Asesinan a un periodista que estaba bajo protección y es el sexto en lo que va del año

494

Van seis periodistas asesinados en México en 2020

Con el asesinato del periodista Jorge Miguel Armenta Ávalos, dueño de los periódicos Tiempo y Medios Obson, suscitado en Ciudad Obregón, Sonora, ya suman seis los comunicadores asesinados en lo que va de 2020 y 159 de 2000 a la fecha.

Así lo dio a conocer la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) que condenó el homicidio de Armenta Ávalos y demandó a las autoridades de procuración de justicia investigar de manera exhaustiva los hechos, con especial atención en la posible relación con las labores informativas del comunicador.

El organismo nacional manifestó su preocupación “por la ausencia de acciones y estrategias coordinadas de las instancias del Estado mexicano tendentes a garantizar la vida, seguridad e integridad personal de las y los periodistas, pues dichas agresiones constituyen un obstáculo e inhiben el pleno ejercicio del derecho a la libertad de expresión en nuestro país”.

Esta instancia presidida por María del Rosario Piedra Ibarra subrayó que es alarmante la falta de efectividad, eficiencia y vigencia de los mecanismos públicos existentes para la protección de periodistas y colaboradores de los espacios informativos, pues las agresiones en su contra “no sólo afectan a los integrantes de este gremio, sino que además representa un agravio a la sociedad al no poder ser ampliamente informada respecto de la transparencia en los procesos relacionados con la ‘cosa pública’ o dimensión social, así como en la formación de la opinión pública”.

La CNDH aseveró que se mantendrá atenta a las actuaciones de las autoridades correspondientes sobre las investigaciones de este crimen, a fin de que el caso no quede impune.

La Jornada


Asesinan en Sonora al periodista Jorge Armenta, director de Medios Obson

El periodista mexicano Jorge Armenta, director de Medios Obson, fue asesinado este sábado en Ciudad Obregón, Sonora, junto con un policía municipal; un comandante también resultó herido, informó en redes sociales la Fiscalía del estado.

Armenta “tenía amenazas y estaba bajo protección” del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, adscrito a la secretaría de Gobernación (Interior), dijo a la agencia AFP Balbina Flores, representante en México de Reporteros Sin Fronteras.

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, ordenó iniciar “de inmediato las investigaciones para esclarecer y dar con los responsables del condenable ataque contra el director de Medios Obson, Jorge Armenta y 2 agentes de la policía municipal”.

Jorge Armenta es el cuarto periodista asesinado en lo que va de este año.

El 11 de abril fue hallado el cadáver del periodista Víctor Fernando Álvarez, editor y director general del portal Punto X Punto Noticias, en el puerto de Acapulco, en Guerrero, después de haber desaparecido el 2 del mismo mes.

María Elena Ferral, reportera del local Diario de Xalapa y directora del periódico digital Quinto Poder, fue asesinada a balazos en Veracruz el 30 de marzo. La periodista había denunciado múltiples amenazas de muerte y de agresiones por parte de personajes de la política local de la zona donde ejercía su labor.

El 9 de enero, Fidel Ávila, locutor de radio en una emisora local, fue localizado en Michoacán con impactos de bala; en noviembre de 2019 se había reportado su desaparición.

México es uno de las naciones más peligrosas para ejercer el periodismo en el mundo. Más de 100 periodistas han sido asesinados en el país desde el año 2000 hasta la fecha.

En el 2019, en México fueron ultimados 10 periodistas, según un conteo de Reporteros sin Fronteras. “Más del 92%” de los homicidios de periodistas en este país permanece impune, añadió Flores a AFP.

El viernes se cumplieron tres años del asesinato del periodista mexicano, Javier Valdez, colaborador de la AFP durante una década, corresponsal del diario de circulación nacional La Jornada y fundador del semanario Ríodoce.

Reporteros Sin Fronteras denunció que el proceso judicial por su asesinato sufre “negligencias y retrasos”.

Expansión

Más notas sobre el tema