Brasil | Thomas Traumman, periodista y consultor político: “La popularidad de Bolsonaro se desmoronará con la salida de Sergio Moro”

Entrevista a Thomas Traumann, periodista y consultor político brasileño

Por Nicolás Retamar, de la redacción de NODAL 

Brasil atraviesa tiempos políticos y sociales convulsionados a partir de las distintas decisiones que tomó el presidente Jair Bolsonaro. Por un lado están las determinaciones en torno a la pandemia del COVID-19 donde, al revés de las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud, el presidente llama a no respetar el aislamiento social provocando un conflicto con los gobernadores y con la justicia. Esta disputa provocó la salida del ministro de Salud Luiz Henrique Mandetta tras confrontar con Bolsonaro en los medios de comunicación. Por otro lado, la decisión de correr al Director General de la Policía Federal para detener las investigaciones que hay contra sus hijos le costó la renuncia de Sergio Moro, ministro de Justicia estrella que empujó al triunfo electoral a Bolsonaro en 2018 con la persecución, encarcelamiento y proscripción de Lula.

Para conocer en profundidad las causas y consecuencias de la salida de Sergio Moro del ministerio de Justicia, NODAL dialogó con Thomas Traumann, periodista y consultor político brasileño. 

Moro fue el gran artífice de la detención y proscripción de Lula da Silva y aceptó un cargo ministerial en el gobierno de Bolsonaro, ¿cuáles son los motivos que lo llevaron a renunciar?

Sergio Moro es conocido porque fue el juez responsable por la operación Lava Jato que investigó y descubrió enormes casos de corrupción, especialmente en la compañía Petrobras. Además fue responsable de la detención del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en abril de 2018, hecho que cambió todo el resultado electoral de octubre del mismo año con la elección de Jair Bolsonaro como presidente. Sergio Moro es para la clase media brasileña un símbolo de la lucha contra la corrupción. Por esto fue llamado para el gobierno de Bolsonaro, para hacer exactamente una validación de que Bolsonaro también era un símbolo de la lucha contra la corrupción. Según Sergio Moro ayer el presidente llamó a su gabinete y dijo que pretendía cambiar al Director General de la Policía Federal porque necesitaba tener las informaciones de todas las investigaciones que están en curso. Ante esto Moro planteó que este cambio representaba una interferencia a lo que Bolsonaro afirmó “si, es una interferencia”. La preocupación principal del presidente es porque varias investigaciones de la Policía Federal involucran a sus hijos y mencionaré dos: la primera involucra al senador Flavio Bolsonaro, su hijo mayor, sobre operaciones de corrupción cuando él era diputado por el Estado de Rio de Janeiro. La segunda es otra investigación policial sobre la propagación de “fake news” contra adversarios políticos por personas ligadas a Carlos Bolsonaro, segundo hijo del presidente. Moro dijo que intentó convencer al presidente de no hacer el cambio de Director General pero Bolsonaro dijo que lo haría. Entonces el ministro de Justicia anunció la decisión de renunciar.

¿Qué implica la renuncia de Sergio Moro en términos políticos para el gobierno de Jair Bolsonaro?

Es muy temprano para decir cuáles son las consecuencias de la renuncia pero está claro que esto significará un problema para las bases de Bolsonaro. Para darnos una idea a través del tiempo: Bolsonaro fue electo en octubre de 2018 con el 58 por ciento de apoyo de la población. Muy rápido su popularidad quedó entre el 32 y 34 por ciento para fines de 2018. Un tercio de los brasileños que apoya a Bolsonaro lo hace porque lo consideran un símbolo contra el Partido de los Trabajadores (PT) y un símbolo de la lucha contra la corrupción. Estos dos ítems están ligados a Sergio Moro. Por lo tanto, no hay dudas de que la popularidad de Bolsonaro se desmoronará con la salida del ministro de Justicia.

Algunos días atrás renunció Luiz Henrique Mandetta al Ministerio de Salud y tanto él como Moro son figuras mejor posicionadas que Bolsonaro en la opinión pública, ¿por qué se da este éxodo del gobierno?

Jair Bolsonaro es un presidente que no admite ningún tipo de discusión ni divergencias dentro de su gobierno. Bolsonaro fue capitán del ejército y cree que los ministros están en su gobierno para obedecerle, ser disciplinados y hacer lo que él dice que se debe hacer. En el caso del exministro de Salud Luiz Henrique Mandetta, Jair Bolsonaro no cree que el coronavirus sea una cuestión seria, cree que las oficinas, las fábricas y las escuelas deberían estar abiertas. Bolsonaro no cree en las medidas de precaución y de cuarentena que hoy se practican en todo el mundo. Cuando Mandetta implementó y apoyó las decisiones de los gobernadores y alcaldes de intervenir en oficinas, fábricas y escuelas, el presidente se sintió desautorizado por su ministro. En consecuencia, tanto en el caso de Moro como en el caso de Mandetta fueron ministros que no obedecieron. En el caso de Mandetta el tema fue la salud y en el caso de Sergio Moro la transformación de la Policía Federal en una policía política en favor de Jair Bolsonaro.

Las protestas contra Bolsonaro se acentúan en varias ciudades de Brasil, ¿cuál crees que será la reacción de los votantes de Bolsonaro y la reacción de los partidos de la oposición?

Es difícil saber porque en Brasil estamos en una situación excepcional provocada por el coronavirus que impide la realización de grandes manifestaciones populares. No tiene sentido hacer grandes manifestaciones populares cuando estamos con el riesgo enorme por la salud en función del virus. El segundo problema es que el Congreso está reuniéndose por videoconferencia y esto también dificulta el trabajo de los parlamentarios. ¿Cómo van a hacer discusiones de un impeachment por videoconferencia? Eso no se hace. También es cierto que Brasil enfrentará una gran recesión en los próximos meses en función de la desocupación por el coronavirus. Por lo tanto, no creo que en estas próximas semanas tengamos grandes cambios en el país. Sin embargo no tengo dudas que la popularidad de Bolsonaro va a caer. Con el tiempo la cantidad de número de muertes en función del Covid-19 subirá así como la recesión, entonces la popularidad de Bolsonaro decrecerá y la presión sobre el gobierno será mucho mayor de lo que es hoy en día. Bolsonaro está colocándose en una situación muy peligrosa. Tendremos días mucho peores, más tristes y más peligrosos para Brasil en las próximas semanas y meses.


VOLVER