Honduras: a cuatro años del crimen de Berta Cáceres, exigen que se juzgue a los autores intelectuales

60

A cuatro años del asesinato de Berta Cáceres exigen se capture y castigue a los autores intelectuales

Este lunes, a cuatro años del vil asesinato de la líder indígena y defensora del agua y los territorios, Berta Isabel Cáceres Flores, Familiares y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), exigieron que se capture y castigue a los autores intelectuales del crimen.

El asesinato de Berta Cáceres fue el punto culminante de un largo proceso de persecución y agresiones en contra de ella y lo que representaba, de parte de la empresa Desarrollo Energético (DESA) en complicidad con el Estado de Honduras, en el marco de la lucha en contra de la inconsulta represa.

Por el crimen de Cáceres, ocurrido el 2 de marzo de 2016 en su casa de habitación en La Esperanza, Intibucá, siete personas han sido condenadas, pero aún faltan que se capture y castigue a los intelectuales de este asesinato.

cuarto aniversario asesinato berta caceres1
Foto Copinh

Varias organizaciones se reunieron en el Centro de Encuentro y Amistad “Utopía” del Copinh en La Esperanza, para conmemorar con diversas actividades el cuarto aniversario del asesinato de Berta Cáceres, el que se inició el día domingo con la exhibición del documental “Desenredar el ser”.

Este cuarto aniversario está dedicado a la lucha por el agua y por la cual Berta Cáceres fue asesinada al defender el río donde la empresa Desarrollo Energético (DESA), construía el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca en la comunidad lenca de Río Blanco.

El Copinh, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), la Fundación Friedrich Ebert (FES) y la Rel UITA se juntaron para honrar la vida y el legado de Berta Cáceres, a través de una exposición fotográfica que recuerda su vida y su trayectoria como defensora de los derechos humanos del pueblo Lenca.

El Copinh, indicó en un comunicado que el crimen de Cáceres ‘fue planificado por los dueños’ de DESA, encargada de desarrollar el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

“Este crimen solo fue posible por la unión con las fuerzas represivas del Estado de Honduras que participaron de su persecución política, vigilancia y criminalización”, señaló la organización.

Asimismo indica en su comunicado que “este crimen representa el plan para intentar destruir la lucha territorial y articuladora por la refundación de Honduras, liderada por Berta Cáceres y sembrar el miedo a las luchadores y luchadores de Honduras”.

Añade el Copinh, del que Berta Cáceres fue fundadora, que su lucha no ha parado de retoñar en miles de expresiones dignas de resistencia del pueblo hondureño.

Un día después de su crimen, señala la organización indígena, que junto a familiares y organizaciones se propusieron construir la justicia para ella, desafiando la impunidad estructural del país que ha sido cómplice de los ataques a los pueblo y de su persecución política.

“Este proceso a tratado de librar una lucha más allá de la disputa legal, profundizando la lucha en defensa de los territorios amenazados por proyectos hidroeléctricos, mineros, de generación de energía, privatizadores de las playas e invasores de los territorios indígenas, garífunas y campesinos”.

La organización indicó que grandes esfuerzos le ha implicado luchar porque sean determinadas las responsabilidades a las personas y la estructura criminal que cometió este crimen.

“El rugido mundial de justicia ha permitido que a 4 años tengamos enjuiciados a 7 personas vinculados con la autoría material del crimen y comenzado un proceso contra David Castillo, autor intelectual del mismo. Pero hemos comprobado que un cerco de impunidad se levanta para proteger a los autores de máxima responsabilidad en el crimen a pesar de la cantidad de evidencia”.

En el escrito el Copinh indica que “hemos confirmado y denunciamos plenamente que el Estado de Honduras represor y violador de derechos humanos no pretende perseguir a los miembros de la familia Atala Zablah, Daniel Atala Midence, Jacobo Atala Zablah, José Eduardo Atala Zablah y Pedro Atala Zablah, empresarios responsables de la toma de decisión del crimen de Berta Cáceres”.

Finalmente el Copinh finalizó expresando que “por eso seguiremos luchando por todas nuestras justicias, desde nuestros cuerpos y territorios. Por la libertad, por el futuro que merece el pueblo hondureño”.

El Copinh convocó para hoy un tuitazo mundial en las redes sociales para pedir justicia para Berta Cáceres y por la tarde-noche se realizará la marcha de las antorchas.

Defensores en Línea


 


Palabras de la coordinadora general del COPINH Bertha Zuniga Cáceres, hija de Berta Cáceres

Como es de su conocimientos estos 4 años han significado, en el medio del dolor de la perdida de una persona tan importante, un intenso trabajo de búsqueda de justicia pero también de seguir caminando los pasos de Berta.

Hace 4 años, el primer pensamiento que tuvimos fue la incertidumbre, pensar ¿cómo vamos a seguir con este trabajo?, ¿Cómo vamos a continuar lo que ella había emprendido?, Cómo demandar verdad y continuar su lucha?

Hoy venimos a decirles que en estos momentos nosotras empezamos a ver claramente lo de que hablábamos, es decir el contubernio entre las empresas privadas que se dedican al despojo de los territorios y de los pueblos y el Estado, que contribuye a este despojo y tiene toda una estructura y estrategia para esconder a los criminales.

Nos sorprendió que las primeras hipótesis de la investigación sobre su asesinato, como es proprio de un Estado y sistema patriarcal, tuviesen como linea de investigación nuestra misma organización y afirmaban que Berta había sido asesinada por un crimen pasional.

Desde el primer momento nosotras tuvimos grandes dificultades en saber qué era lo que estaban investigando, y cómo se iba a acceder a esta información.

Ustedes nos acompañaron en el primer y único juicio que tuvimos para el caso de Berta Cáceres, y saben que esta información sobre las investigaciones es parte del derecho de las víctimas y también saben que, en este primer proceso, nos enfrentamos toda clase de irregularidades. Muchas personas no pudieron hablar en el proceso no pudieron dar su testimonio y su versión de los hechos, porque Berta Cáceres fue asesinada por ser una mujer lideresa, una mujer indígena.

En esta lucha, sobre todo por el acceso a la información, los familiares fueron expulsados del proceso y tuvimos que interponer amparos con abogados porque no resultábamos parte de este proceso. Ustedes saben que hay mucha impunidad, y ya 4 años sería un tiempo suficiente para que el pueblo de Honduras tomara acciones en contra de los responsables. Porque no creemos que este Estado dictatorial vaya a hacer algo, y por eso vamos a seguir construyendo la justicia para los pueblos.

Algo bastante grato para nosotras ha sido poder haber construido, con el apoyo solidario, acciones internacionales que concluyeron en informes independientes para tener una verdad. Personas como el grupo internacional de los expertos y calificados, pero también personas que nos han acompañado en las audiencias.

Hoy les queremos decir que como organización hemos entendido que en este momento del proceso de lucha, reafirmamos que nuestro verdadero camino es acompañar la lucha de los pueblos, para que no se repitan estos crímenes y para construir nuestro proceso soberano y autónomo. Recordemos que el día en que Berta Cáceres fue asesinada, en este mismo lugar, se estaba organizando un foro sobre la energía comunitaria, porque la energía también es un derecho de los pueblos y las empresas y los gobiernos la quieren quitar, la quieren privatizar.

Hoy les venimos a decir que este es el llamado a convocar la lucha por el agua, porque todos los territorios en que andaba Berta Cáceres tienen una lucha por el agua, sea por los ríos, los mares, en contra de la hidroeléctrica o de la industria pesquera y hotelera. Los pueblos estén protegiendo el derecho fundamental al agua, porque es claro hoy más que nunca que los grandes intereses internacionales están detrás de todo despojo del agua.

Por eso invitamos a la lucha por el agua, porque sabemos que cualquier empresa que controla el agua controla la gente, y no sólo en los territorios indígenas y campesinos, sino también en las ciudades, donde se está iniciando esta luchas por el agua.

Una de las ausencias más grandes que tiene Berta Cáceres es justo en este proceso articulador, donde hay una deuda inmensa porque todavía y no hemos encontrado la manera para unir estos discursos de resistencia, hemos hecho esfuerzos pero no hemos terminado.

Nuestro propósito es hermanar estas luchas y encontrar una razón o una manera para que podamos hermanarnos, porque tenemos la responsabilidad de toda la población. Por eso es que hay tanta diversidad en esta lucha, que hay gente de otras ciudades y de otros países que se unen a esta resistencia

Más allá de eso de la lucha por el agua y la justicia, nuestra lucha es de construir un país de justicia y la democratización de nuestro país y eso también significa luchar en contra de la dictadura y de este modelo neoliberal, y para materializar la autonomía en nuestros procesos y en nuestros pueblos.

Nos sentimos profundamente conectadas con las luchas de otros lugares del mundo, como los Mapuches y con otra luchas en contra de las hidroeléctricas y en contra de proyectos que a veces convencen la opinión publica de que son buenos pero al final resulta que no. Para fortalecer estas luchas estamos acá.

Compañeros y compañeras, para esta jornada les deseamos toda la concentración y energía y amor posible, porque esto es lo que nos ha mantenido acá en todo este tiempo.

Hoy hay que compartir nuestras experiencias y esperamos que no tengan miedo, que compartan porque no queremos monopolizar la palabra y tenemos el compromiso desde nuestra organización de mantenernos en esta lucha y seguir adelante con el proceso organizativo que impulsa el Copinh.

Seguimos en diferentes comunidades con diferentes luchas continuando con la memoria de nuestra compañera Berta Cáceres, y les agradecemos el esfuerzo de haber venido acá a compartir con nosotras.

Vamos a terminar con una consigna y con mucha energía decimos :

¡Berta no murió, se multiplicó!

¡Berta vive vive, la lucha sigue sigue!

COPINH


 

Más notas sobre el tema