Carlos Soto, juventud del PSUV: “Venezuela ocupa uno de los mejores registros en cuanto a la confrontación del COVID-19”

212

Entrevista a Carlos Soto, miembro de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela

Por Luca Guillén, de la redacción de NODAL

La respuesta de los países de la región ante la pandemia del Coronavirus viene con distintas reacciones de los sistemas de salud pública. Venezuela, que había sido denunciada el año pasado por la oposición y el gobierno de los Estados Unidos por tener una crisis humanitaria, maneja uno de los índices de contagio más bajos del continente. Para conocer las acciones tomadas por el gobierno de Nicolás Maduro, desde NODAL conversamos con Carlos Soto, coordinador de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El referente juvenil cuenta la labor en la logística de la distribución de alimentos, el cumplimiento de la cuarentena y la labor de los más de 124 mil hombres y mujeres del personal de salud de Venezuela.

¿Cómo se está desarrollando la cuarentena en Venezuela?

Estamos en la séptima semana de cuarentena desde que el presidente Nicolás Maduro decretó la cuarentena social solidaria para el pueblo. Los números que arroja la cifra del COVID en Venezuela no son tan trágicos ni lamentables como en otros países de la región gracias al método creado para enfrentar esta pandemia que azota al mundo entero. El pueblo de Venezuela en su gran mayoría ha respetado los lineamientos que han sido emanados por el presidente y el equipo de salud que lo acompaña a nivel nacional. Esto ha hecho que el COVID-19 no haya cometido estragos desde el punto de vista de la salud pública. El pueblo de manera muy organizada,  civilizada y consciente ha acatado las directrices de precaución necesarias que se han determinado en función de garantizar la vida del ser humano. El mundo se debate entre los gobernantes que plantean la economía como el elemento de primer orden por encima de la vida humana. Esa teoría de algunos países neoliberales como Francia, Italia, España y encabezada por Estados Unidos, la han acompañado Brasil, Ecuador, Chile y Colombia en la región, contrasta con las medidas tomadas en Venezuela donde se prioriza la vida humana. Las medidas de confinamiento social permiten que la propagación del virus no se realice de manera masiva como en otros países. Por lo tanto, los números que arroja hoy Venezuela son muy satisfactorios. Estamos hablando de 325 casos a nivel nacional con más del 45% de casos recuperados y apenas un 50% de casos activos. Y, lamentablemente, una cifra de 10 personas que han fallecido pero que en comparación en términos estadísticos con otros países es irrisoria. Hay que decir que Venezuela ocupa, a nivel global, uno de los mejores registros en cuanto a la confrontación del COVID-19 gracias a las medidas que ha tomado el Estado-

¿Qué función tomó el gobierno para el cumplimiento de la cuarentena?

Algunas de las decisiones que ha tomado el gobierno bolivariano, en primer lugar, están orientadas a la protección de la vida humana del pueblo venezolano. Y en función de esto se han tomado un conjunto de medidas en donde el Estado venezolano como rector de las políticas públicas en materia de salud, ha favorecido a las grandes mayorías. El gobierno venezolano ha decretado esta cuarentena y ha puesto en marcha todo el aparataje logístico necesario para que nuestro sistema de salud funcione de tal manera que garantice la vida humana. El Estado y sus instituciones han trabajado de una manera solidaria en función de que esta pandemia cause el menor estrago posible en nuestra población. Hay que recordar que Venezuela es un país asediado permanentemente por sanciones unilaterales, por medidas coercitivas unilaterales por el gobierno de los Estados Unidos. Medidas que han sido profundizadas durante estos tiempos de pandemia. Lo que evidencia el rechazo a la vida humana de los líderes de las grandes potencias, entre ellos Donald Trump. Buscan aprovecharse de esta situación difícil que atraviesa el mundo para lograr su objetivo que es un cambio de gobierno y de sistema en Venezuela. Pero a pesar de la compleja situación que atravesamos por las medidas aplicadas contra el país más la pandemia, el Estado venezolano ha estado ordenando y dando los lineamientos precisos. Nicolás Maduro junto a todo el equipo de gobierno, ha tomado un conjunto de medidas que garantizan el acceso a alimentos del pueblo venezolano. Hemos creado un sistema de distribución de alimentos logístico que garantiza que las personas puedan recibir, de diversas maneras, los alimentos necesarios para poder cumplir con éxito la cuarentena social. Vemos como los puestos de trabajo se mantienen. Las medidas de protección a los trabajadores venezolanos están siendo aumentos salariales, el cese del pago de alquileres, la prohibición de pagos de servicios públicos y de internet, del agua, garantizan que los trabajadores venezolanos puedan estar en su casa y que no se vean afectados desde el punto de vista económico. En medio de las dificultades que atraviesa el pueblo venezolano, el Estado hace todo lo posible para garantizar la salud, la alimentación y de la educación.

¿Cómo resolvieron el ciclo lectivo en medio del aislamiento social?

Hemos desarrollado a través del ministerio de educación universitaria y de educación básica, las políticas necesarias para que cada niño, a través del programa Cada Familia Una Escuela, pueda recibir las clases con la docencia vía televisión pública. En este sentido, todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la patria estamos cursando desde nuestros hogares el sistema de contenidos que garantizan la continuidad dentro de los niveles que corresponden. Vemos un Estado que garantiza la vida humana, garantiza la economía, que garantiza la salud y que está garantizando la educación a toda la población.

¿Cómo se está abasteciendo el alimento en el país?

La población venezolana está siendo atendida de manera directa a través del sistema de los CLAC (Comités locales de abastecimiento y producción). Más de 6 millones de familias venezolanas están recibiendo hoy la alimentación directa que se necesitan para poder palear la difícil situación que está atravesando el mundo y de la cual Venezuela no escapa. Este sistema de distribución único y masivo garantiza que les llegue a cada familia los alimentos que requiere para subsistir en estos tiempos. El Estado ha creado varias estrategias que buscan hacer que la población pueda alimentarse de manera adecuada y que no sufra en tiempos de pandemia. Lamentablemente Venezuela, al igual que Argentina  y otros países de la región, ha recibido el ataque de un sector empresarial que pareciera no entender la grave situación que atraviesa el mundo y que, de manera individualista y egoísta ha iniciado un aumento desproporcionado de los precios. Esto ha hecho que el Estado venezolano en la última semana haya tomado varias medidas para evitar que las cadenas especulativas tanto del dólar como la devaluación del Bolívar sumado al incremento de los precios de los productos venezolanos tenga un impacto negativo sobre la población.

¿Qué medidas puntuales tomó el gobierno para hacer frente al aumento de precios?

El presidente de la República hace unos días decretó la intervención de las procesadoras y las distribuidoras más grandes del país. Estamos hablando de empresas Polar, de la empresa PlumRose que domina casi la totalidad del mercado de la producción de embutidos, jamones y quesos. Estamos hablando de la empresa Coposa que monopoliza la producción de aceite y también de varios mataderos a nivel nacional que determinan el precio de la carne en nuestro país. Se ha decreto la intervención de estas empresas por el Estado venezolano que busca una sola cosa, garantizar que los productos lleguen al pueblo de la manera más rápida y eficiente y al costo que tienen que pagar los ciudadanos. Que no exista un incremento absurdo de los productos. Estos hechos han logrado que las cadenas de supermercado y la mayoría de los empresarios sostuvieran una reunión con el gobierno nacional. Además de la intervención de varias empresas se ha decretado la fijación de precios al consumidor para garantizar que no exista un aumento de los productos básicos. Estamos viendo como, además de que el Estado garantiza por sus medios sus cadenas de distribución y su aparato logístico para la distribución de alimentos, también se llega a un acuerdo con los empresarios del país para garantizar el acceso a los bienes esenciales.

¿Cómo respondió el sistema de salud público para atender a los contagiados de COVID-19 y por qué crees que es uno de los países con menos contagios en la región?

A diferencia de los sistemas de salud mercantilizados, privatizados y neoliberales que buscan la ganancia de las desgracias y la salud de los pueblos, el sistema de salud venezolano hoy es ejemplo en el mundo y nos sentimos muy orgullosos. Es un sistema de salud que fue creado en revolución por el Comandante Hugo Chávez y que se ha fortalecido gracias a la gestión del presidente Nicolás Maduro. Los resultados en esta pandemia hablan por sí solos. Hay que recordar que la derecha nacional y trasnacional venían acusando permanente al Estado sobre una supuesta crisis humanitaria que no garantiza el acceso de la salud a los ciudadanos venezolanos. Hoy vemos que ese discurso se ha derrumbado porque el sistema de salud ha respondido satisfactoriamente. Estamos hablando de más de 125 mil hombres y mujeres del personal de la salud venezolana entre médicos, médicas, enfermeros y enfermeras, camilleros y camilleras, protección civil que están desplegados a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Más de 45 mil camas son las que dispone el Estado en hospitales públicos y en clínicas privadas que se han sumado a este plan también para garantizar que el pueblo venezolano, ante una situación como esta, sea atendido de manera eficaz, cómoda y cuente con las condiciones necesarias para ser atendido. Vemos como el sistema público, en término de infraestructura, es capaz de atender a la situación que estamos viviendo.

¿Cuántos chequeos de contagios se hicieron y cómo se realizan?

A diferencia de los Estados Unidos en donde una prueba para ver si estás infectado o no cuesta miles de dólares, en Venezuela se han hecho hasta el día de hoy cerca de 500 mil pruebas. El presidente de la República ha dicho que para los próximos días estará arribando nueva ayuda humanitaria que se comprometió con la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Mundial de la Salud, los gobiernos aliados como China, Rusia y Cuba. Estamos esperando llegar a las 10 millones de pruebas en Venezuela en los próximos días para garantizar el chequeo a toda la población venezolana. A diferencia de otros países donde los ciudadanos tienen que hacer largas colas y pagar para las pruebas, acá es totalmente lo contrario. Aquí se han dispuesto de los equipos médicos casa por casa para chequear que las personas sean atendidas y desde su hogar se les haga la prueba.

¿Cómo centralizan la información de los posibles casos?

Hoy por hoy manejamos una de las big data más grande a nivel planetario con respecto a saber si las personas están contagiadas o no. Hemos creado el llamado Sistema Patria que es un mecanismo del Estado venezolano para garantizar la inclusión social usando la tecnología y a través de ese sistema de encuestas a nivel nacional ya más de 20 millones de venezolanos han respondido la encuesta que establece preguntas que determinarían el nivel de salud de la población, cómo está expuesto y si está contagiado o no. Además del método venezolano, que está fortalecido con el uso obligatorio de la mascarilla, el distanciamiento social, el cierre total de la actividad económica de eventos deportivos, todas esas estrategias han hecho que el sistema venezolano y los números que arroja el país respecto al COVID sean exitosas.


VOLVER

 

Más notas sobre el tema