Denuncian corrupción en Bolivia: el gobierno de facto compró respiradores artificiales a más del doble de su valor oficial

El gobierno de Bolivia pagó 28.000 dólares por respiradores que el fabricante vende en 8.000 dólares

Este martes surgieron nuevas revelaciones en el caso de los respiradores de emergencia que compró el Gobierno.

Pau Sarsanedas, CEO de la empresa GPA Innova que fabrica los respiradores, manifestó en el programa “Antes del Mediodia” de Radio Fides, que el respirador básico -modelo adquirido por Bolivia- tiene el precio de 6.000 euros (6.567 dólares) y que los accesorios suman dos mil euros más. Por lo cual el modelo básico cuesta en total 8.000 euros, equivalentes a 8.756 dólares.

El Ministerio de Salud informó a través de un comunicado que pagó por cada equipo 27.683 dólares. Lo que hace un total de 4,7 millones de dólares que fueron cancelados gracias a un financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, entidad que verificó la adquisición y no la objetó.

Con esas cifras, entre lo que cuestan y lo que pagó Bolivia hay una diferencia de más de 3 millones de dólares. Los equipos fueron enviados a Bolivia la semana pasada en un avión de BoA.

La compra

Desde la empresa fabricante también informaron, al periódico Página Siete, que la negociación no se hizo directamente con el
gobierno de Bolivia sino con una empresa intermediaria: IME Consulting Services, de origen vasco.

Las gestiones las llevó a cabo el cónsul de Bolivia en Barcelona, David Alberto Pareja Lozada -quién es hijo de la candidata a primera diputada de Santa Cruz por la alianza Juntos, Ruth Lozada.

Según un documento filtrado, Pareja Lozada habría informado a la canciller Karen Longaric que “a las 21:36 del viernes (8 de mayo) se comunica conmigo Iñaqui (García, de IME Consulting), para comentarme que la operación estaba en peligro debido a una supuesta oferta, por otra empresa, de los mismos respiradores a mitad del precio de venta. Me comunico con Fernando Valenzuela (del Ministerio de Salud) quien me comenta que había llegado una proforma de otra empresa, y yo le informo que no le podía garantizar la existencia de dicha empresa ni de la existencia de dichos respiradores que se ofertaban, por lo que le aconsejaba prudencia en la toma de una decisión en la adquisición”.

EL DEBER intentó comunicarse con la canciller Karen Longaric para conocer más detalles sobre este proceso de negociación, pero hasta la publicación de esta nota, no obtuvo respuesta. También se intentó hablar con Pareja Lozada, pero no se tuvo éxito.

Los 170 respiradores llegaron al país el jueves y fueron distribuidos en diferentes ciudades. Tras la ola de críticas por no ser aptos para terapia intensiva, GPA Innova ofreció actualizar el software de los equipos para que tengan más prestaciones.

El ministro de Salud, en conferencia de prensa, negó que haya sobreprecio, pidió dar tiempo a estos equipos y aseguró que van a salvar vidas mientras los pacientes son trasladados a un respirador convencional.

A más de dos meses de la pandemia, Bolivia acumula 4.263 casos de coronavirus y 174 decesos.

Nuevos respiradores

Durante esta jornada, arribaron a Santa Cruz 35 respiradores convencionales para terapia intensiva. La Presidenta Jeanine Áñez hará la presentación de los mismos hoy (martes) a las 16:45, en el Hospital San Juan de Dios.

Una fuente de salud indicó que se prevé que 25 de estos equipos se queden en Santa Cruz.

La fuente de financiamiento para estos respiradores fue el Banco Mundial.

El Deber


Áñez anuncia investigación ante “posible corrupción” en la compra de respiradores

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez, ante las denuncias de supuestas irregularidades en la compra de respiradores, anunció una investigación.

Los aparatos fueron duramente cuestionados por su utilidad, pero también por las posibles irregularidades en su adquisición.

Los respiradores se cotizaron en Bolivia con el representante de los equipos GPAInnova en 12.500 dólares; pero se compraron en España en casi 28 mil con un crédito del BID, según la cotización No. 05/2020 del proponente, Grupo Cosin.

El gerente de general de la empresa GPA Innova, Pau Sarsanedas, informó que los 170 respiradores que adquirió Bolivia fueron mediante intermediarios, ya que la empresa encargada de la elaboración de los equipos no comercializa directamente el producto.

Los equipos tienen dos precios de acuerdo al modelo fabricado, el básico cuesta 6.000 euros sin accesorios y el modelo avanzado 9.500 sin accesorios, el intermediario para el país por la urgencia optó por el primer modelo.

Ante esta situación, la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva ya advirtió que los aparatos “no cumplen ni con el 10 por ciento de las especificaciones técnicas de la OMS”.

Esto provocó que la empresa GPAInnova anuncie una actualización, sin recarga en el costo, en el software de los respiradores para que se conviertan en modelos más avanzados.

Sin embargo, los profesionales en terapia intensiva sostienen que esos equipos, AMBU automatizados, no se podrán utilizar en terapia intensiva ni con esa actualización. El Gobierno afirma que los aparatos permitirán salvar muchas vidas.

Entretanto, el ministro de la Presidencia, Yerko Nuñez, anunció que el Ministerio Público va a investigar si hubo sobreprecio en la adquisición de los ventiladores españoles.

Esta tarde ya se procedió con la aprehensión del director de Adquisiciones del Ministerio de Salud, vinculado a la compra de los respiradores de emergencia.

Los Tiempos


VOLVER