Nicolás Maduro pide una visión “latinoamericanista y caribeña” para el encuentro de las fuerzas revolucionarias y progresistas

90

“Bolsonaro es un coronaloco”

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro se mostró muy crítico con la forma en que Brasil y Colombia están haciendo frente al coronavirus. Al presidente de Brasil Jair Bolsonaro lo llamó “coronaloco”, y denunció que Iván Duque, presidente de Colombia, rechazó la ayuda que le ofrecieron. Además ponderó la necesidad de reflotar la unidad latinoamericana. Ante las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el mandatario advirtió que su gobierno está en estado de alerta. “Se mueve entre el odio personal y su deseo de reelección. Él cree que por esa vía va a lograr votos (…), pero son amenazas reales para las cuales nos preparamos para defendernos”, sostuvo el presidente en diálogo con radio AM750.

Doble amenaza: Trump y el virus

En las últimas semanas y mientras el coronavirus avanzaba a paso veloz por el mundo, Trump ofreció una recompensa por Maduro . El presidente de Venezuela se refirió al avance del Pentágono sobre su país en diálogo con Alfredo Serrano Mancilla en el programa radial La Pizarra. “Las amenazas de Donald Trump tomaron un carácter personalizado producto de su odio, de su deseo de revancha, como un cowboy del lejano Oeste. Saca un cartel con la cara de Maduro y sus bigotes. `Se busca: 15 millones de dólares´. Yo no recuerdo que algo así haya sucedido antes”, sostuvo el mandatario. A su vez remarcó que hubo una campaña mediática en EEUU para poner a Venezuela como foco de la pandemia. “En febrero los medios sacaban todos los días que la pandemia iba a tener su epicentro en Venezuela, lo decían todos los días y luego hablaban de que haría falta una intervención humanitaria cuando llegue el coronavirus a Venezuela, deseándonos el mal. Ahora nos apuntan como cowboys trasnochados del siglo XIX”, enfatizó Maduro.

El 2020 es año electoral en Venezuela. Deben elegirse a los nuevos miembros de la Asamblea Nacional. Preguntado sobre la posibilidad de que la votación se postergue Maduro dijo que dependerá de la evolución del coronavirus en el país. “A estas alturas yo no sé si habrá elecciones este año porque tenemos esta prioridad, y hoy sería una irresponsabilidad de mi parte decir que tiene que haber elecciones a `trocha y mocha´”, sostuvo el presidente. Hasta el momento el gobierno está llevando adelante una política exitosa para contener la pandemia. En todo el país hay 228 personas con coronavirus y tan sólo 9 muertos. En las últimas 24 horas hubo 23 nuevos casos. Desde el 16 de marzo rige la cuarentena obligatoria en todo el país. El presidente resaltó la celeridad de las medidas adoptadas por su gobierno. “No ha habido toque de queda, no ha habido suspensión de garantías, hemos apelado a la conciencia de la familia venezolana en todo el país y hemos tenido un 85% de cumplimiento en más de un mes”, recalcó Maduro.

“Necesitamos una visión bolivariana, sanmartiniana”

A la hora de definir a las derechas de la región Maduro las caracterizó como prepotentes y arrogantes. En cuanto al presidente de Brasil dijo que no estaba a la altura de la posición en la que lo puso la extrema derecha. “Este señor (Bolsonaro) no da la talla, es un “coronaloco”, y lo peor es que afecta la vida del pueblo, su estabilidad. Con irresponsabilidad ha llevado a contagiarse a miles de brasileños, a llevado a la muerte a miles de sus compatriotas”, sostuvo el mandatario.

Además criticó la forma en que el gobierno de Colombia está enfrentando la pandemia. Maduro dijo que le ofrecieron a Duque maquinaria para producir test pero que este la rechazó. “Tú me preguntas si yo aceptaría ayuda de Duque… ¡Hasta del diablo aceptaríamos ayuda si es para el beneficio y la salud del pueblo de Venezuela! Bienvenida la ayuda, la coordinaríamos sin ningún tipo de complejos porque aquí se tienen que poner las diferencias a un lado y actuar como hombres de Estado, en función de nuestros pueblos, con nivel, con altura”, resaltó el mandatario.

Con respecto a las elecciones ganadas por gobiernos progresistas en la región Maduro dijo que no hay que confiarse ya que persiste una amenaza conservadora. “No está fácil la cosa, es una ola progresista ralentizada, aletargada, porque hay una arremetida brutal. ¿Quién esperaba un golpe de Estado en Bolivia? Ni Evo lo esperaba. (…) No podemos ignorar esta arremetida contra el continente”, sostuvo el presidente.

También enfatizó la necesidad de volver a construir la unidad latinoamericana impulsando organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). En este sentido, recordó las palabras de Lula da Silva durante un viaje que realizó con el expresidente fallecido Hugo Chávez Frías. “Lula le dijo una vez en una Cumbre de Unasur a todos los colegas presidentes que nadie podía pensar en el desarrollo solo, que ni Brasil que era un gigante podía pensar que solo y desprendido de América del Sur podía desarrollarse”, narró Maduro.

El presidente manifestó su fe en los pueblos de la región para volver a transitar un camino conjunto. “Las fuerzas revolucionarias y progresistas tenemos que darle el nuevo rumbo al continente que ya le dieron en el pasado Néstor Kirchner, Tabaré Vásquez, Lula da Silva, Hugo Chávez, Raúl Castro, Fidel Castro (…). Ya tenemos una experiencia, un legado, una doctrina, ahora tenemos que ir a buscar en las raíces de ese legado y de esa doctrina”, sostuvo Maduro.

Página 12


VOLVER
Más notas sobre el tema