Jamaica y Panamá confirman primeros casos de coronavirus

Jamaica confirma el primer caso importado de COVID-19

El Ministerio de Salud de Jamaica confirmó hoy el primer caso importado de coronavirus COVID-19 en el país, una mujer supuestamente con doble ciudadanía que visitó Reino Unido, publicó el diario Jamaica Observer.

El titular del sector, Chris Tufton, informó que fue examinada en el curso normal de actividades en el puerto de entrada, pero no tuvo síntomas hasta días después de llegar y posteriormente visitó a su médico.

Tufton significó que actualmente el ministerio rastrea a las personas que entraron en contacto con la paciente, y todos están siendo aislados en sus hogares para observación, según el periódico.

Posteriormente las autoridades sanitarias darán más detalles sobre el caso y los protocolos a seguir.

Jamaica intensificó los procedimientos sanitarios y de prevención ante el avance mundial del COVID-19 y su irrupción en el continente americano.

Su postura de restricciones de entrada ha sido fuertemente criticada por compañías operadoras de cruceros y otras actividades turísticas, pero el Gobierno respondió que no podría manejar el brote ni las muertes, y si el virus entrara sería un duro golpe para el pueblo y la economía.

El pasado 28 de febrero, la Agencia de Salud Pública del Caribe elevó el riesgo del coronavirus para la región de moderado a alto, y exhortó a un cambio de actitud de preparación de sus estados miembros a uno de disposición y respuesta rápida.

Llamó además a seguir haciendo lo necesario para fortalecer su capacidad de respuesta ante la importación de casos.

Aconsejó incrementar la capacidad de vigilancia y adaptarse al plan nacional de preparación ante una pandemia para combatir el COVID-19.

Prensa Latina


Una mujer de 40 años de edad es la primera infectada con el coronavirus en Panamá

Se trata de una mujer de nacionalidad panameña de 40 años de edad que ingresó en la tarde del domingo 8 de marzo a Panamá.

Venía de Barajas, España, y presentaba tos y fiebre, por lo que en horas de la tarde acudió al Complejo Hospitalario, se le tomaron las muestras, se cumplió con todos los protocolos y se envió a su casa con todas las instrucciones de observación y de cuarentena.

La ministra de Salud, Rosario Turner informó que la paciente se encuentra en su domicilio en condiciones estables y que tiene un cuadro de Covid-19 leve.

“Tenemos un caso, tenemos que mantener todas las medidas de prevención para evitar la propagación, pero también mantener a la población informada”, añadió Turner.

La titular de Salud explicó que entre los países que se tenían priorizados en el sistema de vigilancia no estaba España.

Pero una vez que la dama tuvo los síntomas, se activó el protocolo, se tomaron las muestras y desde que se supo que la noticia fue confirmada por el Instituto Conmemorativo Gorgas, se empezó a buscar a todas las personas que tuvieron contacto con ella en el avión y en el aeropuerto para realizarles la prueba.

Turner indicó que se ha avanzado en la adquisición de insumos clave como medida de prevención desde mucho antes de que se detectara este primer caso.

Informó, además, que la paciente no tiene motivo para estar hospitalizada, pero será visitada dos veces al día para garantizar que su estado de salud sea el adecuado, al igual que el de su familia.

Agregó que la paciente mantiene contacto en casa con dos personas, a las cuales se les van a tomar las muestras y en estos momentos van a ser colocadas en cuarentena.

Por otro lado, aseguró que las clases no serán suspendidas porque solo está confirmado este caso. Los escenarios serían diferentes en función del número de casos confirmados. “Este es nuestro primer caso confirmado y, por lo tanto, no tenemos que salir a cerrar los centros escolares”, enfatizó.

Añadió que se adelantan conversaciones con los patronatos encargados de la feria de Chiriquí para determinar si se realizará o no la actividad. “Estamos evaluando la realización del evento y las medidas necesarias en caso de que se realice”.

La ministra de Salud manifestó que acatando la Constitución y los compromisos internacionales del país, se mantendrán todas las estrategias necesarias para pasar de una fase de contención en el país a una de mitigación con toda la responsabilidad necesaria.

Además, pidió a la población evitar acudir a los centros hospitalarios si no es necesario y que cumplan con los protocolos en el caso de tener alguna manifestación de preocupación por su estado de salud y deban acudir a los centros de salud y a las policlínicas.

La Estrella de Panamá


Alcohol, vitamina C y antibacteriales se agotan; comercios abarrotados

Desde que se confirmó el primer caso del Covid-19 en el país, las filas de consumidores en supermercados y farmarcias no bajan su ritmo. La muchedumbre arrasa con todo lo que encuentren a su paso, si se trata de vitaminas, productos de limpieza, antibacteriales, geles alcoholados y toallitas húmedas.

El Ministerio de Salud reiteró a ser más rigurosos con las medidas higiénicas y también llamó a la población a mantener la calma ante la confirmación del primer caso del Covid-19 en el país en la noche del lunes 9 de marzo. Sin embargo, la reacción fue otra.

De hecho, fue la misma que ocurrió en otras plazas como Madrid, España; o Roma, Italia; ante la incertidumbre de que se ralenticen las importaciones de estos productos o se restrinja la salida de las personas de sus hogares, en caso de que el virus se propague y se reporten más casos.

Varios supermercados de Panamá y farmacias abrieron sus puertas en la mañana de este martes 10 de marzo, y ya había una multitud de personas buscando abastecer sus despensas. Algunos están enfocados en los productos de higiene, otros fijan su mirada en la comida seca o enlatada.

“Lo que vine a buscar son artículos para el bebé: pañales,toallitas y comida enlatada para prevenir cualquier desabastecimiento a largo plazo”, dijo Carol Pineda, una consumidora en las filas de un comercio de venta al mayorista.

Afuera, los compradores que llegaron después que ella, hacían una cola enorme. No habían estacionamientos disponibles, y tampoco carritos para hacer el mercado.

“Compre toallas antibacterial, cloro y jabón para las manos. Ayer vendían un máximo de 5 productos (de limpieza e higiene) por personas, pero hoy son tres. Mi temor es que haya un desabastecimiento en el país de los artículos importados”, contó María Jiménez.

La imagen y el discurso se repite en otros supermercados de la ciudad.

“Esta es la tercera vez que repongo el estante de desinfectantes”, reaccionó un trabajador de una cadena. Eran las 11:00 am y el inventario que manejaba era mayor al de una semana regular.

El gel antibacterial y el alcohol fueron algunos de los productos que se agotaron rápidamente, en gran medida porque un solo cliente lleva más de cinco unidades por cada compra.

Las cadenas de supermercados, sin embargo, descartan que exista el riesgo de desabastecimiento como consecuencia del coronavirus y apuntan a que el suministro está garantizado pese a registrar una mayor afluencia de clientes.

La Prensa


VOLVER