Bolivia: Defensoría del Pueblo pide al gobierno de facto apoyo a grupos vulnerables

La Defensoría del Pueblo de Bolivia pidió al gobierno de facto mejorar y ampliar el alcance del Bono Familia y el pago de la canasta familiar para beneficiar a grupos en situación de vulnerabilidad.

Muchas de estas personas en esa condición no fueron considerados, entre ellas, estudiantes de centros de educación especial y de nivel secundario, individuos con discapacidad leve y moderada, y jubilados con una renta reducida, explica la entidad a través de un comunicado.

También quedaron excluidos de estos beneficios artesanos, choferes y artistas callejeros, los cuales deben ser incluidos bajo el principio de no discriminación e igualdad, refiere.

Considera que la protección social en contextos como el que atraviesa la humanidad, con la entrega del Bono Familia y la canasta familiar, para ser un mecanismo efectivo debería reducir las vulnerabilidades de toda la población, pues muchos hogares encuentran afectados sus ingresos por la cuarentena.

Este apoyo, además, debe beneficiar a los jubilados cuya renta no alcanza para solventar una subsistencia adecuada, insta la Defensoría.

Igualmente expresa su preocupación por las embarazadas que no tuvieron la posibilidad de inscribirse para percibir la ayuda, mujeres privadas de libertad y pertenecientes a naciones y pueblos indígenas, originario campesinos.

También, por la situación de los pueblos originarios en situación de alta vulnerabilidad como los ayoreo, esse ejja y yuqui, que se agrava con la amenaza de la Covid-19.

La defensora Nadia Cruz exhortó a los poderes Ejecutivo y Legislativo a adoptar medidas afirmativas a favor de otras poblaciones que se encuentran en condiciones de vulnerabilidad, como las que tienen determinadas afecciones de base o enfermedades crónicas; personas con escasos recursos y que dependen del comercio informal, los que que viven con VIH/sida; pueblos indígenas altamente vulnerables y personas LGBTI.

Recomendó adoptar medidas como la entrega de los bonos a domicilio o la inclusión de móviles bancarios, sobre todo para municipios del área rural y ciudades intermedias, ante las dificultades que implican el cobro a través de la banca, como los riegos de contagio y las limitaciones para la movilidad.

Bolivia registraba 139 casos confirmados y 10 fallecimientos por la pandemia de la Covid-19, provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Sin embargo, la cifra pudiera ser mayor, ante la imposibilidad que tiene el país para hacer las pruebas a todos los sospechosos de tener la enfermedad, según el secretario de Salud de Santa Cruz, Óscar Urenda.

La Época