ALBA-TCP relanzará programa para la distribución de alimentos e insumos

Relanzarán plan del ALBA-TCP en materia de alimentos a los países de la región

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP) relanzarán el programa “ALBA Alimentos”, para la distribución de alimentos e insumos que permita atender las necesidades de los pueblos de la región, en medio de la pandemia coronavirus Covid-19; indicó este lunes el ministro para las Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

“Reactivaremos ALBA-Alimentos que va desde la semilla hasta fertilizantes, hasta la comida, distribución de alimentos y precios”, expresó el canciller venezolano durante una reunión con el Consejo Económico del Alba, llevado a cabo en Caracas.

El diplomático venezolano indicó que esta propuesta es para atender la situación que se ha registrado durante la pandemia, donde se ha visto afectado la población más vulnerable

En la tarde de este lunes se inició de forma virtual la reunión conjunta del XX Consejo Político y el X Consejo Económico del ALBA-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

El canciller Bruno Rodríguez expuso la experiencia de Cuba en el manejo de epidemias, en la reunión virtual de la Alianza Bolivariana para los pueblos de América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Al intervenir en el XX Consejo Político y el X Consejo Económico del ALBA-TCP, Rodríguez agradeció la acogida y reconocimiento de autoridades y poblaciones de 70 países y territorios que han recibido cooperación médica de la isla.

La cita responde a un acuerdo adoptado  durante la Conferencia de Alto Nivel sobre Economía, Finanzas y Comercio en el marco de la Covid-19, que se celebró el pasado 10 de junio.

Los dos consejos ministeriales (el Político y el Económico) analizarán las propuestas de los países del grupo y los invitados a dicha Conferencia, con el objetivo de evaluar las formas de ejecutar las iniciativas.

El Consejo Económico está conformado por ministros que designa cada país miembro de los sectores de industrias, economía, finanzas, comercio, planificación y desarrollo.

Por su parte, el Consejo Político está integrado por los cancilleres. Su principal función es la de asesorar al Consejo Presidencial, al que pertenecen todos los mandatarios y que es la máxima instancia.

Al iniciar la reunión, el canciller venezolano Jorge Arreaza presentó a los ministros y autoridades que le acompañaban en representación del país.

Arreaza destacó la importancia de este encuentro a 15 años de la fundación, dentro del espíritu del ALBA, de la iniciativa Petrocaribe. Se refirió a esta como un elemento de mucha importancia para el área, que dio soporte a las economías más débiles en los años más difíciles.

El ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores expresó que Petrocaribe ha seguido adelante a pesar de las sanciones  y agresiones contra Venezuela, especialmente procedentes de los Estados Unidos.

“El ALBA no se puede quedar de expectador, debe asumir una posición de coordinación en ofensiva, predecir los efectos que ha provocado la pandemia”, señaló Arreaza.

Dentro del plan de contingencia económica posCovid-19, Venezuela propuso la articulación de los sistemas de salud a un máximo nivel.

El canciller se refirió a la creación de una Banco de vacunas, que los gobiernos del ALBA se comprometen a garantizar a todos  de manera gratuita cuando esta exista.

Venezuela solicitó también al ALBA-TCP, la creación de un fondo humanitario — que estará respaldada por el Banco del organismo internacional —, con el fin de atender las necesidades de los pueblos ante cualquier contingencia; indicó Arreaza.

Arreaza enfatizó que este mecanismo deberá activarse de manera inmediata con aportes iniciales que estén al servicio de los pueblos, si se presenta una catástrofe y así poder expresar solidaridad en tiempo real.

Señaló que este fondo será necesario para atender a los países del ALBA, en situaciones naturales excepcionales como en la temporada de huracanes donde los Estados del Caribe, se ven muy afectados.

PetroCaribe y Banco del ALBA los dos brazos de un organismo renovado

Por su parte, el ministro del Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami indicó que una vez que hayamos superado esta pandemia, que amenaza el futuro de la humanidad, debemos concentrarnos en un nuevo esquema de cooperación regional que haga posible el desarrollo de las naciones del ALBA desde nuestro propia perspectiva

Desde el ALBA, con humildad, decimos: “estamos creando la base de la fases posCovid para una economía real y concreta, que dependerá mucho de la visión que nuestros Gobiernos impulsen para favorecer a los pueblos mas necesitados de la región”, sostuvo.

Debemos avanzar hacia una nueva geografía económica inclusiva que dependa menos del exterior y más en nuestras habilidades.

PetroCaribe, a 15 años de su creación es el mecanismo solidario regional que apoya la soberanía energética de la región, a pesar de ser el instrumento más atacado por el imperialismo y las medicas coercitivas de EE.UU., que han hecho mucho daño a las naciones del ALBA, en particular a las naciones del Caribe.

Pero PetroCaribe va más allá. En Venezuela tenemos una nueva estrategia para este mecanismo, una arquitectura que beneficie a las  naciones integrantes, señaló el ministro.

PetroCaribe debe aprovechar la capacidad existente en refinerías y plantas de procesamiento que podemos relanzar con mayor fuerza , un nuevo esquema de funcionamiento de Petrocaribe, y así comenzar para superar los obstáculos, comentó.

Ante los nuevos tiempo económicos, el Banco del ALBA nos va a permitir un nuevo tipo de financiamiento regional. “PetroCaribe y Banco del ALBA formarán parte de la nueva estrategia. Ambos serán los dos brazos que  nos permitirán avanzar en estos difíciles tiempos pospandemia”, afirmó.

El Consejo Económico del ALBA tiene las ideas y proyectos que se han presentado en los últimos meses para avanzar en los sistemas de protección y producción para que cada nación aproveche sus virtudes para fomentar un sistema económico y financiero alternativo.

El Aissami enfatizó que en esta nueva etapa económica Petrocaribe y el Banco del Alba serán los pilares para la compensación financiera y acoplamiento técnico como parte de esta estrategia novedosa.

“En conclusión tenemos Petrocaribe y el Banco del ALBA, dos brazos de lo que podemos denominar el cuerpo vigoroso y poderoso del ALBA, los dos lazos para enfrentar y superar el momento económico que atraviesan nuestros países producto de la pandemia del Covid-19”, dijo.

El Aissami instó a los integrantes del ALBA a avanzar en el diseño de incentivos para las economías productivas con medidas hábiles y flexibles, que se acoplen al momento y lograr ser ejemplo ante el mundo, bajo esos instrumentos.

Por su parte, el ministro Arreaza, manifestó que tanto PetroCaribe como el Banco del ALBA serán sostén de la Alianza, y símbolo de la solidaridad que le caracteriza a sus pueblos miembros.

TeleSUR


ALBA-TCP aprueba Plan de Contingencia Económica por pandemia de la Covid-19

Este lunes los Ministros de exterior y de economía de los países integrantes de la Alianza Bolivariana de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), aprobaron poner en funcionamiento el Plan de Contingencia Económica por la pandemia de la Covid-19, así como la creación del Banco de Vacunas para la protección de los pueblos del bloque de cooperación.

Este plan se apoyará en el relanzamiento de PetroCaribe y el Banco del Alba, explicó el canciller de la República Bolivariana, Jorge Arreaza, al instalar desde Caracas el encuentro virtual del XX Consejo Político y X Consejo de Complementación Económica de la ALBA-TCP.

“Esta Primera reunión conjunta de los ministros de relaciones exteriores y de economía de nuestra ALBA-TCP, culmina con éxito, con acuerdos y decisiones importantes”, expresó el Canciller Arreaza, al augurar que la Alianza Bolivariana estará presente durante todos los años por venir para solidificar la integración, la hermandad y la solidaridad de los pueblos.

En los próximos días se publicará la Declaración Final con 28 acuerdos en materia de salud, economía y transporte, entre otros puntos de solidaridad que caracteriza a la alianza, no solo por los efectos de la pandemia sino dentro de la generación de un nuevo modelo económico a lo que ya existía, y donde el ser humano esté en el centro, no en la acumulación de riquezas.

  • Informó que tras este primer encuentro de cancilleres y ministros de economía del bloque, se aprobó el Plan de Contingencia Económica del Alba ante los efectos de la pandemia viral.
  • Se aprobó la creación del Fondo Humanitario para el ALBA-TCP que enfrentará efectos de huracanes y otras contingencias naturales o no. Será coordinado con el Banco del ALBA con aportes iniciales ya definidos.
  • Se crea una Oficina Técnica de Complementación Económica, bajo el amparo del Banco del ALBA. En los próximos días se decidirá cuál Estado miembro llevará adelante este Consejo de Complementaridad Económica que tendrá su sede en Caracas.
  • Se realizará reingeniería financiera dentro del Alba, mediante evaluación del Sucre y el reformateo hacia el mundo de las criptomonedas
  • Entre las decisiones energéticas, están las vinculadas con PetroCaribe para reactivar las ayudas pese a las agresiones y la persecución financiera imperial contra PDVSA.
  • El Banco del Alba activará sectores de la economía de los Estados miembros, en especial a los del Caribe oriental, Cuba y Nicaragua. “Vamos a ir directamente a los sectores más sensibles para reimpulsarlos a través de financiamiento del Banco del Alba”.
  • Se reforzará el transporte aéreo y marítimo, así como los sectores económicos del turismo
  • Se reactivan dos iniciativas del bloque: Alba-Salud y Alba-Alimentos
  • Se crea el establecimiento del Observatorio de Salud de ALBA, con la creación de un banco de medicamentos, equipos médicos e insumos.
  • Finalmente, se acordó acercar el ALBA-TCP con otros bloques integradores y naciones de otras regiones, como Rusia, China, así como del resto de Asia y de África. (Arreaza adelantó que en sus reuniones con el canciller de Rusia, Serguei Lavrov, éste aceptó la propuesta y puso ya a sus equipos a trabajar en esta idea).

El canciller Arreaza informó que justamente en los 15 años de PetroCaribe, Venezuela y las naciones ALBA están asumiendo la ofensiva para enfrentar los efectos de la pandemia en las economías de los países miembros, especialmente los más débiles o que dependen fundamentalmente del turismo, como es el caso de las islas caribeñas, y cuya paralización ha sido crucial.

A la afectación de las economías a consecuencia del virus, se suma la producción de alimentos y el tema de la nutrición de los habitantes, por lo que la ALBA-TCP pretende apoyar.

A través del Banco del Alba se han diseñado políticas para reactivar los mecanismos para llevar semillas, fertilizantes y distribución de alimentos. “La comida en la mesa de las familias de los Pueblos de ALBA”, resumió Arreaza.

El Canciller venezolano aseguró que la ALBA maneja vías y propuestas para potenciar las capacidades y la cooperación solidaria y complementaria, para hacer de este plan conjunto una herramienta de defensa y avance económico.

“Una de las propuestas que ha hecho Venezuela, es la necesidad de articular nuestros sistemas de salud a un máximo nivel”, aseveró en el tema de la protección de la salud pública ante la pandemia.

El Plan de contingencia prevé un Observatorio de Salud ALBA-TCP para monitorear los servicios médicos y respaldar con equipos para aumentar las capacidades sanitarias, como la distribución de ventiladores artificiales, vestimenta de bioseguridad, medicamentos para tratamientos, etc.

Asimismo, respaldar con presencia de Brigadas Médicas cubanas en aquellos países que lo requieran, y la formación académica permanente de jóvenes en la Escuela Latinoamericana en Cuba y Venezuela, y otras plataformas de formación que garantice la preparación médica de un mundo futuro tras la pandemia.

Junto al vicepresidente para el área económica, Tareck El Aissami y el equipo económico venezolano, Arreaza recordó que el 10 de junio pasado, el presidente Nicolás Maduro junto a Cancilleres y Primeros Ministros de la alianza, acordaron la creación del Banco de Vacunas, para activarla en el momento cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) ponga a disposición la vacuna contra la Covid-19.

“Los gobiernos del ALBA se han comprometido a garantizar a todos nuestros pueblos, desde el más humilde trabajador hasta el empresario, a todo el pueblo de manera gratuita la vacuna para dar fin a esta pandemia”.

VTV


PetroCaribe asume coordinación en ofensiva para atender crisis económica ante pandemia

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores (MPPRE), Jorge Arreaza, destacó este lunes el rol de PetroCaribe para atender la crisis económica de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), generada por la pandemia del Coronavirus Covid-19, asumiendo una posición de ofensiva.

«En estos 15 años, PetroCaribe, nuestra Alba, no se queda en medio de la pandemia como espectador, sino que asume una posición de coordinación en ofensiva, para predecir los efectos que haya tenido en la economía. Tenemos poderosos mecanismo de apoyo como el Banco del Alba, y tenemos distintas vías y propuestas que vamos a manejar», expresó durante una reunión conjunta de los Consejos Ministeriales en el marco del 15° aniversario de PetroCaribe, que se efectuó en la sede de la Cancillería de la República y que fue transmitida por Venezolana de Televisión (VTV).

Resaltó que PetroCaribe ha mantenido su rol histórico de protección a los pueblos durante las crisis, mediante sus capacidades en suministro de facturas a largo plazo, flexibilización de pagos, reinversión en lo social y capacidad de sus empresas mixtas.

Asimismo, destacó el soporte aportado a las economías más débiles en años difíciles.

«PetroCaribe ha seguido adelante a pesar de las sanciones contra Venezuela, a pesar del asedio y del desprestigio. PetroCaribe va a adquirir un nivel superior de coordinación», enfatizó Arreaza.

PetroCaribe fue creado el 29 de junio de 2005, por el líder de la Revolución Bolivariana, Comandante Hugo Chávez.

Fue concebido como un acuerdo «integrador y liberador» ante la necesidad de garantizar el acceso justo y equitativo a los hidrocarburos, sobre la base de los principios de solidaridad, complementariedad y autodeterminación de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

Las naciones que conforman este bloque son: Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, Surinam y Venezuela.

Ministerio de Comunicación de Venezuela


Bruno Rodríguez, canciller de Cuba: Los efectos de la COVID-19 exigen del ALBA-TCP complementariedad, cooperación y solidaridad

Estimado Canciller Jorge Arreaza, Estimado Vicepresidente y Ministro Tareck El Aissami, estimados ministros y jefes de delegaciones.

Deseo ante todo saludar la iniciativa del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela de convocar a un consejo simultáneamente. Quisiera también expresarles mi reconocimiento y felicitación a PetroCaribe, en su decimoquinto aniversario, por su extraordinaria contribución al desarrollo y a la seguridad energética de nuestros países.

Hoy los efectos de la pandemia de la Covid-19 exigen de nosotros una respuesta dinámica, concertada, eficaz, basada en la complementariedad, la cooperación y la solidaridad.

Hemos defendido conjuntamente el derecho a la salud, el derecho a la vida de nuestros pueblos sin encontrar ninguna contradicción con el ejercicio del derecho al desarrollo.

En momentos de la pandemia se ha recrudecido notablemente la política injerencista e intervencionista de dominación del imperialismo estadounidense contra nuestra América, basada en la Doctrina Monroe.

Frente a eso, los países del ALBA-TCP fortalecemos nuestras convicciones, la defensa de nuestra soberanía, de la concertación de las acciones de nuestros pueblos y de la cooperación orientada a asegurar el desarrollo económico y el desarrollo social.

Desde nuestra Isla hemos realizado nuestros esfuerzos, trabajan ya en 70 países contingentes médicos en el enfrentamiento a la pandemia, de manera callada y modesta como debe ser, bajo el liderazgo y la autoridad de los gobiernos nacionales.

En las últimas semanas o meses han salido 38 contingentes de salud de Cuba a 35 países, y sorprendentemente este esfuerzo es acogido por los pueblos con gratitud, y en este sentido quiero expresar profundo aprecio a la declaración de la Organización de Estado del Caribe Oriental, antes, de CARICOM y de muchos de nuestros colegas de las distintas regiones del planeta con relación a este esfuerzo humanitario conjunto.

Sin embargo en esta circunstancia el gobierno de los Estados Unidos recrudece una campaña insidiosa, calumniosa contra la cooperación médica cubana, acusa a Cuba de realizar trata de personas en este proceso como si se pudiera ocultar la verdad y engañar a la gente.

Quisiera denunciar el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que en medio de la pandemia se intensifica, incluso en áreas de perfil totalmente humanitario.

Quisiera reiterar nuestra profunda e invariable solidaridad a la República Bolivariana de Venezuela y a Nicaragua en momentos en que las medidas coercitivas unilaterales, crueles, ilegales, injustas, que provocan graves daños humanitarios contra sus pueblos y constituyen violaciones flagrantes del derecho internacional.

Quisiera ratificar nuestro apoyo al derecho de los países del Caribe a recibir un trato justo, especial y diferenciado; tan necesario para enfrentar los retos derivados del cambio climático, los desastres naturales y el injusto sistema financiero internacional.

Ante tamaños desafíos, la defensa del derecho a la paz constituye siendo prioridad fundamental y estoy seguro que el ALBA seguirá siendo un baluarte en defensa de la proclama de la América Latina y el Caribe como zona de paz.

Quisiera reiterar el compromiso de Cuba y la disposición de nuestro país en relación con medidas colectivas y eficaces de enfrentamiento a la pandemia de Covid-19. En particular la disposición a sostener intercambios científicos y de salud, brindar asesoramiento mutuo en aras de impulsar la colaboración entre los países del ALBA.

En este propio mes de julio podría realizarse, si así fuera acordado, un ciclo de videoconferencia entre expertos de nuestros países en relación con el tratamiento y la prevención de la Covid-19. Ponemos a disposición a nuestros científicos y expertos para participar en ese empeño, la posibilidad de utilizar al reconocido Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kouri”, como una institución científica de referencia que podría fungir como consultora a los efectos de integrar estos esfuerzos.

También quisiera poner a disposición de todos, nuestros protocolos epidemiológicos, nuestros resultados en materia de desarrollo de fármacos innovadores de última generación y compartir los resultados de la investigación científica.

De manera que nosotros sentimos que frente a los desafíos, los países del ALBA-TCP disponemos de los instrumentos que nos permitirán enfrentarlos con toda eficacia y salir victoriosos.

Granma


VOLVER