Covid-19: casi 3 mil muertes y en Pichincha sólo queda una cama en cuidados intensivos

Casos de coronavirus en Ecuador, jueves 21 de mayo: 35 306 confirmados, 2939 fallecidos

El informe de situación epidemiológica a este jueves 21 de mayo, cuando se han tomado 101 580 muestras en Ecuador para COVID, alcanza a 35 306 confirmados.

Además, las autoridades detallan que hay 2939 fallecidos por COVID-19, y otros 1880 fallecidos probables por coronavirus.

De acuerdo a las cifras hay 42 392 casos descartados. Y la cifra de pacientes recuperados se incrementó un poco a 3536. Un total de 10 087 casos ya tienen alta epidemiológica. Y 3638 son casos con alta hospitalaria.

De los casos confirmados, 14 486 están estables en aislamiento domiciliario, según el Ministerio de Salud. Y, de los hospitalizados 415 están estables y otros 205 están hospitalizados con pronóstico reservado. (I)

El Universo


El sistema sanitario de la capital ecuatoriana está a tope por coronavirus

«El día de hoy hay una sola cama de cuidados intensivos disponible en la provincia», remarcó la Prefecta de Pichincha Paola Pabón, quien ha pedido mantener unos días más la luz «roja» del sistema de «semáforo» epidemiológico aplicado por el Gobierno para levantar de forma escalonada la cuarentena en el país.

La autoridad provincial indicó que esta semana es importante en torno a la situación de la epidemia del coronavirus en la provincia, pues se espera que en estos días se alcance el pico de la curva de contagios.

Con este antecedente, remarcó la autoridad, es necesario que se fortalezca el sistema de atención sanitaria, se amplíe la capacidad de cuidados intensivos y de la disponibilidad de camas hospitalarias, así como la cobertura de los test de diagnóstico de la enfermedad.

La prefecta recordó que la provincia es la segunda más afectada del país por el coronavirus, según dijo con más de 2.600 casos positivos, por debajo de la provincia de Guayas, cuya capital es Guayaquil, que lleva oficialmente 13.363 casos confirmados de COVID-19.

Para Pabón, estos días «que faltan para que termine el mes», deberían servir para «fortalecer el sistema» sanitario, con el objetivo de que no llegue a colapsar si aumenta el nivel de contagio.

Dijo que para las autoridades de la provincia, así como para los municipios que la integran, sobre todo Quito, es necesario trabajar «en ampliar la cobertura del sistema de salud», así como en la elaboración de protocolos para llevar adelante una salida del confinamiento de forma ordenada y exitosa.

Pabón aseguró que varios de los cantones o municipios de la provincia ya han manifestado su disposición de quedarse en el color «rojo» del «semáforo» epidemiológico por algunos días más, pese a la presión de varios sectores empresariales para pasar a «amarillo».

Para ella, se deben mantener las restricciones, sobre todo porque se ha detectado que «el sistema de salud esta entrando a una saturación en Pichincha».

Aseguró que han habido casos como en algunas zonas de Argentina y en Santiago de Chile que, tras una desescalada del confinamiento, las autoridades han decido endurecer las medidas de restricción por el aumento de casos.

La vuelta de la gente a las actividades laborales habituales, según ella, debe ser un proceso «cuidadoso y paulatino» pues, «llevar más gente a la calle puede ser contraproducente», porque podría «hacer colapsar el sistema» sanitario que ya está a tope.

El objetivo, dijo Pabón, es «cómo lograr la apertura sin saturar el sistema de salud». (C.D.A.)

Pichincha Comunicaciones


Hasta un 50% de guayaquileños estarían contagiados de COVID-19, anuncia su alcaldesa

Desde el 20 de mayo, Guayaquil cambio a amarillo en el semáforo de las restricciones de movilidad. Un día después, su alcaldesa, Cynthia Viteri, dijo que, según la mesa especializada del COE cantonal, entre un 40 y 50% de guayaquileños estarían contagiados de COVID-19.

“El 33% de la población ya estaba contagiada, a eso, según los médicos, había que añadirle un 15% y 20% que son las personas que están en los primeros seis días de contagio, que no salen en las pruebas rápidas”, recordó Viteri ayer por la mañana, durante una entrevista televisiva.

Sobre el cambio de color en el semáforo de las restricciones, la alcaldesa de Guayaquil reiteró que debe ser una corresponsabilidad el mantenerse en este color y no volver a rojo. “Los cuidados y la prevención deben ser compartidos por los 2 millones 150 mil habitantes de la urbe”, agregó.

Desde el COE cantonal, dijo, se dispuso horarios de entrada distintos el sector público y para el privado para evitar, en cierta medida, que se acumule gente en el transporte urbano que se abre parcialmente con el cambio de color.

Dijo que el sistema de Metrovía y los otros servicios de transporte se mantienen los procesos de desinfección 3 veces al día, permanentemente.

Con respecto al sector de la bahía, en el centro, Viteri reconoció que es un sitio conflictivo por diversas razones, pero que se están aplicando los controles. Cree que se debe tomar las medidas que tienen los centros comerciales grandes.

Cada 15 días, el COE cantonal analizará si se mantiene o no en amarillo, de acuerdo a los indicadores que presentan las mesas especializadas. Hasta este 21 de mayo se registra un incremento de 101 nuevos casos en un día, sumando un total de 9.392 contagiados.

Pichincha Universal


Coronavirus: El IESS tiene copados los espacios de cuidados intensivos en Quito

La situación es crítica. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) informó que la necesidad de camas en toda la provincia de Pichincha continúa creciendo. Ese dato varía a diario.

Hay casos, según constató EXPRESO, extremos. En el Hospital del IESS del Sur, por ejemplo, hay pacientes con coronavirus que permanecen en sillones hasta que se desocupe una cama para que puede trasladarse al contagiado. En la última semana, ese cuadro se ha repetido en más de una ocasión y en más de una casa de salud.

El 18 de mayo, según información entregada por el Seguro Social, fue uno de los días más complicados para Quito y para toda la provincia. El lunes, Pichincha contó solo con una cama de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Es decir, en todo el sistema médico del IESS de Pichincha solo existía una cama disponible.

El personal del Seguro detalló que esa disponibilidad es rotativa porque así como entran pacientes también hay altas hospitalarias y fallecimientos. También hay casos donde se deja la Unidad de Cuidados Intensivos pero se pasa a hospitalización en el centro de salud.

En las camas que no son de Cuidados Intensivos también hay una realidad rotativa. El miércoles 20 de mayo, por ejemplo, existían 82 camas disponibles en toda la provincia. Ese fue el último dato entregado por el IESS.

Este Diario trasladó la misma inquietud al Ministerio de Salud Pública. Esa entidad, sin embargo, todavía no da una respuesta con datos y estadísticas.

Lo único que se tiene sobre el Ministerio es la declaración del ministro Juan Carlos Zevallos. Él dijo que hay disponibilidad de espacios en los centros médicos públicos pero no precisó datos.

Es más, Zevallos aseguró que si él fuera el alcalde de Quito ya habría dispuesto pasar a la fase de distanciamiento social. Quito, a la fecha, sigue en semáforo rojo.

El presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, aseguró en su cuenta de Twitter que el alcalde de Quito, Jorge Yunda, pasará a la ciudad al semáforo amarillo el 26 de mayo. El cabildo aclaró que apenas ese día se conocerán informes para tomar una decisión.

Expreso


Coronavirus: Datos de contagios en Quito se analizan con retraso y hay inquietud

Las cifras de los casos confirmados de coronavirus que se han registrado en Quito en las últimas tres semanas no están claras o al menos siguen incompletas, según los reportes elaborados por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Hasta las 16:00, en la plataforma de datos denominada Comportamiento COVID-19 (PCR) Ecuador, solo se registraba información con corte al 19 de mayo.

Allí se especificaba que hasta las 08:00 de esa fecha se habían tomado 9762 muestras PCR (biología molecular) en Quito, de las cuales 2667 habían salido positivas y 4872 eran negativas, aunque estaban pendientes de procesar o se encontraban como casos sospechosos otras 2177.

Sin embargo, en el informe del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional se proporcionaban datos un poco más actualizados, teniendo 2864 casos confirmados PCR, pero sin especificar si aún quedaban muestras pendientes por ingresar al Sistema de Vigilancia Epidemiológica (ViEpi) del MSP.

La proporción de contagiados por cada diez muestras tomadas era de entre 2 y 3 casos positivos en la capital en promedio hasta abril, pero en mayo la cantidad de infectados por cada diez pruebas procesadas pasó a entre 4 y 5.

Pero lo preocupante no es solo que los contagios estén subiendo, sino que además están aumentando en gran número las muestras pendientes por saber sus resultados.

Según reporte del martes pasado del MSP (el último que consta desglosado en el sistema), al 30 de abril estaban pendientes de ingresar 932 pruebas PCR y 16 días después esa cifra aumentaba a 2177.

Mientras que en ese mismo periodo de 16 días los casos descartados crecían a un ritmo de 12,34 % y los confirmados en 16,11 %, el retraso en el ingreso de las muestras crecía mucho más, hasta llegar al 133,58 % respecto al último día de abril.

En abril pasado, del total de casos registrados en Pichincha alrededor del 90,82 % correspondía a habitantes de Quito, pero en las dos primeras semanas de mayo ese porcentaje se ha reducido al 68,90 %, lo que no significa necesariamente que el contagio se haya ralentizado o que la curva se haya aplanado en la capital, sino que al no haber suficiente información de los casos positivos de COVID-19 no se puede comparar con exactitud la velocidad del contagio entre cada semana de abril y las que ya van transcurridas de mayo.

En Santo Domingo de los Tsáchilas, provincia vecina de Pichincha, ocurre algo parecido y principalmente en su capital, Santo Domingo.

En el informe del 19 de mayo del MSP consta un registro de 1644 muestras PCR, de las cuales 570 habían dado positivas y 672 negativas, pero se encontraban pendientes de resultados otras 394. Sin embargo, en el informe del COE ya llegaba a los 636 contagiados, sin mencionar si había pruebas por saber sus resultados.

Entre el 30 de abril y el 16 de mayo el aumento de muestras pendientes por procesar en la ciudad de Santo Domingo era de 138,79 %; mientras que el crecimiento de casos confirmados se incrementaba 16,56 % y el de los descartados, 9,62 %.

Preocupación por datos

El Ministerio de Salud “ha tenido graves problemas en la vigilancia y notificación epidemiológica”. Recordemos que han tenido que hacer varios ajustes de sus bases, depurando casos repetidos, se mezclaron pruebas rápidas con las PCR, una serie de problemas técnicos que han debido recoger, dice Marcelo Aguilar, médico epidemiólogo y docente de la Universidad Central del Ecuador.

Según él, primero hay que preguntar cuál es el grado de confianza que hay con la información epidemiológica dotada por el Ministerio de Salud, luego tener datos reales del incremento de la mortalidad de los casos graves y que varios centros hospitalarios están en su límite tolerable.

“Todo indica que en estos días tenemos el impacto mayor de casos graves, de mayor transmisión y que hay que tomar en cuenta estos elementos”, señaló Aguilar. Quito decidirá el 26 de mayo el cambio a semáforo amarillo.

Capacidad hospitalaria está en su nivel máximo

El hospital está en un nivel muy elevado de su capacidad. Tenemos flujos dinámicos, tenemos las carpas militares que albergan a 80 personas, eso nos ayuda a oxigenar y darle la oportunidad a la persona que necesita cama con oxígeno, señaló Danilo Calderón, del Hospital IESS Quito Sur.

Cifras en la capital

Hasta las 16:00 de este jueves 21, la plataforma de datos abiertos del MSP había presentado resultados por ciudades y parroquias con corte al 19 de mayo. En lo que respecta a Quito se mostraba un retraso en el ingreso de 2177 muestras por ser casos sospechosos.

Porcentajes relevantes

50,1 % Corresponde al porcentaje sobre el total de muestras PCR tomadas en Quito que salieron negativas.

27,5% Es el porcentaje que del total de muestras PCR tomadas en la capital ha salido con resultado positivo de contagio.

22,4% Equivale al porcentaje de pruebas pendientes por ingresar sus resultados al sistema del Ministerio de Salud.

Claves

Más resultados
Mientras sigan aumentando las muestras pendientes, no se podrá conocer el nivel de contagio en Quito.

Más pruebas
Apenas al 0,5 % de los habitantes de la capital se les ha realizado pruebas PCR, cifra que según expertos es insuficiente.

El Universo