Ecuador | Gabriela Rivadeneira, asambleísta nacional asilada en México: “Al gobierno de Moreno y las élites no les interesa la gobernanza del país sino la proscripción del correísmo”

259

Entrevista a Gabriela Rivadeneira, asambleísta nacional de Ecuador asilada en México

Por Nicolás Retamar, de la redacción de NODAL

El 7 de abril de 2020 la justicia ecuatoriana condenó a ocho años de prisión al expresidente Rafael Correa y lo proscribió por veinticinco años por el denominado “Caso Sobornos” en medio de la crisis que atraviesa el país y el gobierno de Lenín Moreno por los efectos del COVID-19 con una de las cifras más altas de contagios y el colapso sanitario en Guayaquil, la principal ciudad afectada por la pandemia.

Además de Rafael Correa, el exvicepresidente Jorge Glas y otros exfuncionarios del gobierno anterior fueron condenados por un tribunal de la Corte Nacional de Justicia por el mismo caso. ¿Se trata de otro caso de lawfare? ¿Cuál es el sustento del tribunal para condenar a Rafael Correa? ¿Es una maniobra política comandada por el gobierno para perseguir a la oposición?

NODAL dialogó con Gabriela Rivadeneira, asambleísta nacional asilada en México luego de las masivas protestas provocadas por el “paquetazo” en octubre de 2019, para conocer las causas y las consecuencias del fallo.

¿Qué es el “Caso Sobornos”?

El caso nace hace año y medio con una fake news de un portal digital que luego es acogido por la fiscal Diana Salazar, puesta por el presidente Lenín Moreno, en la que acusa supuestos aportes privados para campañas electorales en el período de gobierno de Rafael Correa. Este caso toma la figura de “Sobornos” y ahora es parte de los procesos de judicialización de la política.

Esta es la primera sentencia que tiene el expresidente al que se lo ha condenado a 8 años más la suspensión de participación política de 25 años, es decir la proscripción política de Rafael Correa.

¿Qué implica la condena y la proscripción a Rafael Correa y a Jorge Glas?

Hace dos años, cuando rompimos con el gobierno del presidente Moreno, empezó una serie de judicializaciones de casos a nombre de Rafael Correa y de Jorge Glas. El exvicepresidente Glas todavía está preso a pesar de que varios organismos internacionales  mencionaron que deberían darle medidas sustitutivas por el peligro que corre en la cárcel de Latacunga. Sin embargo este caso vuelve a judicializar y les otorga ocho años de condena a Rafael Correa, Jorge Glas y a otros exfuncionarios del gobierno anterior como también a representantes de empresas privadas que supuestamente estarían involucrados en el caso de “Sobornos”. De esta manera lo que se confabula es la proscripción política que nosotros habíamos advertido con anterioridad y habíamos denunciado incluso ante organismos internacionales. Al gobierno del presidente Moreno y sus aliados de las élites económicas y mediáticas no les interesa la gobernanza del país sino que les interesa la proscripción política del correísmo porque le tienen miedo a su mejor rival en las urnas.

¿Se puede establecer algún vínculo entre la sentencia y la cuarentena que atraviesa el país cuando todas las noticias que se refieren a Ecuador son acerca de la gran cantidad de personas fallecidas que hay en Guayaquil y la inacción del gobierno al respecto?

Con dolor digo que Ecuador está sufriendo los estragos más duros que puede dejar esta pandemia del coronavirus. Lastimosamente son centenas de personas fallecidas, miles de personas contagiadas y no se han establecido protocolos adecuados en el país. En Guayaquil, que es la ciudad más golpeada por la pandemia, vemos por parte de cuentas ciudadanas en redes sociales las denuncias diarias sobre fallecimientos sin atención y personas infectadas que al poder acceder al sistema de salud son condenadas a morir en sus hogares. Además después de muertos tienen que estar hasta cuatro días en sus casas hasta que sean retirados los cadáveres. Más aun, el anuncio de fosas comunes y la no identificación de cadáveres en las morgues y hospitales es un tema alarmante. No solamente son los impactos que tiene de manera inmediata que ya de por si son absolutamente dolorosos e irreparables porque estamos hablando de vidas humanas. Viene además una crisis económica que no está siendo afrontada por el gobierno de manera adecuada.

En medio de esta complejidad, cuando el sistema judicial tiene más de dos mil casos represados, activan el juicio en contra de Rafael Correa con la lógica de aprovechar la cuarentena y estableciendo a través de los medios de comunicación todo un framing mediático acusando al correísmo y a sus principales líderes, especialmente a quienes estamos en México, de estar anclados a una organización de fake news en contra del gobierno. Esto es absolutamente falso y el único que ha emitido noticias falsas en este tiempo es el propio gobierno con tantas ofertas y tanta demagogia que ha hecho. Lenín Moreno lo único que ha dejado es en indefensión absoluta a los dieciséis millones de ecuatorianos.


VOLVER
Más notas sobre el tema