Así será el regreso a la “nueva normalidad” después de la cuarentena

527

Semáforo del coronavirus en México: así será el regreso a la ‘nueva normalidad’

El llamado semáforo de coronavirus regulará el regreso a la “nueva normalidad” en México y se pondrá en marcha a partir del 1 junio. A partir de él, se determinará el regreso de los estados y municipios a las actividades económicas, sociales y culturales, tras la fase crítica de la pandemia por coronavirus covid-19. Con base en el semáforo, se designará la fecha y las medidas de mitigación: operará por regiones y se publicará semanalmente.

El semáforo funciona de manera similar al Hoy No Circula en la Ciudad de México y está compuesto por cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde, y de acuerdo con esta escala se valuarán:

-El espacio público abierto y cerrado
-Las medidas de salud pública y del trabajo
-Actividades laborales, ya sean esenciales o no esenciales
-La situación de las personas vulnerables
-Las actividades escolares

“Es un regreso a una nueva normalidad, porque vamos a estar todo el tiempo sabiendo que tenemos que seguir cuidándonos. Todavía no hay vacuna ni medicamentos para la atención de covid-19, hay esfuerzos muy importantes en los que México participa, pero aún no la tenemos. Entonces, tenemos que seguir cuidándonos con las recomendaciones del sector salud, que vamos a tomar independientemente del color del semáforo”, dijo la secretaria de Economía, Graciela Márquez, en la conferencia mañanera.

Semáforo de regreso a la nueva normalidad: cómo funciona​​

Durante las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador y de Salud, las autoridades anunciarán semanalmente en qué color está cada estado y, de acuerdo con ello, se seguirán medidas específicas. A continuación, te presentamos el significado de cada color.

Rojo: Sólo se permitirán las actividades laborales esenciales, agregando tres nuevos sectores a la lista: minería, construcción y fabricación de transporte.

Naranja: Se incluyen a las actividades no esenciales, pero en un nivel reducido de éstas. Actividades en espacios público podrán empezar a operar de manera limitada. Las personas vulnerables podrán integrarse a las actividades laborales con el máximo cuidado, por lo que se tendrán protocolos para reducir sus jornadas de trabajo y designarles lugares específicos.

Amarillo: Se podrá laborar en las actividades esenciales y no esenciales sin restricción. En el espacio público abierto habrá restricciones menores, pero serán mayores a los cerrados, como cines, restaurantes y teatros. Aún no se podrá regresar a clases.

Verde: No hay restricciones de salud en ninguna de las actividades. Esta fase se caracteriza principalmente por la reactivación de las actividades escolares.

La secretaria de Economía puntualizó que sin importar el color en el que se encuentre un estado, se deberán seguir las medidas de salubridad en todo momento, como forma de prevención. De igual forma, pidió a las personas vulnerables (con padecimientos crónicos o de la tercera edad) que se atiendan médicamente para reducir el riesgo de contagio.

Semáforo: Cuándo inicia

La estrategia conjunta iniciará el 1 de junio; sin embargo, tendrá una etapa previa, por lo que el semáforo comenzará a aplicarse desde el 18 de mayo, junto con la reapertura de algunas actividades no esenciales.

Los ciudadanos podrán consultar el semáforo por regiones para determinar qué tipo de actividades están permitidas de acuerdo con la cantidad de contagios en su entidad. La información se actualizará semanalmente y los estados cambiarán su color siempre y cuando se sigan las medidas de salud y reduzca el número de infectados.

Nueva normalidad en México: las tres etapas

Ahora bien, el semáforo se trata de una de las tres etapas que comprende la estrategia para la “nueva normalidad” en México.

Las etapas inician el 18 de mayo, aunque el Presidente dijo que si hay estados o municipios que decidan no apegarse al plan para la reactivación económica y social no habrá controversia, pues éste es opcional. “Este plan es de aplicación voluntaria (…) si hay una autoridad municipal que de acuerdo a las características propias de cada región, de cada estado, decide que no va a acatar este plan no habrá controversia, no vamos a pelearnos”.

En ese sentido, el gobernador de Jalisco ya indicó que los 11 municipios del estado que forman parte de aquellos llamados “de la esperanza”, al no presentar casos, permanecerán bajo cuarentena.

Te detallamos las tres etapas del plan de regreso a la nueva normalidad:

Etapa 1: 18 de mayo

Para poder reiniciar actividades en los municipios de la esperanza (aquellos sin casos de coronavirus), del 14 al 17 de mayo se implantarán cercos sanitarios para que el 18 de mayo sea posible la reapertura de escuelas, espacios públicos y sitios de trabajo.

Etapa 2: del 18 al 31 de mayo

Fase de preparación debido a que empresas, trabajadores y familias deberán de tener protocolos para saber qué hacer en cada momento de la pandemia, de acuerdo con la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, durante La Mañanera.

Etapa 3: inicia el 1 de junio

Comienza el 1 de junio con el sistema de semáforo semanal por regiones que constará de cuatro colores: rojo, anaranjado, amarillo y verde, como se detallo al inicio de esta nota. Cuando el semáforo se ubique en rojo significa que se deben seguir las medidas sanitarias ante el coronavirus y cuando esté en verde quiere decir que no hay restricción de salud en ninguna de las actividades.

Diario de Chiapas


El desempleo y EU presionan a México para regresar a la “nueva normalidad”

Por Luz Elena Marcos Méndez

El regreso a la “nueva normalidad” de México con la reapertura de los sectores esenciales de su economía a partir de la segunda mitad de mayo responde tanto a la necesidad de no perder más empleos como a las presiones de Estados Unidos, coincidieron analistas y empresarios consultados por Expansión.

Sin embargo, dijeron que el proceso debe hacerse con cautela debido a los temores de nuevos contagios de Covid-19, pues el país ya rebasó los 42,500 contagios y las 4,400 muertes.

“La presión que ejerce Estados Unidos es natural porque ellos tienen un riesgo diferente, a ellos la pandemia les llegó antes y les llegó con un impacto de una dimensión diferente en comparación con lo que nos ha pasado. El gobierno mexicano ha actuado con toda responsabilidad y respondiendo a nuestra realidad de tiempos y de impacto”, comentó en entrevista Jorge Torres, presidente de American Chamber México (AmCham).

El directivo señaló que en las últimas 5 semanas se han establecido mesas de trabajo y diálogo con el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez para convenir la reanudación de actividades entre los dos países.

“Es un proceso de homologación de actividades en términos de industrias, de sectores y empresas. Lo vemos como un tema de colaboración”, añadió.

Para José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), se trata también de la necesidad de México de otorgar insumos a Estados Unidos al ser uno de los proveedores más importantes de ese país, una versión que es apoyada por Gilberto Lozano, socio Líder de Estrategia en EY México.

“Si no lo hacemos (regresar actividades), perdemos la posición”, dijo Lozano en entrevista y explicó que si México no comercia con EU, puede perder clientes.

De la Cruz, por su parte, señaló que es un proceso de lógica pues también se trata de cumplir con los requerimientos que marca el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), que en unos días se convertirá en T-MEC.

“Sí hay un condicionamiento impuesto; el hecho de que México por mucho años disfrutó de las inversiones que llegaron del sector automotriz hace que cuando en Estados Unidos se considere estratégico reactivar a ese sector pues México tenga que alinear ese sector y toda su cadena de insumos intermedios que necesita”, añadió.

Otro de los motivos, es evitar más despidos en los sectores. “Ya estábamos llegando a un punto donde la mayoría de las empresas como son Mipymes venían batallando. Con que se abra la industria ya se va a empezar a generar y nos va a ayudar a que cada uno tenga ingresos para poder pagar”, dijo José Francisco Guajardo, presidente de Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Nuevo León.

De acuerdo con el representante de la CMIC, los empresarios fueron “solidarios” con sus empleados y pese a no tener ingresos pagaron el sueldo de los trabajadores. Guajardo refirió que en Nuevo León había 150,000 trabajadores en la industria de la construcción por lo que de seguir con el cierre de las actividades más allá del 18 de mayo, se podrían perder entre un 20% y 25% de los empleos solo en el Estado.

“Estoy seguro que hasta este viernes la mayoría (de los empresarios) vamos a tratar de mantener a nuestros trabajadores y la siguiente semana sería algo crítico reiniciamos la pérdida de empleo no será tan grave”, dijo en entrevista.

Para José Luis de la Cruz, el regreso del sector de la construcción y de la minería es importante para que las empresas no quiebren y se siga perdiendo el empleo.

“Junto con la minería, que es un elemento esencial para que funcione la construcción, pues el gobierno ha decidido reabrirlos un tanto por esta presión de la posible quiebra que hay en ese sector que ha entrado en recesión desde hace varios años”, destacó de la Cruz.

El especialista destacó que aún falta ver si los proyectos que se tenían planeados antes del paro por el coronavirus seguirán vigentes o si se tendrán que rehacer los programas de inversión.

“La reapertura no significa que todos los proyectos se van a reactivar y en ese sentido va a ser necesario el que el gobierno instrumente medidas complementarias para tratar de garantizar que el sector de la construcción va a tener proyectos donde invertir”, destacó.

El gobierno estadounidense tiene un plan similar al de su vecino del sur. La reapertura se hará en tres fases con asesoría de expertos en salud pública, los cuales darán pauta a los gobiernos locales a reabrir los negocios sin exponer a su población a nuevos contagios.

Expansión


Recibe Ebrard tercer avión con 2 mil ventiladores procedentes de EU

El canciller Marcelo Ebrard, recibió la noche de este jueves en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el tercer avión con 2 mil ventiladores que el gobierno de México adquirió a Estados Unidos para enfrentar la pandemia de Covid 19.

“Es un vuelo de ventiladores, respiradores, hay quienes les denominan equipos de apoyo auxiliar, bueno, hay diferentes denominaciones, pero son lo que entendemos comúnmente como ventiladores y que sirven para apoyar terapias intermedias, la transición a intensiva, y para salvar vidas en el caso de que no se pueda acceder a ventiladores más complejos, que se conocen como de terapia intensiva”.

Dijo que los equipos están diseñados especialmente por la empresa “Philips, cuya matriz está en Holanda y que tiene plantas aquí en México. Y estos que recibimos el día de hoy están fabricados en Estados Unidos. se diseñaron especialmente para esta pandemia, es muy significativo que lleguen el día de hoy porque justo ahora es cuando más uso y aplicación le vamos a dar en toda la República Mexicana”.

Indicó que dos mil aparatos es un número inmenso, “Para que nos demos una idea, todo México, después de un esfuerzo muy grande, llegó a conseguir el número aproximado de entre 3 y 4 mil adicionales a los que ya teníamos. De manera que hoy en día este es un gran tesoro, es muy difícil conseguir 2 mil equipos hoy en el mundo”.

Agradeció en primer lugar al equipo de Philips, por su buena atención,” somos de los primeros países que tienen esta posibilidad; desde luego a la subsecretaria Martha Delgado, aquí presente; a nuestras compañeras integrantes del equipo, Jimena, Manola, Laura, que no estás en la Secretaría, pero sí en el equipo, entusiastas promotoras de esto, sino no sería posible que estuviéramos aquí.

“Y, por supuesto, a Héctor Valle de la Fundación Mexicana para la Salud. ¿Por qué? Bueno, como ustedes saben, él forma parte, y es uno de los promoventes principales, del esfuerzo Juntos por la Salud, que hoy por hoy es el principal esfuerzo en el país del sector privado y de la sociedad de respaldo para equipo de protección médica y equipos como estos, que son pagados por particulares, donantes individuales o fundaciones, empresas, que nos hacen favor de aportar recursos, no a nosotros, para la sociedad, para los que hoy son pacientes en toda la República Mexicana. Esos 2 mil aparatos van a estar en todo el país, y son una excelente noticia” agregó el canciller mexicano.

La Jornada

Más notas sobre el tema