Elecciones en Bolivia: el gobierno de facto quiere frenar la ley que fija el plazo en 90 días

330

Gobierno irá al TCP para pedir la inconstitucionalidad de la Ley que fija 90 días para Elecciones

El Gobierno anunció que acudirá ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para pedir que se declare inconstitucional la Ley, aprobada por el MAS, que fijó un plazo de 90 días para realizar las Elecciones Generales.

“La próxima semana acudiremos al Tribunal Constitucional para interponer una acción de inconstitucionalidad a esta ley que atenta contra la salud y la vida de todos los bolivianos”, informó este viernes el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La norma señala que las Elecciones deben hacerse en 90 días a contabilizarse desde el 3 de mayo, a pesar de que el Tribunal Supremo Electoral había pedido que el rango de fechas sea hasta el 27 de septiembre, con la finalidad de escoger una fecha de acuerdo con criterios de salud en medio de la pandemia.

Núñez acusó al MAS de querer llevar a Bolivia a una polarización en un momento tan delicado para la vida. “Nunca se ha enfocado en la salud de los bolivianos, el MAS ha construido más canchas qué hospitales en Bolivia, para ellos es más importante satisfacer su deseo de poder que la salud de los bolivianos”, aseveró.

Dijo que Evo Morales, desde Argentina, digitó lo ocurrido en la Asamblea. “Nunca le interesó la salud, este señor nunca construyó hospitales en beneficio al pueblo boliviano, despilfarró los recursos de la mayor bonanza económica construyendo canchitas, coliseos”, sostuvo.

Agregó que el Gobierno quiere elecciones, pero cuando la salud de los bolivianos no corra ningún riesgo.

Erbol


Mesa urge elecciones y dice que las tareas son difíciles para un gobierno transitorio

El candidato y expresidente Carlos Mesa consideró imperativo contar con un gobierno elegido en las urnas para las tareas que deriven de la emergencia sanitaria, en su criterio, difíciles para una gestión transitoria.

«Es imperativo definir una ruta clara para tener, en el plazo que la pandemia lo permita y precautelando la salud y la vida de la ciudadanía, un gobierno surgido de la voluntad popular expresada en las urnas», escribió a nombre de Comunidad Ciudadana (CC) en una carta a la presidenta Jeanine Áñez.

Mesa expresó su preocupación por la transparencia de la información relativa a las políticas del Gobierno respecto del nuevo coronavirus, un eventual consenso político para enfrentarla, los diagnósticos de la pandemia, la dotación de insumos y la situación del sistema sanitario del país.

Consecuencias

Además, dijo que la emergencia sanitaria afecta a los sectores más vulnerables del país y que tendrá duras consecuencias para la economía del país.

«Padecemos, además, las consecuencias de una severa crisis política e institucional, resultado de la anulación de las elecciones de octubre pasado», escribió Mesa este lunes.

«Estas tareas no pueden llevarse a cabo por un gobierno transitorio, sin el acuerdo y consenso de los más importantes actores sociales, económicos y políticos del país», dijo el candidato de CC, que el viernes había cuestionado la actuación de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) en la crisis sanitaria y reclamado del gobierno de Áñez una acción política más neutral, de árbitro, en esta coyuntura.

«Estamos comprobando, cada día que pasa, que un diálogo que desemboque en un acuerdo nacional, que defina políticas de Estado que todos nos comprometamos a respaldar, es imprescindible», escribió a la mandataria.

Preocupado por la ampliación del mandato de Áñez y ante la premura de los plazos legales, el MAS promulgó, a través de la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Eva Copa, la ley de postergación de las elecciones del 3 de mayo y fijó un rango de tres meses para el desarrollo de los comicios.

Áñez respondió la iniciativa con duras críticas, dijo que se trata de un atentado a la salud de los bolivianos el pensar en esta situación de emergencia en elecciones.

La Razón


Arce: Somos la excusa de los errores que viene cometiendo el gobierno

El candidato presidencial del MAS Luis Arce Catacora rechazó este sábado las acusaciones del gobierno en sentido de anteponer los intereses electorales sobre la emergencia sanitaria del coronavirus que enfrentan los bolivianos, acelerando la convocatoria a elecciones nacionales en el plazo de 90 días.

“Somos la excusa de todos los errores que viene haciendo el gobierno, somos la cortina de humo que trata de ser utilizado justamente para ocultar lo que está haciendo mal”, declaró entrevistado por radio San Gabriel.

Arce fue exministro de Economía de Evo Morales durante casi 14 años y la oposición le exige rinda cuentas por el desfalco de al menos 5.000 millones de dólares y de haber perdido el tiempo construyendo canchitas de futbol en lugar de hospitales.

A la luz de la actual coyuntura, dijo que como partido son los más preocupados por el tema de la salud desde cuando comenzó la emergencia sanitaria y por ello plantearon varias propuestas que el gobierno las copió mal y las aplicó a destiempo.

Identificó como un error de la presidenta Jeanine Añez el hecho de dictar una cuarentena parcial, luego enmendarla, improvisar medidas y recién aplicar una cuarentena total, sin considerar que la cuarentena en sí misma no es una solución al coronavirus.

Señaló que en ese tiempo debió equiparse los hospitales, realizar test al personal médico, comprar pruebas rápidas, materiales médicos y separar a los enfermos porque está claro que el virus ha llegado para quedarse y obligará a tener más cuidado.

Arce acusa al gobierno de tomar medidas equivocadas como la distribución tardía de las canastas familiares y cuidar la economía de los que viven de sus ingresos diarios a través de la entrega de bonos.

Dijo que se debería dar más tiempo para que funcionen los bancos y que la tenga más horas para el abastecimiento de alimentos, pero se hizo al contrario generando aglomeraciones y exponiendo a la gente al contagio.

Recordó que propusieron que las FFAA lleven las canastas familiares y el pago de bonos a los lugares más alejados. “Propusimos políticas sociales y nadie ha tomado en serio el problema, quisieron enmendar con los bonos. Ningún masista le puso una pistola para anunciar tardíamente el bono universal el 30 de abril, luego sale el ministro de Economía a decir que no se va a pagar y genera un descontento de la gente”, relató.

Aseguró que el MAS fue el primer partido en levantar la campaña electoral, mientras otros se sacaban fotos y las autoridades de gobierno hacían campaña en plena pandemia no solo con las medidas improvisadas, sino mal estructuradas porque todo lo hicieron bajo cálculo político.

Citó también otro como otro error, el no permitir el ingreso a los bolivianos que venían de Chile con el pretexto de que eran activistas políticos pagados por el MAS, pero al final ingresaron “haciéndose jalar las orejas, toda una vergüenza con el gobierno chileno”.

El candidato presidencial manifestó que esos errores provocan el descontento de la población que se ha demostrado en las protestas de Senkata y Yapacaní, donde la gente – según afirmó – se auto convocó para expresar a través de los petardos su rechazo a la extensión de la cuarentena y pedir elecciones generales.

“Nosotros como masistas sentiríamos orgullo que todas las personas que salen a manifestar por sus necesidades vean al MAS como la única fuerza del país que pueda dar solución a sus problemas”, comentó a tiempo de asegurar que tampoco fue el MAS el que organizó esas protestas registradas en la víspera del 1 de mayo.

Erbol


Más notas sobre el tema