Venezuela: llegó el segundo buque con combustible desde Irán

La embarcación iraní Forest, cargada de combustible para Venezuela, entró en aguas territoriales del país en la mañana de este lunes.

El tanquero se dirige al puerto de la refinería El Palito, ubicada en el municipio Puerto Cabello, en las costas del estado Carabobo. Se ha confirmado que el Patrullero Oceánico Yekuana, de Venezuela, ya se encontró con el tanquero en aguas internacionales y comienza la misión de escoltarlos.

La corresponsal de teleSUR, Madelein García informó que ambas embarcaciones están cerca de islas Margarita y siguen su rumbo a El Palito.

Este es el segundo tanquero iraní en llegar a aguas venezolanas con el propósito de recibir gasolina. De esta manera, se fortalecen las relaciones diplomáticas y los acuerdos comerciales entre los dos países.

Telesur


ALMAGRO: ENVÍO DE BUQUES IRANÍES “ES UN ATENTADO CONTRA LA PAZ”

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, advirtió el sábado que el envío de tanqueros iraníes a Venezuela “es un atentado contra la paz y la estabilidad” en la región.

“Envío de buques iraníes a Venezuela en apoyo de un Gobierno ilegitimo es un atentado contra la paz y estabilidad regionales y un acto de provocación inaceptable de la República Islámica de Irán”, escribió Almagro en Twitter la noche del sábado.

Más temprano ese día habían informado que el primero de los cinco buques con combustible enviados por Irán entró a aguas bajo jurisdicción de Venezuela, y escoltado por naves de la Fuerza Armada.

“Ya los buques de la hermana República Islámica de Irán se encuentran en nuestra zona económica exclusiva”, detalló el nuevo ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

Ante ello, Almagro reiteró que también la presencia de personal militar y de inteligencia iraní en el Hemisferio es un acto “repudiable”.

La Prensa Lara


Capturan a nuevos implicados en Operación Gedeón en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó el domingo que las fuerzas de seguridad capturaron a un nuevo grupo de mercenarios que participaron en la incursión armada del pasado 3 de mayo, con la fracasada intención de provocar un golpe de Estado.

”En las últimas horas hemos capturado a un grupo de estos terroristas vinculados a la acción del 3 de mayo”, reveló el mandatario venezolano en una reunión de trabajo que sostuvo en el Palacio de Miraflores, sede del poder Ejecutivo.

“Cada uno que es capturado además habla y dice toda la verdad (…) conduce hacia nuevas pistas de los grupos políticos y terroristas que financiaron, que firmaron y que decidieron este ataque contra Venezuela”, agregó el presidente Maduro.

El jefe de Estado no detalló el número de nuevos capturados, sin embargo, el jueves pasado, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó que hasta esa fecha habían detenido a 66 implicados en la incursión armada del pasado 3 de mayo, denominada Operación Gedeón, incluidos dos mercenarios estadounidenses.

El Gobierno de Venezuela ha denunciado ante las Naciones Unidas (ONU) la participación de los gobiernos de Estados Unidos (EE.UU.) y de Colombia en la preparación de la operación armada que buscaba asesinar a las máximas autoridades del país suramericano, incluido el presidente Maduro.

El pasado 14 de mayo, el mandatario venezolano dijo tener información en el sentido de que “nuevos grupos de mercenarios se están conformando en Colombia” bajo la complicidad del Gobierno de Iván Duque, con el propósito de intentar una nueva agresión contra su país.

“Se están conformando en Colombia nuevos grupos de sicarios, mercenarios y terroristas; tenemos los nombres, el lugar donde están, quiénes los protegen y todo apunta a Iván Duque otra vez”, denunció.

Telesur


Pompeo se burla de la incursión en Venezuela

En uno de los ya conocidos arranques de arrogancia, el secretario de estado norteamericano Mike Pompeo, se ha burlado del intento de incursión realizada por mercenarios en Venezuela, afirmando: “Si hubiéramos estado involucrados, habría ido diferente”, Pompeo le ha salido al paso a las declaraciones del presidente Venezolano Nicolás Maduro, sobre la identidad de miembros del equipo de seguridad de Donald Trump, entre los detenidos en la fallida intrusión.

Pompeo también afirmó que Estados Unidos utilizará «todas las herramientas» a su disposición para repatriar a los dos ciudadanos estadounidenses capturados por el ejército venezolano por presuntamente participar en un intento fallido de derrocar al líder socialista, declaró el secretario de estado.

«Si hubiéramos estado involucrados, habría ido diferente», indicó el altanero Pompeo a los periodistas, aunque ha negado la participación del gobierno norteamericano en el fallido intento de golpe de estado, aunque ha argumentado que, “si el régimen de Maduro decide retenerlos, usaremos todas las herramientas que tenemos disponibles para tratar de recuperarlos. Es nuestra responsabilidad hacerlo», señaló sobre los dos individuos capturados.

Pompeo ha insistido que los detenidos actuaron como mercenarios, pero van a trabajar en esto, se trata, según Pompeo de “un asunto consular en el sentido de que cada vez que hay estadounidenses que están detenidos en algún lugar” y añadió, “Trabajaremos para recuperarlos. Comenzaremos el proceso de tratar de encontrar una manera si, de hecho, estos son estadounidenses que están ahí, que podamos encontrar un camino recto. Queremos recuperar a todos los americanos”.

Aunque Estados Unidos ha dicho que una opción militar está sobre la mesa para eliminar a Maduro, el presidente de Estados Unidos Donald Trump y miembros de su administración, incluido el secretario de defensa Mark Esper, negaron cualquier participación en la invasión fallida destinada a derrocarlo.

«En cuanto a quién financió la operación, no estamos preparados para compartir más información sobre lo que sabemos que ocurrió», señaló Pompeo, «Vamos a desempacar eso en el momento adecuado», aunque según el contrato firmado por los mercenarios, que fue develado por Jordan Goudreau, encargado y líder de la operación, los fondos fueron otorgados por Juan Guaidó a partir del dinero de la ayuda humanitaria entregada a él por el presidente Donald Trump.

Los dos ciudadanos estadounidenses que ahora están bajo custodia venezolana fueron identificados como Luke Denman y Aaron Berry, sobre la base de lo que parecía ser una identificación militar caducada con el nombre de Denman y una identificación de asuntos de veteranos con el nombre de Berry. Pompeo afirma que, aunque sean terroristas, son norteamericanos y hay que rescatarlos
Estados Unidos y sus aliados han salido en apoyo a la reclamación de Juan Guaidó, quien hace un año, se autoproclamó como jefe de estado en Venezuela, mientras se trata de legalizar la supuesta constitucionalidad del reclamo de más de un año de Guaidó, el departamento del tesoro norteamericano, acusó a Maduro de narcotráfico y ofreció hasta 15 millones de dólares por información que conduzca al arresto del socialista.

El lunes, Maduro mostró los pasaportes pertenecientes a dos de los hombres detenidos, a quienes identificó como estadounidenses, según sus documentos, como Airan Berry y Luke Denman y los señaló de jugar a ser «Rambo», en el ataque fallido destinado a sacarlo del poder.

Las fuerzas de seguridad venezolanas y miembros de la milicia, se enfrentaron a los sujetos en el lugar, logrando detener entre ellas a los dos estadounidenses y reduciendo a otros 8, durante la fallida invasión en la playa, Maduro acusó a Guaidó y a los gobiernos de Estados Unidos y Colombia de estar detrás de la trama.

Jordan Goudreau, un antiguo boina verde del ejército de los Estados Unidos, que dirige la compañía de seguridad Silvercorp con sede en Florida, se atribuyó la responsabilidad del esfuerzo fallido, de la apodada operación Gedeón e identificó a los estadounidenses capturados como compañeros boinas verdes y miembros de su equipo en la incursión.

Citando a los actuales y ex funcionarios de la ley estadounidense, Goudreau, ahora, está bajo investigación federal en los Estados Unidos por supuesto tráfico de armas, aunque el periódico digital de ultraderecha Breitbart News, afirma que el verdadero cabecilla de la operación es Cliver Alcalá.

Alcalá, quien también se encuentra como firmante en el contrato que inculpa a Juan Guaidó, es un general retirado del ejército venezolano, que se encuentra actualmente reteniendo por cargos de narcóticos desde finales de marzo, Alcalá es un prominente desertor del ejército venezolano vinculado a Guaidó.

El Informante Digital