[Chile] Catalina Pérez, presidenta de RD: “Esconder muertos no le puede salir gratis al gobierno como sí le salió a Mañalich”

196

Catalina Pérez, presidenta de RD: “Esconder muertos no le puede salir gratis al gobierno como sí le salió a Mañalich”

“Al interior del partido no existe ningún conflicto sobre los motivos respecto de los que nos salimos”, dice la presidenta de RD, descartado polémicas con el fundador de la organización, Giorgio Jackson, quien el fin de semana pasado se bajó del acuerdo COVID impulsado por el gobierno. “Cuando tocamos las líneas rojas que nosotros habíamos definido, llegó hasta ahí nuestra participación”, explica en entrevista con El Desconcierto.

Por Carlos Jara

Luego de que durante la semana pasada Revolución Democrática (RD), partido liderado por la diputada Catalina Pérez, se restara del Acuerdo Covid, en el que finalmente participaron solo el Ejecutivo y la ex Concertación, desde el interior del Frente Amplio (FA) comenzaron a surgir rumores relacionados a supuestos conflictos internos con Giorgio Jackson por esta salida.

En medio de una de las semanas más complejas para el gobierno por la evaluación de su manejo de la pandemia, Pérez conversó con El Desconcierto, entregando su completo respaldo a Jackson, enfatizando que “esconder muertos no le puede salir gratis” al Ejecutivo, y evaluando los primeros días del nuevo ministro de Salud, Enrique Paris.

“Yo creo que uno tiene que agradecer que haya un cambio de tono, que al menos se perciba uno más humilde y anunciando ánimos más colaborativos”, sostiene. “Pero ya hemos visto esta estrategia también en el gobierno, encarnada en las vocerías de Evópoli o en la vocera de gobierno: un tono más amable, para tragarse una política más dura“, advierte.

—¿Entonces cuáles son sus expectativas con este nuevo ministro?

Toda esta evaluación es muy contra el tiempo. Ya estamos tarde, tuvimos tres meses para anticiparnos, para mirar los fracasos y aciertos de Europa, y la estrategia que se viene aplicando (en Chile) para el combate la pandemia fracasó y lo hizo hace tiempo. Necesitamos implementar con urgencia medidas drásticas para hacernos cargo de la salud de la población. Los expertos insisten en la necesidad de cuarentenas más estrictas, y yo espero realmente que esta vez el ministro de Salud actúe a tiempo porque ahí es donde lo sanitario se conecta con lo económico, pues la gente necesita un ingreso de emergencia digno para poder cumplir las cuarentenas, o de lo contrario va a seguir estando obligada a salir a buscar recursos y vamos a seguir lamentando muertes. Hasta ahora protegerse del COVID es un privilegio de clase y eso no puede seguir pasando. Por otra parte, existe manipulación de información, cuyo ocultamiento creo que pone en riesgo a la población para proteger la aprobación del Presidente, y espero que estas sean prácticas que el nuevo ministro no perpetúe.

—¿Pero creen que lo hará?

Espero que el ministro entienda el desafío al que se está enfrentado. La gente merece explicaciones de la autoridad sobre los más de tres mil muertos escondidos o sobre los 31 mil nuevos casos no informados que se revelaron este martes. Esconder muertos no le puede salir gratis al gobierno como sí le salió a Mañalich la manipulación de las listas de espera Auge. Este gobierno ha actuado de forma inmoral, y espero que el nuevo ministro no replique estas prácticas.

—¿Qué le parece la idea de la Acusación Constitucional contra el ex ministro que están analizando desde Comunes?

El ex ministro Mañalich tiene que hacerse responsable de lo que ha hecho, como cualquiera en un estado de derecho. La acusación constitucional es una de las alternativas, una acción penal también, y hay que evaluarlo. Sin embargo, en lo inmediato la urgencia tiene que ser dar respuesta a las problemáticas de la gente en esta crisis. Por supuesto que no podemos dejar pasar a los responsables de esta tragedia negligente que le ha costado la vida a miles de personas, y eso no puede quedar en la impunidad, la pregunta es qué mecanismo echamos a andar para hacer valer esa responsabilidad, y ahí la acusación constitucional es una de las varias alternativas.

—¿Qué pasó con el Acuerdo COVID? ¿Por qué se salen?

Nosotros siempre hemos estado disponibles para conversar, para llegar a consensos, cuando la situación lo exige, y creo que allí no medimos costos, porque si vinimos a la política es para mejorarle la vida a la gente, y no hay triunfos cómodos en política. Trabajamos por dos semanas en un diálogo prelegislativo en el que sacamos cosas en limpio, y hay que valorar también la apertura de gobierno en algunas materias. Pero existe una diferencia tremenda, de fondo, en cómo vemos la crisis y no vamos a firmar un acuerdo con un gobierno que no está disponible a devolverle la mano a los trabajadores, que son el sostén de la economía, que no está disponible a llegar a la línea de la pobreza, que no está disponible a cubrir a la clase media, menos en un contexto donde cada día nos enteramos de que ocultan muertes para no reconocer el fracaso de la estrategia sanitaria y económica.

—Pero de lo que se ha hablado es de conflictos internos, presuntamente asociados a Giorgio Jackson. 

Al interior del partido no existe ningún conflicto sobre los motivos respecto de los que nos salimos. Nosotros siempre desde el Consejo Político Nacional, donde participan todos los espacios del partido, fijamos una línea roja, que es la línea de la pobreza, y fijamos algunos mínimos que consideramos que el gobierno tenía que abordar en una política económica, como el postnatal de emergencia o las medidas de endeudamiento para la clase media. Giorgio participó por dos semanas de un diálogo prelegislativo buscando que estos elementos cupiesen dentro de lo que el gobierno estaba evaluando como política y cuando tocamos las líneas rojas que nosotros habíamos definido, llegó hasta ahí nuestra participación. No tenemos ningún problema de dialogar, de poner propuestas sobre la mesa, cuando los intereses de las familias están en juego. Pero tampoco estamos disponibles a firmar o suscribir acuerdos a ciegas donde nos parece que las políticas no van en el sentido correcto y cuando tenemos diferencias tan de fondo con el gobierno.

—¿Cómo ven desde RD los acercamientos de Comunes a los ex PS Fernando Atria (Fuerza Común), Lorena Fries y Marcelo Díaz (UNIR)?

El Frente Amplio está en una etapa de ampliación de sus capacidades de diálogo político tanto con el mundo social como con otros partidos y organizaciones que han ido surgiendo, y creo que esto es un escenario deseable además, a propósito de la necesidad de reconstruir mayorías, de recomponer a la izquierda, con miras a un proceso constituyente que se nos viene encima. El FA tiene que fortalecer esos espacios de diálogo, sobre todo a nivel social y territorial, y me parece que hay acuerdo en que ese es el camino en el que debemos transitar durante los siguientes meses, más en un estado de crisis donde el neoliberalismo y el autoritarismo impulsado por este gobierno son una de las principales vulnerabilidades a la hora de enfrentar la pandemia, y se abre un escenario de disputa sobre cual va a ser ese nuevo modelo que va a regir nuestro país en un próximo periodo.

—Entonces comparte el diagnóstico de la presidenta de Comunes, Javiera Toro, quien afirmó que “el FA cumplió un ciclo, debe reinventarse”?

Siempre se están cumpliendo ciclos, porque el momento político hoy día exige determinadas acciones, y en ese nuevo momento político que hoy día Chile está atravesando es esencial fortalecer los diálogos que desde el FA puedan abrirse, recomponer y articular a las fuerzas transformadoras en nuestro país, e insisto, sobre todo con miras a generar las mayorías necesarias para el proceso constituyente.

El Desconcierto

 

Más notas sobre el tema