Organismos rechazan “uso de la fuerza letal” y Bukele ordena sellar celdas de pandilleros

Human Rights Watch cuestiona uso de “fuerza letal” autorizado por Bukele

El director para las Américas de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, calificó la decisión del presidente Nayib Bukele de ordenar a la Policía y Ejército que ejerzan “fuerza letal” como medida contra el incremento de los homicidios como darle “carta blanca” para matar.

La reacción de la referida organización llega un día después de que el mandatario salvadoreño diera la orden a las autoridades de usar la fuerza letal “en defensa propia o para la defensa de la vida de los salvadoreños”.

Esta decisión, es para José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch , una pretensión de Bukele que contradice los estándares internacionales.

“Bukele pretende darle carta blanca a miembros de la fuerza pública para matar. Sus órdenes a la policía y fuerzas armadas contradicen los estándares internacionales”, escribió Vivanco en su cuenta oficial de Twitter.

En otra publicación, Vivanco también dijo que el estilo de gobierno de Bukele es autoritario y polarizante.

La orden presidencial de aplicar fuerza letal fue en reacción al incremento desproporcional de los homicidios entre el viernes y el domingo, lapso en el que se registró más de 50 homicidios, una cifra muy superior a la que venía registrándose durante el periodo de cuarentena domiciliar obligatoria. Incluso hubo días en que no hubo muertes violentas.

Otra medida tomada por el gobierno fue decretar estado de emergencia en los centros penitenciarios y mezclar a miembros de las dos pandillas, MS y 18. Esto porque, de acuerdo a las autoridades, desde estos lugares se ordena la mayoría de crímenes.

Estas decisiones, según Vivanco, apuntan a que “Bukele parece decidido a convertirse en un verdadero autócrata”.

Según esta institución, que vela por el cumplimiento y la tutela de derechos humanos alrededor del mundo, es muy probable que la retórica del presidente haya incentivado a que los cuerpos de seguridad cometan abusos y respondan de forma desproporcionada a quienes presuntamente violan la cuarentena obligatoria.

Abogados ven ilegal orden de Bukele

Las reacciones a esta última orden que el mandatario dio a las fuerzas de seguridad para el combate de la violencia no se hicieron esperar.

El abogado constitucionalista Francisco Bertrand Galindo fue tajante en afirmar que la orden del presidente de aplicar la fuerza letal contra las pandillas y todo aquel que atente contra la vida de los salvadoreños es ilegal.

“Soldados y policías no están obligados a obedecer órdenes ilegales, por lo que yo interpreto que esa orden solo tiene sentido si se hace con un protocolo”, afirmó el jurista en plática con El Diario de Hoy.

Entre tanto, el jurista Dennis Muñoz, también abogado constitucionalista, afirmó que de acuerdo con el marco normativo en El Salvador, consideró absurdo y aberrante el dar una orden de letalidad a los agentes de autoridad, porque eso no está enmarcado en la ley.

El Salvador


CIDH expresa preocupación por “emergencia máxima” declarada en las cárceles de El Salvador

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este lunes su “preocupación” por la “emergencia máxima” declarada por el Gobierno de Nayib Bukele para las cárceles de El Salvador por el aumento de los homicidios en el país en plena pandemia de coronavirus

“La CIDH expresa preocupación por la ’emergencia máxima’ ordenada el 25 de abril por el presidente, Nayib Bukele, en centros penales del país”, escribió el organismo regional en su cuenta oficial de Twitter.

La CIDH considera que con ello se “pone en riesgo los derechos de las personas privadas de libertad”, urgiendo al Gobierno a “adoptar medidas que garanticen la vida e integridad” de los reos, puesto que “las consecuencias de la pandemia representan un mayor riesgo para esta población”.

Bukele anunció la “emergencia máxima” el pasado sábado denunciando que, según información de Inteligencia, los pandilleros presos habían ordenado a los que se encuentran libres que aumentaran los homicidios. Esto se traduce en un encierro total de los reclusos, de modo que no podrán salir de sus celdas ni tener contacto con el exterior.

El viernes fue el día con más homicidios desde la toma de posesión de Bukele con un total de 24 asesinatos. El récord anterior, 19 fallecidos el 20 de septiembre de 2019, fue atribuido por el mandatario salvadoreño a grupos opositores que tratarían de desestabilizar al Gobierno.

El Mundo


Procurador: Bukele no puede ordenar uso de fuerza

El procurador de DDHH opina que las cárceles no están controladas. La cifra de homicidios ya superó a los 65 reportados en marzo por la PNC.

“Lo que el presidente ha dicho no es una autorización porque no tiene facultades para ello”, explicó el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, José Apolonio Tobar, al ser cuestionado sobre la “autorización” vía Twitter que dio el presidente de la república, Nayib Bukele, a los elementos de Seguridad Pública de hacer uso de la fuerza letal en contra de los delincuentes.

Para Tobar, lo que el mandatario salvadoreño hizo fue extrapolar lo que ya estipula el Código Penal y el código de actuación de la Policía Nacional Civil (PNC) sobre la legítima defensa, pero que solo es aplicable como medida excepcional y no de manera regular.

Además, el procurador de Derechos Humanos consideró que si los miembros de estructuras criminales mandan mensajes a las pandillas fuera de las cárceles, es un parámetro que el sistema penitenciario no está cumpliendo con su labor y que debería enfocarse más bien en los aparatos que entran a las cárceles y no si tienen, o no, señal inalámbrica.

“Si se están originando ese tipo de condiciones al interior de las cárceles evidencia que el sistema penitenciario no está controlado. Que el Gobierno no está haciendo su trabajo de control en las personas privadas de libertad, el de control de señal y el no ingreso de aparatos tecnológicos”, agregó el procurador.

Estas declaraciones ocurren después de que la Policía reportara 59 homicidios entre el viernes al domingo pasado. Uno de los asesinatos más recientes está el de Rafael Mejía Reyes, de 65 años. Agentes cercanos al caso dijeron que Rafael fue asesinado en su casa ubicada en las cercanías del centro penal La Esperanza, mejor conocido como Mariona, en el municipio de Cuscatancingo, del departamento de San Salvador.

Testigos narraron a las autoridades que tres hombres entraron a la casa de Rafael por la parte trasera y mientras dormía le dispararon. Dos horas después, siempre en San Salvador, la Policía reportó la muerte de un hombre no identificado en un hospital, quien fue lesionado en un bus ruta 117, en el kilómetro 9 de la carretera Troncal del Norte.

También, la PNC reportó dos hombres asesinados en el municipio de Sonzacate (Sonsonate); una mujer y un hombre en Ahuachapán; un hombre en Jocoro (Morazán); uno más en Coatepeque (Santa Ana) y dos en La Palma y San Miguel de Mercedes (de Chalatenango). Al cierre de esta nota (5 de la tarde), las autoridades habían reportado 10 homicidios.

La Prensa Gráfica


Nayib Bukele ordena sellar celdas de pandilleros y hacer capturas en la calle: «Quien se oponga será abatido», advierte

El presidente de la República, ante el oleaje de homicidios desatados en los últimos días, ha ordenado medidas extremas en contra de las principales pandillas del país. La primera fue mezclar a los pandilleros.

Este día, en Twitter, Nayib Bukele ha anunciado la orden de sellar por completo las celdas donde están reclusos miembros de pandillas. «Ya no se podrá ver hacia afuera», escribió, y mostró las fotografías donde se están, literalmente, sellando las celdas.

«Estarán adentro, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla», ha dicho, y aseguró que esta medida evitará que «puedan comunicarse con señas hacia el pasillo».

En las calles, ha dicho el presidente, miembros de la PNC siguen «capturando a todos los cabecillas de las 3 pandillas», y advirtió que «el pandillero que ponga resistencia será abatido con fuerza proporcional y posiblemente letal por nuestra fuerza pública».

El Salvador Gram