Covid-19 en El Salvador | Nayib Bukele toma hidroxicloroquina, medicamento suspendido por la OMS: “Lo copio al presidente Trump”

Bukele sobre compra de hidroxicloroquina para tratar COVID: No fueron $575 millones sino $575 mil, “fue una imprecisión”

El presidente Nayib Bukele dijo que fue un error lo que afirmó en cadena nacional el pasado 17 de mayo acerca de la millonaria compra en hidroxicloroquina, medicamento para tratar pacientes de COVID-19 y que recientemente fue suspendido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por seguridad.

El mandatario dijo que el precio de la hidroxicloroquina adquirida por el Gobierno no es de $575 millones, sino más bien $575,000. “Fue una imprecisión”, ‘mea culpa’, afirmó.

Eso sí, el mandatario insistió en que el medicamento tiene efectos positivos, pese a que la OMS lo prohibió.

El uso tanto de azitromicina como hidroxicloroquina se ha destacado como parte de la estrategia del gobierno para atender la pandemia por COVID-19.

Ante la decisión de la OMS de suspender de forma “temporal” los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países, como medida de precaución, Bukele dijo que “ese era el medicamento que en su momento suponía ser el más prometedor para hacer frente al covid-19”.

“Ha ido cambiando y nos hemos dado cuenta que unos medicamentos funcionan y otros no”, agregó. No obstante, cuando El Salvador inició la importación de hidroxicloroquina, ya había críticas y cuestionamientos a nivel internacional sobre sus riesgos para tratar pacientes de COVID-19.

Bukele manifestó que lo han sacado de protocolo y lo han dejado para profilaxis. “Nosotros inmediatamente lo retiramos de nuestro protocolo oficial”, dijo.

“Este medicamento le sirve a los pacientes de lupus. Es un medicamento que antes hacía falta en los hospitales. Ahora tenemos para darles a todos”, añadió.

Bukele se contradice ahora, pues en conferencias anteriores ya había advertido que la hidroxicloroquina es un medicamento peligroso, no es profiláctico y no se debe tomar sin prescripción médica.

El 22 de mayo, la revista científica The Lancet publicó los resultados del estudio más importante que se ha realizado sobre el tratamiento a pacientes con COVID-19 con el fármaco antipalúdico cloroquina o su análogo hidroxicloroquina.

El autor principal de la investigación de The Lancet, Mandeep R. Mehra, explicó que “este es el primer estudio a gran escala que encuentra pruebas estadísticamente sólidas de que el tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina no beneficia a los pacientes con COVID-19”.

En cambio, “sugiere que puede estar asociado con un mayor riesgo de problemas cardíacos graves y un mayor riesgo de mortalidad”.

El presidente de la Asociación de Infectología, Mario Gamero, consideró urgente que se reúna la comisión técnica que elaboró los lineamientos técnicos para que cambien la estrategia del tratamiento. Gamero expuso que él nunca estuvo de acuerdo en masificar su uso. “Desde un principio vengo diciendo que esos medicamentos no son dulces que se pueden entregar a la ligera”.

Mientras que el jefe del servicio de infectología del Hospital Rosales, Rolando Cedillos, señaló días atrás que él tampoco aprobó su uso para los lineamientos técnicos y que siempre aconsejó prudencia al momento de hacer la compra de dichos medicamentos.

“En el momento que se decidió hacer la compra no había ningún estudio que demostrara eficacia ni seguridad, esto debió haber sido suficiente para que no se compraran esos volúmenes de medicamentos”, dijo Cedillos.

El infectólogo Jorge Panameño señaló que, en cuanto a la masiva compra que se hizo, siempre debió haber criterios técnicos, incluso en administración, para considerar que tenían que estar pendientes de los cambios que podrían ocurrir.

En El Salvador, en abril Salud informó que distribuyó 30,000 unidades de hidroxicloroquina a los distintos hospitales de la red. Estos fueron parte de un donativo de la empresa Novartis de 55, 800 unidades de hidroxicloroquina.

El gobierno también compró 2,002,000 unidades a China. Pero no se dio a conocer el monto invertido.

El Salvador


La OMS suspende los ensayos clínicos de hidroxicloroquina, el fármaco que compró el Gobierno salvadoreño

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el lunes la suspensión “temporal” de los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países, como medida de precaución.

Esta decisión se debe a la publicación de un estudio el viernes en la revista médica The Lancet que considera ineficaces y hasta contraproducentes la cloroquina y sus derivados como la hidroxicloroquina para luchar contra la covid-19, dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El autor principal de la investigación de The Lancet, Mandeep R. Mehra, explicó que “este es el primer estudio a gran escala que encuentra pruebas estadísticamente sólidas de que el tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina no beneficia a los pacientes con COVID-19”.

En cambio, “sugiere que puede estar asociado con un mayor riesgo de problemas cardíacos graves y un mayor riesgo de mortalidad”.

En El Salvador, en abril Salud informó que distribuyó 30,000 unidades de hidroxicloroquina a los distintos hospitales de la red. Estos fueron parte de un donativo de la empresa Novartis de 55, 800 unidades de hidroxicloroquina.

El gobierno también compró 2,002,000 unidades a China. Pero no se dio a conocer el monto invertido.

El pasado domingo 17 de mayo, durante una cadena nacional, el presidente de la República, Nayib Bukele dijo que: “en medicina para COVID se ha invertido un total de casi $575 millones en azitromicina e hidroxicloroquina”.

El uso de dichos medicamentos se ha destacado como parte de la estrategia del gobierno para atender la pandemia por COVID-19.

En El Salvador está vigente la tercera edición de los lineamientos técnicos para la atención clínica de personas con COVID-19, publicada por el Ministerio de Salud, y contempla el uso de la hidroxicloroquina en distintas facetas del tratamiento, tanto en uso profiláctico, es decir como preventivo, como en la atención de personas que ya presentan síntomas graves.

El presidente de la Asociación de Infectología, Mario Gamero, consideró urgente que se reúna la comisión técnica que elaboró los lineamientos técnicos para que cambien la estrategia del tratamiento. Gamero expuso que él nunca estuvo de acuerdo en masificar su uso. “Desde un principio vengo diciendo que esos medicamentos no son dulces que se pueden entregar a la ligera”.

El jefe del servicio de infectología del Hospital Rosales, Rolando Cedillos, señaló que él tampoco aprobó su uso para los lineamientos técnicos y que siempre aconsejó prudencia al momento de hacer la compra de dichos medicamentos.

El Salvador


Estados Unidos certifica a El Salvador para seguir recibiendo ayuda extranjera

El Departamento de Estado de los Estados Unidos publicó este miércoles un documento en el que certifica a El Salvador como un país apto para continuar recibiendo ayuda estadounidense y por lo tanto recomienda al Congreso que siga recibiendo cooperación.

La certificación conforme a la Ley de Apropiaciones y programas relacionados a la ayuda Internacional para 2020 tiene que ver con nueve criterios específicos entre los que destaca el combate a la corrupción y la impunidad, lo cual incluye perseguir a funcionarios corruptos, además de la implementación de reformas, políticas y programas que aumenten la transparencia y fortalezcan las instituciones públicas.

En declaraciones a los medios de comunicación, el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, habló este martes sobre la calificación positiva que su gobierno hace al de El Salvador y destacó la seguridad y reducción de homicidios en el país como uno de los más importantes aspectos.

Otra de las áreas en las que El Salvador sale bien evaluado, en el documento publicado este miércoles es la protección de los derechos de la sociedad civil, de los partidos políticos de oposición y la independencia de la prensa en general.

Sobre este, el embajador Jonhson se refirió específicamente al contexto de la pandemia por la covid-19. ” Yo he estado involucrado por muchos años en el tema de seguridad pública y de Seguridad Nacional y creo que en situaciones de crisis muchas veces las personas deben de ceder un poco de sus libertades para poder favorecer los derechos y libertades de las mayorías, pero ese es movimiento temporal y que se hace en favor de la sociedad”, dijo.

En el tema migratorio, Estados Unidos considera que El Salvador ha hecho un buen trabajo en incrementar la seguridad en las fronteras, así como en el combate al tráfico de personas , a los narcotraficantes y organizaciones criminales tanto como el accionar de las pandillas. Y además ha cumplido en informar a los ciudadanos de los peligros que enfrentan en la frontera sur de Estados Unidos.

El embajador Johnson dijo también que la evaluación positiva hacia El Salvador ha cambiado en el último año, porque cuando el presidente Nayib Bukele tomó posesión el 1 de junio de 2019, la ayuda a El Salvador estaba congelada y haber avanzado en eso es un logro de país.

La Prensa Gráfica


VOLVER