Jornadas Utopías o distopías: los pueblos de América Latina y el Caribe ante la era digital

293

Por Aram Aharonian(*)

La actual pandemia ha profundizado la dependencia social de las tecnologías digitales. Esto ha consolidado el poder preexistente de las grandes corporaciones y a la vez acentuado la vigilancia y el control sobre la ciudadanía.

Sin duda, el predominio digital bajo un régimen de big data e inteligencia artificial se acelerará a partir de la crisis actual. La pregunta clave es entonces ¿cuál sociedad digitalizada y bajo qué modelo?¿Será el modelo dominado por las grandes corporaciones digitales, de extracción y explotación de datos, con o sin consentimiento, orientado a sus ganancias privadas y a los intereses de sus clientes corporativos o estatales? ¿O será un modelo bajo control ciudadano democrático, con primacía al interés público y el bienestar de las mayorías?

Elige tu distopía | Letras Libres

Ante la insuficiente inserción en la agenda pública latinoamericana y caribeña de la discusión acerca de los impactos de la era digital sobre las aspiraciones de progreso equitativo de los pueblos y el carácter disperso y fragmentado de las respuestas populares ante esta realidad, las Jornadas “Utopías o distopías. Los pueblos de América Latina y el Caribe ante la era digital” apuntan a establecer un marco de acción común.

Con esta iniciativa se aspira a comprender las características y la orientación actual del sistema tecnodigital e identificar estrategias de lucha conectadas transversal-, sectorial- y territorialmente, que expresen las reivindicaciones de la ciudadanía y las organizaciones populares y logren frenar el avance de las transnacionales de tecnología digital sobre nuestra autodeterminación.

Al mismo tiempo, las Jornadas buscan reforzar el intercambio integral, permanente e incluyente de iniciativas y acciones en curso o por planificar y establecer mecanismos para una mayor cooperación entre ellas.

Además de la planificación de acciones comunes y por sector, entre los ejes fundamentales de la propuesta están la generación de propuestas de políticas públicas a ser adoptadas y la concertación de campañas de sensibilización, esclarecimiento, formación y acción conjunta entre actores colectivos.

Por último, es preciso visualizar y explorar paradigmas alternativos de desarrollo que disputen sentidos civilizatorios y culturales.

El espíritu de este proyecto no se agota en la mera denuncia sino que pretende avanzar hacia la apropiación y la soberanía tecnológica. Es un cambio cultural. El mundo que viene será diferente del que provenimos y queremos construir el mundo al que aspiramos.

Desarrollo y actores de las Jornadas

Las Jornadas se desarrollarán en 3 etapas. En la primera etapa (Junio a Septiembre 2020) se conformarán grupos de trabajo en áreas específicas para elaborar un diagnóstico sectorial y un plan de acción para contrarrestar la tendencia a la monopolización corporativa del espacio tecno-digital, en la difusión y sensibilización social de la temática y en la capacitación y formación en alternativas liberadoras.

Al momento está prevista la conformación de grupos que aborden la cuestión del trabajo, el agro y el campo, la educación, la comunicación y la vigilancia y los derechos digitales colectivos, a los que posiblemente se agreguen otros.

En un segundo momento (Septiembre y Octubre) se realizarán sesiones virtuales para la exposición de conclusiones, propuestas y la toma de acuerdos de acción.

La iniciativa, una propuesta conjunta de varias redes de comunicación pertenecientes al Foro de Comunicación para la Integración de NuestrAmérica y al espacio Internet Ciudadana, prevé en la tercer fase (Octubre 2020 – Abril 2021) el impulso a las estrategias de acción resultantes del debate.

Dadas las características planetarias de la problemática, ésta requiere intercambio e integración de acciones en redes cuya escala permita impacto efectivo, –trascendiendo el segmento que ya adhiere y actúa–, y al mismo tiempo participación comunitaria organizada para la afirmación de su carácter democrático y su fortaleza política.

Para lograr permanencia, se aspira a lograr anclaje en dinámicas orgánicas, de redes y alianzas existentes. A su vez, para conseguir penetración social –en medio de las urgencias inmediatas a las que están sometidas las mayorías en la región– se debe aterrizar la problemática global en su expresión sectorial (el mundo del trabajo, la comunicación, el campo, la educación, etc.).

A diferencia de los entornos multisectoriales actuales que tratan estos temas, permeados por completo por el sector privado corporativo, la disputa entre utopías o distopías llama al encuentro entre organizaciones y movimientos sociales, academia, iniciativas de activismo tecnológico y redes de comunicación popular.

(*) Periodista y comunicólogo uruguayo. Magíster en Integración. Fundador de Telesur. Preside la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la). Autor de Vernos con nuestros propios ojos, La internacional del terror mediático y El asesinato de la verdad.

Fundación para la Integración Latinoamericana

Más notas sobre el tema