El Parlasur debe declarar la emergencia hídrica y ambiental – Por Cecilia Catherine Britto

142

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El Parlasur debe declarar la emergencia hídrica y ambiental

Por Cecilia Catherine Britto*, especial para NODAL

Hoy en día la región está viviendo una situación alarmante. Y al decir eso no nos referimos simplemente a la pandemia mundial ocasionada por el Covid-19 sino puntualmente a la crisis provocada por la bajante de las cuencas hídricas que tiene sus causas en las desforestaciones y desequilibrios climáticos ambientales generadas en el bioma amazonia.

Como presidenta de la Delegación Argentina en el Parlasur y junto a mis pares, Julia Perié de Misiones y Nelson Nicoletti de La Pampa decidimos, mediante fundamentos técnicos, científicos y jurídicos pedir que los Congresos de los Estados parte del MERCOSUR, declaren de manera urgente el “estado de emergencia hídrica y ambiental, en todo el cauce de los Ríos Paraná, Iguazú, Uruguay y Paraguay, como así en la Amazonia por el término de 1 año, prorrogable por igual período”.

Necesitamos un abordaje regional e interinstitucional. Reflexionar sobre las responsabilidades que tenemos ante el desastre ecológico, las normas internacionales incumplidas. El ambiente sano y sustentable como derecho humano fundamental, ratificado por la Corte Interamericana de DDHH nos interpela a construir nuevos conceptos de soberanía y entender que los derechos humanos son extraterritoriales, merecen un abordaje político distinto, acorde a los nuevos problemas que se presentan y como debemos resolverlos para garantizar derechos humanos de personas, especies de toda una región, y no solo de un país.

Teniendo en cuenta esta situación también solicitamos a los Poderes Ejecutivos de los Estados Parte y sus organismos competentes, un pedido de informes sobre la situación actual y previsiones futuras de las cuencas de los Río Paraná y Río Iguazú, Río Uruguay y Río Paraguay y los impactos ambientales a causa de las deforestaciones en la zona de la amazonia y otras áreas naturales.

La deforestación en el Amazonas pone en serio peligro los ecosistemas y junto a ellos la vida de millones de personas y especies, por ello en el proyecto que presentamos, solicitamos a la República Federativa de Brasil, al cese inmediato de la deforestación en el mayor pulmón de la región.

Creemos que es necesario para estos propósitos y para la generación de medidas para el aprovechamiento hídrico y la preservación del ambiente humano en condiciones de desarrollo de la vida en todas sus especies la creación en el ámbito del Mercosur del Instituto Internacional del Medio Ambiente, el Agua y el Desarrollo Humano que trazará un Plan estratégico ante la crisis hídrica y ambiental.

Actualmente estamos trabajando en la presentación ante la Corte Interamericana de DDHH para la aplicación de un fallo análogo al de febrero de 2018. Esta opinión de la Corte establece un precedente ya que enumera específicamente la responsabilidad que tienen los Estados en la protección de ambientes saludables y otros derechos relacionados con el medio ambiente. Exigiremos la aplicación de los principios indubio pro natura y pro aqua.

En este mismo sentido venimos trabajando incansablemente. Recientemente junto a la parlamentaria Julia Perié tuvimos la iniciativa de solicitar la apertura de compuertas en las represas hidroeléctricas para garantizar caudales de agua.

Esta gestión fue encabezada por el subsecretario de Asuntos de América Latina de la Cancillería argentina, Juan Carlos Valle Raleigh, quien estuvo acompañado por director de Coordinación de las Comisiones Binacionales Vinculadas a la Cuenca del Plata, Mariano Vergara, y por el subsecretario de Obras Hidráulicas, Gustavo Villa Uría.

Este acuerdo fue hasta el día 1° de mayo del corriente año. Al vencer el plazo, la mesa de dialogo antes mencionada, acordó respecto de Brasil: que hasta el 15 de mayo/20 Itaipu descargue 8.000m3/s de lunes a viernes y 7.000m3/s los fines de semana hasta el 15/5 y 200m3/s desde Baixo Iguazú.

Según recursos hídricos de Nación, la baja de 290 a 200 por Baixo Iguazu se compensa con mayor caudal en el Parana. Se acordó un monitoreo permanente y nueva reunión antes del 15 de mayo, previendo mantener las reuniones hasta que se solucione la situación. Paraguay les había pedido 12.000m3/s por una semana para poder sacar su cosecha de soja navegando para llegar a la exclusa de Yacyreta y bajar hasta la confluencia sin inconvenientes.

Entre lo que se había acordado hasta el 1/5 (7.000) y lo que pidió Paraguay (12.000), Brasil accedió a 8.000 del embalse de Itaipu, lo cual a nosotros nos soluciona nuestra principal preocupación que es el agua para las poblaciones ribereñas de Misiones.

Hay que recordar que el Parlasur es el parlamento de los pueblos del Mercosur, y nuestra voz está legitimada para exigir garantías  de cumplimiento de todas las normas, protocolos, acuerdos sobre los derechos humanos de nuestros ciudadanos, y en ese sentido trabajaremos sin descanso. Estamos interpelados por la ética y la responsabilidad política frente a las nuevas generaciones.

Proyecto Completo

Descargar (DOCX, 511KB)

*Presidenta Delegación Argentina en el Parlamento del Mercosur


VOLVER

Más notas sobre el tema