Bolsonaro e industrias acorralados: el Papa incorpora líderes indígenas – Por Lucas Schaerer, especial para NODAL

96

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Por Lucas Schaerer (*)

En una inédita decisión del Papa Francisco las comunidades amazónicas se unen con la institucionalidad de la iglesia católica para la defensa de la fuente de agua dulce y pulmón más grande del planeta. 

Las industrias extractivistas (mega-minería, madereras, petroleras) con el visto bueno de los presidentes, sobre todo Jair Bolsonaro en el 60 por ciento del territorio amazónico en Brasil, no pararon de saquear la gran fuente de agua dulce y pulmón del planeta. Ante este aterrador panorama de una “crisis de crisis”, como la llama el Papa Francisco, o la “crisis apocalíptica” como la llama la líder indígena, Patricia Gualinga, la Iglesia Católica, la más antigua y mayor organización en occidente, decide tomar un paso nunca antes definido. Por primera vez un Papa autoriza poner en el mismo nivel con voz a líderes indígenas, junto a obispos y cardenales. Este lunes 29 de junio, tras dos debates virtuales, quedó conformada por unanimidad la conformación de la Conferencia Eclesial Amazónica (CEA).

El cardenal brasileño de formación franciscana, Claudio Hummes (85 años), será presidente, él es un hombre clave en Amazonía, que viene de décadas de recorridas de la selva y con respaldo a líderes sindicales como Lula Da Silva como en su apoyo espiritual en la creación del Partido de los Trabajadores (PT). Luego monseñor David Martínez de Aguirre,  de Perú, como vicepresidente de la Conferencia Eclesial Amazónica; y por otro lado, para el Comité Ejecutivo fue elegido monseñor, Eugenio Coter (Bolivia), como obispo representante de las Conferencias Episcopales del territorio Amazónico, junto con las presidencias de las instancias eclesiales regionales que acompañarán este proceso de manera orgánica: CELAM, REPAM, CLAR y CÁRITAS ALyC. Todos ellos junto a los tres representantes de los pueblos originarios designados: Patricia Gualinga del pueblo kichwa-Sarayakú (Ecuador); Hermana Laura Vicuña Pereira del pueblo Kariri (Brasil); y Delio Siticonatzi del pueblo Asháninka (Perú).

“En estos tiempos difíciles y excepcionales para la humanidad, cuando la pandemia del coronavirus impacta fuertemente a la región panamazónica, y las realidades de violencia, exclusión y muerte contra el bioma y los pueblos que la habitan, claman por una urgente e inminente conversión integral, la Conferencia Eclesial de la Amazonía quiere ser una buena

noticia y una respuesta oportuna a los gritos de los pobres y de la hermana madre Tierra, así como un cauce eficaz para asumir, desde el territorio, muchas de las propuestas surgidas en la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, celebrada en octubre de 2019, siendo también un nexo que anime a otras redes e iniciativas eclesiales

y socio-ambientales a nivel continental e internacional”, figura en el comunicado que firmaron en conjunto el cardenal Hummes y monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM).–

Decididamente, un gran paso.

(*) Periodista argentino. 

Instagram: lucasschaerer

Twitter: LSchaererOK

Facebook: Lucas Schaerer

Más notas sobre el tema