Brasil: cacerolazos en varias ciudades mientras Jair Bolsonaro atacaba a Sergio Moro en conferencia de prensa

Bolsonaro habló sobre la salida de Moro: “Tiene un compromiso con su ego y no con Brasil”

Este viernes, el presidente de la República Federativa de Brasil, Jair Bolsonaro, dio una conferencia de prensa en la que se refirió a la salida de Sérgio Moro, exministro de Justicia de Brasil.

Durante la rueda, Bolsonaro dijo: “Sabía que no sería fácil. Una cosa es admirar a una persona. La otra es convivir, trabajar con ella. Todos conocemos al señor Sérgio Moro, sus decisiones en el Tribunal Federal de Curitiba. El Lava Jato ya existía, pero nadie niega su brillante trabajo. Yo, personalmente, tuve el primer contacto con el señor Sérgio Moro el día 30 de marzo de 2017 en el aeropuerto de Brasilia. Él estaba en una cafetería y fui a saludarlo. Él prácticamente me ignoró. Toda la prensa dio la noticia. Confieso que me dejó triste, porque él era un ídolo para mí. Yo apenas era un humilde diputado, como son la mayoría de los que están en el parlamento brasileño. No voy a decir que lloré, porque estaría mintiendo. Pero me entristecí mucho. Para mi sorpresa, días después, recibí un llamado telefónico de él, donde conversamos sobre el episodio y di el asunto por cerrado. Me sentí reconfortado”, afirma.

“El tiempo pasó. Yo con la pre campaña, el con sus fallos en Curitiba. Pasado el tiempo, entré en campaña y como no tenían como detenerme, intentaron asesinarme. Obviamente, eso marca la historia de una nación. Mucho más mi vida y la de mi familia. Terminó la primera vuelta, pasé al balotaje con el señor Fernando Haddad, del PT. En ese tiempo, recibí una llamada que me decían que Sérgio Moro quería hablarme. Yo me puse feliz, pero decliné. Él no estuvo conmigo durante la campaña. No sé por quién votó, ni quiero saberlo. El voto es sagrado y secreto. Decliné la reunión que sería entre la primera vuelta y el balotaje porque no quería aprovecharme del prestigio de él para conseguir la victoria.”, asegura.

“Después de las elecciones, recibí al señor Sergio Moro en mi casa de Barra de Tijuca, presente a mi lado Paulo Guedes, el hombre que había elegido para el Ministerio de Economía. Allí conversamos la manera en que él sería tratado en caso de aceptar nuestra invitación para ser Ministro de Justicia. Obviamente, repito, el no participó de mi campaña. Acordamos que el tendría autonomía en su ministerio. Autonomía no es igual a soberanía. Allí también hablé de mi poder de veto, los cargos claves que tendrían que pasar por mis manos y yo daría señal verde o no. Más del 90% de los cargos que pasaron por mis manos, yo dí la señal verde”, subraya.

Luego, Bolsonaro hizo referencia a los cargos del ministerio de Justicia y de la Policía Federal y afirmó que dejó muchos en manos del exjuez porque “confiaba en él”.

“Yo estoy luchando contra el sistema, contra el establishment. Muchas de las causas de corrupción que sucedían aquí, no suceden más. Y me disculpan la modestia, en gran parte por mi coraje de designar un equipo de ministros equipos comprometidos con el futuro de Brasil. Continúa no siendo fácil. Pero pueden tener certeza, hoy en día tengo muchos parlamentarios en el Congreso Nacional que apoyan mis medidas. Excepto de la extrema izquierda, porque lo que ellos quieren al final de cuentas es robar nuestras libertades”.

Y se refirió a su pasado como militar: “Hice un juramento en 1973, en la escuela preparatoria del Ejército en Campinas: dar la vida por mi patria si fuese preciso.”

El punto principal de la salida de Moro fue la presunta renuncia de Maurício Valeixo, exdirector de la Policía Federal. El exministro de Justicia había declarado al respecto que: “el Presidente me dijo que quería colocar una persona afín, que le pudiese pasar informes de Inteligencia. El rol de la Policía Federal no es dar ese tipo de información”.

Bolsonaro dijo que Moro: “hablaba de mi interferencia en la Policía Federal. Si puedo cambiar un ministro, ¿por qué no puedo cambiar el director de la Policía Federal? Yo no tengo que pedir autorización a nadie. ¿Interferir en la Policía Federal es implorar a Sergio Moro que apure la investigación sobre quién mandó a matar a Jair Bolsonaro? Creo que la vida del Presidente de la República tiene un significado. Al final de cuentas, es el jefe de Estado. ¿Eso es interferir en la Policía Federal?”, remarcó el presidente de Brasil.

“Como dije al principio, una cosa es tener una imagen de la persona. Otra es convivir con ella. Nunca hablé con él para pedirle que la Policía Federal me blindase, donde quiera que fuese”, sentenció.

Por otra parte, la Fiscalía de Brasil pidió investigar a Bolsonaro tras las acusaciones de interferir en el Poder Judicial, según informó la agencia EFE.

La Voz


Cidades fazem panelaço em pronunciamento de Bolsonaro após demissão de Moro

Mais um panelaço foi ouvido na tarde desta sexta-feira (24/4) em várias cidades espalhadas pelo país, durante o pronunciamento do presidente Jair Bolsonaro, no Palácio do Planalto. Além das panelas, também foram ouvidos gritos de “fora, Bolsonaro” e buzinas.

O pronunciamento do presidente foi para explicar a demissão do diretor-geral da Polícia Federal, Mauricio Valeixo. A exoneração levou ao pedido de demissão do ministro da Justiça, Sergio Moro, na manhã desta sexta-feira.

As manifestações contrárias ao presidente puderam ser ouvidas em lugares como Brasília, Belo Horizonte, São Paulo e Rio de Janeiro.

Em Brasília, foram registrados protestos em Águas Claras, Asa Sul, Asa Norte e Sudoeste.

Correio Braziliense


Bolsonaro reveló que Moro le propuso un pacto: que si lo nombraba en el Tribunal Supremo en noviembre podía echar al Jefe de la Policía

“Si puedo cambiar un ministro, por qué no puedo cambiar al director de la Policía Federal”, le apuntó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a su ahora ex ministro de Justicia Sergio Moro, quien renunció este mediodía , acusando al mandatario de interferir en la labor del titular de la Policía y de no haber cumplido su palabra de garantizarle carta blanca para luchar contra la corrupción. “Tenía un compromiso con él mismo y no con Brasil”, respondió Boisonaro, que aseguró que el ahora exministro le había propuesto que aceptaría la expulsión del Jufe de la Policía Federal en noviembre, si le asignaba el lugar que quedará vacante en el Supremo Tribunal Federal.

Moro se apresuró a responder la acusación del Presidente. “La permanencia de Nauricio Valeixo nunca fue usada por mi como moneda de cambio”, aseguró el ex juez responsable de la operación Lava Jato. Aunque la palabra de Bolsonaro está muy devaluada, la suya tampoco cotiza actualmente demasiado. En los pocos meses que pasó en su puesto como Ministro de Justicia, Moro fue el que más acusaciones a críticos del Presidente presentó en toda la historia moderna de Brasil.

No solo eso, también se encargó de que las denuncias contra el Presidente no prosperaran en la justicia. Igual Moro confía en que la evidente cobertura que muestra la gran mayoría de los medios brasileños a su figura le darán un salvoconducto para salir ileso de su paso por el gobierno de Bolsonaro.

El establishment contempla esperanzado la salida del ministro del Gobierno, cuando la crisis por la pandemia parece camino de salirse de cauce. Y los medios ya lo presentan como futuro presidenciable, en el inicio de la construcción de una candidatura que pueda oponerse al siempre temido Lula .

La salida de Moro es la segunda del Gabinete de Bolsonaro en una semana. En medio de la crisis por la pandemia de la Covid-19, que ayer llegó a la cifra record de 407 muertes en un día , Bolsonaro ya se había enfrentado y deplazado la semana pasada a Luiz Henrique Mandetta al frente del Ministerio de Salud.

“Se habla de una interferencia mía en la Policía Federal, pero si puedo cambiar un ministro, por qué no puedo cambiar al director de la Policía Federal sin pedirle autorización a nadie”, descartó Bolsonaro las acusaciones de Moro .

El ex juez, quien tomó relevancia mediática por estar a cargo de la causa Lava Jato y encarcelar al ex mandatario Lula Da Silva, no aceptó que Bolsonaro desplazara al titular de la Policía Federal, Mauricio Valeixo, hombre de su confianza. Y señaló que el movimiento de Bolsonaro interfería en la lucha contra la corrupción, a cargo de esa fuerza.

Según el ex ministro de Justicia, Bolsonaro está preocupado con investigaciones que realiza el Supremo Tribunal Federal y lo acusó de injerencia política y pedirle informes de inteligencia de la Policía Federal.

El jueves, Moro adelantó que dejaría su cargo si el desplazamiento se concretaba, pero se rumoreaba que los generales Walter Souza Braga Netto, jefe de la Casa Civil, y Luiz Eduardo Ramos, titular de la cartera de Gobierno, habían buscado convener a Moro de que permanerciera. Como hace días había ocurrido con el ex ministro de Salud Mandetta . La suerte de Moro fue la misma, Bolsonaro terminó imponiendo su voluntad.

Página 12


Bolsonaro: “El día que me someta a mis subordinados no soy más presidente”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se expresó públicamente en una conferencia de prensa luego de la renuncia de Sergio Moro, ministro de Justicia y súper estrella de su gabinete por su rol como juez durante la investigación del Lava Jato, que envió a Lula da Silva a la cárcel.

La renuncia de Moro se confirmó este viernes luego de que el rumor comenzara a esparcirse el jueves, cuando un grupo de dirigentes del gobierno brasileño intentó convencerlo para que se quede.

En su salida, el ex ministro de Justicia fue muy duro con Bolsonaro, a quien acusó entre otras cosas de falsificar su firma para el decreto que expulsaba de la jefatura de la Policía Federal a Mauricio Valeixo, hombre muy cercano a Moro.

“Bolsonaro quería recolectar informaciones de inteligencia de la Policía Federal. Más de una vez me dijo eso”, agregó el renunciante en su conferencia de prensa, muy dura con el presidente.

“No puedo aceptar mi autoridad confrontada por cualquier ministro”, afirmó a su turno Bolsonaro, quien también acusó al ex juez de buscar un lugar en la Corte Suprema de Brasil.

Filo News


Fiscalía de Brasil pide investigar a Bolsonaro tras acusaciones de Moro

El fiscal general de Brasil, Augusto Aras, solicitó este viernes a la Corte Suprema la apertura de una investigación contra el presidente del país, Jair Bolsonaro, a quien el ahora exministro de Justicia Sergio Moro acusó de haber interferido políticamente en el Poder Judicial.

Moro, quien como juez condujo a prisión al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, anunció este viernes su renuncia después de que Bolsonaro destituyera al director general de la Policía Federal, Mauricio Valeixo.

En el discurso en el que anunció su dimisión, el antiguo magistrado insinuó la “interferencia política” del mandatario en el nombramiento de cargos técnicos en los órganos encargados de investigar la corrupción y el crimen organizado.

Aclaró también que el decreto mediante el cual fue destituido oficialmente el director de la Policía Federal, publicado con su rúbrica, no fue en realidad firmado por él, lo que según especialistas en derecho pudiera constituir un grave delito por parte del Gobierno.

La posible apertura de una investigación autorizada por el Tribunal Supremo tiene como objetivo esclarecer si Bolsonaro cometió un eventual delito de falsedad ideológica, coacción, prevaricación u obstrucción a la Justicia, entre otros, según un comunicado de la Fiscalía.

“La dimensión de los episodios narrados revela la declaración del ministro de Estado de actos que revelarían la práctica de (actos) ilícitos, imputando su práctica al presidente de la República”, explicó Aras.

El fiscal general, no obstante, precisó que, en caso de que las acusaciones de Moro no se comprueben, la declaración del exministro podría constituir un delito de “denuncia calumniosa”.

En su solicitud, el fiscal sugiere al Tribunal Supremo de Brasil que tome declaración a Moro para que pueda esclarecer formalmente las acusaciones realizadas este viernes durante una rueda de prensa.

Tras la dura declaración de Moro, Bolsonaro realizó hoy un pronunciamiento en el que descalificó a su ahora exministro y negó haber intentado interferir en la actuación de la Policía Federal, como argumenta el exmagistrado.

“Se habla de una interferencia mía en la Policía Federal, pero si puedo cambiar un ministro, por qué no puedo cambiar al director de la Policía Federal sin pedirle autorización a nadie”, planteó el mandatario, quien acompañado por muchos de sus ministros afirmó que Moro probó que “tenía un compromiso con él mismo y no con Brasil”.

abc


VOLVER