Migración latinoamericana: Human Rights Watch denuncia que Trump “manipula la pandemia para desmantelar el sistema de asilo”

254

Parece que Trump manipula pandemia para desmantelar sistema de asilo: HRW

Al anunciar hoy que las autoridades estadunidenses devolverán inmediatamente a México los migrantes y solicitantes de asilo que lleguen a la frontera de sur de Estados Unidos, el presidente Donald Trump parece manipular la pandemia de Covid-19 para “desmantelar el sistema de asilo en Estados Unidos”, condenó la organización Human Rights Watch (HRW).

“La administración Trump parece estar usando el miedo hacia el Covid-19 como un arma para acelerar su agenda antimigrantes, eviscerando el derecho a pedir asilo”, denunció la organización.

Aparte, HRW aseveró que la medida anunciada por el magnate “viola las protecciones legales en Estados Unidos y al internacional”, pues los migrantes y solicitantes de asilo “serían devueltos sin pasar por un centro de detención fronterizo ni tener oportunidad de buscar protección”.

La organización recordó que, en diciembre de 2018, la administración de Trump hizo un primer intento para desmantelar el sistema de asilo en la frontera con México, mediante una medida que impedía que una persona pida asilo fuera de los puertos de entrada al país. Una corte federal suspendió dicha medida, que violaba las leyes estadunidenses.

Y recordó que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) expresó, el pasado 16 de marzo, que las medidas diseñadas para reducir la admisión de solicitudes de asilo no cumplen con el carácter de “necesario, proporcional y razonable” recomendado a los gobiernos.

Proceso


Coronavirus. Trump confirma que negará entrada a solicitantes de asilo

El presidente de Estados Unidos., Donald Trump, confirmó este miércoles que negará la entrada al país a todos los solicitantes de asilo debido a la crisis del coronavirus, aunque no planea por ahora “cerrar” la frontera con México a los viajes no esenciales, como ha ordenado hacer en la de Canadá.

“La respuesta es sí, muy pronto, probablemente hoy”, dijo Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, al ser preguntado por si invocará una ley de Estados Unidos con ese objetivo, como adelantó este martes el diario The New York Times.

La medida se aplicará tanto en la frontera con México como en la de Canadá y permitirá a Estados Unidos expulsar del país a los inmigrantes indocumentados sin ningún periodo de detención, ni el debido proceso.

La noticia alarmó a organizaciones como Amnistía Internacional (AI), que advirtió en un comunicado de que ese veto generalizado a la entrada de solicitantes de asilo “va contra las obligaciones legales internacionales y domésticas de Estados Unidos”.

También lee: The Trump administration is allegedly planning to return Central American immigrants to Mexico amid COVID-19 fears

“Este veto no tiene nada que ver con mantener seguros a los estadounidenses respecto a la pandemia de coronavirus. El presidente Trump está jugando a meter miedo para justificar políticas racistas y discriminatorias”, escribió la directora para las Américas de AI, Charanya Krishnaswami.

El Gobierno de Trump argumentó al New York Times que, con la medida, busca evitar un contagio del Covid-19 dentro de los centros de detención para inmigrantes en la zona limítrofe con México que pueda afectar también a un gran número de agentes fronterizos, dejando desprotegida la frontera.

La medida que activará Trump es la sección 265 del punto 42 del código legal estadounidense, que permite prohibir la entrada de personas “de los países o lugares” pertinentes cuando el director de Salud Pública de Estados Unidos determine que hay “peligro grave” de que se “introduzca” en el país una “enfermedad contagiosa”.

También lee: Dialoga Ebrard con cancilleres de EU y Canadá por coronavirus

Es posible que esa palabra, la de “introducir” la enfermedad en el país, dé pie a demandas en los tribunales contra el Gobierno de Trump, dado que el coronavirus ya está presente en Estados Unidos y el número de casos es muy superior al de México y de los países de origen de la mayoría de los indocumentados que llegan a la frontera.

Los funcionarios estadounidenses consultados por The New York Times alegaron que muchos de los migrantes que piden asilo llegan enfermos o sin los documentos que acrediten su historial médico.

Cuando se active la medida, en los puertos de entrada oficiales de la frontera con México, los agentes tan solo dejarán entrar a ciudadanos estadounidenses, residentes permanentes o a los extranjeros de países sin vetos con su documentación en regla.

Trump acordó este miércoles con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, el cierre parcial de la frontera entre Estados Unidos y Canadá, por la que se bloquean todos los viajes considerados no esenciales, pero el mandatario estadounidense dijo que por ahora no tiene previsto hacer lo mismo con México.

También lee: La suerte de los mexicanos varados en el mundo por el coronavirus

“No cerramos, no vamos a cerrarla (la frontera con México), pero vamos a invocar una provisión concreta que nos permitirá mayor libertad sobre qué hacemos”, subrayó el presidente.

Trump también aclaró que el cierre parcial de la frontera con Canadá durará de momento “30 días”, como los vetos a la entrada de viajeros desde una treintena de países europeos, y después se decidirá si puede suspenderse la medida.

El Universal


VOLVER
Más notas sobre el tema