Costa Rica se convirtió en el primer país centroamericano que legaliza el matrimonio igualitario

652

Costa Rica primer país centroamericano en aceptar el matrimonio igualitario

Dos mujeres contrajeron matrimonio la madrugada de este martes en Costa Rica, que se convirtió en el primer país centroamericano en aceptar el casamiento igualitario, aunque la fecha no tuvo los festejos esperados por la pandemia del covid-19.

La entrada en vigencia fue recibida con una transmisión en la televisión pública y redes sociales que repasó la historia de la lucha por los derechos de la población sexualmente diversa.

Instantes después de que entrara en vigor, Dunia Araya y Alexandra Quiros se convirtieron en la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio en Costa Rica.

Vestidas de blanco, las dos jóvenes se casaron en la localidad de San Isidro de Heredia, 14 km al noroeste de San José, ante una notaria protegida con cubrebocas, como parte de las medidas para evitar el covid-19.

Costa Rica es el octavo país del continente americano en aceptar el matrimonio igualitario, el primero en Centroamérica y el 29º en el mundo.

«Este cambio provocará una transformación social y cultural significativa que permitirá a miles de personas casarse ante un abogado», comentó el presidente Carlos Alvarado en la trasmisión.

La aceptación de estos matrimonios fue el resultado de un fallo de la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia de 2018, que declaró inconstitucional una disposición del Código de Familia que prohibía los matrimonios entre personas del mismo sexo.

En el fallo, la sala constitucional dio a la Asamblea Legislativa (parlamento) un plazo de 18 meses para legislar al respecto y, en caso de no hacerlo, la disposición sería anulada el 26 de mayo, como ocurrió.

La decisión de la sala constitucional se dio en respuesta a una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que en enero de 2018 determinó que las parejas homosexuales tienen los mismos derechos matrimoniales que las heterosexuales.

En la transmisión, organizada por la campaña Sí Acepto Costa Rica, se presentaron decenas de saludos de personalidades internacionales, como la cantante española Mónica Naranjo, quien adelantó que el cambio legal «ocasionará que otros países del continente lo sigan».

Los ojos del mundo

«Felicidades Costa Rica, los ojos del mundo están sobre ustedes», manifestó el activista estadounidense Evan Wolfson, de la organización Freedom to Marry (libertad para casarse).

La cantante mexicana Lila Downs felicitó a Costa Rica y aseguró que «vamos progresando, humanizándonos con acciones como esta».

La transmisión también hizo un repaso de la lucha histórica por los derechos de la población sexualmente diversa, incluyendo la persecución que sufrió la comunidad en los años 80.

La activista Ana Vega, propietaria de La Avispa, el más tradicional bar gay de San José, recordó las veces que su local sufrió redadas policiales para impedir las fiestas de la comunidad sexualmente diversa.

Pero mientras la comunidad LGBTI celebraba, la diputada evangélica Nidia Céspedes rechazó el cambio legal y aseguró que se trata de «un día triste para la familia tradicional costarricense».

«La entrada en vigencia del matrimonio igualitario golpea el alma de generaciones de costarricenses, que cimentaron las bases de un gran país apegado a la familia y la vida», expresó Céspedes en un video divulgado en sus redes sociales.

Los legisladores evangélicos hicieron varios intentos de frenar el cambio legal, pero no reunieron el apoyo requerido para que el parlamento pidiera a la Corte Suprema de Justicia un aplazamiento en la medida.

El presidente Alvarado comentó en una reciente entrevista con AFP que el momento es propicio para que la población se acepte sin importar las diferencias.

«Es tan importante la inclusión de las personas de la comunidad LGBTI como la validación de que podemos tener diferentes creencias religiosas, practicarlas libremente, y todos coexistir sin lastimarnos unos a otros», dijo Alvarado.

La República


En vivo: Alexandra y Daritza estrenaron el matrimonio igualitario en Costa Rica

#EnVivo | Alexandra y Daritza estrenaron el matrimonio igualitario en Costa Rica

Publicado por Teletica.com en Lunes, 25 de mayo de 2020


Años de batallas legales: así fue el largo camino hasta el matrimonio igualitario en Costa Rica 

17 años. Eso es lo que, según los registros públicos, duró la batalla legal en Costa Rica hasta llegar al 26 de mayo del 2020, fecha en la que se volverá legal el matrimonio y las uniones de hecho entre personas del mismo sexo.

Acciones de inconstitucionalidad, recursos de amparo, denuncias penales e internacionales y el proceso ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (Corte IDH) marcan el larguísimo trayecto recorrido para convertir a Costa Rica en el país número 29 que reconoce las uniones igualitarias, con todos los derechos y deberes que ellas conllevan.

Este compilado se limita a la batalla jurídica y no incluye los hitos de la comunidad LGBTIQ+ durante décadas en el país, los cuales pueden ser leídos en este reportaje: Costa Rica: del bombillo rojo a ser los primeros en Centroamérica en legalizar el matrimonio igualitario

Los registros de la Corte Suprema de Justicia dan cuenta de cinco acciones de inconstitucionalidad que desde el año 2003 buscaron declarar “inconstitucional” la prohibición contenida en el artículo 14 inciso 6) del Código de Familia, respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo, y su extensión a la imposibilidad de contraer una unión de hecho.

En el ínterin, varios recursos de amparo declarados con lugar por la Sala fueron ampliando el acceso de la población sexualmente diversa a los derechos que ostenta la población heterosexual, y tras 14 años de la primer solicitud a la Asamblea Legislativa de que legislara para regularizar esas uniones, el punto final lo llegó a poner el pronunciamiento de la Corte IDH solicitado por la entonces vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón.

Delfino


Presidente celebra entrada en vigencia del matrimonio igualitario

El presidente Carlos Alvarado abogó por “una Costa Rica diversa, plural y unida, donde la empatía y el amor sean la brújula que nos permite salir adelante como país”, al referirse al reconocimiento del derecho de las personas a contraer matrimonio civil, que regirá a partir de la medianoche.

En un mensaje transmitido en redes sociales Alvarado explicó que su trabajo como gobernante de Costa Rica no sólo es defender la Constitución Política y el país, sino defender los derechos humanos como expresión de la libertad, la autodeterminación y la dignidad humana.

“Nuestro deber es combatir todo tipo de discriminación, sea por discapacidad, etnia, cultura, credo religioso, sexo, identidad y expresión de género, orientación sexual o cualquier otra. Y desde ese enfoque que procura la defensa de todos los derechos humanos, es el lugar donde hay que entender este paso”, manifestó el mandatario.

Este derecho entrará a regir en cumplimiento con una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) y con una sentencia de la Sala Constitucional.

El país se convertirá en el primero de todo Centroamérica y en el número 29 del mundo donde se reconoce el matrimonio civil igualitario.

“Las personas LGBTIQ buscan un espacio para el reconocimiento y la dignidad que se merece cualquier ser humano, sin importar quienes sean o a quienes amen. Son personas que, cuando decidan casarse, lo harán por amor, por estabilidad y porque tienen un proyecto de futuro. Tienen las mismas motivaciones que podría tener cualquiera”, aseveró el mandatario.

Agregó que “por ello, el gobierno reiteró su compromiso con esta población históricamente vulnerable y trabajar en el reto que como sociedad debemos construir: la convivencia respetuosa”, subrayó.

Alvarado se dirigió también a un sector de la población que está en desacuerdo con este cambio legal, indicando que pese a las diferencias que se puedan tener sobre un tema “seguimos siendo una sola nación que debe continuar caminando unida para poder superar el momento difícil en el que nos encontramos”.

“Los últimos meses han sido tremendamente duros para el país, pero nos han recordado que cuando trabajamos en conjunto y hacemos a un lado nuestras diferencias, Costa Rica puede ser un país extraordinario. Ese mismo espíritu debe seguir guiándonos hoy y en los meses venideros, recordando siempre que somos, sin discriminación alguna, hermanas y hermanos unidos una misma bandera”, concluyó el presidente.

El Mundo

 

Más notas sobre el tema