Golpe de Estado en Bolivia: Luis Arce afirma que el Covid-19 es “una excusa” del gobierno de facto para encubrir problemas económicos y sociales

549

Luis Arce: Gobierno de facto usa el coronavirus para justificar sus errores

El candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, quien opta por la presidencia de Bolivia, no cede su favoritismo electoral y lidera la intención de voto en todos los sondeos realizados hasta la fecha, de cara a los comicios que en un inicio estuvieron pautados para el 3 de mayo, y que fueron pospuestos debido a la pandemia del coronavirus COVID-19.

Con más del 33 % de respaldo, si hoy fueran las elecciones, Luis Arce y David Choquehuanca, el binomio del partido de Evo Morales sería el ganador de las elecciones generales 2020.

Durante el Gobierno de Morales, Arce fue ministro de Hacienda y luego de Economía y Finanzas Públicas. Con él se inició el proceso de nacionalización de los hidrocarburos y se implementó el Modelo Económico Social Comunitario Productivo que logró impulsar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y el aumento de las reservas internacionales.

Gracias a este modelo, se aplicaron políticas de redistribución de los ingresos, que permitieron mejorar la vida de los bolivianos y financiar infraestructuras.

En una entrevista concedida al periodista Ollie Vargas, para Radio Kawsachun Coca, el candidato del MAS destacó que la desfavorable situación que vive Bolivia tras el golpe de Estado es reflejo de las medidas neoliberales aplicadas por el Gobierno de facto, dirigido por Jeanine Áñez, quien también se postuló a las elecciones presidenciales.

En sus declaraciones, indicó que Áñez utiliza el brote del coronavirus para justificar sus errores y alertó sobre los planes que prepara, junto a sus asesores, para privatizar los recursos naturales, en beneficio de transnacionales y en detrimento de los bolivianos.

A continuación la entrevista completa:

Se predice una victoria para el MAS. Sin embargo, ¿se le permitirá ganar al MAS? ¿Son estas elecciones libres, justas y transparentes?

Antes que nada tengo que decir que esta campaña es completamente diferente de las demás. Tenemos un gobierno de facto y debemos jugar contra muchas cosas, incluso los medios de comunicación y el Tribunal Supremo Electoral y todas sus reglas; por lo que nos enfrentamos a una campaña muy difícil. En la última encuesta estamos ganando por más de 15 puntos porcentuales, pero creemos que al final de esta batalla solo tendremos una candidatura al final de esta. ¿Por qué es eso? bueno, todos hablan de eso. Dijeron que el MAS estaba muerto y que nunca se recuperaría, pero en solo cuatro meses el MAS está ganando en las encuestas y estamos seguros de que vamos a ganar las elecciones.

¿Se puede hacer campaña libre y abiertamente? Tiene cargos falsos presentados en su contra por el gobierno. Otros candidatos, como Andrónico Rodríguez, también tienen cargos en su contra.

Seguro que es más difícil para nosotros bajo este Gobierno de facto que está persiguiendo a todos los del MAS, del gobierno del presidente Evo, las personas que trabajaban con él, los movimientos sociales, los líderes también son acusados ​​de muchas cosas. Entonces es muy difícil para nosotros hacer una campaña gratuita. Está claro, por eso dije en el pasado que lo haríamos de manera muy gratuita, pero ya es gratis. Nos enfrentamos a la persecución, nos enfrentamos a la vigilancia, a las personas que te buscan, a lo que estás haciendo, no solo a ti, sino también a tu familia. Es una situación muy complicada para nosotros, pero la enfrentamos lo mejor que podemos.

Supongo que la preocupación ahora será si las elecciones seguirán adelante. Se habla mucho de suspender las elecciones, y el Gobierno de facto puede querer usar el tema del coronavirus para cancelar las elecciones, ahora que ahora el MAS está por delante.

Bueno, una cosa es el virus y los problemas relacionados con la salud. Pero otra cosa que me preocupa mucho es la economía, todos los días la economía está bajando. No hay trabajos, no hay ingresos, no hay actividad en la economía. No es solo por el virus, es porque comenzaron a reemplazar nuestro modelo por el neoliberal, y eso no es bueno para las personas, todos están afectados por este modelo que ha estado vigente desde noviembre. Están utilizando esto como pretexto para justificar todo lo que estaban haciendo mal desde el año pasado. Los problemas económicos que comenzaron el año pasado (después del golpe) y que se sienten ahora y, por otro lado, que el virus se usa como una excusa para evitar discutir problemas económicos. En cierto modo, es una buena excusa porque todos están preocupados por el problema del virus.

¿Qué pasa con el impacto económico del virus? ¿El modelo económico actual está preparado para absorber la crisis económica que surge del coronavirus?.

Este modelo suyo, el modelo neoliberal, no puede sostener ningún bono social, ninguna política social. Solo buscan paquetazos pro-empresariales. No le importan las personas, lo sabemos, ese es el modelo neoliberal. Por otro lado, es una excusa este problema del virus en América Latina y en Bolivia en particular; es un pretexto, una excusa para encubrir los problemas económicos y sociales que han surgido desde noviembre pasado. Esa es la verdad. Por eso la gente dirá que las elecciones del 3 de mayo deben tener lugar. No creo que quieran una nueva fecha para las elecciones. No creo que sea una buena idea. Hay un gran problema que un gobierno democrático tendría en cuenta, en lugar de este «gobierno de transición» que no está haciendo un buen trabajo. Creo que las medidas generales que han tomado no son buenas para la economía y tampoco para la salud. Permitieron que el virus entrara al país y no hicieron nada al respecto. Ahora que el virus está en el país, están tomando algunas medidas que no ayudan, y las personas ahora están expuestas. No creo que estén haciendo el mejor trabajo para evitar más contagios.

-Jeanine Áñez se está apoyando en Samuel Doria Medina, quien fue ministro en gobiernos neoliberales anteriores, para definir su estrategia en materia económica. Cuál es su modelo económico? ¿Cuál es su visión económica ?

Todo es neoliberalismo, no ha hecho otra cosa que neoliberalismo, no entiende ningún otro modelo, como nuestro modelo. Él no entiende. Lo que sucederá si gana son solo medidas neoliberales, de libre mercado, eso es lo único que pueden hacer, según él.

¿En qué estado se encontraba Bolivia cuando esas personas dejaron el cargo? ¿Cuál era la situación económica usted asumió en 2005? ¿Qué tipo de economía dejaron atrás?

Volverán a las privatizaciones, las corporaciones que ganan mucho dinero y dejan a mucha gente pobre. Eso es lo que sucedió en los años 80 y 90 durante la era neoliberal, no creo que cambien de opinión.

Si continúan en el camino de la privatización de las empresas estatales, ¿tendrá Bolivia la base impositiva para continuar financiando programas sociales y gastos de infraestructura si las empresas estatales rentables se privatizan? ¿De dónde obtendrá Bolivia el dinero?

Si privatizan durante este mes, tendríamos que renacionalizar, por supuesto.

¿Entonces, habrá renacionalizaciones?

Por supuesto, si privatizan las empresas públicas tendremos que renacionalizarlas. Si no hay privatización podemos garantizar el dinero para nuestros programas sociales, porque los programas sociales no solo se basan en impuestos, sino también en los ingresos de las empresas públicas que tenemos desde 2006. Necesitamos las empresas públicas en su lugar y también ingresos sólidos de impuestos para garantizar todos los programas sociales que tenemos.

¿Están en proceso de privatizar las reservas de litio de Bolivia? Si se privatizan, seguramente será increíblemente costoso renacionalizarlos.

Bueno, no sabemos qué quieren hacer con nuestro litio, pero está claro que lo están negociando con algunas empresas estadounidenses. Pero, debemos garantizar que el litio se industrializará dentro de Bolivia, con nuestra empresa [estatal] aquí en Bolivia, creando empleos para las personas y dándonos los ingresos de valor agregado, y no solo exportando el litio como materia prima. Entonces, continuaremos con nuestra política de industrializar todos los recursos naturales que tenemos, por supuesto.

Se han realizado algunos progresos en el proceso de industrialización del gas natural. Bolivia solía ser un importador neto de gas refinado, ¿cuál es la situación ahora?.

Ahora tenemos una planta de urea y amonio que abrimos hace cuatro años, está funcionando, tenemos que mejorarla y exportar más urea, que es un producto de valor agregado. Y tenemos en mente muchos proyectos para industrializar los recursos naturales que tenemos. Seguiremos aplicando la misma política que teníamos antes.

El mundo está interesado en el modelo económico de Bolivia de los últimos 14 años porque ha logrado generar un notable nivel de crecimiento económico. ¿Es la industrialización de los recursos naturales el objetivo? ¿Hacia dónde se dirigía el país si no fuera por el golpe?

Nuestras bases para el modelo son: nacionalizar los recursos naturales, recibir los beneficios de ellos y redistribuir los beneficios entre las personas. Hay mejores resultados con nuestro modelo, que se basa en la nacionalización de los recursos naturales. Pero no solo eso, tenemos que industrializarlos para recibir más ingresos y, por lo tanto, continuar el proceso de redistribución.

Cuando fue Ministro de Economía trabajó con muchos países diferentes elaborando acuerdos comerciales. ¿Cuál fue su experiencia con Estados Unidos, en comparación con países como Rusia y China? ¿Proporcionaron una cooperación más equitativa?.

Bueno, no creemos en los libres mercados, mucho menos en los mercados libres a nivel internacional. Creemos en los acuerdos comerciales que benefician a las personas más que los acuerdos basados ​​únicamente en mercados libres donde el precio determina todo en la economía. Estados Unidos no quería hacer nada más que acuerdos de libre comercio. Por el contrario, a China, Rusia y otros países les gusta hacer otro tipo de acuerdos, en comercio, inversiones, turismo. Por lo tanto, es más conveniente para la economía boliviana tener acuerdos con este tipo de países.

Ahora hay un esfuerzo por expulsar este tipo de inversiones rusas y chinas, hemos visto desechar la planta nuclear en El Alto. Uno de los primeros cambios del nuevo gobierno fue cambiar la política exterior, alejándose de aliados latinoamericanos como Cuba y Venezuela, y volcándose hacia países como Estados Unidos e Israel. ¿Eso se revertirá?

Por supuesto, lo he dicho antes en muchos otros medios, vamos a cambiar toda la política exterior que existe ahora y volver a la política que teníamos, que fue muy útil para Bolivia. Así que vamos a cambiar todo y eso está muy claro.

¿Contribuirá Bolivia a la reconstrucción de formas de integración latinoamericana como Unasur y otras formas de integración latinoamericana sin Estados Unidos?.

Por supuesto, volveremos a todos los tratados y acuerdos que teníamos antes. Lo siento, pero a ellos (el gobierno de facto) les está yendo mal, necesitamos relaciones con Cuba y China, miren lo que están haciendo en el campo médico con el virus en este momento. Tienen investigación, así que estamos más que felices de trabajar con Cuba y China, pero este gobierno no puede hacerlo porque han roto estas relaciones.

Hay otras formas de cooperación, como con Israel, que están involucradas en la persecución, trabajando con la policía y el ejército. ¿Es eso motivo de preocupación?. ¿Algo de eso sería desechado?.

Sin duda, como dije, vamos a cambiar todas estas políticas y volver a la anterior.

A manera de reflexión, ¿hubo áreas en las que podría haber habido alguna forma de mejora o cosas que podrían haberse hecho para evitar el golpe de Estado en noviembre?

¿Hay algo? Creo que es una pregunta muy complicada, porque hay muchas cosas que haríamos para evitar todo lo que sucedió. Por ejemplo, está muy claro que la economía no es suficiente para las personas, por lo que necesitamos educación política para todos, porque no hicimos un buen trabajo. Estábamos trabajando solo en la economía, pero está claro que la economía y el pensamiento político deben ir de la mano.

El Ciudadano


VOLVER
Más notas sobre el tema