Denuncian la grave situación de miles de paraguayas y paraguayos varados en Argentina

Pronunciamiento 138: Migrar es Un Derecho Regresar También

Nos sumamos al reclamo de miles de paraguayos y paraguayas varados en Argentina que exigen el cumplimiento de sus derechos de poder retornar a sus casas en condiciones dignas y de salubridad en el contexto de la pandemia COVID19.

Es obligación del Estado paraguayo velar por sus ciudadanos, dentro y fuera del país. Sin embargo, a la inacción, inasistencia e incompetencia para resolver la repatriación segura de sus ciudadanos, se ha sumado en las últimas horas el cierre total de la atención por dos semanas de las sedes consulares en Buenos Aires, por supuesta exposición a un caso de COVID positivo. Esta decisión es sumamente angustiante para miles de personas que están aguardando desesperadamente una respuesta oficial. No es posible que el consulado no sea capaz de resguardar las condiciones de trabajo de su propio personal y cumplir al mismo tiempo sus funciones. Los paraguayos/as varados en Argentina expresan problemas muy concretos: falta de alimentos, falta de provistas, hacinamiento en los domicilios, ¿cómo es posible que el Consulado no pueda atender a ninguna de las necesidades de los compatriotas?

La cuarentena ha dejado sin posibilidad de trabajo a miles de paraguayos/as que desde Argentina mantenían y enviaban dinero a sus familiares. Las respuestas de los consulados paraguayos son insuficientes. Los compatriotas afirman que todas las veces se comunican a las representaciones oficiales se les toman los datos reiteradas veces sin ninguna respuesta concreta, nada que pueda traer tranquilidad a estas familias. Cada vez que alguna autoridad del consulado da una cifra de varados dice un número absolutamente distinto, lo cual nos hace dudar de la seriedad de sus registros. Sin embargo, tenemos la seguridad que las necesidades de repatriación son urgentes y que de no resolverse en lo inmediato el problema no hará más que agravarse, ya que con la crisis las personas que necesitan asistencia y la posibilidad de regresar a su país, son cada vez mayores.

Además, en los últimos días hemos visto una estigmatización y discriminación hacia todas las personas que por alguna razón debieron migrar. Esa campaña xenófoba hacia todo aquel que migró y más aun sobre el que quiere retornar, lejos de resolver el problema, no hace más que generar malestar sobre la población, produciendo divisiones entre los paraguayos/as, ejerciendo y reproduciendo la violencia, negando los derechos de todos los ciudadanos/as a la alimentación, salud y bienestar social. El gobierno de Mario Abdo Benítez, bajo una excusa sanitarista, niega a los paraguayos/as la posibilidad de regresar ante la falta de albergues para realizar la cuarentena. Sabiendo que en Paraguay existen miles de edificios oficiales desocupados que en este momento no tienen actividad, el cierre de fronteras nos resulta una explicación absolutamente INACEPTABLE. Además que el país se ha endeudado con la excusa del Coronavirus y no ha ejecutado ni el 30% de ese presupuesto.

El terrorismo sanitario impulsado por el gobierno afirma que todos los infectados están en los albergues, con lo cual esperan obtener apoyo de la población para dejar de hacerse cargo de los repatriados, ¿no se les ocurre pensar que están realizando un abordaje inadecuado de la enfermedad y que tienen que cambiar la estrategia de recepción de las personas que retornan?, ¿no pueden replicar los modelos de recepción que en otros países sí están funcionando? Si esta enfermedad se previene con higiene ¿no pueden garantizar lugares limpios para la realización de la cuarentena? La falta de recursos que alega el gobierno no es tal, es que sus prioridades han sido siempre y siguen siendo otras. Pues bien, le recordamos al Estado paraguayo que los migrantes no perdemos derechos de ciudadanía por buscar mejores oportunidades en otro territorio. No estamos pidiendo un favor a nadie, se trata de nuestros derechos.

De una cosa estamos seguros/as: En Paraguay no falta lugar, no faltan recursos, falta voluntad política.

Nos plegamos al reclamo que han realizado los varados:

1) Garantía de transporte (aéreo o terrestre) para todos/as que necesitan regresar a Paraguay

2) La provisión de estructura y sistema de salubridad para la correcta realización del transporte y posterior cuarentena, incluyendo testeos como sugiere el protocolo de seguridad antes de abordar los transportes como medida de prevención de contagio, ya que nadie tiene por qué enfermarse en el transporte como tampoco en los albergues de destino.

3) Consideración y tratamiento especial para que las personas en edad de riesgo (más de 60 años) puedan llegara a su domicilio.

4) Correcto registro de la situación que está padeciendo la población migrante paraguaya para su abordaje pertinente.

5) Atención y asistencia inmediata de todos los familiares en esta situación  de desempleo, con niños, adolescentes y ancianos a cargo hasta que inicie la repatriación.

6) Que el gobierno paraguayo rinda cuentas en qué se está utilizando la deuda que se ha tomado con la excusa del COVID 19.

Nos solidarizamos con todas las personas y familia que están padeciendo necesidades.

Seguiremos acompañando el reclamo hasta que cada uno/a pueda volver a su país, a su casa.

Buenos Aires, 28 de mayo de 2020.

#MigrarEsUnDerechoRegresarTambien

#ParaguayTambienEsNuestraCasa


VOLVER