de alto perfil. Cabe recordar que desde hace varias semanas los presos no reciben visitas porque están en cuarentena, debido a una epidemia de paperas.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad de Bogotá manifestó que ya hay un cordón de seguridad externo de la XIII Brigada del Ejército y de la Policía para garantizar seguridad y tranquilidad  de la ciudadanía.

Vecinos del sector donde se encuentra ubicada la cárcel La Modelo denuncian en redes sociales supuestas balaceras. Entretanto, ante la posible fuga de presos, el comandante de la Policía de Bogotá, el general Óscar Antonio Gómez Heredia, manifestó que están tomando el control de la parte externa: “Lo que pase adentro ya es responsabilidad del Inpec. Ya reforzamos los barrios aledaños a La Picota y La Modelo, acordonando las cárceles para evitar cualquier contra tiempo”.

La alcaldesa Claudia López aseguró, por su parte, que el Inpec está enfrentando el amotinamiento en los centros carcelarios.

En la cárcel de mujeres el Buen Pastor de Bogotá la situación no pasó a mayores. Ruidos de protesta de las relcusas que golpeaban sus celdas como muestra de inconformidad a las medidas de protección tomadas por el gobierno. A su vez, en videos de aficionados se observa como uno de los patios de mediana seguridad de la cárcel de Picaleña en Ibagué, que alberga alrededor de 200 presos, arde en llamas.

Al parecer, en medio de motines y enfrentamientos, los internos prendieron llamas a colchonetas y distintos elementos del centro de reclusión, que ocasionó un gran incendio que se alcanzaba a ver desde las afueras del penal. Algunos reclusos y varios habitantes de la capital de Tolima grabaron las imágenes de los que sucedía.

En la cárcel de Cómbita en Boyaca, los presos del patio 6 no dejan entrar a ningún miembro de la guardia del INPEC ni personal administrativo. Hasta el propio director del penal, Juan Javier Papa, hizo presencia e intento conversar con los reclusos, quienes en un video se ven protestando.

Aunque ya hay videos circulando de reclusos y guardias del Inpec heridos, aún se desconoce la cantidad o si hay muertos. Hasta el momento el reporte es que con bombas aturdidoras y gases lacrimógenos se intenta controlar la situación que, al igual que en otras cárceles del país, se dio luego del constante rechazo del Movimiento Nacional Carcelario.

“Ante la alerta de salud que se ha generado en el país en los últimos días, respecto a la pandemia de Coronavirus (covid-2019); las personas privadas de la libertad alzamos la voz en rechazo de las políticas y acciones poco efectivas que ha tomado el INPEC y las entidades de gobierno en las cárceles de Colombia”, señaló el movimiento en un comunicado reciente.

Entre las peticiones que hicieron miembros del Movimiento Nacional Carcelario está que se declare la emergencia carcelaria a nivel nacional, pues se estima que el hacinamiento supera el 53%. En el país, entre hombre y mujeres, hay 123.434 personas presas. Sin embargo, en Colombia el sistema penitenciario solo tiene 80.373 cupos carcelarios.

Es decir, que hay un sobrecupo de 40.361 privados de la libertad. Asimismo, los reclusos solicitaron que se busque otro tipo de pena privativa, diferente a la intramural, para mujeres embarazadas y lactantes, sindicados y sindicadas y personas de la tercera edad, con el fin de descongestionar las cárceles y evitar riesgos de salud en esta población vulnerable por la crisis del Coronavirus.

Aún se desconoce si hay prófugos y muertos tras los motines.

El Espectador

Más notas sobre el tema