Bolivia: la OEA defiende su informe sobre las elecciones de 2019 y Evo reitera que fue un golpe

881

OEA denuncia campaña de desinformación en su contra por denunciar irregularidades en elecciones de octubre de 2019 en Bolivia

La Organización de Estados Americanos (OEA) emitió un pronunciamiento sobre una campaña de desinformación que identificó en Bolivia por denunciar el fraude en las pasadas elecciones del 20 de octubre de 2019. El organismo cita varias publicaciones de diarios como el New York Times en las que se intenta generar desinformación sobre lo ocurrido en el país con el proceso electoral y que “se basan en premisas falsas”.

“En los últimos días se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia. Como parte de esta campaña, incluso se solicitó a la OEA que convalide los resultados de las Elecciones Generales de Bolivia del 20 de octubre de 2019”, indica el comunicado, difundido por Luis Almagro, secretario general de la OEA, mediante su cuenta oficial en Twitter.

El documento cuestiona que los autores de estos artículos comparen erróneamente el sistema electoral boliviano con el brasileño y estadounidense, en el que existe el voto anticipado, para para justificar sus puntos de vista. Incluso, “en su afán por justificar un resultado de la elección, los autores llegan al extremo de ofrecer una explicación basada en los apellidos supuestamente indígenas de algunos votantes, lo cual, además de ser absolutamente especulativo y de desconocer el secreto del sufragio, podría ser calificado como racista”.

Almagro, de acuerdo con el comunicado, reitera su respaldo al análisis estadístico realizado en esa oportunidad por un equipo de expertos y que está abierto a debates serios y profesionales de los indicios de fraude en el proceso electoral boliviano. “El estudio estadístico realizado por la OEA no buscó validar u objetar el resultado, sino identificar comportamientos anormales o sospechosos en las tendencias para poder orientar el trabajo de los otros equipos de la auditoría, los cuales dieron con las pruebas incontrastables de la manipulación de la elección: los servidores informáticos ocultos, con capacidad para modificar los resultados, y las actas adulteradas”, detalla.

El comunicado precisa que un grupo de políticos con afinidad al ex presidente Morales confunden deliberadamente el estudio estadístico de la auditoría con el trabajo realizado por la Misión de Observación Electoral de la OEA. “Como se ha manifestado infinidad de veces, se trató de análisis diferentes, realizados por equipos distintos (MOE y auditores) y completamente independientes el uno del otro”, puntualiza.

Finalmente, la comunicación de la OEA, recuerda que su trabajo en Bolivia fue respaldado por la Misión de Observación de la Unión Europea (UE) y coincide con investigaciones realizadas por ciudadanos como el boliviano Edgar Villegas, que alertó de irregularidades en la votación, y del chileno Rómulo Chumacero de la Universidad de Chile. “En su informe sobre las elecciones del pasado 20 de octubre, la UE consideró que ‘las decisiones del TSE, combinadas con la ausencia de explicaciones sobre sus decisiones y el cambio de tendencia dañaron irrevocablemente la confianza en el proceso de cómputo de resultados’”, afirma.

El Deber


Evo arremete contra Almagro y le dice que fue parte del “golpe”

El expresidente del Estado, Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter, respondió al secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y lo acusó de ser parte del “golpe” en contra de su Gobierno.

Almagro compartió un comunicado de la OEA en el que rechaza todos los estudios publicados en los últimos meses que cuestionan o contradicen la auditoría electoral que el organismo internacional realizó en Bolivia. Al respecto, Morales aseguró que “el mundo ya sabe que no hubo fraude”.

“Luis Almagro ha llevado a la OEA a uno de los peores momentos en su historia. Con cinismo dice que The New York Times y el Washington Post son parte de “campaña maliciosa”; el mundo ya sabe que no hubo fraude y que Almagro fue parte del golpe”, aseveró Morales.

En el comunicado de la OEA hace referencia a la auditoría electoral que realizó en Bolivia y ratificó que, según sus resultados, hubo irregularidades y una “manipulación dolosa” en los comicios generales del pasado 20 de octubre de 2019.

“En los últimos días se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia. Como parte de esta campaña, incluso se solicitó a la OEA que convalide los resultados de las Elecciones Generales de Bolivia del 20 de octubre de 2019.

Al respecto, la Secretaría General manifiesta que la convalidación de resultados es una facultad exclusiva de las autoridades nacionales acreditadas por su ordenamiento constitucional vigente. Corresponde solo a los bolivianos determinar sus decisiones soberanas”, señala la nota difundido por Almagro.

En el texto, la OEA hacer referencia a los estudios que se publicaron en los últimos meses que cuestionan los resultados de su auditoría y dan por hecho que en Bolivia no hubo un fraude electoral, por lo que dan por legal y válido el triunfo del Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS). El último se publicó hace pocos días en el periódico estadounidense The New York Times y fue desarrollado por el economista Francisco Rodríguez; por Dorothy Kronick, experta en política latinoamericana en la Universidad de Pennsylvania, y Nicolás Idrobo, estudiante de doctorado en la misma universidad. En su estudio, los autores señalan que la auditoría de la OEA fue “defectuosa”

Al respecto, la OEA señala que todos esos estudios tienen una “clara ideología” e intencionalidad de favorecer a Morales y señala que también se basan en dos “premisas falsas”.

La primera, dice la OEA, es suponer que los resultados reportados en el cómputo oficial son válidos. “Como probó el Informe de la auditoría realizada por el grupo de especialistas de la OEA, y se está confirmando por investigaciones posteriores por parte de la Fiscalía de Bolivia, existían actas 1) Pre llenadas, 2) Falsificadas, 3) Adulteradas y 4) Modificadas, por lo que cualquier análisis que tome como base la validez de estos resultados no es confiable ni remotamente creíble. Esa información está viciada de origen”, señala.

La segunda, prosigue el organismo, es suponer que el análisis estadístico demuestra o no demuestra fraude en lugar de ser un elemento indicativo de la supuesta existencia de irregularidades.

“Debe tenerse en cuenta, obviamente algo que sabría cualquier experto electoral, que un análisis estadístico por sí solo no valida ni comprueba un fraude, sino que da indicios de dónde observar con mayor atención”, señaló el organismo.

Opinión


Áñez contra la pared, dos órganos del Estado le exigen elecciones en septiembre

La presidenta Jeanine Áñez se encuentra contra la pared. Su última propuesta de postergar “un mes o dos meses las elecciones” hace aguas ante la exigencia de dos órganos del Estado, el Electoral y el Legislativo, que promulgue la ley que fija comicios hasta el 6 de septiembre.

En un nuevo intento por evadir las elecciones en plena emergencia sanitaria por el COVID-19, la mandataria reclamó el martes en Tarija una prórroga para la fecha de votación. “Eso es algo que se tiene que tener en cuenta y yo creo que postergar un mes o dos meses (las elecciones) no le va a hacer daño a nadie; es más, todos los bolivianos vamos a ganar con ello”, dijo.

TSE
La respuesta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) fue negativa. Su presidente, Salvador Romero, consideró en una entrevista en RTP que “es importante que se pueda promulgar la ley, que se le dé certeza al país sobre el horizonte electoral”.

“La elección para renovar las autoridades en el poder Ejecutivo, en el poder Legislativo, es crucial para el futuro democrático de Bolivia y esta es una ley que puede generar ese escenario de certeza”, insistió el vocal, designado por Áñez a finales del año pasado con el objetico de renovar el TSE a raíz del presunto fraude en las elecciones de octubre de 2020.

Romero no encontró motivos para postergar la fecha de las elecciones con el argumento de la emergencia sanitaria. “Es posible llevar adelante y de manera simultánea la protección de los derechos vinculados a la salud y el ejercicio de los derechos políticos. Bolivia no es el único país que está realizando elecciones en estas circunstancias difíciles”, afirmó.

Legislativo

La Asamblea Legislativa también rechazó la propuesta de Áñez, candidata de la alianza Juntos. “De no promulgar la ley que le fue remitida, solamente estaría adelantando la realización de los comicios al 2 de agosto de 2020, como establece la Ley 1297, del 30 de abril”, respondió la senadora Eva Copa en su calidad de titular de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

La legisladora del Movimiento Al Socialismo (MAS) respondió este martes a la carta que le había mandado la mandataria el viernes. Áñez pidió a la presidenta de la Cámara de Senadores le presente un informe técnico y científico que eventualmente sustentó la definición de la fecha de los comicios.

“Su única misión era convocar a elecciones. ¿Lo comprende? No tenía ningún otro propósito, y, sin embargo, su gobierno está destruyendo los cimientos del estado de derecho y del Estado Plurinacional que con tanto esfuerzo construimos las bolivianas y bolivianos”, desafió Copa.

El 9 de junio, los senadores sancionaron la norma que modifica la Ley 1297, de Postergación de Elecciones Generales 2020, y define como fecha tope para los nuevos comicios el 6 de septiembre de este año. Si bien Áñez dijo que promulgará la ley, ese trámite aún no fue consumado a un día del fin del plazo constitucional.

La Razón


Unión Europea ratifica su respaldo a la OEA sobre el informe del fraude electoral

La Delegación de la Unión Europea en Bolivia, mediante un comunicado, ratificó este miércoles su declaración emitida el 15 de noviembre del año pasado, en la que señala que respalda el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el fraude cometido en las elecciones de octubre de 2019.

“Las irregularidades en las elecciones, demostradas por la auditoría de la Organización de los Estados Americanos, llevaron a protestas populares, tras el llamado de varios sectores de la sociedad como sindicatos, fuerzas armadas y actores políticos clave que derivaron en que el ex presidente Morales deje el poder, y por último, renuncie”, dice la declaración emitida el año pasado y ratificada este miércoles.

Además, el respaldo de la Unión Europea surge en un momento en el que distintos artículos publicados en medios como el New York Times, de Estados Unidos, buscan —según el bloque— quitarle credibilidad al estudio hecho por la OEA respecto a los comicios del año pasado, lo que fue calificado por el secretario general Luis Almagro como una campaña de desinformación.

“Los artículos que buscan justificar el resultado de la elección incurren en dos falsedades de inicio: la primera es suponer que los resultados reportados en el cómputo oficial son válidos. El organismo argumentó que se detectaron actas prellenadas, falsificadas, adulteradas y modificadas, por lo que cualquier análisis que tome como base la validez de estos resultados no es confiable ni remotamente creíble“, publicó la OEA.

En las redes sociales hubo un cruce entre el secretario de la OEA, Almagro y el expresidente Evo Morales, debido a las declaraciones del primero sobre los artículos publicados en el diario estadounidenses.

Almagro indicó que “se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia”.

Morales respondió: “Luis Almagro ha llevado a la OEA a uno de los peores momentos en su historia. Con cinismo dice que The New York Times y el Washington Post son parte de ‘campaña maliciosa’, el mundo ya sabe que no hubo fraude y que Almagro fue parte del golpe”.

Página Siete


VOLVER

Más notas sobre el tema