Golpe de Estado en Bolivia: organizaciones denuncian violaciones a los DDHH ante la ONU y la CIDH

164

Denunciarán ante la ONU violaciones de derechos humanos en Bolivia

La Confederación de Mujeres Indígenas Bartolina Sisa, de Bolivia, anunció hoy que denunciará ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, las violaciones de derechos humanos por el régimen golpista en el país.

La secretaria de esa organización, Segundina Flores, declaró que una representación viajará este mes a la ciudad europea, donde se encuentra la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, para presentar la demanda.

En varias ocasiones, la confederación afín a la gestión presidencial de Evo Morales (2006-2019) denunció la persecución política del gobierno de facto y autoridades judiciales contra dirigentes de movimientos sociales, del Movimiento Al Socialismo (MAS), exfuncionarios y el líder aymara.

Flores rechazó también el reciente intento de la derecha boliviana de impugnar la candidatura a la vicepresidencia por el MAS de David Choquehuanca, con vista a las elecciones generales del 3 de mayo próximo, derivadas del golpe de Estado contra Morales el 10 de noviembre pasado.

Consideró que la intención de las actuales autoridades gubernamentales encabezadas por la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez, y el Órgano Electoral, es deshacerse de ese Movimiento para la nueva contienda electoral.

El régimen golpista investiga actualmente a más de 500 altos funcionarios del gobierno de Evo Morales, entre ellos los exministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, quienes fueron enviados preventivamente a la cárcel por supuesta corrupción en el ejercicio de sus cargos.

Asimismo, Juan Ramón Quintana (Presidencia), Vilma Alanoca (Cultura) y Javier Zabaleta (Defensa), están refugiados desde noviembre pasado en la residencia oficial de México en La Paz, también requeridos por presunta sedición y terrorismo.

La Época


Activistas bolivianos alistan viaje para denunciar «masacre» de noviembre ante la CIDH

Activistas de la ciudad boliviana de El Alto, vecina a La Paz, lanzaron una campaña de recaudación de dinero para viajar a Haití, donde pretenden denunciar ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la masacre ocurrida en esa ciudad durante las protestas contra el gobierno transitorio de Jeanine Áñez.

«No perdemos la esperanza de conseguir financiar este viaje, lo importante que es que El Alto presente sus denuncias de lo que ha ocurrido en noviembre del año pasado», dijo a reporteros David Inca, representante de la Asociación de Víctimas, Fallecidos y Heridos de la Masacre de Senkata-El Alto, según publicó el diario Página Siete.

Este martes comienza un nuevo periodo de sesiones de la CIDH en la ciudad de Puerto Príncipe, capital de la isla caribeña, y este viernes tanto la Asociación de Víctimas, Fallecidos y Heridos de la Masacre de Senkata-El Alto, como la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto, fueron seleccionadas por el organismo para tratar la situación de Bolivia.

Inca dijo que el viaje de al menos dos representantes a Haití costará por lo menos 3.000 dólares y destacó que el mismo día de la audiencia El Alto estará celebrando su aniversario.

La CIDH ha programado una audiencia de una hora para recibir testimonios de diversas organizaciones sociales sobre la muerte de al menos 35 civiles durante la crisis de octubre y noviembre pasados, cuando cayó el gobierno de Evo Morales y fue reemplazado por la administración de facto de Áñez.

Al menos 20 de esas muertes ocurrieron durante la represión policial-militar instruida por Áñez en Senkata, distrito de El Alto, y Sacaba, pueblo vecino a Cochabamba (centro).

Inca dijo que si los representantes alteños no logran financiar el viaje, recurrirían a una video-conferencia para presentar su denuncia en la audiencia de la CIDH.

La Época


Víctimas de Senkata buscan recursos para asistir a la sesión de la CIDH

La Asociación de Víctimas de la Masacre de Senkata y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de El Alto fue invitada a participar de la 175 sesión de la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el fin de denunciar la violencia sufrida en noviembre de 2019 tras la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

Sin embargo, los familiares de los fallecidos de El Alto no disponen de recursos económicos para realizar el viaje a Puerto Príncipe (Haití), donde se realizará la sesión de la CIDH.

El representante de Derechos Humanos en Bolivia, David Inca, informó que las víctimas necesitan al menos tres mil dólares, o entre Bs 21 a 25 mil para efectuar el viaje de ida y vuelta.

Manifestó además que otras opciones serían la participación en la sesión mediante videollamada, que puede ser solicitada por una de las dos partes, o que en su lugar otra institución lleve hasta esa instancia el informe en representación de las personas afectadas.

«Estamos haciendo un promedio de dos pasajes, que son tres mil dólares; en bolivianos estamos hablando de 21 a 25 mil, eso es lo que requeriríamos (…). Si no se reúne hay un plan B, que es (participar de la sesión) vía Skype, y otra opción es que una institución lleve el informe a nombre de nosotros», dijo Inca.

Para efectuar el viaje a la CIDH, las víctimas convocaron a la ciudadanía en general a realizar aportes económicos para costear los pasajes aéreos y la estadía en Haití. Quienes deseen ayudar pueden comunicarse al celular 71969080.

La 175 sesión de la CIDH se efectuará este viernes, 6 de marzo, y constará de tres audiencias en las que se hablarán de la situación de los pueblos indígenas, los derechos humanos y las vulneraciones a los mismos dentro de un contexto electoral en Bolivia.

Página Siete


VOLVER

Más notas sobre el tema