Bolivia: se extienden los bloqueos contra el gobierno de facto

798

Copacabana se suma a bloqueos contra cuarentena y elecciones

Un grupo de pobladores del camino a Copacabana en La Paz se sumaron ayer al bloqueo de que iniciaron Yapacaní en Santa Cruz, Macha en el norte de  Potosí, K’ara K’ara en Cochabamba y a la protesta en Eucaliptos en Oruro.

Los vecinos del Distrito 7 de La Paz cerraron un sector de la carretera a Copacabana exigiendo que se levante la cuarentena. “Estamos cansados de estar encerrados dos meses, nuestros hijos tienen hambre”, dijo a los periodistas uno de los manifestantes.

El sector, además, pide la convocatoria a elecciones en los 90 días que definió la Asamblea Legislativa Plurinacional, de mayoría del MAS, porque considera que el Gobierno de la presidenta constitucional Jeanine Áñez busca “prorrogarse” con el argumento del coronavirus.

“El Gobierno tenía que estar 90 días hasta llamar a elecciones”, reiteró uno de los manifestantes, quien además remarcó que la movilización fue autoconvocada.

Otro pedido del sector es la realización de una auditoría de las donaciones internacionales que Bolivia está recibiendo por la emergencia sanitaria de la pandemia del coronavirus.  “Las ayudas no se manejan de manera adecuada”, declaró.

En tanto, en Yapacaní  un grupo de pobladores bloquea por segundo día la ruta principal de oriente a occidente impidiendo el paso a unos 200 camiones de carga. Aunque el alcalde Vicente Flores se comprometió a flexibilizar la cuarentena, porque el municipio está en riesgo moderado la movilización se mantiene.

El sector tiene los mismos pedidos que los pobladores de Copacabana: rechaza la cuarentena y pide convocar a elecciones.  En Potosí los pobladores del municipio de San Pedro de Macha que bloqueaban la carretera Diagonal Jaime Mendoza exigiendo convocatoria a elecciones decidieron declarar un cuarto intermedio en sus medidas de presión tras reunirse con el gobernador Omar Veliz, informó El Potosí.

En Cochabamba sectores afines al MAS mantienen bloqueado el botadero de K’ara K’ara. En Eucaliptos, Oruro, pobladores impiden el regreso de policías y militares.

GOBIERNO REITERA QUE SU PRIORIDAD ES LA VIDA

REDACCIÓN CENTRAL

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, dijo que el Gobierno prioriza la vida antes que la política y que aseguró que ha respondido a los conflictos de acuerdo a cada situación. En el caso de K’ara K’ara considera que el tema se usa como un chantaje.

“El Gobierno actuó según la situación”, declaró a radio Panamericana. Y expresó que hay sectores que se han visto más afectados por la cuarentena como el transporte, pero pese a ser un gremio que tiene demandas constantes ha entendido que tiene que velar por la salud de sus afiliados frente al coronavirus.

En tanto, la presidenta Jeanine Áñez pidió el pasado viernes no caer en provocaciones y pidió a la población seguir cumpliendo con la cuarentena para prevenir el coronavirus. Y manifestó que el coronavirus no es un problema de Bolivia, sino del mundo.

Por otro lado, el presidente Evo Morales que hace unos días pidió a los dirigentes del MAS cumplir la cuarentena publicó ayer en su Twitter: “La cuarentena no es igual para todos. Socios de golpistas con franquicias de Burger King y Subway, y Pollos Sofía y supermercados funcionan; pero mercados, kioscos y tiendas del pueblo tienen prohibido abrir. Los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres en la pandemia”.

Los Tiempos


Yapacaní cumple segunda jornada de bloqueo y lleva 17 días sin policías

Tres días después de que las autoridades del municipio de Yapacaní llegaron hasta la capital cruceña para pedir al comando de la Policía que los uniformados retornen a ese municipio, un grupo de pobladores instalaron un bloqueo en la carretera la mañana del sábado y este domingo cumplieron la segunda jornada de la medida que tiene diversas demandas que se relacionan con la cuarentena por coronavirus. Este municipio, tiene siete casos confirmados, 18 sospechosos y 25 contactos identificados, según el informe dado por el alcalde Vicente Flores.

Así, nuevamente este municipio vuelve a mostrar una cara de punto de conflicto en el departamento, luego de que el puesto policial fuera atacado la noche del 30 de abril por encapuchados que causaron destrozos y saquearon las motos retenidas por incumplir las restricciones de circulación. Aquella noche la Policía, además del representante del Ministerio Público se replegaron del lugar.

Este domingo, el municipio ya cumplió 17 días sin presencia policial, la cual se ha asentado en municipios aledaños, como Santa Fe y San Carlos, donde existen otras unidades policiales.

El alcalde acudió al punto de bloqueo la tarde del sábado para pedirles un cuarto intermedio hasta el lunes y ofrecerse como mediador en las demandas que no son competencia municipal. En lugar de ello, los bloqueadores endurecieron la medida puesto que además de vehículos de alto tonelaje vaciaron promontorios de tierra para cerrar la vía y, por la noche, atacaron a una ambulancia que trasladaba a un paciente desde San Carlos. El alcalde ha manifestado que las peticiones de los bloqueadores tienen que ver con que se hagan nuevas pruebas a los casos confirmados para certificar de que tienen coronavirus, por lo que el burgomaestre señaló que pedirá un informe al Sedes; también piden el cambio de autoridades de salud del municipio y que se levante la cuarentena.

La tarde del sábado, cuando acudió al lugar Flores les indicó que el municipio flexibilizará la cuarentena al haber pasado de alto riesgo a la categoría de riesgo medio, por lo que desde este lunes se ampliarán los horarios de circulación, de atención en los mercados y algunas instituciones públicas y privadas volverán a atender.

La Policía

Si bien el miércoles las autoridades de Yapacaní llegaron hasta el Comando Departamental de la Policía, acompañados del Defensor del Pueblo como mediador, y dejaron un carta solicitando el retorno de los uniformados, desde la institución verdeolivo EL DEBER conoció que recibieron la carta y atendieron a la delegación, pero que el tema del retorno se está manejando desde el Comando nacional.

El tema del retorno policial es complejo, puesto que los ataques que sufre la Policía en ese municipio, que es uno de los bastiones del Movimiento Al Socialismo, se han dado de forma reiterada. Antes del último hecho de vandalismo, sucedido el 30 de abril, se tenía el antecedente de noviembre de 2019, durante los 21 días de paro cívico que derivó en la renuncia del expresidente Evo Morales.

En aquella oportunidad, la Policía fue expulsada y la comisaría destrozada y saqueada. Es más, los vándalos llegaron a robar armas, vehículos y uniformes policiales, los cuales usaron para causar temor entre los pobladores. Luego, Yapananí estuvo bloqueada por 11 días hasta una intervención coordinada entre la Policía y el Ejército para retomar el control el 21 de noviembre, luego de la huida de Morales del país.

Por esto, se conoce que para el retorno de la Policía, se está pidiendo que las autoridades coadyuven a la identificación de los encapuchados y la devolución de las motos que fueron sacadas irregularmente, además de que se subsanen los daños a la infraestructura.

Ahora, la violencia nuevamente aflora, puesto que, el sábado, gendarmes que controlaban a los comerciantes en los mercados, fueron agredidos por rodeados por gremiales y mototaxistas. Varios lograron huir, pero no corrieron la misma suerte el intendente municipal René Apaza y dos gendarmes mujeres que fueron trasladados al hospital comunitario para ser atendidos.

Una de las funcionarias de la intendencia que logró huir de la turba contó: “recibí amenaza de violación y otras cosas más; tengo hijos y familia y mi integridad física corren peligro”.

El Deber


Cochabamba duplica en 7 días casos registrados desde marzo: COED se pronuncia hoy

Desde el lunes hasta ayer, Cochabamba registró 120 casos positivos de COVID-19, de los 224 que se presentaron desde el 14 de marzo, es decir en la última semana el número de infectados se duplicó.

Ante esta situación, hoy el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental, COED, analizará la situación para ver las medidas que se tomarán en la semana que empieza.

Desde el Servicio Departamental de Salud, SEDES, se informó que el 11 de mayo el número de infectados llegó a 11; el 12 de mayo, 21; el 13 llegó a 18; el jueves 14, 22; el viernes, 26, el 16, 18 casos y ayer, 10, haciendo un total de 120. Actualmente, el departamento tiene 224 casos positivos a la prueba de laboratorio.

El director del SEDES, Yercin Mamani, informó que el incremento de casos se debe a una variación de la estrategia de búsqueda de contactos. “Ahora se realiza una búsqueda activa, eso quiere decir que el personal de Salud va hasta las casas de los contactos a tomar las pruebas”.

Anoche, el alcalde municipal de Cochabamba, José María Leyes, informó que a las 9 de la mañana de hoy el Comité Operativo de Emergencia Departamental COED se reunirá para tomar una decisión respecto a la aplicación de la cuarentena dinámica.

Se determinará qué municipios mantienen el riesgo alto, cuáles alcanzaron riesgo medio y cuáles riesgo moderado.

Uno de los municipios afectados son: Cochabamba, Omereque, Independencia, Tarata, Arani, Vacas, Santivañez, Cliza, Quillazollo, Sipe Sipe, Tiquipaya, Vinto, Colcapirhua, Sacaba, Colomi, Villa Tunari, CHimoré, Puerto Villarroel, Entre Ríos, Punata y San Benito.

Los mayores casos se presentan en Cochabamba, Santivañez, Quillacollo, Sacaba y Sipe Sipe.

Desde hoy, el municipio de Sacaba toma mayores medidas. Cerró dos vías de acceso a Sacaba, la Circunvalación y la avenida Chapare. La única avenida de ingreso al municipio será la avenida Villazón. En ese municipio se registraron más de 30 casos.

También los mercados solo se abrirán los lunes, miércoles y viernes, además de los lugares que comercializan comidas.

Opinión


VOLVER
Más notas sobre el tema