Dirigentes del Frente Amplio rechazan el anuncio de Lacalle de avanzar en una agenda antiaborto

La “agenda provida” de Lacalle Pou generó rechazo por parte de dirigentes del Frente Amplio

La agenda “provida” que dijo tener el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, generó polémica y un fuerte rechazo por parte de dirigentes y legisladores del Frente Amplio. La bancada de senadores emitió un comunicado con seis puntos en los que rechaza las declaraciones del mandatario.

“Los dichos del Presidente de la República, respecto a que el gobierno cuenta con una agenda “provida”, atenta contra los cometidos que impulsaron la promulgación de la normativa vigente y la implementación de una política de salud pública que ha demostrado ser exitosa, y garantista de los derechos humanos de las mujeres”, señala la declaración. Ante esto “manifestamos nuestro rechazo a los dichos del Sr. Presidente que ponen en duda la promoción del cumplimiento de la normativa vigente en materia de interrupción voluntaria del embarazo, generando una alerta en este momento tan especial con respecto al goce de derechos humanos adquiridos y principios democráticos fundamentales”, dice el texto del FA.

A su vez la bancada remarca que la ejecución de una política integral de salud sexual y reproductiva ha  permitido ubicar a Uruguay como uno de los países con la “menor mortalidad materna vinculados al embarazo, parto, puerperio y aborto, de toda América Latina y ha cambiado el paradigma de la relación sanitaria, promoviendo una atención basada en el respeto por los derechos de la mujer, en la promoción del asesoramiento y la información para la toma de decisiones, la anticoncepción universal y gratuita y la instalación de servicios seguros de atención sexual y reproductiva”.

La excandidata a vicepresidenta, Graciela Villar, también se refirió al respecto: “¿Provida?”, cuestionó. “La interrupción voluntaria del embarazo no es una cuestión moral. Es un derecho adquirido. Es un tema de salud pública”. “Se trata de preservar la vida de las mujeres del Uruguay, y en particular las más vulnerables. ¿Cómo se respetará la ley con una agenda que pretenda desestimular ese derecho?”, se preguntó.

“Todos somos partidarios de la vida. El gobierno debe garantizar el ejercicio de los derechos”, dijo la senadora Carolina Cosse, mientras que Lustemberg comentó que  “una política de desestímulo al aborto legal será una propuesta regresiva en términos de derechos, sobre un asunto laudado por la sociedad uruguaya, que pone en duda el pilar de laicidad del Estado”. “Los derechos no se tocan”, finalizó.

La República


VOLVER