Crisis comercial en Centroamérica: países limítrofes a Costa Rica protestan por restricción para circulación de transportes

17

Gobierno de Costa Rica se rebela ante el Sistema de Integración Centroamericana

Costa Rica, ahora miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cumple 10 días de mantener restricciones comerciales no arancelarias que han ocasionado más de $100 millones de pérdidas al comercio regional y socavan el sistema integración centroamericano.

De manera inconsulta y unilateral, Carlos Alvarado Quesada, presidente de Costa Rica, bloqueó el lunes 18 de mayo el acceso a su territorio a choferes extranjeros que transportan mercancías procedentes de Panamá, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala para evitar, según su Gobierno, el ingreso de personas portadoras de COVID-19.

Inmediatamente esta medida provocó el embotellamiento de más de 2,000 camiones en las fronteras de Panamá y Nicaragua que paulatinamente comienzan a regresar frustradamente a sus países de origen con las mercancías que no lograron entregar a los importadores costarricenses.

Suspender restricciones

La medida discriminatoria contra los choferes, a los cuales ve como personas “sintomáticas” o “asintomáticas” de COVID-19, según el sistema diseñado por las autoridades sanitarias ticas conocido por Diario LA PRENSA, provocó que el gobierno de Nicaragua “en reciprocidad” cerrara sus aduanas a los choferes de ese país y, consecuentemente, estallará una crisis comercial que, por ahora, no tiene una solución.

En reuniones celebradas desde la semana anterior hasta inicios de la presente, el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) y el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana (Comisca) han solicitado a Costa Rica que suspenda las restricciones y aplique un protocolo regional de bioseguridad para el transporte terrestre.

Bajo la presión de todos los países, con la mirada de las autoridades de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), y también de su propia empresa privada, Costa Rica no ha aceptado las propuestas y ve con desdén las críticas de sus países hermanos.

La ministra de Comercio de ese país, Dyalá Jiménez, en vez de salidas contundentes, ha propuesto una prueba piloto que consiste en permitir a los choferes ingresar, bajo vigilancia, hasta cierto punto del territorio para entregar la carga en un depósito fiscal en un período no mayor de 72 horas.

En la reunión del lunes, los ministros de Nicaragua les recordaron a los homólogos de Costa Rica que “el plan piloto es contrario a los instrumentos jurídicos de la integración económica de Centroamérica” y los instaron a permitir “que los transportistas puedan cargar y descargar sus mercancías en las bodegas del importador y no en almacenes fiscales”.

Medidas recíprocas

Guatemala y Honduras tampoco están de acuerdo con esas medidas “por ser contrarias a los instrumentos jurídicos de la integración y por generar costos innecesarios en la codena logística”. Mientras que El Salvador que desde mucho antes aprobó 72 horas para los choferes ticos, analiza otras medidas que le impondrá a ese país.

En la reunión del lunes, según un documento al cual tuvo acceso DIARIO LA PRENSA, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá advirtieron que evaluarían la aplicación de medidas recíprocas las cuales comenzaron aprobarlas esta semana contra los choferes de Costa Rica.

Como medida recíproca, dado a la posición negativa de Costa Rica, la Autoridad Nacional de Aduanas de Panamá (ANA) decidió poner a disposición 17 depósitos fiscales para que los transportistas ticos depositen la carga y abandonen el país en un período máximo de 72 horas.

La Administración de Aduanas de Honduras de Honduras desde el 26 de este mes no permite “el registro e inicio en Honduras de las Declaraciones Únicas Centroamericanas de Tránsito (DUCA-T) iniciadas con códigos de transportistas de Costa Rica y con destino a Costa Rica”.

Mientras organizaciones empresariales, como el Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) de Guatemala siguen expresando su preocupación y llaman a todos los presidentes del sistema de integración “a encontrar una pronta solución”.

“Esta coyuntura amerita atenderse con celeridad, pues el comercio entre Guatemala y Costa Rica representa, solo en mercancías, aproximadamente $1.2 millones de exportaciones y $1.9 millones de importaciones diariamente, que no están llegando a su destino”, según el Cacif.

El presidente Alvarado Quesada, quien en los últimos días ha enfocado su agenda mediática en la aprobación de la unión de dos personas del mismo sexo, no ha manifestado su voluntad de renunciar a las restricciones para proteger el comercio regional y salvaguardar el sistema de integración.

Para Raúl Alfaro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Transportistas de Carga (Astic), “los gobiernos de Centroamérica deben intervenir porque el capricho de Costa Rica se está convirtiendo en un problema político que después será una problema mucho mayor”.

Ahora que es miembro de OCDE “al gobierno de Costa Rica, no a su pueblo, se le ha subido el humo y está irrespetando las instituciones del sistema de integración y hasta se burla de los países vecinos. Engañó a Panamá, acordó una prueba piloto: en este momento tiene encerrados en un corralón a los choferes de Panamá mientras les pone un GPS por el cual les cobrará $90. Centroamérica debe aislar a Costa Rica comercialmente”, dijo Alfaro.

La designada presidencial María Antonia Rivera, además ministra de Desarrollo Económico, le informó a Diario LA PRENSA que “Honduras, por tener la presidencia protémpore del Sistema de la Integración Centroamericana seguirá buscando soluciones a un problema que está afectando indiscutiblemente el comercio de toda la región”.

“Seguimos optimistas y pensando en que Costa Rica va a reconsiderar las medidas y adoptará un protocolo de bioseguridad regional en el cual estamos trabajando”, dijo.

Este día continúan las conversaciones de las autoridades regionales para encontrar una solución a la crisis. “El diálogo y el consenso serán siempre los mejores aliados de la región en el marco del proceso de integración. Sobre todo, en este momento, que como humanidad nos enfrentamos a una pandemia sin precedentes en nuestra historia reciente. Países e instancias del SICA no descansaremos hasta encontrar las soluciones que fortalezcan el proceso de integración centroamericana y que equilibren la visión de salud y comercio”, dijo el secretario general del Sica, Vinicio Cerezo, en un comunicado difundido este día.

La Prensa


Honduras cierra sus fronteras a transportistas ticos en represalia por nuevas normas sanitarias

El Instituto Nacional de Migración y la Administración Aduanera de Honduras, informó que no se permitirá el tránsito de transportistas ticos en suelo hondureño.

Esto como una medida de “reciprocidad”, en respuesta de las nuevas normas sanitarias emitidas en Costa Rica, sobre la regulación de transportistas.

«En cumplimiento del acuerdo Ministerial N•52-2020 con fecha de 26 de mayo de 2020 emitido por la secretaría de Estado en el despacho de Desarrollo Económico y en el marco de sus competencias, no permitirá a partir de la fecha, el registro e inicio en Honduras de la Declaraciones Únicas Centroamericanas de tránsito (DUCA-T) iniciadas con códigos de transportistas de Costa Rica», indicó el comunicado emitido por la Administración Aduanera de Honduras.

Ante dicha decisión, el gobierno de Honduras dio 72 horas, para que los transportistas costarricenses que se encuentran en su territorio salgan de sus fronteras.

Hasta el momento, Honduras reporta 4.401 personas contagiadas por COVID-19; de las cuales 493 se han recuperado y 188 han fallecido.

El Mundo


El conflicto comercial entre Honduras- Costa Rica ¿Cómo surge?

El gobierno hondureño reaccionó este miércoles ante las acciones emprendidas por Costa Rica para el ingreso a ese país de transporte de carga pesada procedente Honduras y de las demás naciones de Centroamérica, para lo cual aplicó medidas recíprocas. Pero, ¿como surge el conflicto?

Costa Rica ha venido aplicando restricciones a fin de bajar los contagios de Covid-19, pero “esto ha generado un caos a nivel de transporte terrestre de carga regional”, señaló este día designada presidencial María Antonia Rivera, en un comunicado.

Si bien la medida se ha originado por temas de la emergencia sanitaria sus repercusiones económicas no se han hecho esperar derivándose en un conflicto comercial entre Honduras – Costa Rica.

Por ejemplo, los transportistas no pueden descargar su carga -procedente de Honduras y que va con rumbo a Costa Rica- en el depósito del exportador, sino que lo envían a un depósito aduanero y eso genera sobrecostos.

Lo anterior obligó a Honduras, a través de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), a aprobar la aplicación de una medida de reciprocidad contra el transporte de carga pesada de Costa Rica.

En ese sentido, ahora Honduras solo permitirá el ingreso de contenedores de Costa Rica, pero al momento de su salida esta será sin carga, es decir ya no podrán descargar y cargar.

“Honduras le otorgaban además (a Costa Rica) diez días hábiles para ingresar y circular al transporte de carga pesada de esa nación y ahora sólo tendrán 72 horas para movilizarse desde el momento que ingrese a territorio”, destacó la designada presidencial.

Al parecer los diálogos con el gobierno de San José han sido infructíferos, por lo que persisten las restricciones de ese país al libre tránsito de los conductores de carga hondureños y del resto de Centroamérica.

El Heraldo


Nicaragüenses molestos por medidas de C.R. para transportistas

Muchos transportistas de Nicaragua se encuentran bloqueando el paso fronterizo con Costa Rica como una medida de presión para que el gobierno modifique las restricciones sanitarias a los camiones de carga. Estas las definió el Ministerio de Salud para evitar los contagios del Covid-19.

Marvin Altamirano, presidente de la Asociación de Transportistas de Nicaragua, manifestó a la agencia AFP que las acciones empezaron desde horas de la noche del martes 26 de mayo y se extenderán hasta que les confirmen los cambios solicitados.

“Vamos a bloquear definitivamente el tránsito para presionar a los gobiernos a que resuelvan. El presidente Daniel Ortega denunció la semana pasada que hay más de 1.000 camiones de carga centroamericanos estacionados en la frontera norte.

Eso debido ‘a las medidas unilaterales’ de ingreso al territorio que estableció Costa Rica, luego que unos 50 camioneros dieran positivo al Covid-19”, dijo visiblemente molesto.

Tal como se informó, la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y el Caribe (Fecaexca) indicó que las medidas impuestas por Costa Rica limitan el comercio intrarregional y provocan pérdidas millonarias.

“El Ministerio de Economía de Guatemala, por su lado, presionó este miércoles a Costa Rica a encontrar ‘soluciones viables’ por ‘el bien del proceso de integración centroamericano’ y evitar se afecte la competitividad de las empresas de la región.

Además señaló que una flexibilización de las medidas evitará poner en riesgo el abastecimiento de productos alimenticios, “especialmente ahora que las economías de la región se encuentran seriamente afectadas” por la crisis del coronavirus”, amplió la agencia.

Actualmente nuestro país ofrece tres opciones: que el transportista deje su carga en la frontera y un camionero local la recoja para continuar o que el transportista ingrese a Costa Rica con la carga y la deje en un almacén fiscal.

La tercera opción, para quienes llevan carga entre Nicaragua y Panamá, prevé que los camioneros pasen en una caravana escoltada por la policía de una frontera a la otra.

La Prensa Libre


¿Cómo el SICA trabaja para garantizar el flujo comercial en la región?

El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) inició una ruta de negociación y articulación con diferentes sectores para garantizar la fluidez del comercio en Centroamérica, así como salvaguardar la salud de los transportistas y de la ciudadanía; esto a raíz de las medidas impulsadas por cada país para contrarrestar la expansión de COVID-19 y su impacto en la región.

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el pasado 11 de marzo, al Coronavirus como una pandemia, los Jefes de Estado y Gobierno de los países miembros del SICA se comprometieron a buscar soluciones conjuntas para afrontar la pandemia. Fue así que el 12 de marzo, en una reunión virtual extraordinaria adoptaron la “Declaración Centroamérica Unida contra el Coronavirus”, que dio como primer resultado el Plan de Contingencia Regional, aprobado por US$1,900 millones.

El Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, apegado al espíritu integracionista que se ha impulsado en la región ha manifestado, “El diálogo y el consenso serán siempre los mejores aliados de la región en el marco del proceso de integración. Sobre todo, en este momento, que como humanidad nos enfrentamos a una pandemia sin precedentes en nuestra historia reciente. Países e instancias del SICA no descansaremos hasta encontrar las soluciones que fortalezcan el proceso de integración centroamericana y que equilibren la visión de salud y comercio”.

Es así que en este Plan orientado a complementar los esfuerzos nacionales para la prevención, contención y tratamiento de COVID-19, se contempló el Eje 2 focalizado en el fortalecimiento del comercio y las finanzas, en el cual se instruyó a mantener la fluidez del comercio para el abastecimiento de los países de la región.

En consecuencia, los Consejos de Ministros de Salud (COMISCA), de Integración Económica (COMIECO), la Comisión Centroamericana de Directores de Migración (OCAM) y Aduanas de los países miembros del SICA, la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Secretaría General del SICA, realizaron acercamientos claves para mejorar las medidas regionales adoptadas en cuanto a los plazos máximos de permanencia del transporte de carga en los países miembros. Como resultado, el flujo comercial no se detuvo y se continuó con las operaciones del transporte de importación y exportación de mercancías, garantizando el abastecimiento de productos para la población en medio de la pandemia.

En la búsqueda de reducir la propagación del Coronavirus, algunos países incrementaron las acciones especialmente en las fronteras terrestres. Ante las restricciones para el ingreso de transportistas extranjeros en Costa Rica y por los problemas en las Aduanas de Peñas Blancas y Paso Canoas, se inició una serie de reuniones intersectoriales de urgencia con instituciones de Salud y Comercio para abordar estas medidas adoptadas.

Como parte del diálogo permanente, se han mantenido acercamientos con el Comité Consultivo de la Integración Centroamericana (CCIE), el cual aglutina a más de 20 Federaciones, 95 Cámaras y alrededor de 50 mil empresarios, incluidas las Federaciones de Transportistas, todo con el fin de escuchar sus apreciaciones y tomar en cuenta sus aportes, “Los Estados miembros del SICA, valoran la contribución que los transportistas han dado a la región para mantener abastecidos a los países”, afirma la Secretaría General en un comunicado emitido el día lunes 25 de mayo.

Lineamientos de Bioseguridad para el transporte de carga terrestre en Centroamérica

Producto de ese diálogo y consenso, se acordó trabajar en la formulación de un documento con “Lineamientos de Bioseguridad para el transporte de carga terrestre en Centroamérica”, el cual contempla procedimientos coordinados entre los Estados miembros para detener la propagación del virus, salvaguardar la salud del personal de transporte de carga, de los funcionarios en los puestos fronterizos y de la ciudadanía, así como el abastecimiento a las poblaciones, principalmente en la situación que vive la región a causa de la pandemia.

Los transportistas y varios Gobiernos de la región han pedido que se pueda reconsiderar la medida de Costa Rica para poder retomar y regularizar el intercambio comercial con las medidas sanitarias pertinentes, pero sin interrumpir el comercio, como había sido desde el inicio de la pandemia en un trabajo conjunto de la región.

Para trabajar y encontrar soluciones regionales a los problemas a causa del Coronavirus, los Estados miembros, las instituciones nacionales y regionales, la institucionalidad del Sistema, y otros sectores claves, se encuentran en negociaciones permanentes, tal y como se han mantenido desde el inicio de la pandemia, puesto que las decisiones en el SICA, en el proceso de integración, se toman por consenso.

En esa línea de continuar con el diálogo, el consenso y el trabajo articulado, el pasado 24 de mayo la Secretaría General del SICA hizo un llamado a apostarle a un abordaje intersectorial y en la creación de soluciones conjuntas entre todos los países miembros, que permitan asegurar el flujo comercial en Centroamérica.

En el comunicado se exhortó a la necesidad de apostar a la facilitación de los trámites aduaneros y migratorios para los transportistas, para que concluyan el proceso de entrega de mercancías en los países y evitar el desabastecimiento, principalmente en la situación que vive la región a causa de la Pandemia por COVID-19.

Se espera que las reuniones intersectoriales que se han realizado las últimas semanas, entre las autoridades de comercio, aduanas, migración y salud, permitan encontrar soluciones conjuntas para enfrentar esta situación, tomando como base la necesidad de mantener las cadenas de suministros, en cumplimiento con las medidas sanitarias necesarias para luchar contra la propagación de COVID-19 en la región.

Recientemente el SICA presentó un estudio de “Estimación del impacto económico de COVID- 19 en Centroamérica y República Dominicana” en el que indican que se proyecta que la economía centroamericana mostrará un decrecimiento del PIB en el orden del 2.9 %, con una variación en los precios al consumidor, alrededor del 1.1% para el 2020. Para el 2021, se proyecta una leve contracción en el PIB de 0.1 % y una tasa de inflación de 2.3 %. La simulación de este mismo escenario para Centroamérica y República Dominicana indica que la variación del PIB en el 2020 sería del -1.8% y de un 1.2% en 2021.

 

SICA


Carta abierta de los Transportistas de Carga a los Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica

Transportistas de Carga Centroamericanos

Las recientes decisiones del gobierno de Costa Rica, al establecer restricciones a la libre contratación y libre comercio en su territorio, obligó a los miembros de las gremiales de transportistas centroamericanos a no ingresar a territorio Costarricense, puesto que éste país automáticamente ocasionó un autobloqueo en las fronteras de su país, tanto en el lado de Nicaragua como el de Panamá.

Algunos medios de comunicación costarricenses han acusado falsamente a los transportistas nicaragüenses y centroamericanos, en el sentido que el bloqueo de la frontera es una decisión del gobierno de Nicaragua, con el objetivo perverso de politizar el asunto y desacreditar la lucha que actualmente libramos.

Afortunadamente en esta lucha no estamos solos. Agradecemos las resoluciones de las diferentes cámaras empresariales de los países de Centroamérica, en las que han expresado sus preocupaciones y críticas a las decisiones unilaterales del gobierno de Costa Rica, por perjudicar el libre comercio regional en momentos de pandemia y parálisis de las economías.

De igual manera, agradecemos las gestiones realizadas por todos los gobiernos de la región, especialmente al gobierno de Nicaragua y al gobierno de Panamá, que son los países colindantes de Costa Rica, porque todos han tratado de solucionar el conflicto en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO), y del Consejo de Ministros de Salud (COMISCA).

Llamamos a todos nuestros hermanos transportistas de las gremiales de Centroamérica, inclusive de Costa Rica a apoyar esta lucha por el libre tránsito, la libre contratación y el libre comercio regional. Esta lucha es no solo para preservar la integración centroamericana, sino también para defender nuestras fuentes de trabajo, para al sostenimiento de nuestras familias.

Llamamos a los gobiernos de la región a actuar unidos y mantener una posición firme, hasta lograr una solución común en el marco de los organismos de la integración centroamericana.

Centroamérica, 26 de mayo del 2020.

Carta abierta a los Jefes de Estado, de Gobierno o Presidentes Centroamericanos

La decisión del gobierno de Costa Rica, de aplicar medidas sanitarias unilaterales, sin tomar en consideración a los demás gobiernos del área y a los organismos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), es la principal causa del bloqueo de las fronteras de ese país, y de la larga fila de cabezales y equipos de transporte varados en la carretera.
El futuro de la integración regional ha sido cuestionado

Las diferentes reuniones del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO) no han dado resultados positivos para terminar con esta crisis. Con el pretexto de combatir la pandemia, el gobierno de Costa Rica insiste en aplicar medidas restrictivas a la libre contratación y libre circulación de vehículos en su territorio, restringiendo la actividad de los transportistas únicamente a entrar con plazos muy reducidos a determinados almacenes fiscales, cargar y descargar mercaderías, las que serían finalmente trasladadas por transportistas costarricenses.

Al dividir el trayecto en dos tramos, con las restricciones y controles establecidos, el gobierno de Costa Rica está aplicando una letal medida proteccionista que favorece de manera encubierta a las empresas (almacenes) y transportistas costarricenses. Mientras a los transportistas centroamericanos se nos imponen serias medidas restrictivas para ejercer nuestra actividad en territorio costarricense, los transportistas de este país pueden entrar libremente al resto de países, ejerciendo una competencia desleal que conducirá inevitablemente al establecimiento del monopolio costarricense en la actividad del transporte de carga terrestre en Centroamérica.

Las decisiones del gobierno de Costa Rica constituyen un golpe mortal al complejo proceso de la integración centroamericana. Vale la pena recordar que históricamente, el Estado costarricense ha sido el más reacio a fortalecer los mecanismos de integración centroamericana, pero al mismo tiempo su industria y comercio son las que más se han beneficiado de las políticas de libre comercio implementadas por el SICA.

Debemos rechazar los nacionalismos que son perjudiciales, en momentos en que Centroamérica debe dar una repuesta coordinada, homologada y armonizada a los retos que nos impone la pandemia y la crisis económica que se deriva de ella.

Mientras tanto, nuestros hermanos transportistas centroamericanos, varados fronteras, viven un drama personal que afecta directamente sus ingresos y amenaza su salud en momentos de pandemia.

Petición a los Jefes de Estado, de Gobierno o Presidentes centroamericanos:

Exhortamos a los Jefes de Estado de Gobierno o Presidentes centroamericanos y a los organismos del SICA a defender los tratados de integración centroamericana, los principios del libre comercio y la libre contratación, aun en tiempo de pandemia.

Los tratados de la integración centroamericana han establecido con suficiente antelación los mecanismos de coordinación para situaciones de desastre o de epidemias. No podemos permitir que la decisión de un Estado perjudique al resto.

Debemos formular una repuesta común ante el desafío de la pandemia, la que debe incluir, entre otros, los siguientes aspectos centrales:

1.- Lo más idóneo es que, bajo la situación excepcional de la pandemia, se le permita a los transportistas un plazo migratorio de estadía necesario para descargar y cargar mercancías.

2.- La decisión de Costa Rica de descargar las mercaderías en almacenes fiscales de ese país, debe ser rechazada de plano porque implicaría un retorno a la balcanización del comercio regional y un retroceso sin precedentes a la integración centroamericana.

3.- La clave para resolver la crisis y bloqueo de fronteras es la aplicación de medidas sanitarias comunes, que el SICA funcione para lo que fue creado: un sistema de protección común.

Las medidas sanitarias comunes, adoptadas en los organismos del SICA, deben incluir el uso obligatorio de mascarillas para los conductores, el uso de guantes al momento de realizar gestiones, control de temperatura, el distanciamiento social, la responsabilidad ciudadana para evitar el contagio masivo, etc.

De igual manera, mientras se negocia y se resuelve el problema de fondo, demandamos a los presidentes centroamericanos y a los ministros de COMIECO y COMISCA, a encontrar una salida inmediata a la difícil situación que viven nuestros hermanos transportistas, varados en las fronteras. Para ello proponemos lo siguiente:

1) Solicitamos la aplicación de las medidas de reciprocidad correspondientes a todos los países del CA-4 y Panamá.

2) Para terminar con el drama humano de nuestros hermanos transportistas, y solamente como una medida excepcional de emergencia, solicitamos al gobierno de Costa Rica permitir el ingreso de los vehículos para que descarguen las mercaderías en los almacenes que ellos señalen, únicamente para los que estén a la fecha despachados varados en frontera, permitiendo después el libre retorno de vehículos, sin ningún tipo de sanción o penalización.

3) Pedimos a los gobiernos del CA-4 y Panamá, de manera temporal mientras subsistan las disposiciones costarricenses, a realizar el trasiego de mercancías, enganche y desenganche de equipos en Fronteras de Nicaragua y Panamá, y que los transportistas costarricenses no ingresen a nuestros territorios para evitar su contagio del COVID-19 motivo por el cual Costa Rica restringió al acceso a los Centroamericanos.

4) Mantenerse el libre tránsito de mercancías por territorio Costarricense entre Centroamérica y Panamá y viceversa, aun con la disposición propuesta en el numeral anterior.

Objetivo común: mantener el libre comercio regional bajo las condiciones de pandemia

La pandemia no terminará en las próximas semanas. Los científicos alertan de que mientras no se produzca una vacuna, debemos ambientarnos a vivir y trabajar bajo la amenaza del virus, y para poder derrotarlo se requiere acciones conjuntas, educación, razonables medidas de prevención, etc.

Los transportistas centroamericanos queremos contribuir a la solución de la crisis, nos negamos a convertirnos en los chivos expiatorios, y por ello hacemos propuestas sensatas que de ser aplicadas pueden contribuir enormemente a superar la presente crisis.

Centroamérica, 27 de mayo del 2020.

El 19 Digital


[su_button background=”#ef2d32″ color=”#ffffff” size=”6″]VOLVER[/su_button]

Más notas sobre el tema