Con casi 200 ex combatientes asesinados, la FARC y el gobierno reanudan la implementación de los Acuerdos de Paz

352

Otro chance para la Paz: Gobierno y Farc buscan caminos para implementar el acuerdo

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) ha aceptado la llamada del Gobierno de Colombia para seguir desarrollando la implantación de los acuerdos de paz, un día después de que el partido político de la ya extinta guerrilla denunciara ante la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la “inoperancia” del Estado colombiano para acabar con la violencia y los asesinatos de los que eran víctimas sus miembros.

En nombre del Gobierno de Colombia, el consejero presidencial Emilio Archila ha enviado este jueves una carta a Rodrigo Granda, Jairo Estrada y Ronald Rojas, delegados del FARC en la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación (CSIVI) de los acuerdos de paz firmados en La Habana en 2016, para retomar el diálogo.

Las negociaciones quedaron interrumpidas el pasado 14 de mayo cuando los delegados del FARC se retiraron de la mesa tras las palabras del Alto Comisionado para la Paz en Colombia, Miguel Ceballos, quien celebró la inclusión de Cuba en el listado de países amigos del terrorismo que trazó Estados Unidos.

Es precisamente la celebración en Cuba, “como país garante de la implementación” de los acuerdos, una de las peticiones del FARC para seguir con el diálogo, que han propuesto para el próximo 25 de junio.

“Debemos reiterar que nos interesan mayores claridades acerca del lugar de Cuba como país garante de la implementación, que ha apoyado y apoya el proceso de paz en Colombia tal y como lo expresamos en la constancia de nuestra reunión suspendida el 14 de mayo”, han señalado los tres delegados del FARC en un comunicado publicado en sus redes sociales.

A su vez, han explicado a Archila que, si su propuesta de realizar una reunión el pasado 28 de mayo no fue atendida, fue porque en ella sólo estaría él y no el resto de delegados del Gobierno.

Un día antes, el miércoles, el presidente del FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, pidió a la ONU intervenir en la implantación de los acuerdos de paz, tal y como hizo años atrás durante el proceso previo, ya que “fundamentalmente”, es necesario “parar el asesinato de antiguos guerrilleros”.

“Nos están matando. Nos están asesinando y no hay voluntad política de parte del Estado colombiano para parar este genocidio”, denunció Londoño.

“Lo que está sucediendo ante nuestros ojos, además de la retórica estatal que niega los asesinatos sistemáticos, es el exterminio de un grupo nacional sin que el Estado tome medidas. Queremos evitar un genocidio, un exterminio con base al discurso del odio”, manifestó ‘Timochenko’.

En lo que va de año, varias han sido las organizaciones no gubernamentales que han denunciado el asesinato de antiguos guerrilleros. El último de ellos, ocurrido a finales del mes mayo, fue, según el FARC, la víctima número 198 desde que se firmaron los acuerdos de paz en el año 2016.

Desde entonces, Colombia sufre una ola de violencia debido a la pugna entre grupos rivales para apoderarse de los antiguos territorios y negocios de las FARC, cebándose no ya solo con antiguos guerrilleros que optaron por dejar las armas, sino también con líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos.

Confidencial Colombia


Carta del consejero presidencial a la FARC 


Le tengo miedo a la indiferencia con la violencia a líderes sociales: Patricia Llombart

Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia, habló en La W sobre el primer aniversario de “Defendamos la Vida”, una iniciativa que busca proteger a los líderes sociales del país.

“Cuando hablamos de defender a los líderes es independientemente de su causa, el objetivo es que estas voces se escuchen porque son esenciales en una democracia y más en esta época de pandemia. Las amenazas son reales y por eso pedimos que se actúe”, sostuvo Lombart.

Además, la embajadora señaló que es fundamental identificar a todos los responsables de los ataques, bien sean intelectuales o materiales. Llombart añadió que si la paz se quiere llegar a los territorios, es necesario llevar la presencia del Estado a los lugares más golpeados por la violencia.

De esta manera, Llombart hizo énfasis en que la implementación del acuerdo de paz ha traído un impacto positivo en la seguridad de las regiones que más han sufrido por la violencia.

“Colombia tiene que estar muy orgullosa por haber avanzado tanto en el acuerdo de paz con la anterior y con la actual administración. Un ejemplo de esto es la reincorporación que ha tenido problemas pero avanza y ha salvado muchas vidas”, expresó la embajadora de la Unión Europea en Colombia.

Finalmente, Llombart destacó que el 70% de los proyectos que tiene la Unión Europea en Colombia se han modificado para dar un apoyo integral en la lucha contra el COVID-19 a las comunidades más vulnerables. Uno de estos fue el apoyo a los hospitales de Amazonas y Puerto Nariño, y varias misiones médicas.

WRadio


Farc pide Bachelet asistencia internacional por asesinato de excombatientes

El partido Farc pidió en una reunión virtual con la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, asistencia internacional para evitar un genocidio de los excombatientes, de los cuales cerca de 200 han sido asesinados desde que se firmó el acuerdo de paz en 2016.

“Lo que está sucediendo (…) además de la retórica estatal que niega la sistematicidad de los asesinatos, es el exterminio sistemático de un grupo nacional sin que el Estado tome medidas. Queremos evitar un genocidio, un exterminio con base al discurso del odio”, dijo en el encuentro el presidente de la FARC, Rodrigo Londoño, conocido en su época de guerrillero como “Timochenko”.

Según el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), surgido de la desmovilización de la guerrilla, desde que se firmó el acuerdo de paz han sido asesinados 198 personas en proceso de reincorporación.

“Le solicitamos (a Bachelet) intervenir frente a la grave crisis humanitaria que atraviesa la implementación del acuerdo final en Colombia”, dijo Victoria Sandino, senadora de ese movimiento que participó en la reunión.

En ese sentido, el partido señaló en un comunicado que pidió acompañamiento y monitoreo de la oficina que lidera la expresidenta chilena; que se informe de la situación al secretario general de la ONU, António Guterres, y la visita al país de relatores especiales de Naciones Unidas para visibilizar la situación.

La Farc aseguró que además expuso “los diversos casos de asesinatos, desplazamientos, intimidaciones y desapariciones que vienen sufriendo los exguerrilleros que apostaron por la paz”, así como sus familias.

El caso más reciente ocurrió el fin de semana pasado cuando desconocidos asesinaron en zona rural del municipio de Ituango, en el departamento de Antioquia (noroeste), a un hombre y dos menores de edad, uno de ellos hijo de una desmovilizada.

El 31 de diciembre del año pasado la ONU alertó que en 2019 al menos 77 exguerrilleros fueron asesinados en Colombia, y denunció además 14 desapariciones y 29 intentos de homicidio.

Esos asesinatos llevaron al organismo a calificar el 2019 como “el año más violento” para los exguerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz de Colombia.

Por otra parte, un informe del programa Somos Defensores publicado la semana pasada señala que al menos 47 líderes sociales o defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia en el primer trimestre de 2020.

El Universal


VOLVER
Más notas sobre el tema