Crisis carcelaria en América Latina: 645 presos en Perú y 332 en Colombia contagiados de Covid-19

Coronavirus en Perú: 645 reos dieron positivo al COVID-19 y 30 fallecieron

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Fernando Castañeda, detalló que se ha realizado 1 432 pruebas para el diagnóstico del nuevo coronavirus (COVID-19) a los reos en cárceles de todo el país. Indicó que 645 casos resultaron positivos.

Sin embargo, el ministro explicó que del total de casos positivos, la mayoría está aislado en zonas especiales de las prisiones. “Hay 579 aislados en penales, una gran proporción corresponden al penal Sarita Colonia Callao, donde estuvo el caso 0. Hay 36 internos hospitalizados, y otras 30 internos han muerto por COVID-19 ”, declaró.

Asimismo, sostuvo que la primera medida que se tomó, entre otras, para minimizar el impacto del coronavirus, fue prohibir todo tipo de visita. «Entonces, el único punto de contacto necesario son los propios agentes de seguridad de los penales, es el único punto de traslado, probable, de la infección en los establecimientos penales”, agregó el ministro.

Respecto a los trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), es decir médicos y agentes penitenciarios, Fernando Castañeda comentó que se realizó 1 739 pruebas, de las cuales resultaron 224 casos positivos.

De este último grupo, 201 trabajadores se encuentran aislados en sus viviendas, 16 están recibiendo atención en hospitales y 7 han fallecido.

Por otro lado, el ministro detalló que ya se ha repartido 80 000 mascarillas en todos los penales como medida de prevención contra el COVID-19.

Caretas


Perú | Dirincri: reos murieron por impacto de perdigones de metal

Los 9 internos del penal de máxima seguridad Miguel Castro Castro, ubicado en el distrito de San Juan de Lurigancho, que resultaron muertos durante la protesta por la falta de atención para evitar la propagación del nuevo coronavirus, recibieron impactos de perdigones de metal en diferentes partes del cuerpo, de acuerdo con fuentes de La República en la Policía Nacional y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), cuyos agentes intervinieron para controlar la manifestación de los presidiarios.

Por su parte, fuentes de este diario en el Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público confirmaron que los cadáveres de los reclusos presentan heridas de perdigones de metal, particularmente en el tórax, abdomen y la cabeza. También tenían en común politraumatismo.

Los fallecidos fueron identificados como Elías Lazo Huaylinos, Henry Silva Ramírez, Cirilo Coronado Ortiz, Héctor Palomino Alfaro, Juan Camacho Bezada, Álex Villegas Villena, Jorge Tirado Traver, Jaime Tasayco Canela y Efraín Ticlla Huachaca. Pertenecían a los pabellones 4-B, 4-A y 5-B, en los que se encuentran recluidos los acusados por delitos comunes.

Por orden de la titular de la Tercera Fiscalía Penal, Gladys Torres, agentes de la División de Homicidios de la Dirincri se presentaron en el lugar de los hechos y tras varias horas de coordinaciones con las autoridades del INPE se logró el traslado de los restos de las víctimas a la morgue de Lima para la necropsia de ley.

A las 11 de la noche del día lunes 27 de abril, una llamada telefónica del penal Miguel Castro Castro alertó a los efectivos de la comisaría de Canto Rey, del distrito de San Juan de Lurigancho. Se trataba del reporte del fallecimiento del interno Carlos Garfias Galindo, de 49 años, cuyo cuerpo se encontraba tendido en el pavimento y a pocos metros de la guardia de prevención de dicho establecimiento penal.

Pánico y muerte

Según el enfermero del área de Salud del penal Miguel Castro Castro, Gustavo Pacheco Garibaldi, el recluso Carlos Garfias dejó de existir al parecer atacado por el nuevo coronavirus. Relató que la víctima presentaba síntomas como fiebre y falta de respiración.

Al confirmarse el primer deceso de un interno a causa del nuevo coronavirus, los enardecidos reclusos tomaron los pabellones desde los techos y empezaron a quemar colchones y lanzar objetos contundentes contra el personal del INPE, quienes, armados de escopetas abastecidas de perdigones de metal, dispararon contra los revoltosos, con el objetivo de controlar el amotinamiento.

Pero no consiguieron su objetivo. Los presos demandaban acciones de las autoridades penitenciarias para impedir que se desatara un brote del nuevo coronavirus en el penal Miguel Castro Castro.

Ante la incontrolable revuelta y la amenaza de una posible fuga masiva, un contingente de 200 efectivos de la Policía Nacional arribó al presidio el martes 28, a las 7 de la mañana. Después de varias horas de enfrentamiento, periodo en el que los agentes penitenciarios hicieron uso de sus escopetas de perdigones, se restableció el orden en la población penal.

Los testimonios de algunos internos del presidio Miguel Castro Castro que se contactaron con este diario indicaron que el cadáver Carlos Garfias estuvo expuesto por más de 10 horas ante la indiferencia de las autoridades del INPE. Esta fue una de las razones que encendieron la protesta de los reclusos.

Los testigos también informaron que comunicaron a las autoridades del penal sobre varios reclusos con evidentes síntomas del nuevo coronavirus, para que los trasladaran al tópico y recibieran la atención adecuada, pero que nunca fueron escuchados.

Armados con pancartas exhibidas en los techos y ventanas de sus pabellones, los internos exigían sus demandas de libertad ante el temor de contraer el mortal virus.

Como parte del procedimiento de investigación, los agentes de la División de Homicidios de la Dirincri notificarán al personal del Instituto Nacional Penitenciario y de la Policía Nacional que intervino en el operativo para controlar el amotinamiento en el penal Miguel Castro Castro.

La indagación tiene como propósito identificar a los presuntos autores de los disparos que causaron la muerte de los internos del penal.

Fuentes allegadas a la investigación informaron que los disparos se efectuaron a corta distancia, por lo que los fragmentos de metal se incrustaron en el cuerpo de los nueve internos en partes sensibles, lo que les originó la muerte. A diferencia de los agentes penitenciarios, los efectivos de la Policía Nacional usan escopetas con perdigones de goma.

INPE justifica disparos en el penal

La División de Homicidios de la Dirincri ha requerido al Instituto Nacional Penitenciario la relación de agentes que fueron parte del sofocamiento del motín, así como del armamento que fue usado en dicha ocasión.

Según una de las primeras versiones del INPE sobre las circunstancias de la muerte de los reclusos, estos se encontraban en una zona prohibida, cerca de la puerta de ingreso al penal, por lo que tuvieron que disparar para evitar una fuga masiva, lo que aparentemente era parte de un plan.

La República


Colombia | COVID-19 en las cárceles: van 332 contagios y tres muertes

Desde hace meses, organismos multilaterales y organizaciones de derechos humanos han venido advirtiendo sobre los nefastos efectos que tendría la pandemia del COVID-19 en personas privadas de la libertad. En Colombia, donde el hacinamiento en las cárceles asciende a un 51% y se vive una permanente vulneración de derechos fundamentales que la Corte Constitucional ha denominado “estado de cosas inconstitucional” el panorama no es distinto.

El virus llegó primero a la cárcel municipal de Villavicencio y se ha expandido desde entonces a otros centros de reclusión. En esta nota le mostramos cómo.

29 de abril de 2020

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, confirmó cuatro nuevos casos de COVID-19 en la cárcel de Villavicencio, que ahora es el epicentro de la pandemia en las prisiones. Con estos, el número de casos en el penal asciende a 314.

28 de abril de 2020

En la cárcel de Villavicencio, epicentro de la pandemia entre los penales del país, ya hay 310 casos. Este diario conoció que dos funcionarios del Inpec que laboran en la cárcel de Florencia contrajeron el COVID-19, con lo que la cifra de contagios en este centro de reclusión asciende a cinco.

27 de abril de 2020

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, confirmó que la cifra de contagios en la cárcel de Villavicencio ascendió a 203. Sumando la primera muerte de un hombre que ya había recuperado su libertad, van 204 casos vinculados a este centro de reclusión.

26 de abril de 2020

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, confirmó que la cifra de contagios en la cárcel de Villavicencio ascendió a 186, entre guardias y funcionarios. Esto, pues las autoridades no cuentan el primer caso reportado, ya que se trataba de un hombre que murió tras recuperar la libertad.

25 de abril de 2020

Se confirma el primer contagio de COVID-19 en la cárcel Picaleña de Ibagué. Se trata de un interno que en las últimas semanas había llegado trasladado de Villavicencio, luego de que, supuestamente, fuera central en un intento de motín en el centro de reclusión de la capital del Meta. Con la confirmación de la presencia del nuevo coronavirus en la cárcel de la capital de Tolima, ya son seis las prisiones del país con casos de esta enfermedad.

24 de abril de 2020

Se confirma el primer caso de COVID-19 en la cárcel de Leticia (Amazonas). Se trata de un guardián que estuvo recientemente en Brasil. Según conoció este diario, el hombre ha guardado todas las recomendaciones de bioseguridad y se encuentra aislado.

23 de abril de 2020

Se confirmó que la cifra de contagios en La Picota ascendió a cinco. El alcalde de Villavicencio confirmó que los casos en la cárcel municipal ascendieron a 109. Adicionalmente, contrajeron la enfermedad la auxiliar de enfermería y la enfermera jefe, que son todo el personal de salud que hay en el centro de reclusión, así como el jefe de cocina y el chef de la prisión.

22 de abril de 2020

El gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, confirma 40 nuevos contagios en la cárcel de Villavicencio, donde están recluidas 1.782 personas. Aunque inicialmente estaban contagiados solo en uno de los patios (el Santander), en esta oportunidad se confirmó que 38 internos del otro pabellón de la cárcel, el Colombia, también tienen el virus. Los otros dos casos son de guardias del Inpec.

Asimismo, se confirmó el primer caso en la cárcel de Guaduas (Cundinamarca), ubicada en la vía que conduce de este municipio a Honda (Tolima), sobre el kilómetro 30. Se trata de un interno que fue trasladado en las últimas semanas de Villavicencio.

21 de abril de 2020

Se confirman más casos en la cárcel de Villavicencio para un total de 12 privados de la libertad y 15 funcionarios contagiados. Hay tres víctimas.

19 de abril de 2020

Se reporta el primer caso de contagio en la cárcel Las Heliconias de Florencia en Caquetá. Se trata de un joven de 35 años que fue trasladado de la cárcel de Villavicencio.

18 de abril de 2020

Se confirman los dos primeros casos de contagio en la cárcel La Picota de Bogotá. Se trata de dos personas que fueron trasladadas de la cárcel de Villavicencio en días anteriores.

17 de abril

El Inpec confirmó la muerte del recluso de la cárcel de Villavicencio que estaba hospitalizado para un total de tres muertos. También reportó 20 casos de contagio activos: 13 presos y 7 guardias.

11 de abril

El Inpec confirmó la primera muerte de un recluso bajo su vigilancia. Se trata de un hombre de 78 años que estaba en la cárcel de Villavicencio con antecedente de enfermedad respiratoria. Además, se confirmó el contagio de un recluso que estaba hospitalizado desde comienzos de abril.

10 de abril

Colombia reporta el primer recluso fallecido por el nuevo coronavirus. Se trata de un hombre de 63 años con antecedente de enfermedad respiratoria que estaba detenido en la cárcel de Villavicencio. Aunque recuperó su libertad el 1 de abril, fue directamente al hospital local y allí murió el 5 de abril.

El Espectador


Colombia | Inpec confirmó intento de fuga en cárcel de Villavicencio

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, confirmó un intento de fuga que se presentó en las últimas horas en la cárcel de Villavicencio, la de mayor contagio de COVID -19 en Colombia.

De acuerdo a la información oficial, durante el procedimiento de las autoridades fue hallado un túnel en una de las celdas.

El Inpec también confirmó a través de su cuenta oficial de Twitter, que en el operativo también hubo un fuerte intento de amotinamiento por parte de los reclusos.

El instituto logró identificar a siete reclusos señalados de estar implicados en el intento de huida del penal. Las autoridades penitenciarias también decomisaron 43 armas blancas y cuatro celulares.

La cárcel de Villavicencio ha dejado en las últimas semanas más de 300 personas contagiadas con coronavirus entre presos y miembros de la parte administrativa.

Desde hace varios días, los reclusos venían manifestando su preocupación por la alta posibilidad de resultar contagiados.

RCN Radio


Más de 600 personas en Ecuador han recuperado su libertad durante la pandemia

Durante la emergencia sanitaria por el coronavirus, 653 reos han recobrado su libertad. El Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) explicó que los pedidos de prelibertad a los jueces se agilizaron para precautelar la salud en las cárceles.

“Principalmente, cambio de régimen del sistema cerrado a un sistema semiabierto. Otros, el cumplimiento integral de su pena; otros salieron con el régimen de prelibertad, la revocatoria de la prisión preventiva y la sustitución de la prisión preventiva”, dijo Edmundo Moncayo, director del Servicio de Atención a Privados de Libertad.

El director sostiene que además se ha dado prioridad a los presos que tienen doble o hasta triple vulnerabilidad.

Moncayo indica que la entidad despacha mensualmente al menos 800 carpetas con pedidos de prelibertad, pero que por la emergencia hoy se aplican otros protocolos.

La presidenta del Consejo de la Judicatura (CJ), María del Carmen Maldonado, dice que es importante que la ciudadanía conozca que no existen reformas a la ley para estos procedimientos, que ya estaban contemplados en el Código Penal vigente desde agosto de 2014.

Según la funcionaria, cada juez de Garantías Penitenciarias es responsable de sus fallos y decisiones.

En el Ecuador hay 38.797 personas personas privadas de la libertad.

Ecuavisa