Maduro anuncia flexibilización de actividades tras más de dos meses de cuarentena

Venezuela iniciará el lunes «nueva normalidad» y flexibilización de actividades económicas

Venezuela entrará en una «nueva normalidad vigilida y protegida» con nuevos mecanismos que incluyen la flexibilización de actividades económicas y sociales, desde el próximo lunes primero de junio, anunció el presidente Nicolás Maduro.

La medida estará acompañada también por la «cuarentena relativa y controlada» para evitar la aparición de nuevos casos por Covid-19 en el país, indicó al establecer un contacto televisivo con la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez.

«Vamos a preparar todo para que el lunes arranque el nuevo plan de flexibilización de la nueva normalidad vigilada y relativa”, adelantó Maduro al precisar que donde haga falta, a causa de algun foco de contagio por Covid-19, se aplicará cuarentena local o parcial.

«Si es necesario llegar a los toques de queda que hemos aplicado en la frontera y Nueva Esparta lo haremos», aseveró.

El mandatario nacional manifestó estar consciente de que es necesaria la flexibilización de la vida social y económica en el país pero debe ejecutarse «de manera organizada y segura”.

El gobierno venezolano anunció el pasado 13 de marzo la aplicación de una cuarentena colectiva y social a causa de la aparición del coronavirus en el país y para contaner la propagación de la enfermedad.

Correo del Orinoco


Venezuela reporta 34 nuevos casos de Covid-19 y un fallecido: el primero en 37 días

El Presidente venezolano, Nicolás Maduro, informó este martes que se reportó un sólo caso de coronavirus Covid-19 por transmisión comunitaria en las últimas 24 horas, y otros 33 casos en personas que regresaron de otros países, en particular 21 personas que regresaban de Brasil y 12 de Colombia. Además, informa del fallecimiento de una persona. Se totalizan 1.211 casos de coronavirus detectados en el país, y 11 fallecidos.

La persona fallecida es un señor de 65 años, de la parroquia La Vega, en Caracas, con diabetes mellitus tipo II e hipertensión. Tuvo contacto con un familiar que vino de Colombia. Dio positivo el 23 de mayo, fue hospitalizado pero su condición se agravó por una infección respiratoria y neumonía. Murió en el hospital de Lídice.

El Presidente venezolano envió sus condolencias a los familiares de la persona fallecida, y recordó que en Venezuela no habían muerto personas por Covid-19 desde el pasado 19 de abril, hace 37 días.

Indicó Maduro que el caso comunitario es de una mujer de 26 años, del municipio Tomás Lander (Valles del Tuy) en el estado Miranda, odontóloga que ha trabajado en las jornadas de despistaje de Covid-19. Está asintomática, en un centro de diagnóstico integral.

De los 1.211 casos, 476 son de personas que regresaban de Colombia. Indicó el Presidente Maduro que «estos casos deberían sumárselos a Colombia» porque son personas que se enfermaron allá, y vinieron a Venezuela huyendo de la xenofobia y los problemas de dicho país.

Informa que, durante la cuarentena, han ingresado 50.210 venezolanos al país:

  • 29.980 personas por el estado Táchira
  • 5.581 por Zulia
  • 12.017 por Apure
  • 2.133 por Bolívar
  • 109 por Amazonas
  • 300 por el aeropuerto internacional de Maiquetía
  • 90 en un vuelo que llegó directamente al estado Lara

Han sido movilizadas 40.574 personas y quedan 10 mil por movilizar, señaló. 80% de los casos de Covid-19 detectados por el sistema médico venezolano han sido en este operativo fronterizo especial.

En Venezuela se han hecho 865.367 pruebas de detección de Covid-19 hasta ahora, el índice de pruebas más alto de todo el continente, con 28.846 pruebas por millón de habitantes.

ALBA Ciudad


Buques iraníes desafían el acoso de Trump a Venezuela

Por Marco Teruggi, desde Caracas

El tercer barco petrolero iraní, el Petunia, ingresó a aguas venezolanas este martes por la tarde escoltado por la Marina Bolivariana. Se sumó así a los dos primeros, el Forest, que fue acompañado a su vez por la Aviación Militar Bolivariana que desplegó dos Sukhoi Su-30MK2 y dos F-16 A/B Block 15, y el Fortune, que ya se encuentra en la refinería El Palito.

Quedan dos barcos por ingresar, todos bajo sanción del Departamento del Tesoro estadounidense. En cada caso está previsto que se repita el despliegue de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que en el caso del Fortune y el Petunia ingresó hasta aguas internacionales para recibirlos.

El gobierno informó que en los barcos no solamente viene gasolina –estimada en casi 1,5 millones de barriles petroleros- sino también aditivos, repuestos y otros equipamientos para aumentar la capacidad de refinación y producción petrolera.

Tanto la producción como la refinación se encuentran en declive desde los últimos años. Las razones son varias. Por un lado, el bloqueo económico estadounidense centrado sobre PDVSA que, desde el año 2017, hasta la fecha, ha multiplicado las sanciones sobre la industria petrolera.

El objetivo ha sido cortar a PDVSA de financiamiento, cerrarle canales de exportación -con sanciones a buques propios y empresas que comercien petróleo venezolano- y de importación, tanto de insumos para el refinamiento como de gasolina.

Por otro lado, las investigaciones de la Fiscalía que indicaron que desde el 2009 hasta el 2017 los presidentes de PDVSA, así como numerosos gerentes, estuvieron involucrados en corrupción, generando un desfalco. En el 2017 se cruzó el comienzo de las sanciones directas a la empresa y el cambio en su dirección.

La llegada de los buques petroleros permitió romper -de manera gráfica- el bloqueo que conforma un cerco sobre el país. Se espera que con eso se logre enfrentar parte del desabastecimiento de gasolina que golpea el país y ha generado sus consecuentes reventas dolarizadas. La escasez se siente menos por la cuarentena, no solo en las ciudades sino en las carreteras donde circulan muy pocos vehículos.

La alianza con Irán, otra economía bloqueada por Estados Unidos, representa la consolidación de una política internacional del gobierno venezolano que, en los últimos años, estrechó relaciones centralmente con Rusia y China. Estas alianzas permitieron a Nicolás Maduro construir una arquitectura de resistencia ante una escalada ininterrumpida desde Washington.

El envío de buques petroleros profundiza esa geopolítica y expone también las limitaciones actuales de América Latina ante este escenario que es más que un bloqueo económico. La reciente Operación Gedeón, con el envío de mercenarios, dos de los cuales estadounidenses, es una muestra de la naturaleza del conflicto.

Esa Operación forma parte de un continuum de acciones golpistas. Un actor central de esa trama ha sido el partido Voluntad Popular (VP), de donde proviene Juan Guaidó, fundado y liderado por Leopoldo López, quien se encuentra en la embajada de España en Caracas luego del intento fallido de golpe el 30 de abril del año pasado.

El Fiscal General, Tarek William Saab, anunció el lunes que introdujo en el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de interpretación de los artículos 31 y 32 de la Ley contra la delincuencia organizada y financiamiento al terrorismo, para determinar si VP es una “organización criminal con fines terroristas”. La efectiva denominación del partido bajo esa denominación implicaría su disolución.

Esa situación tendría un fuerte impacto para el partido ya disminuido. Guaidó, por su parte, había anunciado a principios de enero que se separaba de VP para “enfocarse completamente en la libertad de Venezuela”.

Una parte de la oposición condenó la solicitud de la Fiscalía. La disolución de VP dejaría con menos fuerza al sector golpista de la oposición que ha retrocedido en su fuerza, unidad, y capacidad de interlocución con la sociedad. Esto último se acrecentó con el debate acerca del bloqueo económico, donde una parte mayoritaria de la oposición lo rechaza, mientras que otra, con Guaidó a la cabeza, sostiene que hay que profundizarlo.

La mayoría de la sociedad ve en el bloqueo un agravamiento de las condiciones materiales. El debate en relación a los buques petroleros dejó en evidencia que el consenso era que se permitiera su ingreso para poder acceder a gasolina, en un contexto de dificultades no solo por combustible, sino también por los precios dolarizados y la falta de agua debido a la sequía.

Página|12


Venezuela ha recibido a más de 50 mil connacionales que retornan huyendo del coronavirus y la xenofobia

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, informó que al país han retornado 50.210 connacionales, quienes regresan huyendo de la xenofobia y el coronavirus de otros países.
El Mandatario nacional detalló que este martes Venezuela llegó a 476 casos provenientes de Colombia,126 de Brasil, 49 de Perú y 36 de Ecuador.

Al respecto, Maduro denunció que este martes hubo una reunión tipo videoconferencia para hablar del tema de la migración de Venezuela. “Es un club de estafadores, no hablan de que a los migrantes venezolanos los están botando de sus casas, de sus trabajos, que hay una persecución nacifascista contra los venezolanos y de que los están contagiando en Colombia.

Refirió que de los 50.210 venezolanos que han llegado de otros países, 29.980 han ingresado por el estado Táchira, 5.581 por Zulia, 300 por el Aeropuerto Internacional de Maiquetía (La Guaira), 12.017 por Apure, 2.133 por Bolívar, 10 por Amazonas y 90 por vuelos al estado Lara, quienes han sido atendidos con amor y el Gobierno espera la llegada de otros 50 mil connacionales más.

Precisó que hay 40.574 connacionales que han sido movilizados y más de 10 mil pendientes por movilización.
“El tema de los casos importados ocupa casi el 80 por ciento de los casos detectados por el sistema médico venezolano en este esfuerzo tan inmenso que está haciendo Venezuela en la lucha contra el Covid-19.

La vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, explicó que se ha hecho una revisión de todos los plan de contención para impedir la propagación del Covid-19, particularmente en el estado Táchira, donde se han instalado establecimientos especiales para recibir a los migrantes y atenderlos durante la cuarentena de dos semanas que deben cumplir.

Correo del Orinoco


“La solución real pasa por la salida de Maduro”… Guaidó agradece la ayuda internacional para migrantes

Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por casi 60 países, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Asamblea Nacional (AN), agradeció a la Unión Europea (UE) y a los países que participaron en una conferencia internacional de donantes la aportación de 2.795 millones de dólares destinados a apoyar a migrantes y refugiados que salieron del país caribeño huyendo de la crisis política y económica.

La conferencia fue convocada por el Gobierno español y la UE, con el apoyo de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el objetivo de brindar ayuda económica a las comunidades de acogida de los más de 5 millones de venezolanos desplazados.

Guaidó, quien expresó su agradecimiento a través de su cuenta de Twitter, destacó que la “solución real” de Venezuela pasa por la salida del gobernante en disputa Nicolás Maduro, ya que solo así “se detendrá la crisis migratoria y millones de venezolanos podrán regresar a casa”.

“Agradecemos a la Unión Europea y a todos los países donantes su apoyo a los migrantes venezolanos. Respaldamos el mensaje que dieron todos los gobiernos latinoamericanos y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) (Luis Almagro): la solución real pasa por la salida de Nicolás Maduro“, manifestó.

Solución pafícifa

Los participantes, entre los que hubo más de sesenta países y organismos internacionales, abogaron por una salida democrática y una solución pacífica a la crisis venezolana, que debe pasar por unas elecciones presidenciales libres.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, explicó que la donación irá a parar a la ayuda humanitaria dentro de Venezuela y para los países de acogida, y será cada nación participante en la conferencia la que decida el destino final.

Las ayudas que lleguen directamente a Venezuela para gestionar en el país la crisis humanitaria serán canalizadas a través de las agencias correspondientes de la ONU y de la Cruz Roja.

Las instituciones de la UE y sus Estados miembros aportaron en total 231,7 millones de euros (254,2 millones de dólares) en donaciones.

De ese total, la Comisión Europea, en concreto, anunció una contribución nueva por valor de 144,2 millones de euros (158,2 millones de dólares), mientras que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ofreció 400 millones de euros (439 millones de dólares) en préstamos.

Borrell explicó que cada donante decidirá qué parte de su contribución va a ayudar a los países de acogida y cuál se destinará a remediar la situación dentro de Venezuela.

España comunicó una aportación de 50 millones de euros (54,8 millones de dólares) en tres años para apoyar a los principales países de acogida (Colombia, Ecuador y Perú), de los que 20 millones (22 millones de dólares) serán desembolsados este mismo año.

Sumarium


VOLVER