Correa sobre su condena y proscripción: “No han probado absolutamente nada”

33

Expresidente Correa asegura que los jueces lo sentenciaron sin haber probado nada

Como un show que ya estuvo preparado, calificó el expresidente de la República, Rafael Correa, a la sentencia que lo condena a ocho años de prisión y a la pérdida de sus derechos políticos, por 25 años, por supuestamente ser autor mediato del delito de cohecho agravado.

La resolución judicial la tomó el tribunal de la Corte Nacional de Justicia que conoció el caso denominado Sobornos, que también sentencia a 19 personas más, entre exfuncionarios del Gobierno de Correa y empresarios, entre ellos, al exvicepresidente Jorge Glas, alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Viviana Bonilla, Walter Solís, Vinicio Alvarado.

El exmandatario dijo estar bien, pero que le preocupan sus compañeros. Anunció demanda a nivel internacional contra la sentencia judicial.

Rafael Correa considera que los jueces no probaron absolutamente nada y que lo que dicen es una mentira, sin pruebas. Puro falso testimonio.

Pichincha Comunicaciones


Rafael Correa, Jorge Glas y otros son sentenciados a 8 años de cárcel por cohecho en caso Sobornos 2012-2016 

Rafael Correa fue sentenciado por liderar la red de corrupción que entre los años 2012 y 2016 recibió “aportes indebidos” en el Palacio de Carondelet para el financiamiento de su movimiento político a cambio de adjudicar contratos del Estado a empresarios. El Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia Ecuador le impuso una condena de 8 años de cárcel por cohecho este martes 7 de abril del 2019, dentro del caso Sobornos 2012-2016.

Desde las 10:00, en tres pisos del edificio de la Corte, norte de Quito, se desarrolló la diligencia por vía telemática, debido a las medidas de distanciamiento social y cuarentena que rigen en Ecuador por la emergencia sanitaria para intentar contener la propagación del covid-19.

El juez nacional Iván León (ponente) reveló, antes de la lectura de la sentencia, que el Tribunal considera que el delito está probado, que la Fiscalía demostró la existencia de una estructura de corrupción y que la víctima del delito es el Estado.

El Tribunal condenó a ocho años de cárcel al expresidente Correa, el exvicepresidente Jorge Glas, exfuncionarios como Alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Walter Solís, Vinicio Alvarado y 12 personas más por el delito de cohecho en el caso Sobornos 2012-2016.

El Tribunal, conformado por Iván León, Iván Saquicela y Marco Rodríguez, comprobó que los pagos realizados eran reportados a “un nivel jerárquico superior”, es decir al entonces presidente Rafael Correa (2007-2017) y al exvicepresidente Jorge Glas, señaló el juez nacional ponente, desde la Sala de Audiencias del octavo piso de la Corte, donde -además del Tribunal- se encontraban los representantes de la Fiscalía, Procuraduría y parte de la defensa de los procesados. La mayoría de acusados y sus abogados estuvieron distribuidos en salas adecuadas en otros dos pisos del edificio; todos conectados de forma virtual.

La fiscal general del Estado, Diana Salazar, impulsó las investigaciones. Los ahora sentenciados, dijo, formaban parte de una red que recibía aportes ilegales de contratistas del Estado para financiar las campañas de Alianza País y otros eventos políticos. Las investigaciones demostraron que el dinero se entregaba en efectivo o a través del cruce de facturas.

El Tribunal, enfatizó el juez León, determinó luego de 32 días de análisis de pruebas que el expresidente Rafael Correa conocía de los “aportes indebidos” para su movimiento político, a través de sus asesoras presidenciales en el Palacio de Carondelet.

Las asesoras de Carondelet en los años del delito eran Pamela Martínez y Laura Terán. Este martes, los jueces León, Saquicela yRodríguez ordenaron que a las dos se les reduzca la condena por la cooperación que dieron en el caso. Martínez recibió una sentencia de 38 meses y Terán una de 19 meses.

El Código Orgánico Integral Penal (art. 280) establece que el delito de cohecho es penado con cárcel de hasta siete años. Según la fiscal general, Diana Salazar, los procesados conformaron una estructura criminal que recibió millones de dólares en sobornos.

El 6 de marzo del 2020, la Fiscal acusó al exmandatario Rafael Correa como autor mediato de ese ilícito y pidió al Tribunal la máxima pena aumentada en un tercio (eso equivalía a nueve años y cuatro meses). Lo mismo solicitó la Fiscalía para Glas; para los exministros Alexis Mera, María de los Ángeles Duarte, Walter Solís y Vinicio Alvarado; para el exlegislador Christian Viteri; para la asambleísta Viviana Bonilla, y para 10 empresarios. El Tribunal aplicó una condena de 8 años.

La Fiscalía no acusó al exasistente de Duarte, Yamil Massuh, porque no se encontraron suficientes pruebas en su contra.

El Comercio


Rechazan sentencia contra expresidente ecuatoriano, Rafael Correa

Varias personalidades de América Latina han condenado este martes la sentencia a ocho años de prisión que dictara el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia en Ecuador, contra el expresidente Rafael Correa, lo que al mismo tiempo lo inhabilita de la vida política por 25 años.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó su solidaridad con Correa y afirmó que la sentencia es una maniobra en medio de la crisis sanitaria que vive Ecuador, para “sacar del juego democrático” a un líder de talla excepcional.

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya, condenó la decisión judicial y lo calificó como un “acto de barbarie” perpetrado por el presidente, Lenín Moreno, resaltando que solo han provocado que la simpatía y el respeto hacia el exjefe de Estado ecuatoriano haya crecido aun más en América Latina.

Por su parte, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, expresó que el economista ecuatoriano, a quien manifiesta su total solidaridad, es “víctima de una persecución política sin límites”, ante los ojos de un pueblo que “reconoce lo mucho que has hecho por él y por la Patria Grande”.

El exsecretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, estableció un paralelo con el caso del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien también “secuestraron judicialmente porque le tienen miedo electoralmente”. Asimismo, catalogó la sentencia como un “adefesio jurídico” y un “acto de cobardía política”.

Asimismo, la dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jacqueline Faría, aseguró que la historia absolverá al expresidente ecuatoriano frente a “la criminalización de la política”, como una estrategia que “se ha repetido en Latinoamérica para sacar del camino a líderes respetados y amados por su pueblo. Más temprano que tarde la justicia llegará”, sentencia la militante bolivariana.

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, reafirmó el “apoyo y confianza” que tienen sobre Correa el pueblo y el Gobierno cubano, al tiempo que rechazó “los procesos judiciales políticamente motivados contra los líderes de izquierda” que promueven en la región los gobiernos neoliberales.

El expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, señala a los que ejecutaron la acción judicial contra Correa como “miserables de la historia”, con la convicción de que “más temprano que tarde nuestra América caminará unida hacia su definitiva independencia”.

El excanciller de Argentina, Jorge Taiana, se refiere al juicio como una “farsa”, puesto que Correa no se encontraba presente en la audiencia. “Como antes contra Lula, Cristina, Lugo y Dilma el aparato judicial se pone al servicio de los poderosos y en contra de las mayorías”.

El académico argentino, Juan Grabois, manifestó que Correa “es un hombre intachable” y “otra víctima del Plan Cóndor blando que en tiempos de coronavirus sigue operando en Latinoamérica. Mientras tanto, Ecuador se desangra”, haciendo referencia a la grave crisis humanitaria que vive el país desde el comienzo del brote.

El escritor uruguayo-ecuatoriano, Kintto Lucas, advirtió que el Gobierno de Lenín Moreno aprovecha la situación epidemiológica del país para perseguir a Correa y asegura que hay documentos que muestran un acuerdo entre la Fiscal y el Juez para condenarlo.

teleSUR


VOLVER

Más notas sobre el tema