Costa Rica: renuncia el ministro de la Presidencia por el caso de violación de datos personales

73

Renuncia ministro de la Presidencia Víctor Morales por caso UPAD

El Ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, anunció en Casa Presidencial su renuncia a causa del escándalo por el decreto ilegal para crear la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

La salida de Morales es la tercera baja esta semana en el Gobierno de Costa Rica y se suma a las renuncias del viceministro de Hacienda, Juan Alfaro; y del viceministro de Planificación, Luis Daniel Soto.

En la rueda de prensa para anunciar su dimisión, Morales Mora estuvo acompañado de sus compañeros y compañeras de gabinete, así como diputados y diputadas oficialistas.

Su renuncia se debe a que el plenario legislativo discute una moción de censura en su contra e instaló una comisión investigadora a propósito de la firma del decreto ejecutivo 41996-MP-MIDEPLAN, –ya derogado–, que creaba la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), y que ha sido el origen de investigaciones en sedes judicial, administrativa y legislativa, explicó Morales Mora. Ante esta situación el resultado siempre será “un irremediable detviolacierioro de mi legitimidad como conductor del diálogo entre el Ejecutivo y el Legislativo”, aseguró Morales.

En la carta de renuncia entregada al presidente de la República, Carlos Alvarado, Morales indica que “la verdad real de esos hechos y las responsabilidades deberán ser establecidas en la investigación que, apegada al principio de objetividad, lleva a cabo la Fiscalía General de la República”.

Por parte, el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, dijo en Twitter que agradecía a Morales Mora su labor como Ministro de la Presidencia. «Nuestro compromiso con la construcción de una democracia sólida y un país próspero continúa. Agradeceré ahora su trabajo desde la Asamblea Legislativa», indicó el mandatario.

Morales agregó que la Asamblea Legislativa aprobó e instaló una comisión investigadora de esos mismos hechos, “a la que ya he sido convocado y a la que en su oportunidad brindaré la colaboración necesaria”.

“La realidad política me indica que, como consecuencia de esa moción de censura y de la investigación legislativa iniciada, no tendré la aceptación y comunicación necesarias con los miembros del Poder Legislativo para promover con éxito, en ese ámbito, las iniciativas del Gobierno de la República”, explicó.

“He tenido como propósito en mi vida de servicio público trabajar incondicionalmente por el bienestar de todas las personas costarricenses; teniendo los intereses del país por sobre cualquier otra pretensión. Con ese mismo compromiso y mucha ilusión acepté su propuesta de asumir el cargo de ministro de la Presidencia, desde el primero de agosto de 2019”, comenta Morales en la carta de dimisión presentada al Presidente de la República, Carlos Alvarado.

Agregó que “en aquel momento, al aceptar ese nombramiento, manifesté que me entusiasmaba incorporarme a un gobierno que en lugar de buscar excusas o culpables, o de rehuir soluciones impopulares, se ha abocado a resolver problemas serios y a dar oportunidad al futuro del estado social de derecho; lo cual continuo creyendo plenamente”.

Finalmente, agradeció al mandatario la oportunidad de haber formado parte del equipo de gobierno y le reiteró el compromiso de seguir colaborando con su gestión.

El País


Presidente de Costa Rica defiende uso de datos y la institucionalidad democrática

El Presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, declaró que no evadirá el tema de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), y llamó a mantener la calma y el respeto a la institucionalidad democrática.

Durante una comparecencia pública, Alvarado anunció que el Ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, será el nuevo responsable de coordinar el equipo del Poder Ejecutivo y será acompañado por la viceministra de la Presidencia, Silvia Lara, junto con la Ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, con el fin de fortalecer la gobernanza.

Además, hizo un llamado a la sensatez a todos los sectores institucionales y políticos de este país.

Alvarado dijo que a raíz del clima de dudas causado por el decreto sobre la UPAD, resaltó la transparencia con que se ha manejado el caso poniendo toda la información a los otros poderes del Estado, como el Legislativo y el Judicial.

Indicó que se entregó información a la Defensoría de los Habitantes, institución dependiente de la Asamblea Legislativa y a la Fiscalía General como representante del Poder Judicial.

El mandatario costarricense insistió en que no se puede renunciar al análisis de datos para generar política pública en beneficio de quienes más necesitan que se les resuelvan sus problemas.

El País


Carlos Alvarado: El valor del allanamiento a la Presidencia es que se den ‘respuestas claras’

El presidente Carlos Alvarado declaró este miércoles que el valor del allanamiento a la Casa Presidencial por el decreto de la UPAD, ocurrido el pasado viernes 28 de febrero, es que el país tenga “respuestas claras” sobre si la Presidencia accedió o no a datos confidenciales de las personas, con lo que él espera que se recupere confianza en el Poder Ejecutivo.

Alvarado se refirió al asunto, ante la prensa, por primera vez desde que la fiscala general, Emilia Navas, entró a Zapote junto con cinco magistrados de la Sala III y decenas de oficiales del OIJ, para decomisar la información y documentación que manejaban los analistas de datos que asesoraban al mandatario, así como sus equipos electrónicos y teléfonos celulares, incluidos los del gobernante.

El propio Alvarado figura como investigado por los presuntos delitos de prevaricato y violación de datos, luego de que conocerse que el decreto de creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos, publicado el 17 de febrero y derogado cuatro días después, pretendía darle a esa oficina acceso a información confidencial de los habitantes en manos de las instituciones públicas.

Este miércoles, el mandatario dijo que, por el decreto de la UPAD, “se ha generado un ambiente que tiene dudas y eso es válido”, pero la Presidencia se puso a las órdenes y del Ministerio Público y de la Defensoría de los Habitantes para que investiguen si Casa Presidencial accedió a datos confidenciales.

Añadió que, días atrás, la labor de ese oficina se detuvo y es necesario replantearla, con las salvaguardas necesarias para garantizar la protección de la intimidad de las personas.

“El análisis de datos es clave para hacer buena política pública. Como país, no podemos renunciar a hacer algo bueno. Como país, no podemos renunciar a usar herramientas válidas para el análisis de datos, porque eso es bueno para la gente”, insistió el mandatario.

Al tiempo que reconoció que hay mucha incertidumbre y dudas, reiteró que “el interés primordial del gobierno es tener las mejores herramientas para hacer la mejor política pública”.

Añadió que, con esa posición, han coincidido “muchas voces de sensatez” que apoyan el análisis de datos respetando la privacidad y la intimidad de las personas.

Alvarado agregó que, reconociendo que se ha generado esa discusión por el decreto, la Presidencia se puso a disposición de los órganos investigadores y, si hay un costo político por el allanamiento que la Fiscalía le hizo a Casa Presidencial, su valor está en que eso derive, con responsabilidad, en “respuestas claras, que den confianza”.

Sostuvo que el Poder Judicial tiene una gran responsabilidad en “llevar esto adelante de la mejor manera porque ahí está depositaba la verdad”.

“En mi corazón, hay una gran tranquilidad porque sé lo que se ha hecho”, dijo, al tiempo que sostuvo que la garantía para la ciudadana vendrá cuando la corroboración provenga de otro poder de la República.

“Si no creyéramos en la democracia, la reacción sería otra, pero creemos profundamente”, expuso. “Si ahí está depositada la verdad, es ahí donde se debe conocer”.

Sobre la investigación en el Congreso, dijo que también hay una gran responsabilidad, al tiempo que mencionó que puede haber otros intereses que a él no le importan.

Continuó su mensaje diciendo que “la prensa tiene una gran responsabilidad”, pues ha visto a algunas personas les llaman espías y que integrantes de la comunidad LGTBI han sido discriminados.

Sostuvo que “hay una gran tensión”, derivada de intereses entre populismo y sensacionalismo exacerbador, así como la mensura, la sensatez y la justicia.

Pidió ver las cosas en su justa dimensión, sin que eso signifique “alcahuetería”.

“No es que vayamos a evadir el tema, porque el tema está donde tiene que estar”.

‘Afloran otros intereses’

El presidente también afirmó que, en torno a la polémica por el decreto de la UPAD, “afloran otros intereses”. Mencionó, entre estos, el interés de “cierto sector muy particular” en contra del levantamiento del secreto bancario.

Citó, además, intereses político-electorales.

“Mi pregunta aquí es que, en todos esos intereses, ¿dónde está el interés de los personas? (…). El interés cidadano está en la mejor política pública, la que use mejor los recursos, y la que respete la intimidad de las personas (…). Esa sensatez nos tiene que llevar en esa dirección”.

“Debemos hacer un llamado a la prudencia, a la sensatez de todos los actores”, continuó.

“El gobierno tiene que trabajar y seguir trabajando y eso tampoco significa evadir el tema, seguir dando soluciones a las personas”, dijo el mandaatario hacia el final de su discurso.

Sostuvo, por ejemplo, que urge terminar de solucionar el tamaño de la deuda pública, así como prepararse para el coronavirus Covid-19.

“Creo profundamente en este país, creo en sus instituciones, lo seguiré haciendo”, declaró.

La Nación


Caen 2 viceministros de Hacienda y Planificación por caso UPAD

En un ambiente de hermetismo y silencio abrumador por parte del gobierno del presidente Carlos Alvarado, la administración sumó dos bajas sensibles involucradas con el escándalo de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

Se trata de Juan Alfaro, excoordinador del Grupo de Apoyo Legal Presidencial (GALP), quien no duró una semana en el cargo como viceministro de Hacienda. Él se vio obligado a renunciar por el escándalo UPAD.

Por la noche también trascendió la renuncia de Luis Daniel Soto como viceministro de Planificación, según confirmó a DIARIO EXTRA Pilar Garrido, ministra de esa cartera.

Este martes salió a la luz un documento en que aparece el nombre de Juan Alfaro como una de las personas que firmarían un convenio de intercambio de información con la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

La carta nunca llegó a manos del titular de la Sugef, Bernardo Alfaro, pero se encontró en un correo de otro funcionario de la Superintendencia.

Bernardo Alfaro había manifestado a El Periódico de Más Venta en Costa Rica que, aunque hubiera llegado el documento a sus manos, no habría aceptado porque se trata de información confidencial que solo puede ser autorizada por los usuarios.

Según esa nota donde aparece también el nombre de Alejandro Madrigal y Diego Fernandez, encargados de la UPAD, se quería tener acceso a datos del Centro de Formación Crediticia.

Desde tempranas horas de la mañana, el diputado Jonathan Prendas había denunciado a través de sus redes sociales la inconveniencia de que Alfaro continuara en el cargo.

Fue hasta horas de la noche que empezó a circular a través de los medios de comunicación la renuncia de Alfaro, sin que hubiera confirmación oficial de Casa Presidencial o de la Oficina de Prensa del Ministerio de Hacienda.

Tiempo después Presidencia remitió copia de la carta de renuncia, donde Alfaro asegura que se incluyó su nombre de manera indebida, sin su consentimiento y sin que él tuviera relación alguna con el tema.

“Nunca autoricé ni participé en proponer un convenio que buscara acceder al Centro de Información Crediticia”, dijo Alfaro.

Añadió que tampoco tuvo injerencia en la elaboración del decreto de la UPAD. “No asesoré, no validé ni aprobé dicho decreto”, indica la misiva.

Asegura que renuncia porque antepone la responsabilidad política para con el país. La carta está dirigida al presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.

Alfaro también fue viceministro de Trabajo y de la Presidencia antes de llegar al Viceministerio de Ingresos en reemplazo de Vladimir Villalobos, quien pasó sin pena ni gloria luego de la salida de Nogui Acosta.

Además es esposo de la exfiscala de Probidad del Ministerio Público, Suzi Polette Valverde, quien en 2017 fue separada de su cargo por la propia fiscala general Emilia Navas.

La funcionaria firmó la desestimación a favor del importador de cemento chino Juan Carlos Bolaños y el exdiputado Walter Céspedes. No trascendió en ese momento la razón de la remoción del cargo, pero sí se supo que tenía relación con el hallazgo de pruebas en la oficina del exmagistrado Celso Gamboa.

DECRETO DE LA DISCORDIA

En el caso de Luis Daniel Soto, firmó el polémico decreto 41996-MP-Mideplan como ministro interino de Planificación el 17 de febrero de 2019.

El exfuncionario aparece como uno de los sospechosos en el caso UPAD, que se estudia en el expediente 20-005434-0042-PE.

Al exjerarca se le vincula por el delito de prevaricato contemplado en el artículo 357 del Código Penal, así como violación de datos personales. Debido a la firma del Mideplan en ese polémico decreto, la Fiscalía General de la República allanó el viernes las instalaciones del Ministerio ubicadas en San Pedro, Montes de Oca.

El viceministro es graduado de Economía en la Universidad Nacional (UNA) y cuenta con estudios de postgrado en Gestión de Proyectos. Asimismo tiene experiencia en modelos econométricos, zonas de desarrollo económico y labores en transporte público.

REACCIONES

Walter Muñoz – PIN

“En realidad el gobierno no ha tenido proyectos de reactivación económica, de manera que esto viene a complicar el tema de la hacienda pública porque creímos que el ministro de Hacienda iba a conformar un equipo que lograra atacar el déficit fiscal y también el tema de la evasión fiscal. Cuando se empiezan a dar renuncias, eso comienza mal, aunque va en la dirección correcta”.

Jonathan Prendas – Nueva República

“La salida de Juan Alfaro era obvia, su estadía en el gobierno era insostenible al ser parte del engranaje del PAC que intentó espiar a los costarricenses… Es urgente que los verdaderos responsables de este desastre también salgan de sus puestos: Víctor Morales, Rodrigo Chaves, Nancy Marín y, por ejemplo, Pilar Garrido, esto sin olvidar que el responsable de la UPAD era el propio presidente de la República”.

Eduardo Cruickshank – PRN

“Me parece que el ministro de Hacienda dejó desbocado a todo el aparato de Hacienda al quitar a todos los que trabajaron anteriormente en la reforma fiscal y yo en su momento dije que era inconveniente el haber quitado a la gente de esa manera, y a la hora de llevar a su gente y resultar la primera renuncia en 15 días, eso demuestra que fue una imprudencia el haber removido a todos de una sola vez”.

Diario Extra


VOLVER
Más notas sobre el tema