Excarcelaciones: Fernández denuncia campaña mediática y dan domiciliaria a un represor

68

Fernández aseguró que “hay una campaña para acusar al Gobierno” de liberar condenados

El presidente Alberto Fernández aseguró este miércoles que existe “una campaña mediática” que busca “acusar al Gobierno de querer facilitar la libertad” de personas detenidas con condenas y recordó que organismos internacionales y de derechos humanos formularon recomendaciones para “evitar el hacinamiento en las cárceles” ante el coronavirus.

“Es conocida mi oposición a ejercer la facultad del indulto. Digo esto en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados”, señaló el Presidente desde Twitter.

El jefe de Estado remarcó que “el riesgo de contagio se potencia en los lugares de mucha concentración humana”, por lo que las “cárceles se convierten en un ámbito propicio para la expansión de la enfermedad”.

“Organizaciones internacionales como la Organización de Naciones Unidas o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han formulado recomendaciones para evitar que el hacinamiento en las cárceles ponga en riesgo la vida de los reclusos”, enfatizó, y afirmó que “muchos gobiernos han dispuesto libertades tratando de minimizar ese riesgo” y “han conmutado penas, indultado condenas y dejado el tema en manos de la Justicia”.

La Defensoría General de la Nación recomendó hoy a sus funcionarios renovar o instar “la agilización de los pedidos de libertad o morigeración de la situación de encierro” de los acusados que se encuentran detenidos “en situaciones específicas”.

Por “situaciones específicas” el organismo se refiere a presos incluidos en el grupo de riesgo y detenidos con prisión preventiva por delitos leves o no violentos, o que no representen un riesgo procesal significativo o cuando la duración de la detención cautelar haya superado los plazos previstos por ley.

Al respecto, el Presidente sostuvo que “en Argentina la solución del problema está en manos de los tribunales. Son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades”, recalcó.

En la misma línea, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que “es falso que exista un plan” de su administración para “liberar masivamente presos”.

También desde Twitter, el mandatario provincial agregó que “es inverosímil porque pura y simplemente el Poder Ejecutivo no encarcela, ni libera ni decide libertades condicionales. El Poder Judicial tiene esas atribuciones y respeto la división de poderes”, consignó.

La Cámara Federal de Casación había recomendado hace dos semanas otorgar la prisión domiciliaria a presos no violentos para prevenir la propagación del coronavirus entre la población carcelaria, bajo los “mecanismos de control y monitoreo que estimen corresponder”, y sólo para casos de “prisión preventiva por delitos de escasa lesividad o no violentos, o que no representen un riesgo procesal significativo”.

También sugería ese beneficio para cuando hayan vencido los plazos de prisión preventiva establecidos por la ley; para las “personas condenadas por delitos no violentos que estén próximas a cumplir la condena”; para aquellos sentenciados a penas de hasta 3 años de prisión y para quienes estén “en condiciones legales de acceder en forma inminente al régimen de libertad asistida, salidas transitorias o libertad condicional”.

Estas medidas alternativas también deberían ser adoptadas en beneficio de “mujeres embarazadas y/o encarceladas con sus hijos e hijas; personas con mayor riesgo para la salud, como adultos mayores; personas con discapacidades, inmunodeprimidas o con condiciones crónicas como enfermedades coronarias, diabetes, pulmonares y VIH”.

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Marcelo Gallo Tagle, consideró que no hay un otorgamiento “indiscriminado” de excarcelaciones y que, por el contrario, se analiza cada caso.

“Hay mala información y se difunde información en un sentido negativo”, se quejó el ex magistrado y señaló: “Se rechazaron el 90 por ciento de las excarcelaciones que se pidieron y la Cámara de Apelaciones confirmó eso”.

El representante de los jueces nacionales y federales no descartó que “algunos casos” de beneficios mal concedidos “sean ciertos”, pero insistió en que “lo que trasciende en los medios no es lo que está ocurriendo” porque “los casos en los que no se podían aplicar las excarcelaciones fueron rechazados y esos rechazos fueron confirmados”.

Los senadores de Juntos por el Cambio repudiaron hoy la posibilidad de que se otorgue la prisión domiciliaria a condenados por delitos graves y advirtieron sobre quienes “hayan cometido abuso sexual, por ser un delito que tiene alarmantes niveles de reincidencia, una baja tasa de condena y que somete a sus víctimas a una vida de sufrimiento y dolor”.

“Nunca vamos a convalidar el otorgamiento de beneficios irracionales al victimario en detrimento de una víctima que merece toda nuestra atención, cuidado y protección”, expresaron en un comunicado.

Además, mientras el ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Pichetto consideró que “deberían ser sometidos a juicio político y echados los jueces que dejan en libertad a delincuentes peligrosos”, la ex ministra de Seguridad y titular del PRO, Patricia Bullrich, sostuvo que los presos “tienen que estar en donde su condena dicta” porque, en caso contrario, “entramos en el mundo del revés”.

Télam


Le dieron prision domiciliaria al represor Carlos Capdevila, ex médico de la ESMA

Carlos Capdevila, ex médico de la Armada y condenado por delitos de lesa humanidad, fue beneficiado este miércoles 29 de abril con arresto domiciliario por su situación de riesgo ante la pandemia de coronavirus.
Capdevila fue condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la dictadura militar. Allí, el médico intervenía en los partos de mujeres secuestradas en la maternidad clandestina.
La decisión del Tribunal Oral Federal 5 de otorgarle la prisión domiciliaria lleva la firma del juez Daniel Obligado, y se basa en que Capdevila, a punto de cumplir 70 años, presenta problemas de salud. En la resolución, el magistrado tuvo en cuenta las patologías de “hipertensión arterial, cáncer de próstata y dificultades motrices”, según explicaron fuentes judiciales.
El ex médico de la Armada, que cumple su pena en la cárcel de Ezeiza por al menos tres causas por delitos de lesa humanidad, había pedido la libertad condicional o de manera subsidiaria la prisión domiciliaria.
Al evaluar la solicitud, el juez Obligado rechazó concederle la libertad porque consideró que “no se encuentran dadas hoy las condiciones para la reinserción social del condenado Carlos Capdevila”.
No obstante, sí accedió a otorgarle la prisión domiciliaria, que cumplirá en un domicilio de Córdoba capital por sus “circunstancias particulares” vinculadas a ser grupo de riesgo del coronavirus por la edad y su estado de salud. Según consignó Télam, la solicitud de prisión domiciliaria había sido rechazada por el fiscal Leonardo Filippini.
Frente a la pandemia de coronavirus y los riesgos de contagios masivos por la situación de hacinamiento en las cárceles, la Cámara de Casación Penal ordenó mediante un fallo que dispongan las prisiones domicilarias a grupos de riesgo, a condenados por delitos leves y los que podían acceder a salidas transitorias.

La oposición organiza un cacerolazo por las excarcelaciones

La oposición volvió a la carga hoy contra las prisiones domiciliarias para delincuentes que está habilitando la Justicia por el coronavirus, mientras que en el oficialismo continuaron evidenciándose las distintas posturas internas sobre la polémica.

En tanto, representantes del Poder Judicial volvieron a negar que haya liberaciones masivas y reiteraron que los jueces analizan caso por caso los pedidos de los presos, mientras que en las redes sociales se está convocando a un cacerolazo desde los hogares para este jueves a las 20:00 en rechazo a las excarcelaciones.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, responsabilizó directamente a la gestión de Alberto Fernández y aseguró que las excarcelaciones de detenidos «son parte de un un plan que comenzó el mismo Gobierno pidiendo libertad de presos por corrupción».

La ex ministra de Seguridad además se quejó de que se impulse una «política absolutamente abolicionista» durante la pandemia de coronavirus y remarco que «hay mecanismos para que los presos puedan estar cuidados en las cárceles».

«Este es un plan que comenzó el mismo Gobierno pidiendo la libertad de presos por corrupción y por estrago, como fue el caso de (el ex secretario de Transporte Ricardo) Jaime. Ahí se abrió la puerta a una posibilidad de que otros presos, muchos de ellos con casos realmente gravísimos, estén hoy en libertad», sostuvo Bullrich en declaraciones a CNN Radio.

En la misma línea, el jefe del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, cuestionó las excarcelaciones y las definió como «una bofetada para las víctimas», a la vez que consideró que se trata de «un plan del Gobierno» para liberar a «presos políticos».

«Ante la pandemia, lo que corresponde en las cárceles son testeos, pero no se puede por temor liberar a quienes cometieron terribles delitos», sostuvo el dirigente de la UCR, quien recordó que algunos de los que abandonaron los penales «cometieron delitos sexuales infantiles y con la excusa de la pandemia son beneficiarios».

Por su parte, el ex candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Ángel Pichetto consideró que a los presos «se los deja en la cárcel» y afirmó que la liberación de detenidos ante la pandemia de coronavirus «es una burla al sistema».

Por fuera de la oposición, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, volvió a cuestionar las excarcelaciones, una postura que dentro del oficialismo también mantiene el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, mientras prima el silencio en el resto de los dirigentes del Frente de Todos.

«Todos entendemos y apoyamos las políticas de derechos humanos y todos sabemos que las cárceles están superpobladas pero ninguno de los que está ahí es porque sacó un boleto fortuito», planteó Berni en diálogo con Radio Rivadavia.

El funcionario de la gestión de Axel Kicillof agregó: «La Justicia debe explorar otras alternativas y liberar porque simplemente se pueden contagiar coronavirus es un error, debido a que eso es algo que me puede pasar a mí o a un médico que está en una terapia intensiva, que tiene mucha más chances de contagiarse y sin embargo no deja de hacer su trabajo».

En tanto, en las redes sociales se convoca a realizar este jueves a las 20:00 un cacerolazo desde las casas para manifestar el repudio a las prisiones domiciliarias que se están habilitando.

Por su parte, el juez de la Cámara de Casación bonaerense, Víctor Violini, ratificó su decisión de otorgar liberaciones o morigeraciones de detención a presos, y advirtió que si no se descomprimen las cárceles, el coronavirus va a infectar a «50 mil presos y eso va a hacer explotar el sistema sanitario» de la Provincia.

En tanto, el secretario de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), Roberto Cipriano García, sostuvo que «no hay ninguna campaña para liberar detenidos» y remarcó que quiere que «se cumpla con el Estado de Derecho».

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, Marcelo Gallo Tagle, remarcó que «prima sobre todo la sensatez» a la hora de otorgar excarcelaciones ante la pandemia de coronavirus, aunque reconoció que «en casos excepcionales sí existe que algún juez pueda estar teñido por cuestiones ideológicas».

La Verdad Online


 

Más notas sobre el tema