Argentina: colapso en los bancos por largas colas de jubilados

Abrieron los bancos y colapsó la atención: largas colas de jubilados para cobrar

Jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y Asignación Universal por Embarzo (AUE), que cobran desde hoy el Ingreso Familiar de Emergencia, realizaron desde la madrugada de este viernes largas colas en bancos de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense esperando cobrar, en algunos casos de hasta 10 cuadras. Llegado el horario de cierre hubo reclamos e indignación porque muchos no pudieron cobrar dada la cantidad de gente que acudió a las sucursales.

Los bancos, luego de idas y vueltas, finalmente abrieron sus puertas a partir de las 9 horas. El Banco Central ordenó este viernes a las entidades financieras que pagan jubilaciones y beneficios sociales que abran el sábado y domingo en el horario habitual de día hábil, para descomprimir la situación en las sucursales.

En algunos casos, los jubilados hicieron la cola desde la medianoche y sin respetar el distanciamiento social y sin que haya control para evitar que esto suceda. Muchos advirtieron que tienen pendiente el pago de su haber del mes pasado, dado que la fecha de cobro fue justo después de que comenzó la cuarentena.

El protocolo de atención y de distanciamiento social sería dentro de las entidades bancarias y no fuera de las mismas, como se pudo comprobar en las primeras horas de este viernes.

Ámbito


La reacción de Fernández tras ver a los jubilados agolpados en los bancos

En medio de la polémica y la indigación por las largas colas de jubilados y pensionados en los bancos, trascendió cuál fue la reacción que tuvo el presidente Alberto Fernández al enterarse de lo que estaba sucediendo.

Según relataron fuentes cercanas al Presidente, Alberto estaba en la Quinta de Olivos preparando la audiencia que tenía programada con la cúpula de la Cámara Argentina de Comercio cuando, de pronto, prendió el televisor y vio cómo miles de jubilados, pensionados, acompañantes, mujeres y niños se exponían en medio de una pandemia de coronavirus.

Enfurecido, tomó el teléfono y llamó de inmediato al presidente del Banco Central Miguel Pesce. En esa conversación, le ordenó que dispusiera que las entidades abran sus puertas este fin de semana para atender la demanda de jubilados y beneficiarios de asignaciones.

La intervención directa del Presidente sirvió para evitar cualquier obstáculo que pusiera en duda esa medida, como una eventual resistencia del gremio de La Bancaria a ampliar la atención al público. Pero al mismo tiempo dejó en evidencia el enojo que hay en el Gobierno con la falta de previsión por parte del Banco Central.

Luego de que Pesce cortara la comunicación, se puso a redactar una resolución que ordenaba la apertura de bancos durante el próximo fin de semana, en su horario habitual según la juriscicción, para el pago de jubilaciones, pensiones y asignaciones sociales de la Anses a aquellas personas que no cuenten con tarjeta de débito.La medida extraordinaria también alcanza a beneficiarios de prestaciones, planes o programas de ayuda abonados por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), como el ingreso familiar de emergencia a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo.

El objetivo, que apunta a las personas que no cuentan con el plástico para poder cobrar sus haberes previsionales o beneficios por cajero automático, es evitar la acumulación de personas y cumplir así con las prescripciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en todo el país para mitigar la propagación del coronavirus.

Este viernes, los bancos abrieron sus puertas al público por primera vez desde que se decretó la cuarentena obligatoria, pero con la atención restringida a las personas que no cuentan con tarjeta de débito.

Sin embargo, hoy muchas de las sucursales bancarias de algunas localidades del pais tuvieron problemas para mantener un “estricto cumplimiento” de las normas de aislamiento social por el coronavirus, debido a la cantidad de gente que acudió a las mismas.

Crónica


Por la alta demanda, los bancos también abrirán este sábado y domingo

Los bancos vuelven a abrir sus puertas en su horario normal luego de más de dos semanas y se produjeron largas filas en varias zonas de la Ciudad y de la Provincia de Buenos Aires en medio de la cuarentena obligatoria por el coronavirus.

En ese contexto de alta demanda y la necesidad de evitar aglomeraciones en medio de la pandemia, los bancos abrirían también este sábado y domingo. La medida, adelantada por el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, en dialogo con El Destape Radio, fue informada por el Banco Central a través de la comunicación A 6951, en la que se comunica la apertura los días 4 y 5 de abril.

La reapertura de las entidades financieras se produce exclusivamente para el cobro por ventanilla de haberes jubilatorios y de asignaciones sociales de ANSES para quienes no pueden utilizar los cajeros automáticos.

Este viernes también comienza el cronograma de cobro de Ingreso Familiar de Emergencia para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE), que seguirá el lunes y el martes.

En algunas zonas, comenzaron a formase largas filas desde la madrugada para esperar el horario de apertura, que será en el habitual, a las 10.

“Comprendemos la necesidad y la angustia de las personas, pero tenemos que ayudar para que los pagos se hagan en orden y respetando las recomendaciones sanitarias”, aseveró esta mañana, en declaraciones formuladas a El Destape Radio el vocero de La Bancaria, Eduardo Berrozpe.

En el mismo sentido se pronunció el titular de la ANSES, Alejandro Vanoli, a través de Twitter: “Reabren los bancos exclusivamente para las prestaciones de Anses. Rogamos ir sólo para trámites indispensables”.

Durante los próximos días, y hasta que haya nuevas disposiciones al respecto, las sucursales bancarias admitirán a personas “con las distancias de seguridad previstas en la resolución sanitaria” de modo que “el resto deberá realizar la fila fuera de la entidad bancaria”.

“Una vez finalizado el horario de atención al público se orientará las filas hacia los cajeros automáticos, previo una interrupción para cargarlos”, apuntó la Asociación Bancaria en un comunicado.

Tiempo