Ya son más de mil muertes y casi 100 mil contagios mientras se debate un acuerdo nacional

36

Chile vive su luto más triste: Supera los mil muertos por COVID-19, roza los 100 mil contagios y red de salud está a punto de colapsar

Un nuevo y triste récord registró Chile este domingo en torno a la pandemia del COVID-19, luego de que las autoridades sanitarias informaran que la cifra de fallecidos superó las mil personas, mientras que los contagios se extendieron a casi 100 mil. Todo lo anterior, en medio de una crisis de gestión táctica y estratégica del gobierno que quedó en evidencia tras el reconocimiento de Jaime Mañalich, ministro de Salud, sobre el desconocimiento de los niveles de hacinamiento del país y la caída de los “castillos de naipes” que significaron los primeros modelos de prevención que dijo haber adoptado en enero, cuando el país aún estaba al margen del virus.

Sebastián Piñera, el presidente, fue quizás el primero en dar una errática pauta al resto de las autoridades del país, cuando aseguró que el país se encontraba “preparado” para luchar contra el COVID-19. Sin embargo, en la última cadena nacional en la que habló, tras asegurar dos veces que el país sí estaba preparado, terminó reconociendo, en el mismo discurso, que no lo estaba.

Piñera y Mañalich, quienes al principio parecían tener el control de la crisis en sus manos, en las últimas semanas no han hecho más que equivocarse en la rapidez y profundidad de las medidas. El resultado de lo anterior ha puesto a Chile entre los países de mayor riesgo, con una alta tasa de contagios y un nuevo y triste récord que mostrar: 1.054 personas fallecidas por COVID-19, cifra que incluso podría ser mayor si el gobierno contabilizara los decesos como lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el habitual punto de prensa que entregan a diario las autoridades de salud, se informó también este domingo que se registraron 4.830 nuevos contagios en las últimas horas, con 393 casos asintomáticos. En total, la cifra llegó a las 99.688 personas bajo los efectos del COVID-19.

En las últimas 24 horas, en tanto, fallecieron 57 personas, la cifra más alta para un día desde que se desató la pandemia, lo que totaliza 1.054 decesos.

En todo el mundo, en tanto, se han registrado más de 6 millones de personas contagiadas y han muerto 370 mil por efectos del COVID-19.

Consultados acerca de los índices entregados este domingo, la subsecretaria Paula Daza y su análogo en Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, con quien encabezó el reporte ante la sorpresiva ausencia del ministro de Salud, Jaime Mañalich, se enfrentaron a una ronda de preguntas respecto del impacto de la pandemia en Chile.

“Estamos trabajando las 24 horas, las 360 mil personas a lo largo del país, todos estamos trabajando para enfrentar esta pandemia”, dijo el ingeniero comercial tras reaparecer luego de tomarse menos de una semana de cuarentena preventiva por haber tenido contacto estrecho con un contagiado de coronavirus.

“Nadie puede decir que no nos hemos dedicado a eso, nadie puede decir que no hemos aumentado nuestra capacidad de aislamiento intensivo y de camas”, dijo categórica y reiteradamente cuando se le consultó respecto de las medidas que ha adoptado el Ejecutivo para enfrentar la crisis sanitaria derivada del coronavirus en momentos en que el país se enfrenta a estadísticas tan brutales como preocupantes.

“Estamos trabajando las 24 horas, las 360 mil personas a lo largo del país, todos estamos trabajando para enfrentar esta pandemia”, aseguró luego al tiempo que reiteró su llamado a la población a lavarse las manos, a respetar el aislamiento físico y a acatar las cuarentenas.

Daza, por su parte, cuando se le preguntó a ella y a su colega si el Ejecutivo no había pensado en cambiar su estrategia para enfrentar la pandemia a la luz del incremento exponencial de los casos de coronavirus y sus más de 1.000 víctimas fatales, respondió que “una de las medidas que hemos fortalecido es la de las residencias sanitarias”.

“Se requiere un trabajo colaborativo de todos, de las autoridades sanitarias y las municipalidades, hemos fortalecido el trabajo con los alcaldes”, dijo luego respecto de este ítem, relevando el trabajo que, dijo, se está haciendo con estas reparticiones públicas con las que se está buscando a gente contagiada o con riesgo de contraer COVID-19, a las residencias sanitarias establecidas para enfrentar la crisis sanitaria.

El Desconcierto


Chile Vamos y oposición comienzan a evaluar la viabilidad de un “acuerdo nacional” ante pandemia

Después del llamado del presidente Sebastián Piñera al sector político, a avanzar en el “acuerdo nacional” para enfrentar la pandemia, Chile Vamos y la oposición han comenzado a dialogar sobre la viabilidad de este pacto.

Esto, tras la primera reunión sostenida entre los ministros Gonzalo Blumel, Ignacio Briones y Sebastián Sichel, y presidentes de partidos, donde parte de la oposición manifestó sus reparos sobre la gestión de La Moneda sobre la crisis.

Si bien desde el oficialismo llaman a la “unión política”, la oposición se inclina más por un diálogo sobre un acuerdo nacional. Ante esto, el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, señaló que avanzarán en este pacto, aunque no haya consenso.

La presidenta de la UDI, Jaqueline van Rysselberghe, insistió en que se debe lograr acuerdo para enfrentar la crisis sanitaria.

Como parte de la acuerdo, la Mesa Nacional de la Democracia Cristiana entregó ayer un documento con 12 medidas para enfrentar la pandemia. El presidente del partido, Fuad Chaín, afirmó en que confía que la oposición alcanzará acuerdos con Chile Vamos.

Sin embargo, el presidente de la Federación Regionalista Verde, Jaime Mulet, dijo que el acuerdo que propone el Gobierno sólo abarca la parte más conservadora de la oposición.

El presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, espera que el Gobierno esté dispuesto a escuchar otras propuestas.

Durante esta jornada, parlamentarios propuestos por cada partido se reunirán con el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, para avanzar en la materia.

El presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, indicó que el Gobierno debe apuntar hacia el aumento del ingreso fiscal.

Recordemos que las fuerzas políticas fijaron un plazo de dos semanas para trazar un diseño de trabajo en protección social, reactivación económica y estrategia fiscal.

BioBio


Blumel pide “mucha flexibilidad” a los partidos para concretar acuerdo nacional

El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, pidió “mucha flexibilidad” a los partidos que han conformado la mesa de trabajo por un acuerdo nacional para llevarlo a cabo, después de que la Democracia Cristiana y el Partido Socialista reconocieran la importancia de este compromiso.

“Tengo una relación muy directa con los presidentes de partido, de Gobierno y de oposición, para conversar y zanjar esas diferencias, y pido en esto mucha flexibilidad, y no quedarnos cada uno encapsulados en las posiciones propias”, enfatizó en entrevista con Canal 13.

Asimismo, precisó la dinámica del plan de emergencia, que encabezará el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, junto a los parlamentarios que integran las comisiones de esa materia, además de economistas citados por el Gobierno.

De acuerdo a Blumel, en la instancia se dará “un diálogo político con una componente técnica muy relevante, porque se trata de diseñar políticas públicas para apoyar a las familias, los ingresos y los empleos de las familias, y políticas públicas para la reactivación con un marco fiscal”.

“Eso obviamente es político, la política fija los objetivos, pero tiene una base técnica, cuáles son los mejores instrumentos. La política sin técnica es torpe”, añadió.

En ese sentido, el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, señaló que “es muy importante que se respete la metodología que acordamos el viernes”, pues quedó de manifiesto que “esto iba a continuar a través de un diálogo político”.

“Obviamente eso ya tiene un cariz técnico por el rol del ministro y por la experticia que tienen los parlamentarios, pero lo que no puede ser es que el ministro trate de crear alguna suerte de mesa de expertos que prepare propuestas, porque eso no es lo que acordamos, no corresponde”, explicó.

El timonel del PRSD agregó que “los técnicos son muy valiosos como asesores, pero no es el rol de ellos reemplazar a la política. Vamos a tratar de construir en el nivel político los acuerdos que se necesita para que la ayuda sea mayor y más eficaz para la gente”.

Cooperativa


Comunes por posible “Acuerdo Nacional”: “No existen condiciones mínimas que garanticen soluciones a las familias chilenas”

A través de un comunicado, el partido presidido por Javiera Toro criticó la manera en que se está desarrollando el diálogo impulsado por el gobierno y en el que hasta ahora sólo participa Revolución Democrática (RD) del Frente Amplio (FA). Además, agrega que este “acuerdo de hombres, es una muestra más de que el gobierno no quiere cambiar en nada su apego ideológico a una receta neoliberal que ha fracasado en la gestión de la crisis sanitaria, económica y humanitaria que vive el país. Lamentablemente, porque hoy día la exclusión y la obstinación está costando vidas. Avalar un acuerdo nacional en estas condiciones es insostenible para el Frente Amplio y su militancia”.

Desde Comunes mantienen las críticas a la convocatoria al “Acuerdo Nacional” del gobierno, donde finalmente sólo participan los partidos con representantes en las comisiones de Hacienda del Congreso, entre ellos su aliado frenteamplista, RD. En lugar de buscar un acuerdo amplio social y político, que es urgente para enfrentar la crisis, acusan que se replica “la lógica fracasada de un acuerdo supuestamente técnico, excuyendo el debate político” y que además “han dejado fuera al mundo social, la sociedad civil y los alcaldes”.

Tras darse a conocer la convocatoria, desde Comunes señalaron que “esperamos que el gobierno, en vez de seguir la estrategia de la UDI con un diálogo excluyente, empiece a escuchar, porque hoy día necesitamos un cambio de rumbo y la obstinación cuesta vidas”, y, al mismo tiempo, llamaban a la oposición a acordar “en conjunto con las organizaciones sociales y gremiales, impulsar medidas que le permitan a las familias llegar a fin de mes”.

En este sentido, aunque desde RD han señalado que no hay un acuerdo nacional ni un diálogo amplio, desde Comunes creen que el gobierno tiene el control de la convocatoria y ha logrado instalar un diálogo por arriba.

Por ello, su presidenta Javiera Toro fue tajante en señalar que “se equivocan los que deciden validar un acuerdo nacional en un espacio que no sólo es estrecho políticamente, sino que margina al mundo social y a los actores que más información y experiencia tienen para encontrar soluciones a la crisis. Los nostálgicos de los 90 creen que pueden replicar las mismas fórmulas excluyentes, pero hoy día la sociedad tiene claro que esa forma de hacer política ha fracasado y las consecuencias las están sufriendo las mayorías trabajadoras”.

“El gobierno no ha dado ninguna garantía de abrirse a la Renta Básica de Emergencia por sobre la línea de la pobreza, no ha dictado ninguna medida efectiva de proteción al empleo, no ha entregado apoyos directos a la pymes sin tener a los bancos como intermediarios, sólo ha dado señales para proteger y salvar a las grandes empresas y grupos económicos. Por eso, hoy día no existen condiciones mínimas que garanticen soluciones a las familias chilenas”, recalcó Toro.

“Cualquier diálogo nacional debe incorporar a los actores sociales y gremiales y debe ser de cara a la gente. Para eso hemos estado siempre disponibles”, lo que no se evidencia en este escenario, aseguran.

Por último, la presidenta de Comunes ratificó que “no estamos por un acuerdo en la medida de lo posible. Sino que buscamos que se garantice a las familias de Chile poder cumplir las medidas sanitarias sin pasar hambre. Esperamos que Revolución Democrática y los otros partidos de oposición, asuman esa responsabilidad en sus diálogos con el gobierno”.

El Desconcierto


Acta del Minsal revela que 6.840 funcionarios de la salud se han contagiado de COVID-19

Tras una reunión del Comité Operativo de Emergencia (COE) del Ministerio de Salud, realizada el jueves 28 de mayo, se revelaron alarmantes cifras sobre los funcionarios médicos en relación a la penetración que ha tenido el COVID-19. Específicamente un acta del Minsal certifica que 6.840 se ha contagiado con el virus, mientras que más de 10 mil han tenido que someterse a cuarentena preventiva.

Esto, según lo revelado por Ciper, redacción desde la que desclasificaron que el sistema de salud pública ha sufrido 12.051 bajas desde el comienzo de la pandemia, lo que se desglosa entre funcionarios contagiados y quienes han tenido que cesar sus labores para realizar aislamiento como medida de prevención.

Estas cifras corresponden a las recogidas por la División de Gestión y Desarrollo de las Personas (Digedep) del Minsal, entidad bajo la tutela directa de la Subsecretaría de Redes Asistenciales.

En detalle, son 4.884 los trabajadores públicos que se han contagiado, y 1.958 los que prestan servicios en recintos privados, sumando así 6.840 funcionarios COVID-19 positivos.

Son tres los servicios de salud que presentan la mayor cantidad de contagios: el Servicio Metropolitano Suroriente, con 806 funcionarios contagiados, el Servicio de Salud Metropolitano Sur, con 542 enfermos, y el Servicio de Salud Metropolitano Norte, con 541 trabajadores COVID-19 positivos.

Sobre los que se han retirado por cuarentena preventiva, el medio asegura que 7.169 corresponden a empleados públicos, y 3.158 son trabajadores de centros privados. Respecto del personal correspondiente al primer desglose, 2.444 son técnicos en enfermería, 996 son médicos y 995 son enfermeros.

Los empleados de recintos privados que han tenido que cesar sus funciones temporalmente pertenecen, en su mayoría, a la Red Salud UC Christus, a la Clínica Dávila y a la Clínica Universidad de Los Andes.

El Desconcierto


VOLVER
Más notas sobre el tema