EEUU extiende el cierre de fronteras y migrantes que esperan asilo deberán aguardar en México

11

Los migrantes que aguardan en México sus casos de asilo deberán esperar más tras extenderse la restricción en la frontera

Las esperanzas de conseguir asilo en Estados Unidos para miles de personas que aguardan en México, primero por las largas colas en los tribunales de inmigración y luego por la pandemia del coronavirus, recibieron otro duro golpe este lunes cuando los gobiernos de ambos países, y Canadá, anunciaron otros 30 días de cierre fronterizo para viajes no esenciales.

La medida incluye a los peticionarios de asilo.

“El daño que esto causa vuelve las cosas muy complicadas”, dice a Univision Noticias Soraya Vásquez, directora de la organización Families Belong Together capítulo México, en Tijuana. “La gente se encuentra viviendo en condiciones muy difíciles, porque quienes habían logrado tener un trabajo informal, obviamente ya no lo tienen debido a la pandemia”, agrega.

Vásquez dijo, además, que “sin ingresos y sin una fecha probable para ver si los van a llamar, y ante la incertidumbre de si les van a aprobar sus pedidos de asilo, la situación les genera mucho estrés”.

“No tienen forma de sobrellevar esta crisis”, agregó la activista. “La poca ayuda que reciben del gobierno mexicano no es suficiente. Y a medida que epidemia avance, las asistencias irán disminuyendo. Muchos están frustrados, la desesperanza crece”, lamenta.

La mayoría de los miles de migrantes que aguardan en la frontera huyeron de sus países a causa de la violencia y la pobreza y llegaron hasta ella en busca de asilo, un recurso legal disponible.

El otro muro de Trump

Para algunas organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, el cierre de la frontera con México para los casos de asilo debido a la pandemia “también es parte de la política de este gobierno de levantar un muro”, dice a Univision Noticias Matt Adams, director legal del Proyecto de Derechos de Inmigrantes del Noroeste, en Washington.

Agregó que, si bien la medida tiene que ver con los esfuerzos para combatir la propagación de la pandemia de coronavirus, “las personas tienen que saber que este presidente dijo que iba a hacer todo lo posible por prohibir, bloquear el camino de los migrantes que huyen de sus países para buscar asilo en Estados Unidos”.

Este nuevo cierre de la frontera por otros 30 días “aumenta el sufrimiento de estas personas y también incrementará las colas en los tribunales de inmigración, ya que muchos procesos también fueron postergados”, explica.

“Al final”, dijo Adams, “el gobierno estará creando otro muro para detener la llegada de inmigrantes que, por ley, tienen derecho de pedir asilo y que un juez de inmigración decida sus permanencias en el país. Eso dice el debido proceso”, indica.

A la pregunta respecto a qué consejo brinda a las personas que aguardan al otro lado de la frontera, Adams dijo que “como su abogado no puedo decirle que aguante al otro lado porque para muchos es imposible aguantar más tiempo. Ellos mismos deben decidir dónde van a estar más seguros, si ahí donde están ahora o en otro lugar. Son tiempos muy difíciles para estas personas”.

Más de 60,000 migrantes en un limbo

La prórroga del cierre fronterizo fue anunciada por ambos gobiernos de forma simultánea.

“En estrecha colaboración, Estados Unidos México y Canadá han acordado extender las restricciones a los viajes no esenciales a través de sus fronteras compartidas por 30 días adicionales”, dijo el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf. Desde México, el canciller Marcelo Ebrad lo ratificó.

La medida de emergencia “afecta principalmente a las personas que llegan a la frontera en busca de asilo”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “No los van a dejar pedir el beneficio. Los van a regresar a México”, agregó. Lo mismo sucederá con los inmigrantes que traten de llegar por la frontera con Canadá.

En marzo, poco antes del anuncio del cierre parcial de la frontera sur, México había advertido que no aceptará que Estados Unidos devuelva a migrantes que no sean ni mexicanos ni centroamericanos, y que exigiría respetar el Programa de Protección del Migrante (MPP) activado en enero del año pasado.

En los 15 meses de vigencia, el MPP ha regresado a México a más de 60,000 migrantes para que esperen en ese país la resolución de sus casos de asilo en Estados Unidos. La oposición de México, sin embargo, no prosperó.

La organización de derechos humanos Human Rights Watch había advertido que el plan del gobierno de Trump de devolver de inmediato a México a todos los solicitantes de asilo que cruzan entre los puertos de entrada sin ningún examen de sus reclamos de protección “viola las protecciones de los derechos internacionales y de Estados Unidos”.

La organización dijo que todo indicaba que el gobierno estaba utilizando la pandemia del coronavirus para desmantelar aún más el sistema de asilo, sujeto a constantes ataques desde que Trump llegó a la Casa Blanca en enero de 2017.

Univisión


México: Confirman 16 casos de COVID-19 en migrantes provenientes de EEUU

El gobierno del estado norteño de Tamaulipas, fronterizo con Texas, confirmó el lunes la existencia de 16 casos positivos de COVID-19, entre migrantes nacionales y extranjeros, y dijo que 14 de ellos fueron supuestamente contagiados en un albergue de Nuevo Laredo cuando ingresó una persona deportada desde Houston que no sabía que tenía el coronavirus.

El casa del migrante Nazareth, donde se dieron 15 de los contagios, indicó que tres son menores de edad. Detalló que seis son de Honduras, tres de Cuba, uno de Camerún, uno de Guatemala y cuatro mexicanos. Tres de ellos fueron fueron hospitalizados y luego regresaron al albergue donde los quince permanecen aislados y ya sin síntomas.

El albergue ha hecho un total de 57 pruebas COVID-19 pero no ha detectado más contagios. Los migrantes que dieron negativo fueron evacuados a otras instalaciones también de la iglesia católica en Nuevo Laredo, agregó la nota de prensa.

El único contagiado fuera del albergue fue un mexicano repatriado por la frontera de Reynosa, vecina de McAllen, el pasado 17 de Abril, procedente de Atlanta, Georgia, el cual ya fue trasladado a Michoacán, su estado natal, en el occidente del país. Según el comunicado, el migrante fue identificado en el filtro de sanidad del puente internacional de Reynosa, donde de inmediato se activó el protocolo establecido ante los casos sospechosos.

Washington ha devuelto a México a unos 10,000 mexicanos y centroamericanos

La noticia llega justo cuando Estados Unidos acaba de prorrogar otros 30 días, hasta el 20 de mayo, su decisión de expulsar de forma inmediata a todo aquel que cruce ilegalmente su frontera sur.

Debido a esta medida, pactada con el gobierno mexicano y que ha expulsado también a solicitantes de asilo, Washington ha devuelto a México a unos 10,000 mexicanos y centroamericanos, según los últimos datos ofrecidos por la Patrulla Fronteriza.

El gobierno de Tamualipas pidió el lunes a la adminsitración de Andrés Manuel López Obrador que no acepte a más centroamericanos fruto de un convenio “de palabra que no esta sustentado jurídicamente” y “nunca pasó por el senado que nosotros pudiéramos recibir gente de otra nacionalidad”, dijo Gloria Elena Garza Jimenez, subsecretaria de Legalidad y Servicios Gubernamentales del estado.

Supuestamente, la medida tomada por Estados Unidos el 20 de mayo era para evitar la transmisión del coronavirus. Sin embargo, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ha admitido que más de un centenar de migrantes dieron positivo al COVID-19 en 25 centros de detención.

Además, al menos 44 guatemaltecos deportados desde Estados Unidos también fueron confirmados como contagiados por el coronavirus.

El gobierno federal de México, un país con más de 8,200 contagiados, sólo se había referido a la existencia de un caso de coronavirus entre migrantes. El canciller Marcelo Ebrard dijo el viernes que ocurrió en el albergue de la Iglesia de Nuevo Laredo pero no ofreció más detalles.

“Se hacen todos los diferentes tipos de filtros sanitarios con las normas que la Secretaría de Salud ha emitido”, garantizó Ebrard.

Migrantes entrevistados por AP indicaron que al ingresar a México desde Estados Unidos las autoridades mexicanas les preguntaban si se encontraban bien y les tomaban la temperatura.

El Instituto Nacional de Migración no respondió de forma inmediata a una solicitud de comentario por parte de AP.

Los gobiernos del noreste mexicano ya alertaron hace unas semanas al gobierno federal que necesitaban ayuda con el tema de los migrantes devueltos y la pastoral de movilidad de la Iglesia ya había alertado hace semanas de los peligros de contagio y la falta de medidas para evitarlos por parte de las autoridades federales al haber aceptado que las devoluciones de personas ocurrieran a cualquier hora del día o la noche.

Pero el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa del viernes, insistió en que México cumple con sus responsabilidades en este tema.

El gobierno de Tamaulipas es el que ha ido más lejos en sus exigencias a la administración de López Obrador. El pasado 13 de abril presentó ante la Suprema Corte una controversia Constitucional, de carácter urgente, con la que solicita se dicten medidas cautelares para la protección de la salud de los habitantes y migrantes en el estado.

Garza también pidió a todos los albergues de migrantes del estado que no recibiban a más personas para evitar nuevos contagios.

Asimimo, las autoridades estatales solicitaron que México envíe a sus países de origen a todos los que ya están en Tamaulipas, estén contagiados o no. Este estado fue uno de los principales receptores de solicitantes de asilo devueltos desde principios del año pasado para que esperasen la resolución de su proceso en territorio mexicano.

Azteca


Trump firmará orden ejecutiva para suspender migración a EU por coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que firmará una orden ejecutiva para suspender la migración al país y así proteger los empleos.

“A la luz del ataque del enemigo invisible, así como la necesidad de proteger los trabajos de nuestros GRANDES ciudadanos estadounidenses, ¡firmaré una orden ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración a los Estados Unidos!”, dice un mensaje de Twitter.

Más temprano, el Departamento de Seguridad Nacional encabezado por Chad Wolf anunció que Estados Unidos, Canadá y México acordaron mantener las restricciones fronterizas a viajes no esenciales por 30 días más debido al contagio de Covid-19.

En un comunicado en la página de la citado Departamento, se informó que en coordinación con las naciones, “cada una acordó extender las restricciones a los viajes no esenciales a través de las fronteras hasta el 19 de mayo”.

Forbes


VOLVER

Más notas sobre el tema