Siguen los cadáveres en las calles de Guayaquil y Lenín Moreno prevé entre 2.500 y 3.000 muertes sólo en esa ciudad

13

En Guayaquil la gente lleva una semana viviendo junto a sus muertos

Hasta el jueves 2 de abril, según las autoridades, al menos 500 cadáveres estaban en casas o departamentos, algunos por una semana. La mayoría, ya descomponiéndose, por el calor imperante que puede llegar a los 38 grados.

La crisis sanitaria del Covid-19 ha encontrado en esta ciudad ecuatoriana, de 2,6 millones de habitantes, su rostro más siniestro.

Chimborazo 2425 y General Gómez, al sur. Edificio gris y azul. Primer piso. Allí murió el jueves 26 de marzo, en su propio cuarto, Emma Marina González Sánchez, de 89 años.

Su nieta hace el recuento para PRIMICIAS de un dolor profundo: “Tenemos el certificado de defunción. No sabemos si fue coronavirus. Ya no importa. Que se lleven el cuerpo. Está descompuesta. Pusimos a mi abuela en una caja funeraria. Tenía el rostro ya ennegrecido”.

“Vivíamos en el mismo departamento. Tuvimos que llevar el cadáver al garaje… Igual, hasta aquí sentimos los olores. ¿Cómo se puede vivir así?”.

Al otro lado de la ciudad

Son relatos que se replican. Al otro lado de la ciudad: Urdenor 1. Casa de dos pisos, amarilla. Adentro, en su cuarto, con el aire acondicionado a tope, yace Rafael Arnaldo Reyes Mora, de 67 años.

Dejó de respirar la medianoche del viernes 27 de marzo. Hasta el jueves 2 de abril nadie se llevaba el cuerpo. Soltero, sin hijos, vivía con su hermano menor, Gastón, de 59, y la hija de este, Ana María, de 20 años.

Ella resume la situación en diálogo con PRIMICIAS. “Tuvimos que abandonar la casa. Soy médica y no es nada saludable vivir con los hedores de un muerto, por más ser querido que haya sido. Nadie responde. Ya tenemos incluso el acta de defunción y nada. Es la peor pesadilla”.

Cada drama parece salido de las fauces de la literatura negra. Es Guayaquil, que concentra 1.520, de los 2.243 contagiados de Covid-19 que hay en Guayas y de los 3.163 que tiene Ecuador al 2 de abril de 2020.

Oficialmente en el país hay 120 muertes por el virus hasta el jueves 2 de abril, aunque muchas personas han fallecido sin que se les haga la prueba, como el tío Rafael Arnaldo o la abuelita Emma Marina.

En los sectores más pobres -los cinturones de miseria, tanto en los extremos norte y sur- el panorama es peor; por el tipo de edificaciones: más pequeñas, estrechas y el hacinamiento, donde pueden vivir hasta 10 personas.

En una de ellas lleva seis días el cuerpo inerte de Manuel Mesías Tucunango Araujo, en la calle El Oro 5828, entre la 29 y la 30 (Suburbio). Nadie retira el cadáver.

Guayaquil padece una curva ascendente de los casos “acompañada de la mortalidad, especialmente de los grupos más vulnerables”, explica Gina Watson, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Ecuador.

“No es un comportamiento anormal del virus. La humanidad ha aprendido a vivir con las diversas pandemias a lo largo de la historia. Por ejemplo, la viruela: se erradicó. Luego se aprendió a vivir con la polio y en el continente americano se eliminó. Como científicos estamos seguros que aprenderemos a vivir con el Covid-19”.

La situación extrema de Guayaquil, bautizada por los medios internacionales como el Wuhan de Ecuador, ha provocado protestas de los habitantes, que exigen ayuda para enterrar a sus muertos.

Fuerza de Tarea Conjunta

El Gobierno anunció el martes 31 de marzo que ya no era obligación cremar los cuerpos; sin embargo, desde la madrugada hay colas inmensas para tomar un turno, por ejemplo, en los cementerios de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, que es una de las tres entidades que dan este servicio.

El presidente Lenín Moreno, en un intento de enfrentar el drama, ha ordenado simplificar los trámites médicos y legales: de ocho papeles a uno, el certificado de defunción firmado por un médico.

Pero conseguir un médico para esa firma también se ha convertido en un suplicio.

De allí que se creó la Fuerza de Tarea para que policía, bomberos, agentes de tránsito y las tres ramas de las fuerzas armadas (Ejército, Marina y FAE) ayuden a recoger los cadáveres.

La persona a cargo de ello es Jorge Wated, titular de BanEcuador. Él explicó que este grupo ha podido sacar 200 cuerpos de sus casas; aunque no ha precisado cuántos quedan pendientes.

Todo esto sin contar con los fallecidos en los hospitales públicos o clínicas privadas. Para descongestionar las casas de salud el plan ha sido usar contenedores frigoríficos para los muertos, tres de ellos entregados por el Municipio de Guayaquil.

En un día regular, por circunstancias naturales o violencia, mueren en la ciudad un promedio de 28 personas. Eso más el Covid-19 suman un coctel de mortandad que el régimen no ha podido atender, y cuyas cifras difieren.

Los cementerios de la ciudad -particularmente de la Junta de Beneficencia- han explicado que están disponibles 2.000 espacios para afrontar la situación.

Algo que no será suficiente: el mismo Jorge Wated y el presidente Moreno han ratificado este jueves el peor escenario: los muertos superarán los 3.500.

Así, Guayaquil está lejos de superar el dolor, mientras más cuerpos se apilan en las esquinas más ocultas de casas y departamentos. Así, Guayaquil vive con sus muertos.

Primicias


Moreno prevé entre 2.500 y 3.000 muertes en Guayaquil por coronavirus

El presidente Lenín Moreno, ratificó, en cadena nacional, las medidas tomadas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional respecto a la progresiva normalización de las actividades en el país. Además, se solidarizó con Guayas, provincia que más casos de contagios y fallecidos registra.

“En principio eran cerca de 30 personas fallecidas que se recogían a diario, ahora son cerca de 150, en Guayaquil, en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus”, dijo Moreno.

Cifras que fueron emitidas, en principio, por Jorge Wated, quien encabeza el grupo de trabajo de la Fuerza de Tarea Conjunta en la provincia y es el presidente del directorio de BanEcuador.

“Los expertos médicos, lamentablemente, estiman cifras altas de fallecidos por Covid-19, solo en Guayas. Nos estamos preparando”.
Jorge Wated, encargado Fuerza de Tarea Conjunta

Moreno y Wated, además, coinciden en que Guayas registrará, en estos meses, entre 2.500 y 3.500 muertos a causa de Covid-19.

La Hora


Guayaquil, en shock por el manejo de los cadáveres en plena pandemia

Rosa se quedó con el cuerpo de su esposo en casa por un día antes de lograr que lo retiraran. En las calles también los cadáveres esperan. La pandemia trastocó el trato a los muertos en Guayaquil, alimentando la sensación de horror en la ciudad más poblada de Ecuador.

El puerto de Guayaquil tiene la mayor tasa de mortalidad del país por el covid-19 y la más alta de Latinoamérica: 1,35 muertos por cada 100 000 habitantes, por encima de la de Sao Paulo (0,92), según el médico salubrista Esteban Ortiz, de la Universidad de las Américas de Ecuador.

En medio del avance de la enfermedad, que en todo Ecuador deja casi 2 800 contagios, incluidos 98 muertos – la peor estadística regional después de la de Brasil -, Rosa Romero enfrentó la pérdida de su pareja, Bolívar Reyes, aparentemente por un infarto no relacionado con el virus.

La ama de casa de 51 años debió esperar hasta el día siguiente del deceso para que el servicio forense retirara el cadáver de su vivienda. Una semana después, no sabe dónde está.

“En Criminalística nos dijeron que lo habían llevado al Hospital del Guasmo, fuimos a averiguar pero no estaba registrado por ningún lado”, dijo Romero a la AFP.

https://public.flourish.studio/visualisation/1594562/?utm_source=showcase&utm_campaign=visualisation/1594562

El toque de queda de 15 horas que rige en esta ciudad de 2,7 millones de habitantes le ha dificultado todavía más la búsqueda.

La paralización detuvo el trabajo de cementerios y funerarias, que además se muestran reacias a lidiar con los muertos en sus viviendas por miedo a que hayan perecido por el nuevo coronavirus y sean fuente de contagio.

Las autopsias están restringidas y en un principio el gobierno, que también prohibió los tradicionalmente concurridos ritos funerarios, optó por imponer la cremación de las víctimas de la enfermedad, pero debió dar marcha atrás ante las críticas recibidas.

La pandemia “complicó el funcionamiento del sistema mortuorio de la ciudad, es entendible cuando existe un incremento de fallecidos, una limitación de personas para poder trabajar en todos los sectores”, reconoció el portavoz oficial Jorge Wated.

Cruzada por los muertos

El virus está castigando con fuerza a la provincia de Guayas y su capital, Guayaquil, donde se concentra el 70% de los casos y más de la mitad de los 98 fallecidos del país. En todo el planeta se cuentan cerca de un millón de infectados y más de 47 000 muertos.

https://public.flourish.studio/visualisation/1631922/?utm_source=showcase&utm_campaign=visualisation/1631922

El sistema de salud de Guayaquil está bajo máxima presión mientras su alcaldesa, Cynthia Viteri, cumple con la cuarentena tras haber contraído el virus.

Al mismo tiempo se viralizan videos que muestran a gente con tapabocas desplomándose o cuerpos botados en las vías.

El pánico ha dado paso a una sensación de horror por el trato que están recibiendo los cuerpos en esta calurosa y húmeda ciudad, en medio de la desinformación e imágenes sin filtro que se propagan por redes sociales más rápido que la enfermedad.

Blanca Moncada, una periodista de 31 años del diario Expreso de Guayaquil, se hizo eco del drama de los muertos desamparados. Lanzó una campaña en Twitter y en dos días ha difundido 50 casos, aunque no se sabe cuántos están relacionados con la pandemia.

“Recibíamos videos, fotografías, videos de desesperación, audios de desesperación, llamadas de desesperación de personas, ciudadanos guayaquileños que querían que sus muertos sean recogidos”, dijo a la AFP.

El gobierno de Lenín Moreno activó una fuerza compuesta por militares y policías para que se ocupe de la gestión de los cadáveres en Guayaquil. Entre lunes y miércoles levantó 150 cuerpos que yacían en casas.

“Lo peor está por venir”

Los guayaquileños están en “shock”, dice a la AFP Pablo Andrade, experto en política pública de la Universidad Andina Simón Bolívar. Y todo por “la displicente, humillante forma con la que el gobierno central ha tratado el asunto” de los cuerpos.

Hasta marzo se contaban unos 35 muertos diarios en Guayaquil por múltiples causas, y por la emergencia “ha habido retardo en la recogida de los cuerpos”, admitió el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

Eso, según el funcionario, alimentó la sensación de que los muertos están aumentando exponencialmente en plena emergencia sanitaria.

Pero lo cierto es que por primera vez pasaron días antes de que decenas de cuerpos fueran sacados de las viviendas.

En un mensaje público, Wated pidió “disculpas” a las familias y advirtió que lo peor está por venir: “Los expertos médicos lamentablemente nos han dicho y estiman que fallecidos en estos meses llegarán a entre 2 500 a 3 500 por covid-19, solo en la provincia del Guayas. Para eso nos estamos preparando”.

El Comercio


Presidente de la CONAIE: “No se han adoptado protocolos (por COVID-19) para pueblos indígenas”

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), Jaime Vargas, afirmó este jueves que el Gobierno no ha adoptado protocolos particulares para que los pueblos originarios puedan hacer frente al COVID-19.

En una comparecencia virtual, sin preguntas de los medios, el dirigente consideró que “no ha habido una decisión firme desde el Gobierno nacional en adoptar medidas de prevención”.

Vargas censuró que ha faltado por parte del Ejecutivo “capacidad de planificación, organización, garantías necesarias para los pueblos y sectores sociales y populares, porque no se han adoptado protocolos para los pueblos indígenas”.

Recordó que los líderes de las catorce nacionalidades reconocidas en el país han trasladado a sus comunidades las disposiciones de prevención del Ministerio de Salud y de la OMS, con las que se mostró “respetuoso”, en particular la campaña de “Quédate en casa”.

Y en enfatizó que desde las comunidades autóctonas se han traducido a los diferentes idiomas las instrucciones para evitar la propagación del coronavirus.

La CONAIE, al igual que la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) y sus organizaciones integrantes de los nueve países amazónicos, han exhortado en varias declaraciones desde que se inició la emergencia humanitaria sobre la especial vulnerabilidad de los pueblos originarios y pidieron a los gobiernos adoptar medidas de protección.

El líder indígena ecuatoriano remarcó que tanto la ONU como otros mecanismos internacionales subrayan la necesidad de medidas especiales para los pueblos indígenas y se preguntó retóricamente, “¿Qué pasaría si se infectan nuestras comunidades?”

Aclaró que en poblaciones donde no hay servicios básicos, ni hospitales, ni farmacias la situación se torna “muy preocupante” y podría llevar al exterminio de comunidades enteras en caso de contagios.

Demandó una vez más al Ejecutivo que se abstenga de cancelar la deuda externa para destinar esa partida a atender a los más vulnerables en esta emergencia sanitaria.

CONAIE reiteró que, dejando a un lado ideologías políticas, se analice la posibilidad de que Ecuador busque asistencia internacionales de países como Cuba o China en el ámbito de la salud, y resaltó la labor de los líderes de comunidades locales que están ayudando a familias necesitadas que se han quedado sin sustento a raíz de las restricciones impuestas por las autoridades.

Ecuador registra 120 fallecidos y 3.163 casos positivos de COVID-19 en todas las provincias del país, incluidas las amazónicas.

El 29 de febrero las autoridades anunciaron la detección del primer caso, importado de España, el de una mujer que arribó al país el 14 de ese mes y falleció como consecuencia del virus.

Ecuavisa


Impacto del covid-19 en Ecuador: 3 163 casos confirmados y 120 fallecidos

#ENVIVO | Mensaje del Presidente de la República Lenín Moreno sobre la emergencia sanitaria por covid-19 en Ecuador

#ENVIVO | Mensaje del Presidente de la República Lenín Moreno sobre la emergencia sanitaria por covid-19 en Ecuador

Publicado por El Comercio en Jueves, 2 de abril de 2020

Este 2 de abril del 2020 Ecuador superó los tres millares de personas contagiadas y registró más de un centenar de fallecidos por la pandemia del covid-19. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional registró 3 163 personas infectadas, 3 302 casos con sospecha a la espera de confirmación, 120 fallecidos y 65 personas con alta hospitalaria.

El anuncio lo hizo Ernesto Carrasco, viceministro de Atención Integral de la Salud, al presentar el informe Nro. 38 de coronavirus en Ecuador la mañana de este jueves a través de una cadena nacional.

¿Cuáles son los datos oficiales de fallecidos?

Carrasco señaló que hay 120 personas fallecidas por casos confirmados de covid-19. Sin embargo, “adicionalmente se registran 78 fallecidos probables por el coronavirus a escala nacional”.

Entre los casos confirmados por covid-19, Guayas concentra el mayor número de muertes: 82. Después, está El Oro con 10 muertes, Los Ríos con 6 muertes, Pichincha con 5 muertes, Santa Elena con 4 muertes, Azuay con 4 muertes, Cañar con 2 muertes, Manabí con 2 muertes, Cotopaxi, Bolívar, Tungurahua, Sucumbíos e Imbabura registran una muerte por provincia.

Del total de casos confirmados, el 55% (1 730) pertenece al sexo masculino; el 45% (1 433) al sexo femenino. En cambio, son tres grupos etarios los que encabezan los picos de contagio en el país: de 20 a 49 años (1 905 casos), de 50 a 64 años (796) y de 65 en adelante (352).

En el país hay incertidumbre. Jorge Wated -designado por el presidente Lenín Moreno para gestionar los trámites de defunción de los fallecidos- señaló que “los expertos médicos, lamentablemente, nos han dicho y estiman que (los) fallecidos en estos meses llegarán a entre 2 500 y 3 500 por covid solo en la provincia del Guayas”.

Guayas registra la mayor cantidad de contagios

En Ecuador hay 3 163 casos confirmados de covid-19, luego de que se practicaran 9 604 pruebas de coronavirus. Guayas reporta el mayor número de enfermos (2 243, equivale al 70,9% de casos), seguida por Pichincha (259 casos, equivale al 8,2% de contagios en el país). En 17 horas, en Guayas se confirmaron 302 nuevos infectados, según el último informe del COE.

Les siguen las provincias de Los Ríos con 131, Azuay con 99, Manabí 61, El Oro 56, Cañar 53, Santa Elena 44, Sucumbíos 27, Loja 27, Bolívar 26, Santo Domingo de los Tsáchilas 24, Chimborazo 24, Imbabura 16, Tungurahua 12, Cotopaxi 12, Esmeraldas 11, Morona Santiago 10, Galápagos 10, Carchi 7, Pastaza 7, Zamora Chinchipe 2, Orellana 1 y Napo 1.

Alexandra Ocles, titular de la Secretaría de Gestión de Riesgos, anunció las nuevas medidas del COE nacional, entre ellas, la suspensión de clases hasta el 30 de abril.

El Comercio


[su_button background=”#ef2d32″ color=”#ffffff” size=”6″]VOLVER[/su_button]

 

Más notas sobre el tema