Bolivia: cierran hospitales y faltan recursos sanitarios para la atención del covid-19

1.467

Al menos 4 hospitales se cierran por días por riesgo de contagios

“No tenemos insumos de bioseguridad, tenemos que comprar todo para protegernos”, contó una de las enfermeras del hospital  Viedma de Cochabamba que ayer cerró sus puertas y fue encapsulado porque gran parte del personal se expuso al un contagio del coronavirus.

“Cerramos  el hospital Viedma, porque  90 personas (tuvieron) contacto  con pacientes positivos. No podemos poner en riesgo a las personas que vayan a las salas  donde se registró la infección”, dijo el director de este establecimiento de salud, Juan José Mendoza,  en un contacto con los medios locales.

El médico explicó que el personal afectado no se encontraba en las salas  donde se internan  los pacientes con coronavirus. “Estaban en las  salas comunes”, sostuvo. “Se registraron contactos en todos los pisos”, agregó. Indicó que los profesionales en salud pidieron un repliegue para someterse a pruebas de laboratorio  para descartar o no el virus.

El Viedma es el único hospital de tercer nivel de Cochabamba y fue designado para atender los  casos de  coronavirus. No es la única mala noticia en este departamento. En las últimas horas, la directora del hospital Salomón Klein – establecimiento centinela de Covid-19- renunció a su cargo. La profesional denunció que el nosocomio está  en “total abandono”, informó la asambleísta departamental, Lizeth Beramendi.

Entre las medidas urgentes para el encapsulamiento del hospital, la dirección informó a través de comunicados que quedan suspendidas   todas las  visitas para evitar  posibles contagios de Covid-19. La institución indicó además que todas las solicitudes de información deben realizarse  vía telefónica.

No es único hospital  en Bolivia que cierra sus puertas por el riesgo de infecciones del personal de salud. En La Paz cuatro hospitales del complejo de Miraflores registraron casos de Covid-19.

El Hospital del Tórax es uno de los más afectados y confirmó hasta la fecha 24 positivos, de los cuales en esta última semana, siete son médicos y enfermeras. Ante esa situación, el nosocomio cerró sus puertas por al menos una semana.

“Lamentablemente en el complejo hospitalario estamos registrando casos de coronavirus. A la fecha son cuatro (Hospital de Clínicas, Hospital de la Mujer, Instituto Gastroenterológico y el Instituto del Tórax) de los ocho establecimientos que han atendido pacientes con Covid-19. El Tórax registró en los últimos días un brote de Covid-19”, informó preocupado el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes)  Fernando Romero.

José Zambrana, director  de Epidemiología del Tórax,  explicó que   en este establecimiento de salud se registró una infección porque la pasada semana ingresaron dos pacientes con problemas del corazón y con patología renal.

“Ambos fueron derivados del Hospital de Clínicas, pero  luego de realizarles un scort -una evaluación de riesgo y potencial probabilidad de ser sospechoso- salieron positivos. Entonces, de inmediato, se les realizó la toma de muestras que fueron enviadas al Inlasa. Los resultados dieron positivo”, sostuvo.

Al menos 54 funcionarios  del hospital que tuvieron contacto con los pacientes fueron sometidos a un análisis; de este número 10 dieron alta probabilidad, de esa cantidad siete dieron positivo a la prueba de Covid-19. “Las muestras se tomaron la semana pasada y los resultados llegaron a cuentagotas;  de la séptima persona infectada llegó hoy (ayer) su resultado”, lamentó.

El director del Hospital del Tórax  Édgar Pozo, explicó  “que el nosocomio cierra la atención médica”, es decir que no se atenderá   consulta externa ni en emergencias.

En El Alto, el hospital Boliviano Holandés cerró hace unos días la Unidad de Terapia Intensiva (UTI)  porque  un paciente que fue internado transmitió el virus a otras siete personas,  entre médicos,  funcionarios ediles y enfermos.

“Hubo una falla del protocolo, porque ese no es un Hospital Covid-19. Atendieron a una persona que estaba enferma y  fue internada en terapia intensiva, pero   falleció  y  provocó que varias personas (del personal de salud) entren en aislamiento”, informó el secretario de Gobernanza del municipio de El Alto, Henry Contreras.

Explicó  que de los 25 trabajadores del nosocomio, seis dieron positivo: dos médicos y cuatro trabajadores  municipales que estaban expuestos en el lugar. “Por esa razón se ha cerrado la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital”, indicó   Contreras.

Este paciente también contagió el virus a  una paciente que estuvo internada en la misma sala de terapia intensiva del nosocomio. “Es decir que fueron siete personas transmitidas con el virus dentro del hospital”, dijo un médico del Hospital que prefirió guardar su nombre en reserva.

En las últimas horas, el Instituto Gastroenterológico Boliviano Japonés de Sucre cerró sus puertas por cinco días luego de registrar casos de Covid-19 y aislar a varios funcionarios, Según Correo del Sur, la medida se aplicará por cinco días  con la finalidad de encarar un proceso de desinfección y control del personal para evitar posibles contagios.

Situación del  Sedes

  • Determinación René Sahonero presentó  ayer su renuncia a la dirección del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz pese a que el galeno fue ratificado hace apenas tres días por la ministra de Salud, Eidy Roca. “A partir de la fecha estoy presentando mi renuncia al nombramiento que me hizo la señora ministra (Eidy Roca) y agradezco su confianza”, dijo el médico.
  • Advertencia La exautoridad en salud  explicó  su preocupación por la situación sanitaria que atraviesa el departamento a causa del coronavirus; sostuvo que La Paz “está en peligro”. “Creo que La Paz necesita otra cosa. La Paz está en peligro, no se está sacando muestras, no se está haciendo seguimiento, los hospitales no están cubiertos, no se tiene dónde llevar los pacientes, las UTI están cubiertas; hay un desfase total en este momento”, advirtió.
  • Riesgos Reveló además que el edificio de la instancia departamental en salud se encuentra contaminado y que no se  realizan  las labores de contención para evitar la propagación del virus. “El Sedes está intervenido  por gente que no es personal de  salud, incluso el edificio está contaminado, hay personal (que dio) positivo a Covid-19. Hay pacientes que llaman a instituciones, no se hace el trabajo de contención”, lamentó Sahonero.
  • Situación René Sahonero renunció al Sedes de La Paz  tres días  después de ser posesionado por segunda vez en ese cargo por el Ministerio de Salud. Días antes  la Gobernación paceña decidió destituir al profesional  y posesionó a  Eberth Osco en su reemplazo.
  • Polémica Desde el inicio de la pandemia hasta la fecha,  el Sedes de La Paz fue presidido por cuatro directores. Tres fueron cambiados en medio de denuncias por falta de atención, el cuarto fue destituido luego de denunciar irregularidades. Entre las exautoridades que fueron cambiadas del Sedes están Ariel Arancibia y Freddy Valle.

Página Siete


Cierra el Viedma y Solomon Klein se queda sin médicos intensivistas

Por Walter Tapia Callao

El Viedma, uno de los tres hospitales centinela de Covid-19 de Cochabamba y de referencia departamental, cerró ayer sus puertas porque 90 trabajadores estuvieron en contacto con pacientes positivos, lamentó el director, Juan José Mendoza.

El cierre será hasta que se tengan los resultados de laboratorio del personal que se expuso al contagio. Se estima que la prueba puede tardar una semana, porque el laboratorio está colapsado.

“Lastimosamente, ha habido contactos en todos los pisos. Terapia intensiva, medicina y todo ese personal que ha estado en contacto con esos pacientes Covid-19 están pidiendo replegarse para hacerse sus estudios”, informó.

“Son dos pacientes que han estado en salas comunes. Uno en terapia intensiva, que llegó con su PCR negativo, pero la evolución no fue buena y, cuando se le hizo el control, salió positivo. Y otro paciente que fue internado por un problema neoplásico, pero al momento de su alta se puso mal y cuando le hicieron la prueba salió positivo”, añadió.

Mendoza señaló que durante cinco días los dos pacientes recibieron atención en salas comunes y no en la de Covid-19, por lo que hay la posibilidad de un contagio masivo.

A la crisis del Viedma se suma el funcionamiento parcial del Solomon Klein, de Sacaba, el otro hospital para Covid-19, porque tiene 25 bajas por contagio que no han sido suplidas ni por la Gobernación ni la Alcaldía.

La afectación más sentida en el Klein es la falta de médicos intensivistas. En tanto que la directora interina, Luisa Guarayo, renunció. Se espera que el titular, Grover León, aún convaleciente de Covid-19, se reincorpore.

El Solomon Klein atienden 60 pacientes con Covid-19 de todo el departamento.

“No cuentan con la atención de los médicos internistas, porque de los ocho, cuatro están aislados por contagio de coronavirus, dos están aislados esperando los resultados de laboratorio y dos que pueden trabajar ya han cumplido sus horas semanales”, informó la asambleísta departamental Lizeth Beramendi.

“Tampoco hay enfermeras, más de 10 enfermeras están dadas de baja por coronavirus”, denunció.

Beramendi señaló que la Asamblea Departamental aprobó recursos para que la Gobernación contrate personal de salud para la emergencia.

La asambleísta conminó ayer a la gobernadora Esther Soria a contratar médicos y enfermeras bajo advertencia de iniciar una acción penal.

“A través de una nota, estoy conminando a la Gobernadora a que de una vez contrate personal médico y enfermeras para los hospitales Covid-19”, dijo.

El Solomon Klein es el centinela de esta emergencia sanitaria.

Ante las dificultades que enfrentan el Viedma y el Solomon, el departamento se queda sólo con un centro Covid-19: el Hospital del Sur, que ya está saturado.

En tanto, el nuevo Hospital del Norte, que debía servir para cuando los otros rebasen su capacidad, aún está cerrado por falta de personal capacitado para recibir pacientes sospechosos.

Pruebas de laboratorio

El Viedma volverá abrir cuando el personal que estuvo expuesto al virus conozca sus resultados de laboratorio.

Hospital del Norte sigue con puertas cerradas. Aún capacitan al personal

El cuarto hospital centinela de Cochabamba para la atención de pacientes con Covid-19, el Hospital del Norte, permanece con las puertas cerradas a la población.

El 8 de junio, el alcalde José María Leyes se comprometió a hacerlo funcionar como centro de aislamiento con 40 camas, pero aún no recibe pacientes.

Ayer, el hospital seguía cerrado y uno de los guardias señaló que no pueden entrar pacientes porque “recién las enfermeras y los médicos que contrató el municipio están siendo capacitados”.

Además, desde el municipio informaron que la compra de siete ventiladores que hacía la Alcaldía para el Hospital del Norte se hará con una licitación pública y ya no se realizará por compra directa, porque demoraron mucho en hacer la adquisición durante la emergencia.

En tres meses, el municipio de Cercado logró habilitar tan sólo un centro de aislamiento, en un hotel con 75 habitaciones esta semana.

Según Leyes, este centro ya puede recibir pacientes sospechosos, pero la demanda es por más camas de internación con terapia intensiva por el aumento de contagios de Covid-19.

Además, proyectan adecuar el campo ferial con al menos 300 camas para un centro de aislamiento, en el que la Alcaldía hará las modificaciones estructurales, la Gobernación dotará de alimentación y pedirán que el Gobierno central dote de personal y equipamiento.

“No cuentan con la atención de los médicos internistas, porque de los ocho, cuatro están aislados por contagio del coronavirus”. Lizeth Beramendi. Asambleísta departamental.

“Estamos cerrando el Viedma, porque como 90 personas han estado en contacto con pacientes positivos”. Juan José Mendoza. Director del Viedma.

Los Tiempos


Colapsa y falta oxígeno en el Hospital Roberto Galindo de Pando

“No tienen oxígeno los pacientes, si no tienen oxígeno se nos mueren y se nos irán muriendo”, dijo su director. Pacientes fueron trasladados a otro centro.

Por Aleja Cuevas

El hospital Roberto Galindo de Cobija, Pando, colapsó este viernes con pacientes de COVID-19 ante la falta de espacio y oxígeno para tratar a sus enfermos, por lo que se los trasladó al hospital de tercer nivel Hernán Messuti, que recién será estrenado. Unos 54 profesionales en salud, entre médicos, enfermeras, auxiliares y técnicos están con baja médica.

Erwin Escalante, director del Hospital “Roberto Galindo, informó en la tarde de este viernes a los medios que el nosocomio colapsó y que el área de aislamiento del centro centinela Perla del Acre también estaba lleno, por lo que era hora de habilitar el tercer nivel.

El galeno recibió el reporte de 20 bajas de licenciadas en enfermerías, 22 auxiliares, dos bioquímicas, cinco técnicos en laboratorio, cuatro médicos y un odontólogo.

Alta demanda de oxígeno

“Estamos colapsados, hay pacientes en pasillo, estamos con atención personal muy voluntarioso que está doblegando turnos, que vienen a colaborar, ven al compañero cómo trabajan y vienen, no hay muchos médicos y licenciadas”, informó Escalante.

Explicó que la única opción es trasladar a los pacientes al hospital de tercer nivel, que tiene planta de oxígeno para las 24 horas a diferencia del Roberto Galindo, la Caja Nacional de Salud (CNS) y Perla del Acre, que se aprovisionan en forma particular de oxígeno, mediante botellones. “Hay una demanda exagerada, ahorita no tienen oxígeno los pacientes, si no tienen oxígeno se nos mueren y se nos irán muriendo”.

El hospital de tercer nivel Hernán Messuti actualmente tiene 20 camas de terapia intensiva, pero su capacidad es de unas 40; sin embargo falta personal de salud, médicos, auxiliares y camilleros.

Este viernes, el Ministerio de Salud reportó 16 nuevos casos positivos, con un acumulado de 425 personas contagiadas en el departamento de Pando.

A las 20.00, trasladaban a los pacientes al hospital de tercer nivel. “En este momento estoy con paciente, en el tercer nivel”, dijo Escalante en una breve comunicación con La Razón.

La Razón

Más notas sobre el tema