Bolivia: hospitales, morgues y cementerios se saturan y habilitan un cuartel para cadáveres

779

Hospitales públicos y privados de Cochabamba saturados por pacientes Covid-19

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, Dr. Yercin Mamani, aseveró la jornada pasada que los nosocomios públicos, privados o del seguro social se encuentran saturados de pacientes covid-19, según el galeno no existen camas de internación ni Unidades de Terapia Intensiva.

“En este momento estamos saturados, no podemos hablar de un colapso. Esa saturación llega a lo que es la seguridad social y también las entidades privadas, de ahí la importancia de la implementación de las áreas de aislamiento para pacientes asintomáticos”, declaró.

El director enfatizó que cuatro son los municipios que registran mayor cantidad de personas infectadas. Datos de la Gobernación cochabambina muestran que la capital registra 756 casos confirmados del virus, 26 decesos y 20 recuperados; mientras que Sacaba aloja a 282 infectados, 11 fallecidos y 11 recuperados; Entre Ríos confirmó 197 pacientes, 17 muertes y ningún recuperado; Quillacollo 172 casos, 6 bajas y 15 recuperados.

Fides


Morgues y crematorios son insuficientes en Santa Cruz y Cochabamba

En Santa Cruz de la Sierra sólo operan dos de tres hornos crematorios privados, mientras que en la ciudad cochabambina, la Alcaldía puso en funcionamiento un equipo de incineración que se encuentra copado y no recibirá más cuerpos hasta el viernes, día en que puedan concluir la cremación de los cuerpos en la lista de espera.

El coronavirus ha provocado una alta tasa de muertes, significando un desafío para los servicios funerarios, especialmente de Santa Cruz y Cochabamba, donde la cantidad de fallecidos, supera la capacidad de estos centros habilitados para dar sepultura a los occisos.

“Tenemos reserva hasta el viernes. El resto que llegue en estos días será rechazado. Sus familiares deben buscar otro cementerio para enterrar a su ser querido tres metros bajo tierra. Por ejemplo: (los camposantos que se encuentran) en Pucara y en Kara Kara. Otros se lo llevaron a sus pueblos, como Arani o Cliza”, refirió el director del cementerio municipal de Cochabamba, Benedicto Gonzales a un medio paceño.

El horno crematorio presentó problemas técnicos y redujo su capacidad para atender de  cuatro a dos cuerpos diarios, indicó Gonzales.

“Estamos cremando dos cuerpos por día porque nuestro horno colapsó y no puede atender a un número mayor, ya no tiene más capacidad. Por ello, estamos viendo la posibilidad de incrementar un segundo horno crematorio y esperemos que sea posible”, concluyó Gonzales.

Red Uno


Habilitan un cuartel, fosa común y terrenos ante aumento de fallecidos

Ante un posible colapso del cementerio de la ciudad de La Paz por el deceso de personas con Covid-19, las autoridades municipales habilitan un cuartel para cadáveres, además de un espacio para fosa común. En tanto en Trinidad, al no contar con la capacidad, habilitan un cementerio fuera de la ciudad y en Santa Cruz, pese a tener espacio en el camposanto, un grupo de jóvenes buscan terrenos para entierro.

La pandemia de coronavirus no sólo puso al desnudo el pobre sistema de salud del país, sino también la precariedad de los cementerios para el entierro de personas contagiadas con el virus.

Los Tiempos indagó que el camposanto con mayores adecuaciones y previsiones para atender a las víctimas fatales de la pandemia es el de La Paz , con la habilitación de dos hornos crematorios, además del cuartel y el terreno; pero Beni y Santa Cruz no cuentan con los hornos, por lo que los entierros de las víctimas son sepultados bajo tierra.

Bolivia actualmente alberga más de 19 mil casos positivos de Covid-19 y una cifra superior a los 600 fallecidos por el virus. Éstos se concentran en Santa Cruz, Beni, Cochabamba y Oruro.

Cremación, fosa común

Martín Fabbri, director de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, informó que ante esta emergencia el Municipio de La Paz habilitó dos hornos de cremación, un cuartel y un espacio para fosa común.

“La Alcaldía de La Paz lleva adelante protocolos establecidos internacionalmente. Tenemos el servicio de cremación por 630 bolivianos, éste vale algo más de 2 mil, pero la diferencia es subsidiada por esta entidad. La capacidad es de seis cremaciones al día, pero si se supera y logra colapsar tenemos habilitado un cuartel para 200 cadáveres”, explicó.

Acotó, sin embargo, que de colapsar el cuartel y si los hornos de cremación no dan abasto, se cuenta con un espacio como fosa común.

Explicó que, durante este periodo de pandemia, el cementerio atendió en promedio dos cremaciones por día y que el mayor número que atendió en una sola jornada fue de cinco.

De acuerdo con los datos, La Paz tiene más de 1.200 casos confirmados y 50 decesos, de éstos, 20 son del municipio paceño.

La situación en el departamento de Santa Cruz es diferente. El camposanto de esta región oriental no cuenta con un horno crematorio y los cuerpos de personas que fallecieron por coronavirus son enterrados según protocolo.

Ronald Romero, director del Cementerio de Santa Cruz, dijo que ese espacio tiene la extensión suficiente para dar sepultura a las personas que mueren por Covid- 19 y que actualmente el municipio cruceño tiene en prueba un horno para cremar restos.

“Tenemos espacio en el cementerio y estamos cumpliendo con todos los requerimientos de las personas y protocolos establecidos. Al día promedio enterramos a 12 personas que fallecieron por coronavirus, bajo tierra y la presencia de uno a dos familiares”, dijo.

Respecto al entierro solidario que realizarían algunos voluntarios con el recojo de cuerpos y el entierro en otros terrenos, Romero refirió desconocer tal situación, toda vez que el camposanto cruceño no colapsó, pese al número de personas fallecidas.

Según datos, Santa Cruz tiene 11.741 casos positivos de coronavirus y 287 decesos.

Sobre el horno crematorio, dijo que está en periodo de pruebas y que se espera que la próxima semana ya se encuentre en funcionamiento, para de esta manera proceder con este servicio a la comunidad.

De acuerdo con informes, dos empresas privadas ofrecen el servicio de cremación en Santa Cruz y los costos oscilan entre 500 y 600 dólares.
Beni

Trinidad, la capital beniana, que concentra al mayor número de personas infectadas, no cuenta con un cementerio general que pueda albergar a los cuerpos de difuntos por Covid-19, pero tampoco tiene un horno de cremación de cuerpos.

El diputado beniano Walter Roque informó que la gran cantidad de personas contagiadas llegó a colapsar el precario sistema de salud y las muertes también llenaron los cementerios, por lo que se tuvo que habilitar un cementerio en las afueras de Trinidad.

“El cementerio no tiene un horno crematorio y éste fue superado por la gran cantidad de personas que fallecieron por coronavirus, por lo que se habilitó un espacio a por lo menos ocho kilómetros de la capital que se denominó cementerio Covid. Se utilizan los protocolos de bioseguridad, se usa una retroexcavadora que hace las fosas y después una topadora o tractor que aplana el sector”, contó.

Lo único que se ponen en las tumbas son cruces de madera para identificar el lugar de la persona, acotó.

Beni actualmente tiene casi 3 mil casos positivos de coronavirus y 159 decesos. Es el departamento con mayor número de personas con Covid-19.

REQUISITOS PARA LA CREMACIÓN

Los requisitos del Cementerio General en la ciudad de La Paz son: el certificado de defunción original, el certificado médico de defunción, una fotocopia simple de la cédula de identidad del fallecido, una fotocopia simple de la cédula de identidad vigente del familiar que solicite este servicio y, tratándose de cuerpo fresco, necesariamente debe adjuntar orden judicial y/o requerimiento fiscal además del formulario de solicitud debidamente llenado. El procedimiento dura hasta cinco horas.

La Prensa


Bolivia acumula 20.685 casos de COVID-19; en Beni se cuatriplicaron los contagios diarios

En el día 100 de la pandemia del COVID-19 en Bolivia, este miércoles se registraron 20.685 personas que dieron positivo al coronavirus. Beni volvió a colocarse en el segundo lugar de más contagios diarios, con 134 casos, cuatro veces más que el martes, cuando se presentaron 32. Esto podría indicar que el encapsulamiento de los municipios de Guayaramerín y Riberalta con sus respectivos rastrillajes “casa por casa” están dando resultados.

El Ministerio de Salud reportó este miércoles 802 nuevos contagios de coronavirus en el país. Santa Cruz tuvo 359, casi la mitad del récord histórico que alcanzó el martes con 625 casos nuevos. En este departamento, considerado por sus autoridades como el epicentro de la pandemia, debido a que concentra más del 60% de los casos totales, se alista “el rastrillaje de casos más grandes del país”, según el Ministro de Defensa Fernando López.

Cochabamba informó sobre 126 nuevos pacientes en las últimas horas, Pando 71 (un marcado incremento desde los ocho reportados el martes), La Paz 44, Tarija 26, Oruro 20, Potosí 17 y Chuquisaca 5.

La cifra acumulada de contagios desglosada por departamentos es: Santa Cruz 12.725, Beni 3.128, Cochabamba 2.041, La Paz 1.298, Oruro 420, Pando 386, Potosí 378, Tarija 175 y Chuquisaca 134.
Desde la noche del martes, en el Ministerio de Salud se registraron 20 nuevos decesos por el virus: Cochabamba (6), Santa Cruz (5), Pando (3), Oruro (2), Tarija (2), Chuquisaca (1) y La Paz (1), haciendo un total de 679 fallecidos a nivel nacional, con lo cual el índice de letalidad en Bolivia es del 3,2%.

La Razón


Una comisión viaja a La Paz para exigir al Gobierno la dotación de equipos de salud

Una comisión de salud viaja a La Paz a pedir que el Gobierno entregue los equipos comprometidos para los hospitales Covid-19, además de más personal que coadyuve a la contención de la pandemia.

La directora del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Maribel Quiroz, confirmó su viaje a la sede de gobierno para reunirse con la ministra de Salud, María Eidy Roca, y comprometer que se fije una fecha para la entrega de 120 camas hospitalarias, 32 camas de terapia intensiva e ítems para personal de salud que estará a cargo de la contención de la pandemia en el departamento.

En la cita también se pedirá que se entreguen los casetes para los equipos de GeneXpert y se inicie con las pruebas serológicas rápidas en la región.

Quiroz adelantó que en La Paz está otra delegación de autoridades de la región que podrían asumir medidas de presión para comprometer al Ministerio de Salud con la entrega de los equipos comprometidos para Chuquisaca ya que, a 88 días de cuarentena, los centros de salud destinados para la atención de covid-19 no están habilitados.

EJECUCIÓN DE RECURSOS E INSUMOS 

La titular del Sedes reconoció que a la fecha hay una ejecución del 26% de los recursos económicos destinados a la pandemia, pero explicó que se debe a que los procesos burocráticos hacen que se retrase la compra, la entrega por parte de las empresas y luego recién se cancele el dinero que haría subir los indicadores.

“Ya se concretizó la compra de los equipos de bioseguridad, tuvimos un día en el que no se pudo cubrir al equipo de respuesta rápida, pero no fue un descuido a este equipo, desde el lunes que ya se ha dotado de los insumos”, manifestó.

El lunes, el jefe de epidemiología del Sedes, Jhonny Camacho y la médico Giovanna Ordóñez, hicieron la denuncia de que el equipo de profesionales de contención y respuesta rápida no tenía insumos de bioseguridad para realizar su trabajo y toma de muestra, razón por la que el domingo 14 de junio no se pudo realizar el trabajo de forma normal.

La autoridad de salud explicó que ya llegó el material de bioseguridad que se adquirió con un valor de Bs 1.4 millones y que será distribuido a los centros de salud en los siguientes días.

Correo del Sur


VOLVER

Más notas sobre el tema