Golpe de Estado en Bolivia: el gobierno de facto pide que asilados y refugiados no realicen “discursos subversivos que amenazan la estabilidad política”

12

Gobierno llama a países que dieron asilo a bolivianos a evitar que hagan ‘discursos subversivos’

Apoyado en una respuesta del Alto Comisiones de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el gobierno de Jeanine Áñez llamó a los gobiernos que han concedido o están en proceso de concesión de asilo o refugio a ciudadanos bolivianos, sin identificar a ninguno, a evitar que incurran en actos hostiles con “discurso subversivos” hacia sus países de origen.

En un comunicado, la Cancillería boliviana informó que la ACNUR respondió en esa línea a una solicitud de opinión consultiva sobre “el alcance de protección de la normativa internacional cuando un refugiado emite opiniones políticas contraviniendo los principios generales del derecho del asilo y refugio, y realiza llamados a la violencia, la guerra, el odio, el conflicto armado y/o la privación de alimentos”.

No menciona a raíz de qué hecho hizo el trámite, sin embargo el gobierno de Áñez cuestionó en todo momento las declaraciones que hizo el expresidente Evo Morales a través de redes sociales sobre la situación que se vive en Bolivia. Una de las más criticadas y por la que Morales pidió disculpas es aquella que en la que habló de “milicias armadas”.

Apoyado en el pronunciamiento de la ACNUR, el gobierno de Áñez hizo “un llamado a los gobiernos que han concedido o se encuentran en proceso de concesión de asilo o refugio a ciudadanos bolivianos, a tomar las medidas pertinentes para impedir que dichos refugiados incurran en actos hostiles que amenazan la estabilidad política de Bolivia mediante discursos subversivos que llaman a la violencia, al odio, a la discriminación y/o a la guerra”.

En muchas ocasiones el Gobierno advirtió que el expresidente Morales rompía con las normativas del refugio o asilo al hacer declaraciones políticas. La ACNUR, sostiene la Cancillería, estableció que “la concesión de refugio o asilo no debe amenazar la soberanía, independencia política, integridad territorial y unidad nacional, o destruir la estabilidad política, económica o social de otro Estado, incluyendo el país de origen”.

Añade que en este sentido, “el documento emitido por ACNUR indica que cuando un refugiado “propaga la guerra o aboga por el odio nacional, racial o religioso que llega al nivel de constituir incitación a la discriminación, hostilidad o violencia, el Estado Receptor es requerido a tomar medidas impidiendo al refugiado de tomar dichas conductas””.

Morales fue cuestionado por sus declaraciones que hizo desde su asilo en México y posteriormente en Argentina. En diciembre, el jefe de Gabinete del Gobierno, Santiago Cafiero, informó que la Argentina permitirá al expresidente Morales realizar declaraciones políticas.

La Razón


Comunicado de la cancillería de Bolivia: respuesta del ACNUR a consulta de Bolivia sobre actividad política de los refugiados

El Ministerio de Relaciones Exteriores comunica que en fecha 03 de marzo de 2020, recibió la respuesta del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – ACNUR, a la solicitud de opinión consultiva presentada por el Gobierno de Bolivia, en fecha 02 de enero de 2020, en sus oficinas de Ginebra, Suiza.

Bolivia consultó sobre el alcance de protección de la normativa internacional cuando un refugiado emite opiniones políticas contraviniendo los principios generales del derecho del asilo y refugio, y realiza llamados a la violencia, la guerra, el odio, el conflicto armado y/o la privación de alimentos.

En respuesta, ACNUR ha señalado, entre otros temas, que “la concesión de refugio o asilo no debe amenazar la soberanía, independencia política, integridad territorial y unidad nacional, o destruir la estabilidad política, económica o social de otro Estado, incluyendo el país de origen”.

En este sentido, el documento emitido por ACNUR indica que cuando un refugiado “propaga la guerra o aboga por el odio nacional, racial o religioso que llega al nivel de constituir incitación a la discriminación, hostilidad o violencia, el Estado Receptor es requerido a tomar medidas impidiendo al refugiado de tomar dichas conductas”.

En consecuencia, Bolivia hace un llamado a los gobiernos que han concedido o se encuentran en proceso de concesión de asilo o refugio a ciudadanos bolivianos, a tomar las medidas pertinentes para impedir que dichos refugiados incurran en actos hostiles que amenazan la estabilidad política de Bolivia mediante discursos subversivos que llaman a la violencia, al odio, a la discriminación y/o a la guerra.

Cancillería de Bolivia


VOLVER
Más notas sobre el tema